La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Las vacunas salvan vidas. Yo sí vacuno a mis hijos.

Tengo meridianamente claro que las vacunas salvan vidas. No hay más que observar a tu alrededor y tener un poco de memoria histórica para entender que es un hecho comprobado. Por eso no me deja de sorprender que cada dos por tres se alcen lo/as anti vacunas con proclamas alarmistas, sin fundamento médico-científico, vaticinando peores consecuencias por vacunar que las las siete plagas bíblicas juntas. Yo jamás he tenido la mínima duda en vacunar. Y me lo he planteado, es decir, no me considero una borrega que hace las cosas por seguir los dictámentes de la sociedad, y cuando escucho voces discordantes me gusta contrastar la información, por lo que también he valorado pros y contras de vacunar a mis hijos, o no hacerlo. Y lo tengo claro, habiendo riesgos, como los hay tomándote un paracetamol para el dolor de cabeza o montándote en el coche para desplazarte, en el momento en el que los beneficios de la vacuna son ifinitamente mayores que sus riesgos, para mi no ha lugar a dudas, ni a debates. Cuando hablo de tener un poco de memoria histórica, me refiero a remontarnos a, por decir una cifra concreta, 30 años atrás. ¿Qué enfermedades de las que se vacunan existían entonces?. Pues mira, no te voy a poner datos y estadísticas porque puedes encontrarlas fácilmente en webs sanitarias oficiales, pero te voy a hablar de mi. Yo nací en 1978 y mi madre por entonces me vacunó de todo aquello que se vacunaba en esa época. A mis cinco años de vida había padecido, una tras otra, varicela, rubeola, sarampión y hepatitis A. Esta última tenía cuatro años cuando la padecí y me obligó a estar 6 meses prácticamente encamada.  Fui una niña muy enfermiza, además de estas enfermedades víricas padecía frecuentemente amigdalitis -que se que no tiene que ver con las vacunas- y a los 12 años sufrí parotiditis, lo que comunmente se conoce como “paperas”. De la varicela y la rubeola ni me acuerdo porque era pequeña, sí recuerdo perfectamente cuando padecí sarampión y hepatitis A. Y lo que recuerdo de mi infancia, además, es estar siempre enferma. Ser una niña débil, enfermiza, temerosa de los médicos y de los medicamentos. Aunque no es memoria histórica personal, sí lo es general, y creo que no está de más, si no tenemos conocimiento de ello, buscar algo de información. Pero no tengo que profundizar mucho, conozco gente que ha padecido la viruela, o que ha sufrido las graves consecuencias de la poliomielitis. Mucha/os madres y padres jóvenes de hoy en día probablemente no conozcan estas enfermedades, o si escuchan hablar de ellas crean que se daban allá por el medievo, por lo menos. Pero no hay que irse demasiado atrás, hace 40 años aún estaban presentes en España. Y hoy hay personas que sufren diferentes discapacidades a consecuencia de la poliomielitis, por ejemplo. Y ya no hablo de la polio, que no solo provocaba graves secuelas físicas sino también la muerte en muchos casos, sino que una enfermedad considerada común en mi infancia, el sarampión, hoy en día nos causa mucha sorpresa conocer que se da algún caso. Así que no hay que profundizar en estudios ni estadísticas, solo basta observar la realidad. El simple hecho de ver que enfermedades totalmente que fueron consideradas comunes como el sarampión o la rubeola, algunas casi pandémicas como la polio en los años 50, o la gripe española en la I Guerra Mundial, hoy en día se consideran erradicadas, llegando a ser práctimente desconocidas para la población actual. Es la prueba fehaciente de que las vacunas salvan vidas. Mientras en el horrorosamente llamado Tercer Mundo la gente, y en especial los niños, la población más sensible, muere de enfermedades que afortunadamente no conocemos, o solo conocemos de oídas, nosotros tenemos el privilegio poder acceder a las vacunas que previenen esas enfermedades, ¡y cubiertas por nuestro sistema sanitario!. Debate aparte es el de las vacunas de pago que no están cubiertas por la Seguridad Social y el agravio comparativo que supone para quien económicamente no puede asumirlas. Y mientras esos niños mueren porque no pueden recibir una vacuna que nuestro sistema sanitario subvenciona, aquí todavía hay quien las rechaza argumentando verdaderas falacias en contra. Que no niego los posibles efectos adversos que las vacunas pueden provocar, pero las mismas posibilidades hay de que te mueras de un macetazo en la cabeza caminando por la calle, que de los efectos secundarios de una vacuna. Pero ahí están los detractores anti-vacunas difamando a pediatras como Lucía Galán cuando divulgan a través de sus redes sociales valiosísima información acerca de las vacunas. Los beneficios, a la vista están. Enfermedades total o prácticamente erradicadas. Enfermedades comunes hace 40 años que hoy en día solo conocemos de oídas, y muchas veces ni eso. Y lo que es peor, enfermedades que se consideraban erradicadas que comienzan a repuntar a consecuencia de la no vacunación. Las vacunas salvan vidas, y hay que estar muy ciego para no verlo. Teniendo en cuenta que la vacunación cumple dos funciones, la inmunidad personal y la inmunidad colectiva, vacunar o no no es una cuestión de responsabilidad personal, “es mi hijo y yo decido”.  Se trata de salud pública. Porque un niño NO vacunado comparte espacio con otros niños sí vacunados. Porque el “yo no estoy vacunad@ y aquí estoy” es tan falso como un espejismo, ya que la inmunidad colectiva está para eso, para proteger al individuo, y al colectivo. Pero cuando se extiende una corriente anti-vacunas y se deja de vacunar, la inmunidad colectiva flaquea y pasa lo que pasa, rebrotan enfermedades casi enterradas, y mueren niños, como el niño fallecido a consecuencia de la difteria. ¿Quién se acordaba de lo que era la difteria? Clama al cielo. Y así repuntan la rubéola, el sarampión, la tosferina en bebés recién nacidos, entre otras. Así que perdonadme, pero yo prefiero vacunar, asumiendo los riesgos de cada una de las vacunas, pero entendiendo que los beneficios son tan incuestionables para la salud de mis hijos […]

La entrada se publicó primero en La aventura de mi embarazo.

