comunidades

La discapacidad vista desde la mirada de una hermana

Mi hermana María

Nuestro valor no reside en nuestras capacidades

Mi hermana María tiene doce años, tiene síndrome de Down y es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Tiene una capacidad muy superior a la del resto de entender y disfrutar.  No lo es porque sea una persona muy apta, al contrario, no sabe ni multiplicar.  Lo es porque me recuerda continuamente mi valor, porque está constantemente recordándome el sentido de las cosas. Y no lo hace dándome un gran discurso con muchos argumentos lógicos y convincentes, sino que me lo recuerda viviendo, como es ella.

Mi hermana María estará siempre detrás del resto en cuanto a capacidad intelectual, no es capaz de hacer una ecuación, de leer un libro de mil páginas o de jugar al voleibol, ni lo será nunca. Esto me recuerda, que una persona no vale lo que sea capaz de hacer, porque entonces ella valdría muy poco, y ya digo que no es así.  Ella ha entendido muchas cosas que yo jamás entenderé. Por ejemplo, hace tres años murió mi tío. Fue muy repentino, yo estaba con una amiga en la playa y cuando volví ya había muerto. A María no le dijimos nada, pero como es de esperar ella preguntó por él. Mi prima le explicó que estaba en el cielo, con Jesús. Ella lo pensó un momento y dijo: “ah” y ya está. No preguntó más. En ese momento me di cuenta de que lo entendía mucho mejor que yo, que no necesitaba que nadie le explicara nada más, para ella estaba todo claro, estaba en el cielo y punto. Y no es que no tuviera conciencia de ello, porque ella te sigue contestando que está con Jesús y que no hay por qué llorar.

Ella vive tranquila, sin prisa, jamás se agobia por nada. Yo soy todo lo contrario a ella, me pongo nerviosa, grito, lloro, me desespero, me emociono con cosas que no son importantes, olvidando lo que realmente lo es. Pero cuando esto me pasa, la miro a ella, porque ella no olvida nunca lo importante. Por ejemplo, hace unos días yo estaba agobiada estudiando porque no me daba tiempo a terminar un trabajo, y de repente me acordé de lo que me había dicho María, que fuera a verla a la cama. María me lo dice cada día desde que no duermo con ella, a veces voy y a veces no. Eran las dos de la madrugada, ella estaba durmiendo. Fue sólo mirarla y entender muchísimas cosas. Para empezar, ella no estudiaba y era feliz. En ese momento pensé, “¡pero qué gilipollez, Elena, si ella es y será siempre incapaz de hacer el trabajo que tú estás haciendo, y en cambio ella es feliz! Duerme tranquilamente”.

Ella como es, durmiendo, me hizo entender que yo no estaba hecha para sólo estudiar, sin sentido, que no podía ser, que la felicidad te la tenía que dar otra cosa. Sin embargo, cuando no tengo ganas de estudiar voy y le digo a María: “tengo que estudiar”, y ella siempre me contesta: “pues estudia hermana”. Entonces me voy contenta, porque ella me ha dicho que lo haga. Cuando no puedo más me dice: “no estudies”, y ya está. Me lo dice con una seguridad, una sencillez y una conciencia de lo que dice, que lo hago. La verdad es que leyendo lo que he escrito, podría parecer que estoy loca, pero no es así.

Me fío de mi hermana por cómo me mira.  Poca gente me ha mirado como ella lo hace, sin juzgarme lo más mínimo. María me abraza siempre, independientemente de que yo le haya gritado tres segundos antes. Me abraza con una paciencia y un amor con el que nadie lo hace. Un día, yo discutí mucho con mi hermano, y lloré muchísimo, de esto que te agobias y no puedes respirar, entonces fui a ver a María y me abrazó, me dio un beso y me dijo: “hermana, yo te quiero” y ya está, no me preguntó nada.

María es mi provocación diaria y así es como se ha convertido en mi autoridad.

Diciembre 2010

Elena Castaño García

Ingeniera de Energías

Fuente: este post proviene de Hi Family blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

amigas amor camino ...

Hablar de mi hermana me llevaría un libro, pero no quiero terminar el año sin hacerlo, solo es un breve reconocimiento de todo lo que ella representa en mi. A lo largo de estos casi cuatro años siempre he mencionado a mi hermana pero jamás he escrito de ella como persona. Mi hermana mayor y la única que tengo se llama Martha María, me lleva tres años y siempre ha cumplido cabalmente su labor de he ...

juegos y juguetes 150 palabras

Este cuento está dedicado a aquellos niños que tendrán pronto un hermanito. Mi hijo es un excelente hermano mayor. Cuida mucho de su hermana pequeña y se emociona al ver que Julia hace las cosas que él le enseña. Y yo… encantada de ver esa cara de complicidad y cariño con la que se miran los dos. La llegada del nuevo hermano. María estaba impaciente. La barriga de su mamá era cada vez más gr ...

sin categoría

Una hermana estaba impaciente por verlo. La otra hermana prefería quedarse en la sala de espera porque decía que prefería que fuera sorpresa hasta el momento del nacimiento, pero a la hora de la verdad… no pudo resistirse. Es el tercer hijo al que le veo la carita antes de nacer, pero me sigue emocionando y pareciendo magia igualmente. Eso sí, si no tenía muy claro la fecha aproximada del pa ...

Embarazo Historias de Embarazo zFeatured ...

Soy una mujer grande, 1.70, peso 150 libras, soy grande. Mi mamá -de mi misma talla- ganó 40 y más libras con mi embarazo, con mi hermana algo similar. Cargaba una panza que llegaba antes que ella a cualquier reunión, y en las fotos que he visto, hasta fui una mesa para comer helado antes de nacer Cuando me quedé embarazada, como toda lógica dice, me imaginé un embarazo similar al de mi mamá: una ...

Otras Historias Crianza con apego tecnologia

La tecnología en las comunicaciones ha logrado el milagro de acercar a los que están distantes, pero alejar a los que están cerca. Llenar la soledad de algunos, pero al mismo tiempo aislarlos más. Ha hecho familias mudas desconectadas emocionalmente. Puede ser fuente de información, de ocio y distracción, pero debemos darle un propósito sin convertirla en imprescindible, más si en parte de la vida ...

Maternidad

PARTE 2: Herramientas para manejar la ansiedad en niños Como ya se deben imaginar tengo varias psicólogas de confianza a las que consulto diversos temas que me preocupan sobre… ¡mis hijos! Pero, tengo una que es a la que más consulto no sólo porque la respeto profesionalmente si no, también porque le tengo un gran cariño y sé que ella lo tiene también por mí y mis hijos. Esa es mi hermana (mi her ...

Discapacidad Libros Libros infantiles ...

“María, la alegría en la diferencia” es una historia de superación y lucha. Basado en la historia real de María, una niña con parálisis cerebral, el libro nació de la necesidad de contestar a las preguntas de su hermano – entonces de 4 años en torno a por qué su hermana era diferente de los demás. Con un lenguaje sencillo y luminoso, es una lección de vida para enseñar a adultos, niños ...

Guarderia Colegio Educación ...

Estos días he leído varios posts sobre la vuela al cole, los procesos de adaptación, las rutinas. Eso me ha hecho recordar nuestro inicio de clases…el pasado Marzo. Porque Septiembre es por excelencia el mes de vuelta al cole, pero aquí el curso empieza poco después que el año….y yo soy la primera que aun no se acostumbra. Pero me he puesto a recordar…y me han dado ganas de conta ...

Educación esfuerzo hámster ...

Todo esfuerzo tiene su recompensa. Esa fue la lección que me dio mi abuelo, un gran hombre y trabajador incansable, hace más de 30 años y desde entonces ha sido como un mantra para mi. En aquel entonces, a mi hermana y a mi (mimadas y consentidas como nadie en el mundo)  se nos antojaron unas orejeras para el frío. No eran unas cualquiera, eran unas en particular que vimos al salir de comer con mi ...

Cosas que pasan Madre trabajando catarsis ...

Si, así como lo leen. Es hora de que lo sepan, lo asuman y me den una mano a mi y a otras mamás en la misma situación. Cuando las mujeres son madres y trabajan fuera de casa no dejan de ser ni una cosa ni la otra y la doble vida es inevitable. Ni wonder women, ni las malas del cuento, quizás las brujas que tenemos la mágica capacidad de multiplicar las horas. Porque mientras la mayoría sigue durm ...