Little Swimmers Idea guardada 25 veces
La valoración media de 57 personas es: Excelente

5 preguntas y respuestas sobre la matronatación

Seguro que muchos de vosotros, aunque no la practiquéis, habéis oído hablar de la matronatación. Es una práctica deportiva que últimamente se ha puesto muy de moda, y consiste en la estimulación acuática de los bebés a través de juegos que le permiten flotar y moverse en el agua con la ayuda de sus padres. ¿A que suena bien?

¿Cuándo puedo ponerla en práctica con mi bebé? 
Desde los 4 meses de edad en adelante, suele recomendarse a todos los papás y mamás que deseen crear en sus hijos un vínculo con el agua así como hacer que el miedo desaparezca en lo referente al ámbito de la natación. A diferencia de lo que creen muchas personas, la matronatación puede darse tanto en verano, como en los meses del invierno. Esta actividad tan saludable y completa busca ante todo que el bebé se familiarice con el agua lo más temprano posible.

¿Qué objetivos busca esta disciplina deportiva?
 La matronatación supone múltiples beneficios al bebé, pero los principales objetivos que persigue son: 

- Sembrar la autoconfianza en el bebé desde los primeros meses de edad.
- Potenciar el vínculo del bebé con sus padres en el medio acuático. Crear un clima afectivo único y especial en el que la desconexión con el mundo exterior sea clave.
- Favorecer la estimulación táctil y visual del bebé, gracias a las diferentes prácticas que se llevan a cabo.
- Algunos expertos afirman que favorece el sistema inmunológico del bebé y le permite mejorar sus defensas de cara a virus y enfermedades.



¿Vale cualquier piscina? 
No. De hecho, lo que se recomienda es que la piscina a la que vayas a hacer matronatación con tu pequeño sea una piscina exclusiva para bebés. Asimismo, es importante que el agua esté a una temperatura de entre 20 y 32 grados para dar la clase y que la piscina cumpla con todos los requisitos higiénico-sanitarios. Por último, es mejor evitar horarios en los que hay mayor afluencia de gente.

¿Y si mi bebé lleva pañales?
Como decíamos, las clases de matronatación deben constituir un clima de paz, confort y confianza para el bebé. Todo ello, permitirá que esté tranquilo y pueda iniciarse en esta actividad de la mejor forma posible. Para lograrlo, es vital que el bebé se sienta cómodo. Si tu bebé todavía utiliza pañales, puede que durante el baño se produzca un pequeño “accidente” de estos que pueden ocurrir cuando los niños todavía no son capaces de controlar las ganas de hacer pis. Para evitar estas incómodas situaciones, la mejor solución es la utilización de bañadores desechables.

¿Qué bañadores desechables son los recomendables?
Gracias a los bañadores desechables Huggies® Little Swimmers ®, papás y bebés pueden estar más que tranquilos en este aspecto y podrán disfrutar del momento del baño.Se trata de unos bañadores especiales que protegen igual que un pañal pero no se hinchan con el agua y cuentan con una abertura lateral para abrirlos y cerrarlos tantas veces como quieras; además tienen unos divertidos dibujos Disney© que hacen que sean como bañadores de verdad.

 

Como veis, con estos consejos, ya podéis plantearos seriamente el incluir la matronatación en vuestros retos para 2016. ¡Seguro que vuestro bebé os lo agradecerá!
 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos