comunidades

Inseminación artificial casera, ¿es segura?

Cuando pensamos en inseminación artificial casera, a muchos se nos viene a la cabeza la situación rudimentaria en la que uno mismo, a través de una jeringuilla introduce el esperma en su útero.

Por suerte, la inseminación artificial casera no consiste en esto sino más bien lo contrario.

La inseminación artificial, en esencia, consiste en introducir semen del varón en el aparato reproductor femenino de forma artificial tal y como su nombre indica, y suele ser el ginecólogo quien deposita el semen en el útero.

Sin embargo, y gracias a los kits de inseminación, es posible que una mujer pueda autoinseminarse, es decir, que ella misma se introduzca por la vagina el semen del donante con la ayuda de una jeringuilla y una cánula adaptada.

Cada vez son más las mujeres que deciden quedarse embarazadas sin moverse de casa. A través de online deciden el donante, compran todo lo necesario por internet, y después son ellas mismas quienes se fecundan en la intimidad de su habitación. ¿El precio? Casi la mitad de lo que costaría en una clínica de fertilidad.

¿Qué riesgo hay en la inseminación casera?

La ley de Reproducción Asistida de 1986 dice que deben ser los centros especializados los encargados de elegir el donante. También insiste en que se trata de una práctica de riesgo ya que no se aplica en una clínica autorizada con los estándares de calidad y seguridad que exige la normativa.

Los envíos, al realizarse en botes que mantienen el frío necesario para que el esperma se conserve en condiciones sanitarias óptimas, son enviados con nitrógeno líquido por lo que una mala manipulación de los botes, pueden ocasionar problemas.

Según Charlotte Eckstein, delegada de Cryos en España (banco de esperma danés líder mundial), las acusaciones de que la inseminación casera está prohibida en España y que el método es peligroso, no son correctas.

También recomienda acudir a un especialista cuando no se consigue el embarazo pero alega que muchas de sus pacientes son mujeres jóvenes, sin problemas ni de salud ni de fertilidad, que deciden ser madres a través de la inseminación artificial y en su casa.

Kit para la inseminación casera

Muchas de las mujeres que se someten a este proceso de inseminación casero suelen ser mujeres solteras o parejas lesbianas que han decidido dar el paso de ser madres.

Para poder realizar una inseminación artificial el hogar, es necesario abastecerse del siguiente material:

Bote de muestra donde depositar el semen eyaculado ó

Pipeta con la muestra del donante, si se compra online.

Guantes para la manipulación. Se recomiendan que sean de vinilo.

Jeringuilla con cánula o catéter incorporado para aumentar la longitud. La jeringuilla debe ser de unos 5 mililitros.

Suero fisiológico para facilitar la aspiración del semen.
¿Qué probabilidades de éxito tiene la inseminación casera?

Dar una valoración de la tasa de éxito en este tipo de inseminaciones es complicado por la razón principal que al ser privados no se han recogido muestras de éxito o fracaso.

Los expertos, eso si, estiman que la tasa de éxito debe ser comparable al de mantener relaciones sexuales sin protección y no con los de los tratamientos que se realizan en las clínicas donde la mujer es sometida a un proceso controlado de hiperestimulación ovárica y donde el esperma es capacitado.

.

Fuente: este post proviene de Quiero Ser Mama, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Lograr el embarazo se puede convertir en muchos casos en un duro desafío para aquellas parejas que tienen problemas con la fertilidad. Aunque someterse a las técnicas de reproducción asistida, como la ...

Recomendamos