Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Reflexión; ¿Facilitamos demasiado la vida a los hijos?

Reflexión; ¿Les damos demasiado a los hijos y facilitamos todo en exceso?

Hola a todos y bienvenidos un jueves más, me alegra mucho estar aquí.
El tema de hoy es de unas sugerencias que me hicísteis vosotros hace mucho en una encuesta que os dejé. Es un tema complejo; ¿Les allanamos demasiado el camino a nuestros hijos?¿Les regalamos todo?

Ya sabéis que el post de hoy es improvisado así que perdonad las posibles faltas.

Y acompañada de mi gato y sin más rollo empezamos.

La verdad es que en este tema sí que es difícil dar una opinión porque es imposible generalizar.
Y quiero dejar claro que no pretendo sentar cátedra ni juzgar ni nada así, cada padre lo hace lo mejor posible, no creo que yo lo haga mejor que nadie y solo os doy mi opinión y lo que he intentado hacer, sin más.

Confieso que bajo mi punto de vista sí que les damos todo muy masticado, pero empiezo levantando yo la mano.

Y si me remonto más atrás, mis padres me allanaron mucho el camino a mí.

Pero es que es muy difícil ser padres y seguro que nos equivocamos mil veces, hacemos lo que nos parece lo mejor porque a los hijos se les quiere de una forma tan intensa que es difícil medir, así que creo que lo ideal es tratar de equilibrar las cosas, darles y allanarles pero intentar que sepan valorarlas.

Me explico.

Mis padres han sido muy buenos padres, con sus errores, como todos, pero siempre nos antepusieron y éramos el centro de sus vidas y de las de mis abuelos y tíos.

Cuando íbamos por ahí muchísimas veces elegíamos el sitio mi hermana y yo, siempre tuvimos regalos de Reyes, cumples, premios por aprobar y sorpresas.

Pero nos lo equilibraban de otras maneras.

Cada año, en Navidad, en vez de hacer las campañas de juguetes que hay ahora se entregaban cosas a las familias que tenían pocos recursos de la zona, y nosotras teníamos que elegir lo que queríamos dar y llevarlo. Y no nos dejaban dar cosas rotas o que estuviesen mal, teníamos que elegir entre lo que estaba en buen estado.

Además, mi madre y mi abuela siempre ayudaban a unas familias que vivían cerca y estaban en una situación delicada, pero no eran los típicos parásitos que ves ahora que tienen 8 hijos estando en paro, eran dos viudas jóvenes y una señora cuyo marido se había quedado sin piernas, vamos, un drama. Y nos hacían ver(no delante de ellos, claro) lo afortunadas que éramos al tener una estabilidad y padres que nos querían y con salud para darnos una vida digna.

Además siempre nos estaban hablando y explicando las cosas para que valorásemos lo que teníamos, no que los valorásemos a ellos sino la suerte de vivir bien.

Y además me enseñaron a desenvolverme en la vida, a ser resolutiva y a no rendirme jamás, y no solo me lo enseñaron, también me lo demostraron con hechos, que al final no solo necesitamos teoría.
Y por supuesto me regalaban su tiempo, que es el mejor regalo para un hijo, tiempo y de calidad.

En mi caso confieso que mis hijos se han criado consentidos porque son nietos únicos por una parte de la familia, sobrinos únicos por la misma parte y bisnietos únicos. Además su padrino tardó mucho en tener hijos y era de los de consentir.

He intentado darles lo mejor dentro de lo que estaba en mi mano, y no me refiero necesariamente a juguetes o viajes(qué también se intenta) sino una educación con opciones a elegir, los he sacado a muchos sitios y les he dedicado todo mi tiempo, pero siempre he intentado concienciarles.

Con el tema juguetes mis hijos siempre han donado. Cuando creían en los Reyes les decía que era para niños que no tenían una casa fija y los Reyes no podían dejarles nada y luego ya se lo expliqué mejor.

Los he acostumbrado a compartir desde pequeños, y en el cole me decía la profe que eran de los pocos que compartían sin problema.

Les he inculcado el respeto a los mayores, y eso se hace con el ejemplo. Muchas veces les hemos subido la bolsa de la compra a los vecinos mayores, y hace ya años que se la suben ellos si los encuentran, me han visto ceder el asiento en el autobús y ellos lo hacen.

Y ya sabéis que mi hija es donante de sangre, médula y voluntaria de Cruz Roja, lleva tiempo con niños de oncología. Mi hijo quiere pero su horario es imposible(tengo que hablar del plan Bolonia y sus horarios porque es para llorar) porque esos niños en el hospital tienen unos horarios inamovibles y él tiene crudo pero aún así cuando puedo echa una mano.

Y no es que ellos sean perfectos y maravillosos, no, son normales, con sus cosas como todos, con sus fallos y defectos, pero al menos no son unos repelentes caprichosos.

Pienso que el dar o no no es exactamente el problema, sino la forma de dar. Me explico;

Mi hijo tiene un amigo cuyos padres le han dado de todo, absolutamente de todo, lo último de lo último siempre lo tuvo él. Pero era una forma de aliviar la conciencia porque sus padres nunca estaban con él, y no solo por trabajo, que se comprende, sino que el tiempo libre lo dedicaban a otras cosas.

A día de hoy es un chico que está bastante perdido en la vida, y no me refiero solo a los estudios porque en eso cualquiera puede pinchar y tiene remedio, no, me refiero a que anda sin control, su única aspiración es que llegue el finde para salir a beber...ya os imagináis. Y jamás acepta un no por respuesta a nada, no está acostumbrado a que le digan que no.

Conozco bastantes casos más de niños cuyos padres les dan todo para calmar la conciencia y luego no les prestan atención, no escuchan sus problemas, no les importa si vienen o van, esos regalos son una comisión por su abandono.

Yo intenté darles de todo pero no siempre lo que ellos querían, no se puede decir que sí a todo, eso es muy cómodo. Si algo no me parecía adecuado, fuera de lugar o no estaba de acuerdo pues no se compraba o no se iba, lo que fuera. Decir que si a todo no es quererles más.

Y también conozco gente que allana demasiado el camino de los hijos, que sé que lo hacen por bien, pero los sobreprotegen de tal forma que cuando tienen que arreglar algo ellos solos se ven sobrepasados.

Pienso que tampoco es eso, a los hijos hay que orientarlos y reforzarlos, pero si tienen un problema tienen que resolverlo ellos, porque lo que en un momento es una tontería puede llegar a mayores, nosotros tenemos que intentar darles herramientas para solucionar los problemas, no arreglárselos.

Hablo de problemas sin demasiada importancia, para algunas cosas hay que intervenir, está claro.

La verdad es que es muy difícil, no se puede generalizar y creo que la mayoría tratamos de hacerlo lo mejor posible, pero claro, a veces unos nos pasamos sobreprotegiendo, otros se pasan dando libertad, ainnnns, ¿cuál es el término medio?

Además el resultado también depende de los hijos, algunos tienen muy buenos instintos y aunque estén mimados y consentidos siguen con los pies en la tierra y otros son unos monstruitos, cada uno somos un mundo.

Yo no sé si lo hice bien o mal, creo que nunca lo sabré, pero si que sé que antes de ser madre decía que no quería consentir a mis hijos y cuando nacieron, pues me tuve que tragar mis palabras porque todo me parecía poco para ellos, no sé si os ha pasado a los que sois padres, pero es que siempre dudo porque no sé si lo estoy haciendo bien o mal, y cuanto más mayores es peor porque mayores son las consecuencias si me equivoco o más bien si nos equivocamos, que somos dos.

Bueno, creo que ya estoy empezando a divagar y la verdad es que tampoco hay más que divagar, sí que creo que en términos generales allanamos demasiado el camino de los chicos desde pequeños y además les damos demasiado, y muchos no saben valorar nada.