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general sociedad antivacunas ...

¿Vacunas si, vacunas no?

Fuente: Babymoon.es Desde que mi hijo nació hemos cumplido al pie de la letra con su calendario de vacunación infantil y también le hemos puesto las inmunizaciones opcionales (las que pagas tú). Incluso, mi esposo y yo estuvimos dispuestos a ir al norte de España para ir a buscar la vacuna de la varicela que ya no se vende en las farmacias (es opcional) por disposición del Ministerio de Sanidad. H ...

general niños sanidad

A VUELTAS CON...LAS VACUNAS

Recuerdo que, una mañana de algún mes del año 1985, mi madre me llevó a un edificio en el cual hoy alberga oficinas del Servicio Andaluz de Salud, para ponerme una vacuna. Días antes, había pasado por mi colegio un ATS para administrárnosla, pero yo no había ido a clase por lo que mi madre tuvo que llevarme. Un pinchazo, unas gotitas y todo listo. Bastantes años después, así como 20, fui capaz d ...

salud

Vacunas 2 meses de edad: Hexavalente y Rotavirus

A los 2 meses los bebés deben recibir las vacunas Hexavalente y Rotavirus, las cuáles los protegen de enfermedades que pueden ser muy graves para ellos que son tan pequeñitos. Pero ¿por qué vacunar a nuestros hijos? La vacunación salva cada año a 3 millones de niños, mientras que otros 2 millones de niños mueren por falta de acceso a las vacunas. Las vacunas no sólo protegerán a nuestros hijos, ta ...

bebes y niños quejas reflexiones

ME DESAHOGO CON EL TEMA DE LAS VACUNAS

Hoy he ido a la revisión de mi hija, tiene 4 meses y le han vuelto a vacunar (3 pinchazos y 1 bebida). Cada vez que le vacunan mi hija se pone mala, le sube la fiebre, no hace más que llorar, está muy irritable... Y entonces me pregunto: Hasta que punto son buenas las vacunas?? No hablo de las importantes en donde puede estar en juego la vida, con ésas no hay duda, hablo de otras menos importante ...

general opinión

La importancia de vacunar a nuestros hijos.

Las vacunas han supuesto un gran avance para la infancia. La mortalidad infantil ha decaído en todos los países en los que afortunadamente tenemos los medios para hacerlo. Las vacunas nos protegen y nos ofrecen la posibilidad de hacer frente a posibles infecciones que en el pasado nos mataban. Soy así de clara porque así lo pienso sinceramente. Porque creo en la comunidad médica, porque confío en ...

Salud infantil Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria autismo ...

"No existe relación entre autismo y vacunas"

Hoy nos hacemos eco en TUMINIYO de una polémica que tiene mucho que ver con la salud de nuestros hijos e hijas. Concretamente con las vacunas, exactamente si existe relación entre autismo y vacunas. ¿Autismo y vacunas? Como ya es conocido, hace unos días, el locutor radiofónico Javier Cárdenas relacionó vacunas y autismo en su programa. Concretamente habló de los peligros que entraña vacunar a los ...

aprendizaje y estimulación Bebés cuidados ...

La importancia de las vacunas en los bebés

Vamos a hablar de la importancia de las vacunas en nuestras vidas y su mejora en nuestra calidad de vida al ayudarnos a combatir serias enfermedades. Desde el blog de lacestitadelbebe.es sabemos lo importante que son las vacunas en la prevención de graves enfermedades, que de otra forma en estas edades podrías tener graves complicaciones. ¿Por qué debemos vacunar? Gracias a las vacunas vivimos en ...

Maternidad

Pokémongo, mis hijos y yo

Pokémon haters, este post es para uds. Pokémon lovers, este post también es para uds. Y gente que no tiene ni idea de lo que es Pokémongo, si sus hijos juegan ese juego y ni quién soy yo, este post también es para uds. Si viven en el mundo y tienen acceso a internet, a los periódicos, a la televisión y/o a la radio saben de la existencia de PokémonGo. En mi caso, escucho hasta en mi casa sobre e ...

contaminaciones salud-enfermedad productos contaminantes ...

¿Es segura la Vacuna de la Varicela?

El tema de las vacunas se ha vuelto bastante controvertido desde hace años y como hay tantos intereses en juego pues es más fácil para el poder hacer bandos: los buenos y los malos, los pro-vacunas y los anti-vacunas. Pero las polaridades son sólo esos: dos bandos enfrentados. Nada es blanco o negro, la vida está llena de matices. La inmensa mayoría de las personas críticas con el tema de las vacu ...

Hoy reflexionamos dudas las vacunas salvan vidas ...

Yo dudé si vacunar a mis hijos por buscar demasiado en internet

Llevo varios días leyendo en internet sobre el tema de las vacunas gracias a un post que sacó Lucía, mi pediatra y la repercusión que ha tenido en Facebook, Twitter y otras redes sociales por una persona anti-vacunas. Te dejo la imagen de la captura de pantalla que hizo Lucía, para que puedas leer un poquito lo que pasó. Por protección de datos, he retirado los apellidos de la persona que respondi ...