Frikis y ahora también padres Idea guardada 2 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

10 COSAS QUE SOLO APRENDES CUANDO ERES MADRE



Os quería contar un poco en clave de humor las 10 cosas que la maternidad me ha enseñado, creo que en algunas os sentiréis identificados

Ser madre te hace perder el miedo al ridículo, sino díselo al padre del niño que ha tenido que bailar el corro de la patata encima de un escenario en una plaza repleta de gente, o a su madre (o sea yo, que no se ya en que parte de Zaragoza sí y en cual no, me han visto la teta)

Te das cuenta que la noción preconcebida que tenías de ti misma como madre es solo eso, una noción. Todo lo que has visto hacer a tus amigos en la crianza de sus hijos y has dicho, yo eso no lo haré, o yo eso no se lo consentiré, lo haces multiplicado por diez, y es entonces cuando piensas que tus amigos lo hicieron muchísimo mejor que tu.

Hace que te relaciones más, como no le vas a hablar al desconocido al que tu hijo le sonríe en el autobús o incluso peor, al desconocido al que está dando la pelota una y otra vez en el restaurante.

La lactancia materna no es un coge teta, chupa teta, suelta teta. No tenía ni idea de que amamantar a mi hijo sería tan difícil ¿Cómo es posible que algo tan natural sea a veces tan complicado? Puede ser difícil al principio, frustrante y doloroso, y requiere de más de una consulta a la matrona. Pero después de llevar 22 meses amamantando (y lo que me queda) puedo decir orgullosa que ha sido uno de los logros más satisfactorios de mi vida.

Los juguetes invadirán tu casa, Si, si, como lo oyes, no importa si es niña o niño, eso solo cambia el tipo de juguete que encontrarás todos los días debajo del sofá, de la cama, en el interior de la lavadora,… Créeme, te sorprenderán los lugares donde puedes llegar a encontrar pinturas, piezas de lego o soldados imperiales.

La hora de la siesta es la nueva hora feliz. Yo la uso para hablar con amigos, recoger la casa, darme un baño relajante, o simplemente para tumbarme a la bartola en el sofá. La hora de la siesta es el momento más maravilloso del día, créeme.

Los niños pueden decir una palabra para pedir 3 o 4 cosas a la vez y se enfadan y frustran si no les entiendes. En mi caso es teta que lo mismo es que quiere teta, como que quiere que le ponga Peppa Pig, como galleta (En estos casos voy corriendo a encender el portátil con la teta fuera y una galleta en la mano derecha) o guagua, que lo mismo es agua, que su perro de juguete, que a guardar los juguetes...(no os voy a decir que hago en estos casos)

La capacidad de concentración de un niño no llega ni a 10 segundos, es por eso que pueden ver la misma película de dibujos animados 20 veces. Ese nivel de concentración es el motivo por el cual te pones a pintar con tu hijo y en menos de un minuto ya quiere jugar con el juego de construcción y cuando aún no has levantado el culo del sofá para ir hacia allí, ya está pintando de nuevo.

Los bebes son mas astutos que tú y tu pareja juntos, y eso que aun no saben hablar, con su forma de actuar, sus caras y sus formas consiguen hacer o que les des lo que ellos quieren.

El paso del pañal al baño es algo complicado, da igual el método que utilices, el momento o el interés que pongas, es un asunto complicado que convertirá tu casa en el baño más grande del mundo, cualquier lugar de la casa es el lugar ideal para hacer cacota.

Fuente: este post proviene de Frikis y ahora también padres, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: LactanciaMaternidad

Recomendamos