Pero pienso que el error está en qué no les hacemos valorar las cosas, no les dedicamos tiempo para que vean que el mundo es terriblemente injusto y hay personas que lo pasan mal, que hay guerras, enfermedades o simplemente una mala situación.

Y os diré una cosa, cuando tuve la racha económica tan mala por la crisis mantuve a mis hijos muy al margen, pero claro, hubo que bajar el ritmo de compras en muchas cosas y las salidas también se hicieron más moderadas y en ningún momento me dijeron nada, se adaptaron perfectamente y jamás se les ocurrió montar el pollo si no podían comprar algo que querían, quizás porque no son de pedir ni de encapricharse, se adaptaron y me lo hicieron más fácil.

Respecto a lo de allanar, sí que se lo he allanado, mis padres me lo hicieron a mí, y no lo hicieron aún más porque tiendo a ocultar las cosas para evitar sufrimientos pero todo lo que pudieron me lo allanaron y yo a los míos igual, pero allano de manera consecuente, hay cosas que tienen que afrontar ellos y así lo he intentado. De hecho mi hijo ha hecho un Erasmus con terremotos y todo tipo de problemas y ha sabido solucionarlos muy bien, y sus notas no se han resentido nada.

Ayyyy, ya me voy por las ramas, es que no se me ocurre qué más decir excepto que el mal a veces no es dar o no dar, es dar sin sentido y no dedicar un segundo a que los hijos entiendan que las cosas no caen de los árboles, y a la vez deberíamos hacerles ver que les queremos y les damos todo lo que podemos, por eso ellos tienen que valorarlo y ser personas buenas y agradecidas, y ayudar lo que se pueda.

Y les allanaremos el camino mientras podamos pero ellos tienen que aprender a valerse por sí mismos, a ser independientes y a solventar las situaciones, que la vida no es fácil y además de lo que nos pueden deparar los trabajos pueden surgir mil cosas; problemas de pareja, de vecinos, una enfermedad, arreglar papeleos de accidentes, ir a presentar una reclamación o un trámite bancario, un despido o simplemente hacerse autónomo, hay mil trámites cada día y ellos tienen que saber que pronto les tocará enfrentarse al mundo.

Y añado que una cosa es allanar el camino y otra hacerles los deberes y solucionarles absolutamente todo o defenderles ciegamente cuando se portan mal, eso es un error porque creamos pequeños tiranos y déspotas que no solo no valoran sino que exigen y no respetan a nadie.

Bueno, ya lo dejo que soy muy pesada, que sí, que les damos demasiado y muchos no lo valoran pero nosotros como padres tenemos que luchar para que lo hagan.

*Este post lo he rescato de hace un año o dos, no me ha dado tiempo a hacerlo y el de hoy debería ser sobre la marcha, pero no he podido.
Lamento tener tantos comentarios sin responder, intentaré ir contestando a ratitos.

Mil gracias por leerme y nos vemos el sábado en el repaso semanal.

Fuente: este post proviene de Pequeños trucos para sobrevivir a la crisis , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

General

Las consecuencias de sobreestimular demasiado a los hijos 

En una sociedad muy competitiva queremos que nuestros hijos sean los mejores y les “sometemos” a intensas jornadas de colegio, actividades extraescolares, y uso indebido de pantallas (ordenadores, móviles, tablets), pero ¿nos damos cuenta de lo que realmente quieren nuestros hijos? ¿les “pasará factura esta estimulación intensiva? Nada más empezar a leer el libro “Niños Sob ...

general blog

¿Compartimos demasiado la vida de nuestros hijos? Respuesta a Madresfera

Hoy leyendo las últimas novedades que han publicado en Madresfera han dejado una pregunta en el aire que me ha parecido realmente interesante: ¿Compartimos demasiado a nuestros hijos? Si, claro que les compartimos, pero es algo que la mayoría no podemos, o no queremos evitar. Simplemente porque no creo que necesite esconder lo que hago con mis hijos, ya que tengo una vida totalmente normal, y no ...

comentando la actualidad madre hay más que una opinión personal ...

"Tener hijos es perder calidad de vida" - Samanta Villar

"Tener hijos es perder calidad de vida" - Samanta Villar Ayer me encontraba con el titular “tener hijos es perder calidad de vida” por todas partes en los medios y en los blogs y la autora de dicha afirmación no es otra que la periodista Samanta Villar. Samanta Villar es esa periodista que se hizo famosa con sus programas de 21 días y que posteriormente al quedarse embarazada hizo un se ...

familia Padres e hijos Escuela ...

Impulsando a nuestros hijos

Impulsando Nuestros Hijos Hace algún tiempo escribimos de cuan bello es VERLOS CRECER y que; ver crecer a nuestros hijos es un regalo. Cuando un bebe nace, esta pequeña personita viene como dice mi mamá con un Espíritu grande, nuestros hijos nacen pequeños pero Dios les ha dado un espíritu grande, con bellos propósitos que cumplir. Nuestro trabajo durante la vida es impulsarlos a realizar lo que D ...

general

Adoctrinando a nuestros hijos?

Últimamente el ambiente político / ideológico está muy revuelto por estas nuestras tierras (que cada cual amplíe las fronteras hasta donde quiera). No voy a entrar en ningún debate político. Las redes y el mundo en general ya nos nutre lo suficiente con este tema. De lo que quiero reflexionar hoy es del uso que se hace de los menores de edad en manifestaciones públicas en las que se defienden ide ...

aprendizaje guardería y colegio inteligencia emocional ...

Problemas con los hijos.

Infancia; Problemas escolares y de aprendizaje con los niños y adolescentes. Hola a todos y bienvenidos un día más. ¿Qué tal el finde? Espero que genial. Hace tiempo, en la encuesta que os dejé para mejorar mi blog y que aún podéis hacer aquí si no la habéis hecho, cuando pregunté por temas que os pudieran interesar alguien me dijo que le gustaría que hablase de problemas con mis hijos. Y aunque t ...

general

¿Subestimamos a nuestros hijos?

Este inverno la Princesa comenzó a ir a clase de patines. El entusiasmo por esta afición se la hemos tratado de inculcar nosotros por tres motivos fundamentales. El primero porque haga ejercicio. Excepto la natación (media hora a la semana) y la educación física del cole (hora y media a la semana) no practica ningún otro deporte. Como hija de deportista profesional que soy (os aclaro que he salido ...

Crianza con apego elogios empoderamiento ...

Alabar el esfuerzo de nuestros hijos

Durante este último mes he estado leyendo el libro “Viaje al cerebro del niño: Cómo criar a un niño inteligente y feliz” en los ratitos que he podido sacar para leer, anotar aquello que más me llamaba la atención y lo que quería compartir en el club de lectura “Amigos de papel” que Carla de Earlychildfood ha puesto en marcha. Aunque aún no lo he  acabado, son tantas las fra ...

seguridad infantil

TIPS QUE PUEDEN SALVAR LA VIDA A TUS HIJOS PEQUEÑOS

Hola como están: Nuestros hijos son una parte muy importante en nuestras vidas, y cuando son infantes y niños dependen prácticamente solo de nosotros, sus padres. Aquí te envío algunos TIPS que más que ellos son medidas de seguridad que debemos aplicar para cuidarlos de los peligros que tiene este mundo. 1. SI SON NIÑOS PEQUEÑOS COLOCAR ETIQUETAS CON LOS NOMBRES Y TELEFONOS DE LOS PADRES, Y PEGARL ...

general opinión

La importancia de vacunar a nuestros hijos.

Las vacunas han supuesto un gran avance para la infancia. La mortalidad infantil ha decaído en todos los países en los que afortunadamente tenemos los medios para hacerlo. Las vacunas nos protegen y nos ofrecen la posibilidad de hacer frente a posibles infecciones que en el pasado nos mataban. Soy así de clara porque así lo pienso sinceramente. Porque creo en la comunidad médica, porque confío en ...