Psicólogo Armando Arafat Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Castigos vs Consecuencias: Enséñale a tu Hijo/a la Diferencia

Al practicar una disciplina saludable con nuestros hijos es necesario diferenciar entre Castigos Vs Consecuencias. No es lo mismo agotarnos gritando, o rompernos la cabeza para darles un castigo merecido, que lograr que piensen en las consecuencias de sus actos.

Cuando trabajo con padres de adolescentes, nuestras conversaciones inevitablemente se van hacia la disciplina:

“¿Cómo consigo que mi hijo siga las reglas?”

“Mi hijo no va a limpiar por sí mismo. ¿Qué debo hacer?”

“¡Nada de lo que hago parece tener ningún efecto sobre ella!”  


La disciplina con los adolescentes es complicada. Están en una edad en la que es importante darles más libertad y responsabilidad, pero muchos padres sienten que tienen pocas herramientas a su disposición para lograr que los adolescentes sean responsables. Cuando eran niños, un simple “tiempo fuera” a menudo bastaba, pero ahora que son adolescentes las soluciones no los sentimos tan simples.  

En un taller reciente, una de las madres me pidió consejos sobre cómo llegar a su hija, para que dejara de ser tan mala con su hermano pequeño. -Ella se molesta fácilmente con él y termina gritando o incluso empujándolo y golpeándolo-. Le pregunté a la madre su reacción habitual, y ella dijo: “le quite su teléfono por unos días” – un castigo común, aparentemente razonable. Entonces le hice otra pregunta, su respuesta fue algo que escucho de los padres todo el tiempo

“Así que: ¿Qué tan bien funciona eso?” – Funciona hasta que levanto el castigo, pero la conducta se pone en marcha de nuevo.

 

La Diferencia entre los Castigos Vs Consecuencias


Ese es el problema con algún castigo de mandato: hace que el adolescente sufra por un rato, pero tienen poco impacto sobre el cambio de comportamiento. Para crear consecuencias que sean más eficaces, es importante comenzar con la comprensión de la diferencia entre los castigos y las consecuencias. Estos no son lo mismo. Sirven para propósitos muy diferentes, y crean resultados muy diferentes.

Los castigos se utilizan para imponer sufrimiento de algún tipo y para que quede claro quién está en control. A menudo no están relacionados con el problema de conducta (por ejemplo, quitar el teléfono porque tu hija fue mala con su hermano), y más a menudo se les da en los momentos de enojo y frustración. El resultado de la mayoría de los castigos es que infunde miedo y resentimiento, hace que los adolescentes se resistan a admitir sus errores, y lo más importante, tiene poco o ningún efecto sobre el comportamiento futuro.
 


Hacerles pensar es la diferencia.

Las consecuencias, por el contrario, están diseñadas para enseñar a los adolescentes a aprender de sus errores. Animan a la buena conducta, y enseñan a los adolescentes a participar en la resolución de problemas de manera más proactiva. Idealmente, las consecuencias terminan por enseñar a los adolescentes que están en control, y son responsables de su comportamiento.

La disciplina con adolescentes es complicada. Están en una edad en la que es importante darles más libertad y responsabilidad, pero muchos padres sienten que tienen pocas herramientas a su disposición para mantener a los adolescentes siendo responsables.

 

¿Cómo funciona esto en la vida real?


Así que, ¿cómo se vería esto en el mundo real? Estos son algunos ejemplos de cómo se pueden empezar a utilizar las consecuencias más eficaces con tu familia:  

Tu hijo no ha estado haciendo sus tareas de la casa. Dejan platos sucios en la sala de estar. No limpia su habitación, etc.


En lugar de: Gritar, dar un discurso, regaño, quitarle el teléfono, o confinarle a su habitación

Prueba esto: Tu adolescente no está respetando tu hogar o cuidando de sus responsabilidades. Durante una semana, será el responsable de lavar los platos y la ropa de TODA la familia. El objetivo es entender el esfuerzo que se necesita para cuidar de una casa, y aprender a respetar tu papel para mantener la casa limpia.  

 

Tu hijo/a está constantemente luchando / discutiendo con su hermano menor. A veces se pone tan molesto con él que le golpea o empuja.


En lugar de: Quitarle el teléfono, dejarle sin salir durante el fin de semana, o gritarle

Prueba esto: Con el fin de reparar el daño que ha causado en esta relación, tu hija necesita pasar tiempo con su hermano pequeño: llevarlo al parque, ver una película con él, leer un cuento antes de dormir, etc. El objetivo es para reparar la relación y, enterarse de que su hermano no se merece ser tratado de esa manera.

Lee también: ¡AYÚDENME A AYUDAR A MI ADOLESCENTE!



Tu adolescente te dice que no aprobó un examen en la escuela.


En lugar de: Quitarle el teléfono, dejarle sin salir el fin de semana, o hacer que pase todo el día estudiando en la biblioteca

Prueba esto: Pregúntale cual es su plan para avanzar. Permite que tu hijo haga un plan para hablar con el maestro, se quede después de la escuela en busca de ayuda, pida volver a tomar la prueba, etc. Después de que tenga un plan, pregunta cómo puedes ayudarle. ¿Tu adolescente, necesita tu ayuda para comunicarse con el maestro? ¿Necesita tu ayuda a estudiar? Pero recuerda que debes hacerle pensar en su propio “plan”, y tu adolescente aprenderá a ser responsable de sus calificaciones.
 

El Balance Correcto entre Castigos vs Consecuencias


¿Te diste cuenta de que los castigos favoritos a menudo son quitarle la electrónica o dejarle sin salidas? Hay una razón por lo que padres recurren a esto tan a menudo. Pueden servir como un buen castigo, porque muchos adolescentes colocan un valor muy alto en la comunicación con los amigos. Estos castigos tienen un valor de “choque inicial” y sirven para que el adolescente sufra un poco y preste atención a lo que ha hecho.

No estoy recomendando que los padres dejen de usar el castigo. Puede ser muy eficaz quitarles el teléfono o limitar la libertad de un adolescente el fin de semana. Pero es importante entender que solo estas tácticas, no tendrán un efecto duradero en el comportamiento. El equilibrio siempre es necesario y en este apartado de «Castigos vs Consecuencias», como padres, tenemos que balancear estos sencillos castigos con consecuencias más significativas. Esto, si queremos que nuestros adolescentes sean más conscientes de su comportamiento y hagan cambios duraderos.

Cuando tengas la necesidad de decidir una “consecuencia” para tu hijo, recuerda que debes preguntarte: ¿qué es lo que quiero que aprenda de esto? Porque enseñar a nuestros adolescentes a reflexionar, aprender de los errores, y asumir una mayor responsabilidad por sus acciones es en última instancia el objetivo.

Prueba estos puntos con tus hijos, y déjame saber cómo mejoran… Aquí abajo en los comentarios

The post appeared first on Psicólogo Online.  

Fuente: este post proviene de Psicólogo Armando Arafat, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Castigos crianza educación ...

Castigos ¿Sí o no?

¿El castigo como recurso para educar es adecuado? En casa no somos de aplicar castigos prácticamente nunca, aunque eso no significa que vivamos sin normas y que algunos actos no tengan sus consecuencias. ¿Qué diferencia hay entre castigo y consecuencia? Es una línea fina, no nos vamos a engañar; al final, lo normal es que los castigos sean también consecuencia de algunos actos o situaciones; n ...

Crianza con apego Entrevista crianza con apego ...

Educar sin castigos. Entrevista a Mireia Long

La crianza de los hijos/as es una de las cosas más bonitas que nos pasan en la vida, pero sin duda, nadie dijo que fuera fácil. A menudo, muchas madres y padres, nos encontramos con situaciones que nos desbordan y no siempre sabemos como afrontar. Una de las preocupaciones más comunes de las familias es adquirir herramientas para Educar a nuestros hijos/as sin castigos, amenazas ni gritos. Por ell ...

Comunicacion respetuosa Consejos para padres y madres Experiencias reales

Refuerzo positivo o alternativa al castigo

En su libro “Como hablar para que los niños escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen” Adele Faber y Elaine Mazlish explican que en muchos de los grupos de padres que ellas gestionaban, surgía a menudo el tema del castigo. “Pero ¿por qué castigas a tu hijo/a ante determinada conducta?” preguntaban ellas a esos padres confundidos. – Porque si no castigo, el niño trata de salirse con ...

general paternidad gañán

Educar Sin Premios Ni Castigos 'El Dichoso Pijama'

La semana pasada acudí a un curso de la Escuela de Padres y Madres que organiza gratuitamente el ayuntamiento de Barakaldo. Son unas charlas que van itinerando por las salas que les ceden los colegios del municipios. La temática de los cursos es variada y yo conseguí cuadrar mi agenda para ir a la primera sesión del que se titulaba "EDUCAR SIN PREMIOS NI CASTIGOS". De todas manaras en ...

general tips para padres crianza ...

En esta casa no castigamos

Antes de ser madre estaba convencidísima de cómo iba a educar a mi hija: La dejaría llorar en la cuna, en su habitación, para que no se acostumbrara a los brazos y aprendiera a dormir. Le daría biberón para que su alimentación no dependiera solo de mí y aprendiera a relacionarse con los otros desde bien pequeña. Y también, y casi lo más importante, moldearía su comportamiento con un sistema clar ...

salud celiaquia celiacos ...

Celiaquia en la adolescencia. Hay que evitar recaídas

Cuando se declara la enfermedad en la adolescencia puede ser mucho más difícil lograr que nuestros hijos cambien sus hábitos y se acostumbren a seguir la dieta. Generalmente nos encontramos con muchas consultas hospitalarias donde hay recaídas de la enfermedad en adolescentes o pre-adolescentes, ya sea por abandono directo de la dieta o por descuidos al alimentarse. No hay datos precisos, pero se ...

educar sin castigar educar sin gritar educar sin pegar ...

Atrévete a educar sin castigos cambiará de formato...

¡Hola! Sigo en proceso de cambio y trabajando para la nueva web, pero como dije, si tenía novedades vendría a contártelas y aquí estoy. Cómo sabes, en el blog puedes encontrar el curso on-line "Atrévete a educar sin castigos". Es un curso en formato e-book para que puedas realizar a tu ritmo, sin prisa pero sin pausa, y en el que propongo un modo de aprender la disciplina positiva, empe ...

autoayuda padres adolescentes ...

¡Ayúdenme a ayudar a mi adolescente!

¿Estás teniendo problemas con tus hijos adolescentes? ¿Realmente entiendes sus emociones? ¿Estás realmente en lo correcto cada vez que los regañas? ¿Por qué los adolescentes se revelan contra sus padres? ¿Por qué comienzan a tomar drogas y alcohol? ¿Cómo puedes ayudar? Hay mucho que decir cuando se trata de angustia adolescente. Intentaré que entiendas mejor y ahora, voy a discutir algunos puntos ...

vacaciones con niños adolescentes planes con niños adolescentes mejorar la relación con hijos adolescentes ...

Cómo hacer planes con tu hijo adolescente

Cuando eran pequeños todo era más fácil. Si te ibas de vacaciones solo tenías que hacerles las maletas o si preparabas cualquier excursión familiar, sólo tenías que hacer su mochila... y ahora, cuando son adolescentes, hay que preguntarles todo y cruzar los dedos para que quieran ir contigo. La adolescencia es una época en la que se producen muchos cambios de humor y muchos hijos prefieren pasar t ...

adolescencia comunicación la psicologa habla ...

¿COMO HABLARLE A MI HIJO ADOLESCENTE? II

Tal y como os prometí en el anterior post voy a seguir tratando el tema de la comunicación con nuestros hijos adolescente y no solo con ellos. Si habéis leído el anterior post os habréis dado cuenta que muchos de los consejos los podemos aplicar con todo el mundo. Os recuerdo que el principio básico de toda comunicación es escuchar. Escuchar con la atención necesaria para poder reflejar tanto lo ...