mismueblesnuevos Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Tópicos? sobre la paternidad

A imagen y semejanza: luces y sombras


Hoy toca entrada metafísica, que te invito a leer acompañado de Ludovico Einaudi – Tu sei (abre en una ventana nueva), nada que ver con muebles, lo siento. El lector se reserva el derecho a continuar leyendo o cambiar de blog.

Estás harto de oír siempre los mismos tópicos: “un hijo te cambia la vida”, “mis hijos me hacen ser mejor persona” y demás repertorio que te suena hasta empalagoso…

Estás harto de oírlo hasta que te toca, claro. Y entonces te das cuenta de que a veces los tópicos son verdad. Te das cuenta de que, no es que te cambie la vida por nuevos horarios y costumbres (que también), sino porque de repente ves claro que nunca tendrás tanta influencia sobre alguien como sobre un hijo. Para lo bueno y para lo malo. Y eso es muy fuerte.

Un buen día, en un determinado momento, te abstraes: tu yo observador se despega de tu cuerpo y se coloca en una esquinita para observar la situación  desde fuera (a vista de pájaro, muy silenciosamente para que nadie se entere de que está ahí) y que seas consciente de lo importante que eres para ese personajillo de casi 4 años que demuestra que la genética pesa mucho, y que el ambiente también hace su trabajo: porque a veces es una fotocopia tuya, súper cariñoso, con tus salidas folclóricas que se tornan en mal carácter de vez en cuando, y otras veces saca los rasgos de papá -como el silencio, la observación, el “cuadriculamiento” y una lógica asombrosa- e incluso demuestra aportar sus propios rasgos personales e intransferibles.

Todos sabemos -no sólo por algún acertado anuncio de IKEA- que los niños repiten muchas cosas que ven en casa, pero si hablamos del lenguaje… eso ya es la leche: En sus primeros 3 años de vida el retoño ha pasado de emitir pequeños sonidos guturales a casi recitar a Espronceda. Bueno, a Espronceda no, pero sí a repetir como un lorito frases hechas, expresiones, gestos… y dejarlos caer con una gracia cortijera digna del mayor actor de teatro del East End; porque las deja caer en su contexto demostrando que, aunque nadie se las haya explicado, las entiende perfectamente.

Tu yo positivo -y un tanto vanidoso- encuentra estupendo que el personajillo resulte una fotocopia tuya. Sin embargo el yo inseguro tiembla sólo de pensar que igual que lo bueno, le puedas transmitir lo malo: tus arranques de mal humor, tus miedos (qué peligrosos los miedos) e inseguridades… y ¿qué toca entonces?

Fingir. Y seguir fingiendo. Ejemplo: Tú odias nadar, pero para que tu hijo aprenda y no sufra tu trauma, le cuentas la milonga de que nadar es “súper divertido, bla bla bla…”; o te da pánico volar, pero para que no herede tu miedo ya le estás enseñando una foto de un amiguito suyo mientras le dices: “¡Qué chachi! Fulanito se ha ido a ver los abuelitos en avión! ¡Tenemos que hacer algún viaje y coger el avión, que aún no te has subido, ya verás cómo mola!” y ya estás haciendo números para ir a una terapia y tratar de superar los mareos, retortijones, sudores fríos y palpitaciones cada vez que te encuentras en la cabina de un avión. O eres un gritón empedernido, pero como a tu hijo le dices que no levante la voz, estás obligado, por la tercera enmienda de la constitución no escrita de todo padre, a bajar tu propio tono, porque seamos sinceros: ¡no vas a tener la jeta de exigirle a tu hijo una cosa cuando tú haces lo contrario…! (unas veces lo consigues, y otras no tanto).

Y es que las mentes de los niños son tan moldeables que no te extraña, por ejemplo, que en un período tan breve como pueden ser 12 años unos terroristas puedan ampliar cantera metiendo ideas radicales a base de repetir lo mismo día tras día a unos pobres niños que no escuchan otra cosa desde bebés. (Si lo piensas, es tan fácil manipular esas pequeñas e inocentes mentes que te da hasta miedo).

Pero prefieres pensar que esa es una minoría, y que cada vez los padres estamos más concienciados sobre la importancia de “manipular en positivo” y transmitir los valores correctos a nuestros hijos, porque son lo más valioso que tenemos. Si nosotros como padres, educadores, etc. hacemos el esfuerzo de inculcarles pasión por la vida*, estaremos fomentando una generación más sana a todos los niveles, más fuerte y más feliz. Hoy quiero ver la botella medio llena y pensar que estamos en el camino.

Así que, sí: nos cambian la vida, la personalidad, y por ende, nos hacen ser mejores personas.

*alegría, seguridad, amor, ética, humanidad, compasión, empatía, creatividad, sociabilidad, curiosidad, respeto por el medio ambiente, expresión de emociones, pasión, ilusión, compañerismo, perseverancia, humildad, sentido de la justicia, educación, hábitos sanos, autoconfianza, libertad…

¡Hasta pronto!

Laura

Creciendo


Fuente: este post proviene de mismueblesnuevos, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Homogeneizando una entrada

Hoy, después de mucho tiempo sin publicar, propongo un ejercicio para fijarse: ¿qué es lo que desentona en esta foto de una entrada? Si has pensado en el banquito calzador, has acertado. A pesar de es ...

¿Tópicos? sobre la paternidad

Hoy toca entrada metafísica, que te invito a leer acompañado de Ludovico Einaudi – Tu sei (abre en una ventana nueva), nada que ver con muebles, lo siento. El lector se reserva el derecho a cont ...

Sobre la creatividad

En la última edición de DesvelArte Santander 2016, la artista Eva Mena ha pintado este maravilloso tucán en una pared muy cerca de donde vivo. Qué gran ejemplo de cómo el arte se puede llevar a la cal ...

Estantería vintage

Lo sé, hace tres meses largos que no publicaba. Pero es que, entendedme, no soy una “blogger” de verdad. Simplemente me gustaba pintar muebles y escribir… y de forma autodidacta, pi ...

Recomendamos

Relacionado

Adolescencia Crianza Preadolescencia ...

¡Auxilio! Mi adolescente me responde mal

  ¿Les ha pasado que de la nada, su hijo adolescente responde mal? “Hijo, recoge tu ropa del suelo” “¡¡Yaaa…!!!!” (leer con voz de fastidio) o “Hija, tendiste tu cama?” “¡¡Noooo!!” (misma voz de fastidio). Pero qué les pasa a estos mocosos!? Ganas me dan de estrellarlos… jajaja… pero he comprobado algo, responder con el [… ...

Adolescencia Crianza Preadolescencia ...

¡Mi hijo adolescente responde y reacciona mal!

“Hijo, recoge tu ropa del suelo””¡¡Yaaa…!!!!” (leer con voz de supremo fastidio) o “Hija, tendiste tu cama?” “¡¡Noooo!!” (misma voz de fastidio). Pero qué les pasa a estos mocosos!? Ganas me dan de estrellarlos… jajaja… pero he comprobado que responder con el mismo tono o con enojo, solo lleva a una escalada de más enojo […]

Actividades zFeatured educacion ...

La educación: ¿Han cambiado las cosas desde nuestra época?

Las generaciones han ido cambiando, hablen con sus abuelitos o sus papás: “En nuestra época te tocaba esperar en la casa una llamada, si salías no había forma de ubicarte!” “Taxis? Ja! Uno iba en bicicleta a visitar a los amigos” “La tele a color fue increíble, uno pensaba que las personas estaban adentro de esa caja” “Ustedes no se divierten sin la tecnol ...

0-3 años Desarrollo Desarrollo del lenguaje ...

Mi día, de Maeva Young

¿Tienes un peque que empieza a hablar? ¿Un bebé deseoso de aprender todo cuanto le rodea o un niño que comienza a escribir sus primeras palabras? Si es así hoy te recomendamos “Mi día”, un diccionario ilustrado editado por Maeva Young. “Mi día”, el diccionario para tu peque. “Mi día” es un diccionario ilustrado del día a día para los más pequeños de la casa. Con ...

Bebés y mamás Educación desarrollo ...

Sobre ‘patxi’ y el respeto

Los sonidos y las nuevas palabras van llegando a nuestra casa, pero con cuentagotas. De momento, las contamos con los dedos de una mano y no se puede decir oficialmente que ya hable. Por insistencia de su abuelo, el pequeño ya dice “abu” desde hace unas semanas. La nueva incorporación al escaso diccionario de mi hijo de tres años es “matxi”, de amatxi, refiriéndose a su abu ...

Libros infantiles Libros y manuales Anaya

Diver familias, monstruos. Un libro juego ideal para regalar

En muchas ocasiones buscamos un regalo que cumpla varios objetivos: que sea útil, educativo, divertido y entretenido. He aquí “Diver familias: monstruos” de la editorial Anaya. Un álbum ilustrado por Pablo Delcielo ideal para regalar. Cómo leer y jugar con “Diver familias, monstruos” En “Diver familias, Monstruos” encontraremos 7 familias monstruosas que nos dar ...

Crianza Embarazo Peticiones de Usuari@s

La Desición de tener otro hijo más ¿Son muchos?

Me hace mucha ilusión crear este post solicitado por una “mamá de 4”, desde la sección “Solicítame un Post“, que duda entre lanzarse o no a por el quinto hijo. ¿Muchos hijos sí? ¿Muchos hijos no? Para mí, muchos hijos siempre han sido más de dos, ya que con dos el reparto suele ser equitativo en momentos familiares cotidianos como: salir de paseo, ir a la playa, subir o baj ...

embarazo Blog madre

Mi primera visita con la Midwife en UK

Algunos ya lo saben, pero muchos otros no, estoy viviendo temporalmente en UK. Sí, yo soy de la querida Ciudad de México, no se dejen llevar. Más chilanga imposible. Y ahora que vivo aquí en Inglaterra, les puedo decir que a mucha honra, porque los mexicanos estamos bien vistos, a menudo oímos cosas como: “ah! sunny days -días soleados-” “ah! playa” “ah! tequila” ...