Blog de fátima Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

El mejor juguete para tu hijo

Aprender jugando

portada


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos encontramos ante el umbral de la que, probablemente, sea la celebración más importante para los niños de todo el mundo: la Navidad. Una época mágica, llena de emoción, que los más pequeños de la casa disfrutan soñando con la noche de Reyes (aunque hoy en día Papa Nöel está también muy presente) y con los regalos que van a recibir cuando despierten por la mañana.

 

juegos


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y mientras que ellos viven la Navidad plenamente y con la mayor de las ilusiones, los padres se esfuerzan en acertar en la elección de los juguetes. ¿Es el adecuado para él?, ¿cumple sus gustos y expectativas?, ¿jugará con él y luego se cansará?, etc. Para resolver todas estas dudas, hemos elaborado una pequeña clasificación de los juguetes y juegos más comunes y los criterios para elegir uno u otro.

 

Debemos tener presente que los juguetes no sólo cumplen una función de entretenimiento, sino que sirven para sentar las bases del aprendizaje del niño, así como afianzar valores como el sentido cívico y la generosidad.

 

niños


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antes de ir a comprar los regalos, para acertar en nuestra elección, tenemos que pensar en los gustos del niño. Es conveniente que la actividad que proponga el juego tenga relación con su día a día, con su mundo cotidiano, para que, de este modo, sea más atractiva para el pequeño. Por lo tanto, hay que tener en cuenta su edad, su personalidad y las circunstancias en las que vive, como su entorno o las actividades extraescolares que realiza, incluso, su medio ambiente.

 

Deja volar su imaginación

Los juguetes de imitación de roles, como las “cocinitas” o las casas de muñecas, desarrollan sus capacidades cognitivas, aprendiendo a realizar acciones cotidianas a partir de las actividades que observan de sus referentes (padres, amigos, profesores). Los juegos que se caracterizan por activar la imaginación de los pequeños, les dan la oportunidad de crear situaciones inventadas en las que puede presentarse un problema, al que tendrán que encontrar una solución.

 

cocina


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando el niño comienza a expresarse claramente, a partir de los 3 años aproximadamente, es muy positivo para aumentar su capacidad comunicativa aquellos juegos que le permitan hacer una representación de su mundo, como las cámaras fotográficas o las pizarras mágicas. Los juegos de construcción o los de experimentos científicos le darán, además, una perspectiva de los distintos detalles que conforman el mundo.

 

foto


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y no podemos olvidar un elemento imprescindible para activar su imaginación, así como su capacidad expresiva: la música. Instrumentos musicales y karaokes potenciarán su desarrollo en actividades comunicativas, además de estar en contacto con una forma de expresión artística.

 

musica


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Refuerza su confianza

Los juegos deportivos ya sean individuales o de equipo ademas de fomentar la actividad física aumentan su confianza, al igual que los vehículos a control remoto, ya que controlan la acción del coche, lo que les aporta seguridad. Además, este tipo de juguetes les enseñan nuevas formas de interactuar.

 

futbol


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros juegos que permiten al niño desarrollar su capacidad física son aquellos que trabajan su equilibrio y su dirección, como los patinetes, los coches y motos con batería o las bicicletas. Además, a medida que se haga mayor, el niño aportará su estilo personal a este tipo de juguetes, combinando así, juego activo con juego imaginativo de imitación de roles.

 

coche


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acompáñalo en sus juegos

A la mayoría de los niños les gusta compartir los juegos con sus amigos, sobre todo, a partir de los 5 años, ya que a partir de esa edad sus relaciones de amistad comienzan a ser más sólidas, y no les importa dejar sus juguetes.

 

niños


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como se hemos comentado antes, para conseguir una correcta adecuación del juguete a las características del niño debemos conocerlo bien, por ello, es muy importante que los padres pasen todo el tiempo posible con su hijo, y que jueguen con él, para ver cómo se comporta con los diferentes juguetes que tiene.

 

padres


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para concluir, debemos recordar que los niños no juegan para aprender, sino para divertirse, de ahí la importancia de que el juguete sea atractivo y que presente un actividad lúdica para el pequeño. Asimismo, cada pequeño desarrolla su capacidad cognitiva, emocional y motora a su propio ritmo, por lo que no hay que presionar al niño para que haga una determinada actividad, sino buscar el juguete adecuado que refuerce su aprendizaje, a la vez que se divierte.

 

Agradecimientos: Maplessln/flickr, laverrue/flickr, basykes/flickr, Lars Plougmann/flickr, nevil zaveri/flickr, gagilas/flickr, fantasy prof/flickr, Bournagain/flickr, Silentmind8/flickr, emerille/flickr.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado