Padres

La Otra Mirilla Idea guardada 4 veces
La valoración media de 27 personas es: Muy buena

Y si no quiero ser madre... ¿qué?



Hoy publico post en relación con el libro que ha escrito Samanta Villar, Madre hay más que una, y que ha levantado ampollas durante esta semana.

No es la primera vez que hablo de la joven periodista en el blog, en su día dediqué un post al programa 21 días. Y es que, una vez más, lo ha vuelto hacer. Ha hecho periodismo en primera persona vendiendo su vida y experiencia personal.

Hoy sin embargo, no quiero entrar en si está bien o mal, en si es periodismo de calidad o no, en si frivoliza con algo tan serio como la vida y la maternidad, o en el tema de la donación de óvulos.

Para poneros en contexto, os recuerdo que recientemente Samanta ha sido madre de mellizos gracias a la donación de óvulos y que ha utilizado su historia personal para publicar un libro. Así es cómo ha terminado saltando de nuevo a la palestra.

Las primeras reacciones las han provocado algunas de sus declaraciones. Tales como

- Tener hijos es perder calidad de vida.

- Hay un relato único de la maternidad como un estado idílico, que no coincide con la realidad y estigmatiza a las mujeres.

- Yo no soy más feliz ahora de lo que lo era antes.

- Abandonemos ya esta idea de que la maternidad es el último escalón en la pirámide de felicidad de una mujer.

Cuando he leído estas palabras de Samanta Villar me he dicho: olé, por fin una madre que no nos quiere vender la moto al resto de lo maravilloso que es ser madre. Pueda estar de acuerdo con ella o no. Además, del fantástico Club de Malasmadres, que no se me olvide.

Con esto no quiero decir que ser madre no pueda ser maravilloso, que lo será, o no. Yo aún no lo sé porque no soy madre. Pero si me atrevo a afirmar que hay madres que son para pegarse un tiro. ¿Por qué algunas nos insisten a las que no lo somos de que tenemos que tener hijos? ¿O nos preguntan con un rintintín a ver cuándo vamos a serlo? ¡Dejarnos vivir en paz, por favor!

Todavía recuerdo cuando viajaba en metro para ir a trabajar. Todas las mañanas se subía un grupo de unas 7 madres en la misma parada hablando sobre sus hijos. Podían estar los 45 minutos de trayecto hablando sobre el color de los mocos de sus hijos. Yo las imaginaba con un bizcocho en las manos, abriendo la puerta de su casa con una enorme sonrisa y dos retoños, uno a cada pierna. ¡JA! Si algo he aprendido es que hay tantos tipos de madres como hijos en el mundo.

Sin embargo, en aquellos viajes no podía evitar preguntarme ¿Es que cuando una mujer es madre deja de ser mujer? ¿No tiene más temas de conversación que sus hijos? Hasta que un día mi madre, que estaba hasta el moño de mi, su hija, me dijo: Hija, yo antes que madre soy persona.

Después, conocí a otras madres maravillosas que por encima de todo son mujeres. Aman a sus hijos, ¡claro que sí! Pero por mucho que les cambie la vida, nunca dejan de ser lo que eran antes. Salen con sus amigas a comer o cenar, les gusta su trabajo, salen de vez en cuando a bailar, no dejan de ser coquetas y femeninas... Y lo más importante de todo: no intentan convencerte de que tienes que ser madre, ni de lo maravillo que es. Al final es una decisión muy personal, y no se trata de ningún juego.

Al mismo tiempo, supongo que la experiencia de ser madre es tan subjetiva como cualquier otra experiencia de la vida. Habrá quienes sufran durante el embarazo, quienes lo lleven mal, quienes tengan un parto horrible y quienes estén de sus hijos hasta el moño, y otras que no.

Pero lo que ninguna mujer puede hacer, bajo ningún concepto, es venderle a otra como si fuera un comercial, que la maternidad es maravillosa y que debe ser madre o sino su vida no tendrá ningún sentido.

Me cabrea profundamente la presión social hacia las mujeres, en serio, sobre todo por parte de otras mujeres (mira que somos duras con nosotras mismas y entre nosotras). Y desde aquí me atrevo a decir con rotundidad...

Eres mujer, sí, pero no por ello tienes que ser madre. En un don maravilloso y podrías aprovecharlo, claro que sí, pero ante todo es tu elección. Haz lo que te de la puta gana, tal y como hace cualquier hombre de nuestro estereotipado mundo. Si quieres tener hijos, adelante, y si no lleva la vida que tu decidas. No dejes que otros lo hagan por ti; no vas a ser menos ni peor mujer por no ser madre, si no por olvidarte de ti, de quién eres y de lo fantástico que es ser mujer, soltera, casada, madre o no.

Simplemente, mujer.

Si te ha gustado "fisgonear" puedes seguirnos a través de nuestras redes sociales: Facebook

Fuente: este post proviene de La Otra Mirilla, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

2 Marcas de moda que molan

Zocco Handmade Un proyecto cuyo objetivo, en líneas generales, es el empoderamiento de la mujer en Marruecos e India. ¿Cómo lo hacen? Básicamente apoyan a las mujeres a través de empleo, formación y u ...

