comunidades

Mama, ¡tengo miedo!



Los miedos son sentimientos innatos en los seres vivos. Los niños a lo largo de su desarrollo, van superando poco a poco sus temores.

Durante los primeros meses de vida, la sensación de miedo que experimenta el bebe se produce por la ruptura de su estado de equilibrio y seguridad. El bebe se asusta ante estímulos intensos, luz fuerte y directa, un rostro desconocido, movimientos bruscos del adulto, etc.


Se piensa que en cada edad se presentan tipos de temores característicos, lo que hace pensar que los seres humanos pasamos por ciertas etapas, al experimentar ese sentimiento.

A partir del año el niño se asusta con la oscuridad, la soledad, objetos extraños, etc. Cerca de los dos años aparece el miedo en los sueños, originando pesadillas y temores nocturnos.

Hacia los 4 o 5 años las pesadillas terroríficas suelen estar relacionados con los animales y personajes fantásticos, como: las brujas, los fantasmas, los ogros y el lobo feroz.

Entre los 6 y 7 años es cuando el niño comienza a poseer un mayor grado de comprensión del mundo real de los adultos, estos entes de ficción son remplazados por las sombras, y los monstros que se esconden debajo de la cama.

Todo esto lo investigue cuando hace una semana mi pequeño capitán comenzó a expresar que tenía miedo porque debajo de su cama había un monstro, estaba el lobo feroz, o que le tenía miedo a la oscuridad, y salía corriendo a acurrucarse en la cama con papa y mama. Me preguntaba si de verdad era miedo o era una excusa para dormir con nosotros ya que estábamos atravesando la etapa de dormir solo.

Estos episodios siguieron varias noches, me quedaba con él en su cama y le decía que allí no había nada, pero la duda era, ¿De dónde sacaba esas cosas? Muchas veces como padres no nos damos cuenta que cometemos ciertos errores ingenuamente, uno de ellos en mi caso era permitir que le dijeran a Sebastián que el lobo se lo iba a comer, o que era hora de dormir porque sino venia el loco… ¿les suena familiar?

La duda continuaba. Un día leyendo La Caperucita Roja el bombillo se encendió en mi cabeza cuando mi hijo grito: ¡allí esta, allí esta! y se escondía bajo las sabanas. He allí parte de lo que sucedía, allí estaba… ¡El lobo feroz! ¿Cómo no me di cuenta? Les leemos cuentos a nuestros hijos donde aparecen este tipo de personajes y no le explicamos luego que son personajes ficticios.

Poco a poco esto se ha corregido, Sebastián ya no se asusta. Esto se ha logrado gracias a la astucia que desarrollamos como mamas, y por supuesto evitando algunas cosas.

Si tu como en mi caso estas pasando por esos momentos, te dejo algunas sugerencias y quizás me puedas aportar algunas otras para juntas evitar estos miedos infantiles.

· Hay que evitar asustar a los niños con: el lobo feroz, las brujas, el policía, el coco.

· Debemos crear un ambiente de confianza y seguridad alrededor del niño.

· Mostrar tranquilidad y afecto ante sus angustias, esto ayuda a calmar la crisis.

· Evitar las burlas hacia el niño y no obligarlo a enfrentar el hecho u objeto que lo atemoriza.

· Ayudar al niño poco a poco a comprender que puede controlar su reacción.

· Invita al niño a dramatizar las situaciones o los objetos que lo asustan, es decir, representarlos o imitarlos sin insistir.

Si estas estrategias no te funcionan, puedes consultar a un psicólogo para que indique un tratamiento apropiado para el niño, esto tómalo como última medida, hay muchas más cosas que podemos intentar y así ayudar a nuestros pequeños a superar estos miedos infantiles.

Seamos siempre prudentes, recordando así que ellos son solo niños y poco a poco van entiendo el mundo real.

Imagen: edukame.com

Katiuska Figuera.

Cofundadora Lazos de Madre

Mama Blogger @inspirulina/@Preguntamama/ @Tuzonavital.

Twitter @kathy_figuera

Fuente: este post proviene de lazos de madre, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hace unos meses tuve una urgencia médica con Sebastián, algo que al momento fue un poco difícil pero con fe y el apoyo de muchos se hizo muy fácil. Un día como cualquier otro luego de su ducha le not ...

Recomendamos

Relacionado

Familia Pedacitos de mi #temadelasemana ...

Primera semana que me uno a esta iniciativa de @papasblogueros para reflexionar cada semana sobre un tema propuesto. Esta El tema es: “Tengo miedo a…” y si me pongo a pensar, creo que la maternidad te llena un poco de miedos. Miedos que florecen de todas partes sin que puedas detenerlos, miedos en los que antes ni pensabas. Miedos de todo tipo. Pero vamos por partes: Tengo miedo ...

el tema de la semana ETDLS miedo ...

… a muchas cosas de las que antes no lo tenía. Ya lo he dicho muchas veces en otros posts; cuando te conviertes en padre, toda tu vida y la forma de verla da un vuelco impresionante, y la aparición de estos temores es una de ellas. Tengo miedo a que mis hijos tengan problemas de salud (serios); miedo a que tengan buenos amigos; miedo a que sufran (más de lo justo y necesario); miedo a no hacerlo ...

Escuela de padres Ser padres miedos ...

A medida que los niños van creciendo, los miedos se van convirtiendo en algo frecuente, y en algunos casos pueden dar lugar a fobias si no son atendidas a tiempo. Éstas, como bien sabemos resultan perjudiciales para su desarrollo emocional y psicológico. Los expertos en psicología infantil sabemos que muchos de los miedos aparecen y desaparecen. Algunos de los más comunes son: miedo a la oscurida ...

Niños miedo niños ...

Hay temores que parecen inscritos en nuestro código genético, uno de los más comunes es el miedo a la oscuridad que suele aparecer en los niños pequeños, normalmente antes de los seis años. Pese a lo que pueda parecer los niños no nacen teniendo miedo a la oscuridad, de hecho hasta que llegan a este mundo han estado en un ambiente oscuro, el problema surge cuando empiezan a entender el mundo que l ...

0-3 años 3-6 años 6-9 años ...

Hoy nos fijamos en los trastornos de ansiedad en la infancia porque lejos de lo que puedas pensar, la infancia no es una etapa libre de preocupaciones, problemas o dificultades. (c) Can Stock Photo / altanaka ¿Qué es la ansiedad? La ansiedad es un sentimiento que aparece cuando nos creemos en peligro. Se trata de una respuesta normal y adaptativa ante las amenazas reales o imaginarias que nos prep ...

psicología infantil desarrollo del niño educacion de los hijos ...

La honestidad es uno de los valores más importantes qué enseñar a nuestros hijos, pero no siempre es fácil hacerlo pues intervienen factores como los miedos, la imaginación, influencias de otras personas o incluso de la misma televisión. A cierta edad muchas de las mentiras que legan a usar parecieran ser inofensivas o incluso graciosas, pero está en nosotros como adultos el saber dirigir y contro ...

Vida escolar acoso acoso escolar ...

     Bullying: Consejos para ayudar a tus hijos o alumnos ¿Qué es el bullying? Para empezar, la palabra bullying no aparece en el diccionario de la RAE. Lo que sí aparece es “acoso escolar”, que lo definen como “en centros de enseñanza, acoso que uno o varios alumnos ejercen sobre otro con el fin de denigrarlo y vejarlo ante los demás”. El único problema con esta definició ...

general desarrollo personal gestión emocional

Una de la “práctica” más demandada en las clases de Educación Emocional, es la gestión de las emociones. Muchos padres comentan que sus hijos se dejan llevar por la ira o la frustración, y que no saben cómo conseguir que aprendan a manejar ese tipo de situaciones. Una vez más, recurriré a mi regla número 1: El primer paso para conseguir que nuestros niños aprendan a gestionar sus emoci ...

Lactancia Maternidad

Os quería contar un poco en clave de humor las 10 cosas que la maternidad me ha enseñado, creo que en algunas os sentiréis identificados Ser madre te hace perder el miedo al ridículo, sino díselo al padre del niño que ha tenido que bailar el corro de la patata encima de un escenario en una plaza repleta de gente, o a su madre (o sea yo, que no se ya en que parte de Zaragoza sí y en cual no, me han ...