Blog de gateopasitos Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

' LA FLOR QUE NO SE VE'(Cuento)

Buenaaaasss!!!!

  En esta entrada de hoy,os dejo con un cuento que contaron en un certamen de cuentacuentos y que me gustó mucho por la "sorpresa" que ofrece a los niños cuando lo escuchan o leen.Cuando llegué a casa después del certamen,enseguida escribí el cuento más o menos como lo recordaba, añadiendo,además, otro elemento que no aparecía en el original(el de color anaranjado del final...) porque en ese momento estábamos en otoño, momento ideal para añadirlo ya que también guarda sorpresa en su interior.  Además, me dediqué a buscar imágenes por la red que facilitaran la comprensión del cuento a los niños, y probé a leérselo a mis sobrinos, que se quedaron fascinados al observar que algo que tienen al alcance de la mano a diario,esconde un secreto que les dejó con la boca abierta y  que no dejaban de enseñárselo a todo el mundo,juntando las mitades y enseñándolas.¿A que ya tenéis curiosidad por saber de que va el cuento,eh?
  El cuento (este o cualquiera....) es una buena opción para estos días de Pascua en los cuales, los que no han tenido la suerte de tener vacaciones y están al cuidado de niños, no saben que hacer en esos momentos de espera hasta que los padres van a recogerlos a casa, o durante esos tiempos muertos que surgen cuando vas al campo a pasar el día, como suele ocurrir antes o después de comer o merendar. 

Espero que os guste y aquí os dejo la historia de:

                 "La flor que no se ve"

Hace muchos años en un  lejano reino, vivía  la más hermosa de las princesas. Era tan hermosa, que todos los príncipes del mundo deseaban convertirla en su esposa.

 Pero la princesa estaba triste,¡Muy triste! ya que  ella no quería casarse y abandonar  el Palacio Real  para irse a otro reino separándose de sus padres y hermanos.



   Su doncella,no sabía qué hacer para consolarla. Ya no le alegraban ni  los ricos ropajes, ni que peinaran sus cabellos con peine  de oro y plata, ni los ricos manjares venidos de países lejanos, ni siquiera los dulces y tartas exquisitas que  los reales pasteleros creaban  especialmente para ella. ¡No había nada que la hiciera sonreír y sentirse feliz!. 

La doncella, que era muy astuta,  un día tuvo   una  gran idea.

-¡Princesa!- le dijo entusiasmada -Se me acaba de ocurrir una manera de retrasar tu boda.

¡Hay, doncella querida!-dijo la princesa con ojos llorosos.-Eso es imposible, ya no hay nada que hacer. La semana que viene empiezan las audiencias de  mis pretendientes...y mis  padres, los Reyes, están entusiasmados, pero yo....yo.. soy muy infeliz? y la princesa comenzó a llorar desconsoladamente.



 La doncella, acercándose a la princesa,empezó a decirle al oído lo que se le había ocurrido.Mientras hablaba,la princesa empezó a llorar menos...,menos y menos hasta dejar de sollozar y cuando la doncella terminó de contarle lo que había pensado, una gran sonrisa adornaba su bella carita.
 La princesa, contenta, ordenó que le preparasen sus mejores ropajes y  pidió que le hicieran el más hermoso de los peinados, porque quería  presentarse ante el Rey radiante y feliz, ya que esto formaba parte del plan de la doncella.

  Cuando la princesa  llegó al salón del trono, tres sonoros golpes y una fuerte voz anunciaron su llegada.

-"Pom, pom, pom"- La princesa ha llegado.- Dijo el chambelán.

-¡Querida hija mía!-Dijo el Rey entusiasmado- Qué contento estoy de verte y que tu enfado y tristeza hayan desaparecido. Por fin has entrado en razón ¡Qué felicidad!

- Sí padre.-dijo la princesa-He reflexionado y llegado a la conclusión,de que ya que mi deber es casarme ,lo haré . Pero.. tengo un deseo que pedirte que me servirá para no equivocarme a la hora de elegir a mi futuro esposo.

-   Adelante, hija mía.- Dijo el Rey muy contento-Estoy dispuesto a concederte lo que tú quieras como regalo de bodas.

-   Pues mi deseo es.....que me casaré con el hombre que me traiga....¡ Una flor que nunca nadie haya visto!

-   Jajajaja -rió a carcajadas el Rey-¿Eso nada más?¡Que cosas tienes hija mía! jajaja. Pues....¡Deseo concedido!,jajaja.-Dijo el Rey mientras lágrimas de risa resbalaban por sus mejillas .

Cuando la princesa salió del salón del trono, el Rey, que secaba las lágrimas de sus ojos con un rico pañuelo,le dijo a sus consejeros que el deseo de su hija era una tontería de fácil solución, ya que al venir pretendientes de reinos lejanos, alguno de ellos, traería una flor que  nadie en palacio habría visto nunca y que al fin podrían casar a la princesa. 

¡Poco sabía el Rey que se estaba equivocando!... y  ¡Mucho! y  de pronto,un día, empezó a darse cuenta del engaño de la princesa, al ver que iban pasando las semanas y los salones de palacio se llenaban de miles y miles de flores que traían los pretendientes de su hija







  Los pobres  príncipes , que llegaban de todas las partes del mundo, esperaban ansiosos a las puertas de palacio  el momento de entrar y entregarle a la princesa las flores más bonitas que había en sus reinos, pero todos sin excepción, se marchaban arrastrando los pies y derrotados, ya que ante las preguntas de la princesa de:

"Que hermosas flores has traído, pero......¿Dónde estaban?,¿Quién las ha cortado? y.... ¿Cómo sabes que son hermosas?... Entonces... ¡Alguien las ha visto! ¡No me sirven!. ¡Que pase el siguiente pretendiente!"- Los pobres príncipes salían de palacio  cabizbajos.

Y de esta manera fueron pasando semanas, meses, años.... y llegó el momento en que no quedaron ni príncipes, ni nobles , ni flores en el mundo que nadie había visto, así que el Rey dictó un edicto, en el cual permitía a cualquier persona casarse con la princesa si traía una flor que nadie había visto jamás. Mientras, la princesa que se había salido con la suya, continuaba despreocupada y feliz en palacio junto a sus padres y hermanos.

Un día, al cabo de unos años, apareció por palacio un joven campesino con una cesta en el brazo llena de fruta, que pidió ver al Rey urgentemente.

-Majestad- Quisiera ver a la princesa, ya que  traigo una flor que nunca nadie ha visto. Para ser exactos, ofreceré a la princesa dos flores e incluso...¡Puede que cuatro!, pero debéis de prometerme que la princesa será mi esposa.

El rey que ya estaba cansado de aquella situación y del engaño de su hija, miró fijamente al campesino, se atusó los bigotes y murmuró -Adelante, tienes mi palabra de honor. Mi hija se casará contigo si realmente tienes una flor que nunca nadie ha visto jamás. ¡Chambelán, avisad a la princesa!

La princesa, entró en el salón del trono acompañada de su doncella. Las dos se miraban, se reían entre murmullos y gestos cómplices y decían que no con la cabeza mientras miraban al  joven campesino.

Princesa- dijo el joven mientras cogía una manzana y un cuchillo de dentro de la cesta- Te ofrezco dos flores que nunca nadie ha visto y que tú serás la primera en verlas.

El rey y la corte curiosos y expectantes,observaban como el muchacho colocaba las frutas en la mesa, cogió el cuchillo y de un tajo certero cortó la manzana en dos y  sin separar las mitades se acercó la princesa.

-Aquí tienes princesa, una flor que nunca nadie ha visto,y tú serás la primera en verla ? dijo el joven separando la manzana  ante los ojos  de la hermosa joven.Y ¡Efectivamente! ,en ambas mitades de la fruta aparecía una flor  de cinco pétalos que nadie había visto nunca, excepto la princesa que fue la primera que las tuvo ante sus ojos.


 La princesa  y la doncella  se quedaron con la boca abierta,dándose cuenta de que habían sido vencidas por el astuto campesino.

¡Y aún tengo más  princesa!-dijo el joven sacando un caqui de la cesta- esta flor es  aún más hermosa.

Y con un corte limpio partió la fruta por la mitad, se la acercó a la princesa, que ya empezaba a ver con otros ojos al  joven campesino, y sorprendida vio  como había una hermosa flor de ocho  finos  pétalos  en ambas mitades de la fruta.





 - Me has vencido con tu astucia y sapiencia, joven campesino.- dijo sonriendo la princesa- He de reconocer que hoy he visto,¡No una!, sino cuatro flores que nunca nadie había visto antes que yo, y he cumplir la promesa  que le hice a mi padre el Rey de casarme con el hombre que me la ofreciera.

 El rey, feliz ,  dio su consentimiento y en pocos días, se celebró una fiesta por todo lo alto que duró cinco días y cinco noches. La  princesa fue muy feliz al lado del campesino,que resultó ser una persona observadora, sabia y gran conocedor de la naturaleza y los misterios que esta esconde, por lo que  la princesa no se aburría nunca al lado de su esposo.

                     "Y cuento contado, cuento acabado y

                        por la chimenea ya se ha escapado"

                                                                        Blanca 2013

  

   Como habréis podido observar,podría convertirse perfectamente en una lectura-actividad para trabajar en el aula (al final,como colofón de la actividad, se puede hacer una representación gráfica mediante estampación con el elemento que aparece...).Eso queda al gusto de cada educador o lector.

Ya me contaréis a través de vuestros comentarios si ha sido productiva la lectura.Recordad señalas si os gusta aquí en el blog o en mi página de facebook que lleva el mismo nombre que el blog.Gracias.

CIAOOOOOOO!!!!

Fuente: este post proviene de Blog de gateopasitos, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

cuentos disney

CUENTO LA CENICIENTA

CUENTO LA CENICIENTA CUENTO LA CENICIENTA – Hubo una vez una señorita muy bella que no tenía padres, sino madrastra, una viuda impertinente con dos hijas a cual más fea. Era ella quien hacía los trabajos más duros de la casa y como sus vestidos estaban siempre tan manchados de ceniza, todos la llamaban Cenicienta. Un día el Rey de aquel país anunció que iba a dar una gran fiesta a la que inv ...

cuidados infantiles psicología infantil cuentos ...

Cuento La Bella Y La Bestia

Hola queridos padres, en el post de hoy veremos un hermoso cuento con el que podemos enseñar a nuestros hijos la importancia de no juzgar a las personas por su apariencia, a ser amables, con todos,veremos el sacrificio y el amor incondicional. LA BELLA Y LA BESTIA Había una vez un comerciante que tenia tres hijas, la menor de ellas se llamaba BELLA. Un día el comerciante pierde todas sus propiedad ...

Cosas que me gustan Por si os sirve para algo

Flor de cerezo para las manos

La flor del cerezo japonés va a ser tendencia para crema de manos. No es que lo diga yo, pero lo presiento. Cuando una marca como Loccitane saca una crema de manos de flor de cerezo y le sigue The Body Shop y también Equivalenza, entre otros, os digo yo que algo se está cociendo. Y ya la última pista de todas me la ha dado Mercadona. No es que sea un referente en alta cosmética, pero en productos ...

cuentos para niños cuentos educación ...

¡Corre, princesa, corre!: cuento para niños.

Aquella princesa estaba terriblemente aburrida. Le aburrían sus vestidos rosas de tul y sus coronas de flores y de terciopelo. No encontraba ya divertido ni disfrazarse, porque todos sus disfraces eran de princesa y ella era una princesa todo, todo el día. También se aburría con sus amigas, porque eran princesas como ella, que solo hacían cosas de princesas. Daría lo que fuera por ser una niña más ...

cuentos para niños cuentos niños ...

Cuento para el día del padre

El día del padre era dentro de un par de días, y sus hijos, Monicaco y Piriñaca, estaban un poco preocupados, porque aún no sabían qué iban a regalarle a su padre. -¿Qué regalo le gustará a papá?- preguntó Monicaco a su hermana. -No se me ocurre nada- dijo Piriñaca-. ¿Qué regalo se le puede hacer a un rey? Tiene de todo. Así que estuvieron pensando durante horas en algo que el Rey Sereno pud ...

inteligencia emocional crianza con apego disciplina positiva ...

La niña que no se sentía querida...

"Había una vez una niña que no se sentía querida. Su razón le decía que todos los padres del mundo querían a sus hijos, era lo normal, pero su corazón no tenía suficiente con el cariño que recibía. Quería más, y especialmente de su mamá. Era una niña sensible, dulce, y siempre se portaba bien. ¡Por nada del mundo quería defraudar a sus padres, y sobretodo, a su madre! ¿Cómo sino iba a lograr ...

general actividades con niños actividades en familia ...

Un cuento para sorprenderles: La manzana que quería ser estrella (imprimible)

¿Sabías que las manzanas guardan en su interior una perfecta estrella de seis puntas? Mostrar este descubrimiento delante de los niños es una actividad de lo más entretenida y sorprendente, pero si además, les enseñas este hallazgo contándoles una bonita historia en forma de teatrillo de mesa, la experiencia se convierte en algo sensacional. Si nunca antes has contado un cuento a tus hijos de est ...

general crianza familia

El ninja no se quiere casar con la princesa

Suena a título de película o de libro para niños, pero no lo es. Es el nombre del juego que últimamente juegan mis hijos todos todo el día. El juego consiste en que algún ninjago, o alguna tortuninja o algún juguete ultra masculino de mi hijo llora y está triste porque alguna princesa (por lo general una Barbie Cenicienta) se quiere casar con él y, por supuesto, él no quiere. La princesa lo busca ...

Pedro Sánchez perlas de la princesa presidente

Perlas de la Princesa: presidente por pesado

En la carrera de obstáculos que es criar, educar y vivir con un hijo, cada edad tiene sus cosas y ahora estamos en la de descubrir el mundo de los adultos. Por eso, desde que fuimos a votar la Princesa está muy intrigada por saber quien es el nuevo presidente del gobierno. Bueno, la Princesa y la mayoría de los españoles. En cuanto ve a alguno de los candidatos en la televisión, no se conoce los n ...

#pintandoyaprendiendo #pintando cuentos blancanieves ...

Cuento de blancanieves y los 7 Enanitos

Blanca Nieves y los 7 Enanitos Erase una vez una hermosa reina que deseaba ardientemente la llegada de una niña. Un día que se encontraba sentada junto a la ventana en su aro de ébano, se pico el dedo con la aguja, y pequeñas gotas de sangre cayeron sobre la nieve acumulada en el antepecho de la ventana. La reina contempló el contraste de la sangre roja sobre la nieve blanca y suspiro. ¡Como quisi ...