comunidades

Matronatación: primeras clases

Imagen 0

Mucho antes siquiera de plantearme tener un hijo, conocí un gimnasio especializado en enseñar a flotar a bebés. En aquel momento decidí que, si algún día era madre, mi bebé aprendería a defenderse en el agua desde bien chiquitito, sin dejar tiempo de que el miedo se hiciera presente en su mente. Y lo he cumplido. Llevamos una semana tomando contacto con el agua, los dos juntos, poquito a poco.

Los beneficios de la matronatación son innumerables (trataré de resumir lo fundamental), pero no solo pretendo evitar futuros miedos, que juegue y vaya familiarizándose con el ejercicio físico. También quiero que sepa flotar. Nunca pensamos que puedan ocurrir ciertas cosas, pero cada año (y éste especialmente) conocemos casos de pequeñines que por un descuido han fallecido ahogados. Según los expertos bastan 30 centímetros de agua y un par de minutos para que un bebé se ahogue. No quiero ni pensarlo.   Siempre creemos que es imposible que un pequeñín que apenas gatea (o que apenas anda) pueda caer al agua, pero ya lo creo que es posible. A los hechos me remito. Y, aunque vaya a estar con mil ojos siempre que estemos cerca de una piscina, quiero que sepa salir a flote él solito. Que sepa cómo hacerlo. P

or esta razón, no me he conformado con los cursos de matronatación que son cada vez más habituales en los polideportivos municipales. Estos últimos, muy útiles también, pretenden de forma lúdica que los pequeños descubran y disfruten del agua mientras ejercitan su cuerpo y su mente. Pero no simulan situaciones de riesgo, ni les enseñan a mantenerse a flote sin ayuda. Al menos, en los que yo conozco.   En el siguiente video podéis ver lo que pretenden conseguir los cursos como el que estoy haciendo con mi peque. Pero ojo, ese es el resultado final. El proceso es muy lento, muy cuidadoso. Es fundamental que el bebé (el mío aún no ha cumplido 5 meses) no se asuste. Que cada día vaya dando un pasito más, pero ninguno en falso. Y, por supuesto, siempre está en el agua con su madre o con su padre, dándole toda la confianza del mundo.



El día que fui a matricular a mi enano en el curso pude presenciar varias clases de chiquitines "veteranos" en matronatación. El monitor les daba volteretas, buceaba con ellos en los hombros y les lanzaba al agua desde el borde. Ellos conseguían ponerse boca arriba y flotar. He de confesar que me agobié al imaginar a mi pequeño en esa situación, pero todo se andará. Por el momento, se ha metido conmigo al agua y ha recorrido la piscina una y otra vez apoyado sobre mi hombro.

Imagen 0

Ahí estamos los dos chapoteando.

Hasta ahora, no se ha quejado para nada y si le pongo de frente a mí, se parte de la risa. Y después del agua, cae rendido de sueño.   Pero la matronatación no es solo cuestión de supervivencia. Los bebés tienen gran cantidad de reflejos que les permiten adaptarse al medio y los van perdiendo a medida que pasan los meses. Por eso, desaprovecharlo y reducir sus experiencias a los cuatro lados de su cuna o del carrito supone limitar su desarrollo físico e intelectual.

El ejercicio en el agua permite a los pequeños un desarrollo psicomotor más rápido ya que, bebés que no caminan, descubren que pueden moverse, empiezan a percibir las distancias y alcanzan una mayor coordinación. Refuerzan la musculatura de espalda y cuello, de modo que consiguen mantener la cabeza y espalda erguida más rápidamente. Además, el modo en que respiramos dentro del agua fortalece su corazón y sus pulmones.

Los expertos aseguran que también se fortalece su sistema inmunológico y que los pequeños que se familiarizan con el agua en sus dos primeros años de vida, serán adultos más creativos y observadores porque logran una percepción mayor del mundo que les rodea. También fortalecen su relación afectiva con nosotros, sus padres, que vivimos junto a ellos esta nueva experiencia. En algún momento se sentirán en apuros, verán que son capaces de resolverlo y conseguirán una confianza en sí mismos que difícilmente pueden lograr de otro modo a edades tan tempranas.

Pero ojo. Nuestros peques son aún muy delicados. No les vale cualquier piscina. Debe estar al menos a 32 grados (a la que vamos nosotros está a 34). Su nivel de cloro no puede superar el 0,6%, cuando las piscinas normales de adultos suelen alcanzar el 1%. Nunca deben compartir el vaso con otros bañistas y es preferible evitar horarios en los que haya mucha gente en el recinto debido al ruido que se genera.

Por el momento, estoy muy contenta con la experiencia. Os iré contando nuestros avances y espero haber contribuido a que más gente se anime a enseñar a sus peques a disfrutar del agua sin riesgo.  
Fuente: este post proviene de http://www.mummyandcute.es, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Tenéis que renovar el armario de vuestros peques de cara al verano? ¿Algún regalo pendiente? Si es así, aprovechad el descuento que las tiendas on-line Tokodomo y Bitsibaba han querido regalar a quie ...

Recomendamos

Relacionado

aprendizaje bebés planes en familia ...

Cuando hablamos de matronatación para bebés, nos referimos a la capacidad para sostenerse o flotar en el agua el tiempo suficiente, no es un método para aprender a nadar, sino un medio de aumentar el apego y potenciar los vínculos emocionales entre padres e hijos, además se debe hacer como parte de la rutina diaria de la familia, ya que no hay nada más placentero para el bebé cuando su madre o su ...

aprendizaje bebés crianza natural ...

Seguro que muchos de vosotros, aunque no la practiquéis, habéis oído hablar de la matronatación. Es una práctica deportiva que últimamente se ha puesto muy de moda, y consiste en la estimulación acuática de los bebés a través de juegos que le permiten flotar y moverse en el agua con la ayuda de sus padres. ¿A que suena bien? ¿Cuándo puedo ponerla en práctica con mi bebé? Desde los 4 meses de eda ...

aprendizaje bebés crianza natural ...

¿Sabías que el agua puede ser el mejor medio para estimular a tu bebé? Los expertos coinciden en que la estimulación temprana en el agua consigue que tu bebé viva experiencias motrices únicas. Tu pequeño disfrutará a la vez que vosotros le acompañaréis con caricias tranquilizadoras, cantándole canciones o jugando a actividades reforzadoras de la psicomotricidad. Tu voz, más importante de lo que p ...

aprendizaje bebés crianza natural ...

Matronatación ¡Prúebala! Desde los 4 meses de edad puedes practicar matronatación con tu bebé. Esta actividad tan saludable y completa busca ante todo que el bebé se familiarice con el agua lo más temprano posible. Siembra la autoconfianza de tu bebé y estimula todas sus habilidades psicomotoras. Una gran ventaja, el contacto piel con piel Uno de los grandes beneficios que provoca el nadar con ...

familia amor hijos ...

El regreso a clases siempre será un verdadero tema para mi. Esta semana regresan mis hijos a clases y ya esta todo listo, los libros y cuadernos (que este año los forro mi hija por el dolor en mi espalda), los uniformes, en fin, las mochilas y las cajas de archivo ya están en su lugar. Todos los ciclos escolares son muy importantes, pero este es especial, mi hijo pasa al 5 de bachillerato, ya no h ...

general cosas de mamá dibujos animados ...

Hace ya tiempo que tengo asumido que empiezo a ser más vieja que joven. Ahora que mis años basculan peligrosamente hacia los cuarenta dejando lejos el inicio de los treinta, que las canas son cada día más visibles haciendo juego con las arruguillas de mi cara bonita, sólo faltan mis enanos con sus palabras raras para concluir que, efectivamente, soy del siglo pasado. Desde que nuestro querido Rató ...

general embarazo y maternidad sobre mi

El otro día una de mis amigas me decía que empezaba a notar como unas burbujitas efervescentes en su barriga. No sabía que eso era el bebé! Nada mas decírmelo recordé esa sensación y me acordé de una de las entradas que hice para mi blog personal, en el cual compartía con mis familiares y amigos que están mas lejos, el proceso de mi embarazo. Mi amiga estaba de 15 semanas y pensaba que era muy pro ...

general

Recuerdo siempre el primer día de clases como una experiencia emocional intensa, ya que al recibir a los niños en el salón de clases se tiene que estar preparada para todo, desde llantos, gritos, niños que quieren salir corriendo de la clase e irse con mamá a casa y no regresar nunca más al colegio, para lograr calmar y tranquilizar a los niños, lo primero que tenemos que hacer las profesoras de i ...

general niños rabietas

Hoy voy tarde, lo sé. A veces no consigo publicar teniendo el post programado y el tiempo se me echa encima. Lo siento por todos los que os pasáis a primera hora por el blog con ganas de leer sobre lo que escribo. Hoy os vengo a hablar de los "temibles dos años", de la época de las rabietas, de los primeros conflictos y de cómo solucionamos en casa esta primera aDOSlescencia que está pas ...

general princesa

Una de las cosas mágicas de la maternidad es vivir con tu hijo sus primeras veces. Su primer baño en casa, su primera papilla de frutas que te pone la casa hecha un cuadro, su primer chapuzón en la piscina y en el mar, su primera vez en la playa, su primer pis en el orinal... De cada uno de esos momento es más que probable que tengamos foto, cuando no vídeo, o lo tengamos grabado a fuego en nuestr ...