Recomendamos

Relacionado

lectores electronicos kindle y tablets samantha villar

Samantha Villar publica Madre Hay Más que Una

La maternidad es un tema de actualidad. Estamos acostumbrados a leer libros ideales sobre la maternidad en donde todo parece perfecto. Sin embargo, cada vez son más las voces que apuestan por contar la realidad de la experiencia de tener una familia, sin idealizar este paso que es personal. Es decir, tampoco es una obligación universal formar una familia. Entre otras cosas, sería positivo tener la ...

Estudiante Madre hijos ...

Querida Samanta Villar: los hijos no arruinan la vida

Twittear Hola a todas mis queridas Eemas: Acabo de leer una nota en Internet de una periodista Española llamada Samanta Villar que ha perdido calidad de vida por culpa de sus hijos (Yo No lo digo, lo dice ella). ODIO de verdad darle importancia a este tipo de comentarios y personas que se crean falsas expectativas de lo que es ser madre y después andan diciendo barbaridades por no decir (Pend..) ...

general maternidad reflexión

Reflexión sobre la maternidad

Vía http://gratisography.com/ Antes de ser madre tenía una visión y opinión de la maternidad muy diferente a la que tengo ahora. Para empezar tengo que confesar que yo era de las que no iba a tener hijos. Ya ves tú y ahora tengo dos que se llevan muy poquito y no tengo más porque la situación no me lo permite, pero una familia numerosa debe ser genial. 4 o 5 hermanos, ¡¡¡guau!!! El caso es que ...

EMBARAZO MATERNIDAD VIDA ...

¿De verdad quiero ser madre?

Dar el paso hacia una posible maternidad (o paternidad) puede ser muy fácil o no serlo tanto. Es una decisión muy importante, no hay nada comparable, es un acto de profundo amor pero también una gran responsabilidad. Encontrar el momento perfecto es complicado, por no decir imposible. Siempre puede haber algún factor que haga que echemos el freno, que queramos esperar a “x” o a “y” para encontrar ...

Misión Adiós SuperWoman

No quiero ser una SuperWoman

Nuestras primeras papillas             Posiblemente cuando eras una niña jugabas al famoso “juego de las casitas”,  ¿lo recuerdas? Tú eras esa niña. Eras mamá, eras amiga y tenías un marido .Tu bebé era hermoso, lloraba un poquito y en cuanto tus brazos amorosos lo rodeaban, se calmaba. Dejaba de llorar como por arte de magia. En ese tiempo te daba tiempo de hacerte un bonito peinado y ...

Niños Día de la madre madres ...

ser mujer, ser madre

No sabía muy bien de qué hablar desde hace semanas, pero hoy me he dado cuenta de que no podía pasar este día sin hacerle un pequeño homenaje a las madres, a las mujeres. Confieso que cuando era joven y comencé mi carrera profesional me decía a mi misma: en la próxima vida me pido hombre porque tenían más opciones que las mujeres, pero cuando cruzas la línea y te conviertes en madre, te das cuenta ...

Por qué no soy una super madre

Me consta que la tri-maternidad, y en general tener más de dos hijos, es digna de admiración por la mayoría de la gente, sobre todo de otras madres. Y es que "si yo con uno que tengo no me da la vida", parece que llevar tres o más hijos adelante es un mérito digno de pedestal. Cuando tienes más hijos de lo razonable -no nos engañemos, esta sociedad considera razonable tener dos hijos y ...

Fertilidad

¿Qué he hecho yo? Sólo quiero ser madre

Hoy empezamos una serie de posts que nuestras lectoras nos envían para contar su historia en este camino para llegar al embarazo que pretende ser un punto de ayuda para otras parejas que han llegado al mismo río y deben cruzar este puente. El primer post es de Laura Puerto, 33 años, que se sometió a un proceso de ovodonación. Si os gusta su historia y os sentis identificada, podéis comprar su libr ...

ser madre ser profesional ser tú mismo

Ser madre, ser trabajadora y ser tú… osadía de mujer.

La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable Indira Gandhi Te saludo en este retorno a la escritura después varias semanas sin publicar. Y es que este post viene como anillo al dedo a tantos días de ausencia. Hablar de ser madre y profesional ahora no es tarea sencilla ni lo ha sido en ningún otro tiempo. Ya la sociedad es bien exigente con el género femenino, y si a ...

MATERNIDAD VIDA bajamaternidad ...

SER MADRE TRABAJADORA, SER MUJER

He tenido la suerte de encontrarme en una situación privilegiada y haber podido disfrutar de mi hija 24 horas al día durante su primer año de vida. No he tenido que acogerme a bajas de maternidad de duración ofensivamente ridícula, ni luchar con empresas que ponen impedimentos a sus trabajadoras a la hora de conciliar. Estoy agradecida a mis circunstancias por haber podido disfrutarla tanto y tan ...