comunidades

¿Cómo viven el confinamiento los niños y niñas?

Tras tantísimos días encerrados en casa a causa de la pandemia por coronavirus no es insólito preguntarse cómo viven el confinamiento los niños. Es más, esta pregunta planea en nuestras cabezas desde el primer día. Y a raíz de ello han aparecido guías, cuentos y demás para intentar apaciguar las posibles consecuencias derivadas del encierro y aislamiento que nos obliga la situación. Recursos muy valiosos que aplaudo y que he compartido desde aquí como por ejemplo el último de Anna Morató Al otro lado. Pero hoy deseo reflexionar sobre cómo viven los niños, nuestros hijos e hijas, el confinamiento y cómo lo vivimos nosotros, sus padres.

confinamiento niños

Consideraciones previas: conciliación y confinamiento

Antes de hablarte sobre algunos datos a los que hemos tenido acceso de cómo viven el confinamiento los niños quiero compartir algunas reflexiones iniciales.

Desde el inicio del confinamiento algunas personas con más o menos influencia social, entre las que no sé si contarme, hemos abogado por la necesidad de ser flexibles. Por buscar la manera de educar en la calma, por intentar no hacer en casa todo aquello que hacíamos fuera y por mantener unos objetivos cuanto más realistas posibles mejor.

Sin embargo, la sociedad nos empujaba y nos sigue empujando a ser igual de productivos que antes. Lo que ha implicado e implica que los padres debamos teletrabajar y cuidar de los hijos en paralelo. Una misión imposible que, bajo mi humilde punto de vista, ni el mismísimo Tom Cruise podría salir airoso de ella. Sin embargo, muchas empresas, avaladas por el gobierno, creen, piensan, suponen o imaginan que ello no tiene ninguna dificultad. Y aquí, como madre y profesional de la psicología, disiento plenamente.

Tal y como explico en el artículo escrito por Diana Oliver en el País Cuidar de los niños y trabajar en casa: un reto difícil en periodo de confinamiento sean cuales sean las circunstancias familiares teletrabajar mientras se cuida de los hijos añade un plus de estrés a los padres. Un estrés y malestar general que afecta negativamente a las relaciones con los hijos.

De ahí que nos preguntemos desde diferentes ámbitos profesionales cómo está viviendo la infancia en general este confinamiento.

¿Cómo viven el confinamiento los niños?

¿Sabemos realmente si tienen miedo al coronavirus ? ¿Somos nosotros, los adultos con nuestra forma de hablar y actuar ante ellos quienes estamos transmitiendo nuestras preocupaciones, miedos, incertidumbres? ¿Tienen ganas de volver al cole? ¿Entienden la necesidad de permanecer en casa y no poder salir?

Marta Martínez Muñoz, Iván Rodriguez Pascual y Gabriela Velázquez Crespo son el equipo de investigación de un estudio muy interesante que podéis encontrar en Infancia Confinada. Un estudio que recoge la opinión de niños, niñas y adolescentes de entre 10 y 14 años.

Voz que debemos, obligatoriamente, escuchar si queremos saber cómo se sienten en realidad estos niños. Sin embargo, en este estudio nos faltaría la opinión de todos aquellos niños y niñas por debajo de estas edades. Pequeños que también están viviendo el confinamiento y que se ven obligados a permanecer encerrados en sus casas, con padres más o menos ocupados y preocupados.

Emociones y sentimientos más frecuentes

Según el estudio citado, el 44,8% de los casos de los participantes del estudio (425 en total) dicen haberse sentido tranquilos bastantes veces y todos los días un 34,4%. Un dato que concuerda con lo que nos explicaba Núria García, coordinadora del área Infantojuvenil en CIDIE en las reflexiones compartidas en el post que publiqué hace unos días y que te invito a leer: ¿Tienen miedo al coronavirus los niños?

Un 16,2% de los niños, niñas y adolescentes del estudio dice sentir o haber sentido miedo, un 26% triste, un 36% preocupado y un 61,6% aburrido.

El estudio también pone de manifiesto que las chicas han sido quienes han mostrado con mayor frecuencia sentimientos de tristeza, preocupación y miedo.

Como vemos en los datos, el aburrimiento ha sido una de las principales fuentes de malestar en los niños y niñas encuestadas. Una sensación desagradable que debemos aprender a escuchar porque es a través del aburrimiento como desarrollamos nuestra creatividad.

miedo al coronavirus

Principales preocupaciones

Las principales preocupaciones que han expresado estos niños, recordemos que son un total de 425 participantes de diferentes puntos de España, han sido referentes a la salud de su familia. De hecho un 83% de ellos señaló como principal motivo de preocupación que algún familiar pueda enfermar o morir a causa del COVID-19.

La soledad de los abuelos y abuelas también les preocupa mucho (43,9%) y la pérdida de trabajo de sus padres o familiares ( 43,9%)

La vuelta al cole también es una cuestión que les preocupa mucho (36,5%).

