Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

La salud bucodental de nuestros hijos

¿Desde cuándo laváis los dientes de vuestros peques? ¿Cuándo fue la primera vez que fueron al dentista? Muchas veces tenemos dudas sobre cuando tenemos que empezar a lavar los dientes a los niños o pensamos que acudir al dentista debe ser algo para cuando sean más mayores, y lo dejamos estar. Pues bien, gracias a Unidental, el otro día pude aclarar varias de las dudas que tenía a este respecto y confirmar que lo estaba haciendo bien, jeje.

unidental


Cepillos de dientes
Portacepillos de mi baño, con cuatro cepillos de Sara, que elige según le apetezca en ese momento.

La salud dental de los más pequeños es muy importante. Desde que comienzan a salir los dientes, tenemos que prestarle un especial cuidado, para evitar problemas futuros. El cuidado de los primeros dientes es muy importante y desde que salen, hay que empezar con su higiene. Está claro que a un bebé de 6-7 meses no le vamos a lavar los dientes con crema dentífrica, pero sí podemos empezar a usar un cepillo de dientes acorde a su tamaño, mojado sólo en agua, para ir quitando suciedad y sobre todo, para ir inculcando el hábito de lavado. Sara se sentaba conmigo en el lavabo mientras nosotros nos lavábamos los dientes y de ese modo, comenzó a interesarse por los cepillos y jugaba a lavárselos ella también. Le gustaban tanto que se los llevaba por toda la casa y a la hora de ir a usarlos, teníamos que coger un cepillo nuevo porque no los encontrábamos. Luego, aparecían un día todos juntos en el cesto de la ropa, dentro de la lavadora o en algún juguete, jeje. Poco a poco, fuimos cogiendo la costumbre y ahora, con 2 años y medio, ya ha aprendido a escupir la pasta de dientes y se los lava después de cada comida ella sola, hasta que al final yo le hago un repaso. Y le siguen encantando los cepillos, tanto que tiene varios y cada vez elige uno.

Las caries pueden salir desde bien temprano, sobre todo si en la boca existe un exceso de azúcares. Tomar azúcar o golosinas en su justa medida no es malo, lo malo para los dientes es no lavarlos después. Es importante lavar los dientes después de cada comida, especialmente importante es el cepillado después de cenar, pues acostarse con los dientes sucios, tomar leche o zumos con azúcares antes de dormir y no limpiarlos aumenta el riesgo de aparición de caries.

Aquí os dejo unos consejos para una buena salud bucodental:

Cepillarse los dientes dos minutos después de cada comida, con movimientos suaves de arriba hacia abajo para arrastrar la placa.

En los niños hay que elegir un cepillo de dientes de cerdas suaves y de tamaño pequeño. En los adultos, mejor un cepillo de dureza media.

Cambiar el cepillo cada dos meses.

Cepillarse la lengua pues acumula bacterias que causan el mal aliento.

Usar el hilo dental al menos antes de acostarse, que es cuando más puede atacar la placa a nuestros dientes y encías. Una persona que usa hilo dental elimina un 30% más de placa que otra que no lo hace.

Evitar el colutorio de forma regular, sólo debe usarse cuando lo recomiende el dentista y por tiempo limitado. Su uso continuado también es nocivo para la salud bucodental.

Si por alguna circunstancia no podemos lavarnos los dientes, podemos mascar chicles sin azúcar, pues generan saliva que ayuda a prevenir la caries.

Acudir al dentista a partir de que salga el primer diente
También hablamos sobre la ortodoncia. Es cierto que cada vez más personas se preocupan por tener unos dientes bien alineados. Y no sólo los niños, yo misma me sometí a un tratamiento de ortodoncia hace 10 años. Y no fue solo por estética. El hecho de tener los dientes mal posicionados puede suponer algunos problemas, como dolores de cabeza por la tensión mandibular, caries por la dificultad de lavarse los dientes apiñados o dificultad para masticar al tener los dientes mal alineados.

Por todo ello, es muy importante empezar a cuidar la boca y la sonrisa de los más pequeños desde el principio. Nosotros somos asiduos al dentista. Sara, por desgracia, tuvo un traumatismo en un diente este verano (gracias a todos los que os preocupasteis conmigo esos días) y al final terminó perdiéndolo. Ahora vamos a revisión con la odontopediatra cada tres meses. Y Lucas lleva ortodoncia desde hace un par de años, pues colocaba la lengua en los incisivos superiores y los estaba empujando hacia afuera. Así que están siempre controlados.

Y ahora, gracias a Unidental y su campaña de salud infantil, durante el mes de noviembre podemos llevar a los niños a que les hagan una revisión de forma totalmente gratuita. ¿A qué esperas para empezar a cuidar sus bocas? La sonrisa de los más pequeños comienza a dibujarse ahora.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Colecho y Lactancia: siguiendo el instinto materno

Cuando llegamos a casa con un bebé recién nacido, un bebé que toma teta a demanda, de verdad, sin horarios, sin restricciones, nos encontramos con que las noches pueden llegar a ser muy largas. Los re ...

Un libro personalizado para vencer el miedo

De nuevo, un libro entra en nuestra casa para hacernos pasar unas horas entretenidas y en esta ocasión, para ayudarnos a superar algunos miedos. El libro viene de la mano de Gemser. Sara tiene varios ...

El extraño caso de las madres que no tienen leche

Soy consciente de que muchas mujeres se van a sentir atacadas, enfadadas e incluso ofendidas. Pero no es mi intención. Escribo esto para ayudar. Sí, quizás no a las madres que no dieron de mamar porqu ...

Recomendamos