Blog de fátima Idea guardada 2 veces
La valoración media de 2 personas es: Buena

Cómo presentarle a tu nueva pareja



Imagen 0


Una de las grandes dificultades a las que se enfrentan las madres o padres separados (e incluso viudos) es presentar a sus hijos a aquellas personas con las que han decidido rehacer su vida. Esa persona ocupará un hueco importante en la vida del niño, por lo que es importante que los niños lo acepten, pero ellos siempre tienen la esperanza de que sus padres vuelvan a estar juntos, por lo que el asunto se complica bastante.

Probablemente, estés deseando que tu pareja e hijo se conozcan, aunque te de miedo. No tengas prisa, busca el momento adecuado. Si acabas de comenzar la relación, espera un poco, ya que a los niños les confunde mucho conocer a personas que entran y desaparecen después de su vida. 

Cuando des el gran paso, lo mejor es no mentir al niño. Solemos caer en el error de decirles que se trata de un amigo/a y lo único que hacemos es confundir al pequeño. Pero tampoco compares a tu nueva pareja como 'su nuevo papá', no se trata de sustituir a nadie. El niño se sentirá confuso, pero aunque te duela su reacción debes intentar comprenderle, debes darle tiempo, al fin y al cabo para el es un desconocido.

Para tu pareja también será complicado, sobre todo si el niño le rechaza. Debes hacerle entender que no ha de sentirse mal, que antes de su llegada existía un fuerte vínculo entre los dos, aunque poco a poco conseguirá ganarse la simpatía de tu pequeño. Poco a poco, la situación se irá normalizando.

¿Cómo afectó a tu hijo la llegada de tu nueva pareja?

Imagen: www.ma-cf.org
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Qué es la crianza con apego y cómo la aplicamos con nuestro bebé

10 consejos para que tu pareja te apoye en la crianza

Facebook Twitter En primer lugar, decirte que es más común de lo que parece, no ocurre solo en tu familia.                                                                                                                                                                  Pero se nos olvida la importancia de ser un equipo y no rivales. Es más llevadero y beneficioso que las parejas estén de a ...