Cómo ha afectado al bienestar de los niños el confinamiento

Otros datos relevantes que nos ofrecen una visión más amplia de cómo viven el confinamiento los niños es saber su percepción en cuanto a su bienestar.

En general el estudio nos muestra que los niños, niñas y adolescentes que han tenido acceso a esta encuesta la situación de confinamiento no ha supuesto un impacto reseñable. La percepción subjetiva de bienestar manifestada es elevada. Destacamos la puntuación de 6 sobre 7 puntos que ofrecen en cuanto a la satisfacción con la vida en familia. Infiero que esta puntuación y, de acuerdo con los datos que nos proporcionaba la psicóloga y psicoterapeuta Núria Garcia en ¿Tienen miedo al coronavirus los niños? post del que te hablado antes, se debe al mayor tiempo que disponen los niños de estar con sus padres haciendo lo que más les gusta: jugar.

Siguiendo con los datos que nos ofrece el estudio al que estamos haciendo referencia, quiero destacar otro dato. Un dato del que hablaba y alertaba en el post publicado en este mismo blog : Es tiempo de aprender, no de estudiar .

Según el estudio un 25% de los niños, niñas y adolescentes confiesan no ser capaces de acabar las tareas escolares y se sienten desbordados por ellas. Algo que correlaciona con su percepción de bienestar, es decir cuánto más desbordados se sienten por las tareas escolares menos satisfechos con su vida están.

Un dato que como poco invita a la reflexión y que además sabemos que por lo general, los deberes son un foco de discusiones, desencuentros y conflictos. Y así lo he tratado en diferentes ocasiones a lo largo de estos años, prueba de ello son los post que te sugiero leer y que te dejo a continuación :

Cuando los deberes se convierten en una batalla diaria

Mi hijo ya trae deberes a casa … ¿Para qué? ¿Por qué?

Yo no te haré los deberes, hijo mío.

Deberes ¿tarea de padres o de hijos?

Pedir los deberes por whatsapp interfiere en el proceso de aprendizaje.

Actividades principales que realizan los niños durante el confinamiento

Insistimos que los datos que aquí se proporcionan son los obtenidos por el equipo de investigación de Infancia Confinada a través de un cuestionario online que han contestado 425 participantes. Niños, niñas y adolescentes de entre 10 y 14 años residentes en diferentes medios urbanos y rurales de todo el territorio español.

Veamos con datos objetivos como viven el confinamiento los niños y a qué dedican su tiempo, el porcentaje se refiere a la cantidad de niños que dice realizar esta actividad.

Hacer dibujos con el arco iris para colgar en las ventanas: 1,9%

Leer libros: 12,1%

Practicar algún hobby: 21,9%

Practicar algún deporte, bailar o hacer ejercicio: 22,2%

Ayudar en las tareas domésticas de la casa: 30,3%

Salir al balcón a aplaudir: 30,8%

Llamar por teléfono a alguna otra persona: 32%

Jugar con el ordenador o videoconsola: 33,7%*

Chatear con otros niños y niñas por el teléfono móvil: 41,6%*

Hacer tareas del cole o el instituto: 54,6%
*Los datos son significativamente diferentes en función del sexo.

La proporción de niños es de un 47% frente al 22,6% en cuanto al juego con el ordenador o video consola.

El porcentaje de los que chatean con iguales representa un30,9% frente al 50,9% de niñas.

Encontramos un 46,7% de los niños frente al 60,6% de las niñas que dice hacer tareas del cole o instituto.
Datos que nos invitan a pensar tal como indica el informe la clara influencia de la socialización de género disímil.

Preocupa la baja tasa de niños que invierte su tiempo en la lectura. Pero no solo eso, me inquieta otro dato y es que veo la desaparición del juego tradicional. No hay datos sobre tiempo invertido en juegos de mesa, por ejemplo.

Para concluir

Si bien es cierto que los datos son solo de una parte de la población infantil, echamos de menos a los más pequeños y a los que no pueden responder por falta de medios digitales, te invito a ver el informe completo en www.infanciaconfinada. com. Los datos que revela son realmente interesantes para todos nosotros, seamos o no profesionales que trabajamos con la infancia y la adolescencia.

Como padres y madres estos datos invitan a la reflexión de cómo viven el confinamiento los niños de nuestro país y con los datos en la mano podemos adoptar estrategias para mejorar aquellos aspectos que nos parecen preocupantes, como el poco interés que muestran por la lectura y el alto porcentaje de niños que invierten su tiempo en jugar con la videoconsola u ordenador.

Referente a estos aspectos te propongo un par de post para concluir:

10 reglas de oro para que nuestros hijos amen la lectura

¿Mi hijo es adicto a internet?
Recuerda compartir este post en tus redes sociales si crees que puede interesarle a otros padres y madres preocupados por saber cómo viven el confinamiento los niños.

Además puedes suscribirte al blog para recibir cómodamente y sin costo alguno todas las publicaciones que voy realizando, así como otro contenido que creo específicamente para mis suscriptores.

Fuente: este post proviene de Mamá psicóloga Infantil, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos