Blog de revistasentir Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Mi hijo o hija tiene problemas alimentarios? Te ayudamos a identificar algunos signos de alerta

Como todos sabemos y hemos experimentado, la adolescencia es una época llena de cambios. Nuestro cuerpo cambia, pero también lo hace la forma que tenemos de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás. Es un momento vital en el que empezamos a formar nuestra identidad y esto implica, a menudo, que necesitemos marcar distancias con la familia y que nos acerquemos a nuestro grupo de iguales.

A medida que los niños y niñas van entrando en la pubertad, también es posible que se den cambios en la alimentación y el cuidado de sí mismos. Las decisiones alimentarias y de salud, que antes eran tomadas básicamente por los padres, pasan a ser en parte decisión de los hijos, sobre todo cuando empiezan a ser más autónomos y aumentan las comidas fuera de casa y de la escuela.

Estos cambios son completamente normales y ayudan al chico o chica a construirse como persona, aprendiendo a relacionarse con los demás, a gestionar su tiempo y descubrir tanto lo que le gusta como lo que no le gusta. No podemos olvidar que la adolescencia es también una edad especialmente sensible para iniciarse en problemas con la comida y el cuerpo que, si no son detectados y tratados a tiempo, pueden desembocar en trastornos alimentarios o de la imagen corporal.

Es importante, pues, que estemos atentos a ciertas conductas para poder detectar a tiempo cuando nuestro hijo o hija puede estar iniciando una mala relación con la comida y/o con su cuerpo.

Uno de los síntomas más claros es la decisión de excluir determinados alimentos o tipos de cocciones de su alimentación. Por ejemplo, puede que empiecen no queriendo incluir el pan, la pasta o la patata en sus comidas. También puede ocurrir que no quieran comer nada que no esté hecho a la plancha o al vapor, evitando así fritos o salsas.

Por otro lado, también podemos observar una disminución de la ingesta general, alegando que no tienen hambre o que ya han comido antes. En términos de cantidad también puede ocurrir lo contrario, que detectemos que a menudo utilizan la comida para sentirse mejor, por ejemplo comiendo grandes cantidades de alimentos (a menudo no muy saludables) en poco tiempo y de forma impulsiva.

Otro de los signos que podemos observar tiene que ver con una excesiva preocupación por lo que comen. Un interés desmedido por analizar las propiedades de los alimentos o la tendencia a incorporar ciertos superalimentos, suplementos o sustancias supuestamente beneficiosas en la dieta también nos puede hacer pensar que este tema está ocupando demasiado espacio en la vida del adolescente.

Una alta preocupación por el aspecto físico y el cuerpo puede ser otro de los factores que nos pueden alertar. Que el adolescente verbalice a menudo que no le gusta su cuerpo o que hable mal de él puede indicarnos que su malestar es significativo. También es conveniente estar atentos si vemos una conducta de deporte excesiva y motivada por la quema de calorías y no por el disfrute.

Por último, las conductas de evitación pueden ser también un indicador de que algo no va bien. Por ejemplo, dejar de quedar con la familia o amigos cuando esto implica hacer alguna comida o llevarse su propia comida en estas situaciones. A nivel corporal, evitar ir a la playa o vestir con ropa muy ancha para ocultar el cuerpo pueden ser también signos de su malestar.

Si nos hemos sentido identificados con alguna de estas situaciones no hay que asustarse. Que nuestro hijo o hija adolescente algún día tenga uno de estos comportamientos no significa en ningún caso que tenga un trastorno alimentario. De hecho, es normal que en la adolescencia los chicos y chicas empiecen a preocuparse más por su físico que en otras etapas.

No obstante, en el caso de que estas situaciones se repitan a menudo y notéis a vuestro hijo o hija angustiado, el mejor consejo que os podemos dar es que procuréis generar en casa un clima de confianza y de diálogo que propicie la comunicación con vuestros hijos, desde la comprensión y sin juicios. En ningún caso, adoptar una postura controladora y autoritaria será efectivo. Lo único que conseguiremos convirtiéndonos en un policía es que el adolescente se cierre en banda y se aleje de nosotros, dificultando así el abordaje del problema.

Si finalmente detectamos que existe un problema real, debemos acudir a profesionales en el ámbito de la Psicología alimentaria, que nos asesorarán sobre cuál es la mejor manera de abordar el problema y nos acompañarán, tanto a nosotros como a nuestro hijo o hija, hacia la recuperación.

Fuente: este post proviene de Blog de revistasentir, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Sobrepeso en la infancia

El sobrepeso y la obesidad son problemas cada vez más frecuentes en la infancia y en la adolescencia. Padecer sobrepeso u obesidad a edades tempranas predispone a continuar teniendo sobrepeso en la ed ...

Recomendamos

Relacionado

Problemas en el Desarrollo de los niños

¿Cómo descubrir si tu hijo tiene problemas de integración sensorial?

Problemas de Integración Sensorial Los más importantes detectores de problemas relacionados con Integración Sensorial, son los padres y los maestros. Nuestra colaboradora, Antonia Arias Gil nos ofrece una listado que puede ayudarnos a identificar si necesitamos ayuda especializada, para determinar si estamos en presencia o no de Problemas de Integración Sensorial en nuestro hijo: Es muy inquieto y ...

2 a 3 años Bebé Blog ...

¿Cómo identificar si mi pequeño tiene problemas de habla?

El 22 de octubre se celebra el Día Mundial del Conocimiento de la Tartamudez con la intención de ser una sociedad más compasiva con las personas que viven con tartamudez. Alrededor del 8% de los niños en edad preescolar presentan este problema. Ciudad de México., 23 de octubre de 2018.- Sentirse apenado, frustrado e inseguro para hablar en público o inclusive con sus propios padres y amigos, suel ...

niños y las gafas problemas de visión en los niños cómo saber si necesita gafas ...

Cómo saber si tu hijo tiene problemas de vista

Se calcula que, aproximadamente, el 20% de los niños españoles, entre 3 y 5 años tienen problemas de vista, que si no se detecta a tiempo puede agravarse. No es fácil darse cuenta, debemos tener mucha observación en la actitud de nuestro pequeño, porque al fin y al cabo la vista es uno de los sentidos más importantes, que influye bastante en su capacidad de aprendizaje. Hay algunas pistas que nos ...

#familia #decisiones #amor #hijos #hija #regazo #madre #amorincondicional #hijos #hijas #sobrinos #tias #abuelas #seguridad

MI HIJA

Mi hija tiene 15 años y es la niña más alegre que he conocido, de verdad siempre se está riendo. ¿Qué podría escribir de ella?...bueno tal vez uno, dos o tres libros, todas las madres podríamos hablar de nuestros hijos por horas y días completos, no se asusten, solo es un blog pero en los últimos días me ha dado mucho en que pensar. Me encanta su punto de vista en cuanto a la vida en general, muy ...

con clase creativo guap@s ...

Adolescencia

Adolescencia, ¿Estas ahí?. Pues claro, siempre llega. De forma diferente, a una edad que no es fija, pero termina apareciendo y en ocasiones, casi por arte de magia, de un día para otro y sin llamar a la puerta. La Adolescencia irrumpe en nuestras vidas y nos descoloca un poco el cuerpo y la razón. ¿Qué hacemos? Todos sabemos de qué hablamos, “Adolescencia”, lo hemos vivido. Nosotros c ...

salud

Aprende cómo identificar si un niño tiene problemas del habla y lenguaje

Infórmate a tiempo Mayormente los problemas de aprendizaje surgen luego de los primeros meses de la llegada del niño a la etapa escolar (5 o 6 años). No obstante estos problemas tienen sus inicios mucho tiempo atrás. Por esta razón resulta importante tener en cuenta cuáles son las características de los problemas de aprendizaje ya que, una detección a tiempo, ayuda a poder tomar la situación de ma ...

Colaboraciones Alimentación Diabetes ...

Mi hija tiene diabetes – Carta de una Madre

Mi hija tiene diabetes, debutó el 16 de noviembre de 2011 con sólo 4 años de edad, ahora tiene 11 años lo que significa que llevamos 7 años conviviendo con la diabetes, mi hija ya no recuerda su vida sin ella.  Si, mi hija tiene diabetes, todo empezó después del verano de 2011 y más en concreto cuando comenzamos el cole en septiembre. La cambiamos de colegio a uno nuevo que nos pillaba muy cerquit ...

general artículos

MI HIJA TIENE MAMITIS ¿Y QUÉ?

¿Cuántas veces os han dicho que vuestr@ hij@ tiene mamitis o está enmadrad@? seguro que cientos de miles de millones de veces. Hoy es 11/09/2014 y mi hija tiene exactamente 26 meses y 2 semanas. Durante este tiempo ha estado principalmente conmigo en casa y cuando no había más remedio que dejarla con alguien, se quedaba con su padre o con sus abuelos. Pero siempre que ha sido posible, he evitado d ...

crianza hijo hiperactivo hiperactividad ...

Señales para identificar si tu hijo es hiperactivo

Si eres padre, para ti es indispensable conocer estas señales para identificar si tu hijo es hiperactivo. Y es que el trastorno de hiperactividad es al parecer uno de los mayores males del siglo XXI. A pesar de que solo un 5% de la población infantil vive con este molesto problema, son miles los casos de diagnósticos errados, llegando incluso hasta un impresionante 70% de diagnósticos equivocados. ...

Educación respetuosa educación respetuosa empoderamiento ...

Cómo empoderar a tu hija o a tu hijo

La primera vez que escuche (bueno, leí), la palabra empoderar fue en un libro de coaching. ¡Me fascinó! Mi propia definición de empoderar es ayudar a una persona a descubrir y a sentir su poder interior. No sé si es la definición más correcta o la menos correcta pero es la que más me gusta porque es lo que a mí me pasó cuando después de algunas sesiones de coaching descubrí mi poder personal. Pude ...