Educar para el futuro Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

'Déjame ser dueño de mis emociones'. Serie ¿Por qué los niños se portan mal? Capítulo 6.

Fortaleciendo la autoestima de nuestros niños. 

Aceptar las emociones y permitir que el niño sea dueño de sus propias emociones. 

¿Cuántas veces le decimos a un niño que se acaba de caer y se ha hecho daño en la rodilla:  "¡Eso no duele!" o "¡Eso no es nada!" Y ¿Cuántas veces le decimos a un niño que tiene miedo de algo ?: "¿¡Pero si eso no da miedo!?". Lo hacemos con la mejor intención, que se le pase el miedo, pero el niño no lo interpreta así. El respeto por los sentimientos del niño forma parte del respeto de su persona.

Las emociones existen, las vivimos cada día varias veces y lo mejor que podemos hacer es aceptarlas, quererlas y aprender a gestionarlas. Para enseñar a los niños a gestionar sus emociones primero tenemos que enseñarle a ponerle nombre a lo que sienten, y para ello tenemos que permitirles sentirlas y reconocer que son dueños de sus emociones. Nadie puede dominar las emociones de otros. Si negamos sus sentimientos, estaremos afectando a su autoestima. 

"La seguridad psicológica del niño se resiente cuando se niega la propiedad de los sentimientos". 



Sin darnos cuenta, los padres intentamos que los niños sientan como nosotros, sin dejar que sean dueños de sus sentimientos. Los niños se enfadan y demuestran sus sentimientos haciendo cosas que no son aceptables y que a los padres nos disgustan mucho: pegar a otro niño, destrozar un juguete, tirarse al suelo a patalear, llorar muy intensamente.... ¿Cual suele ser nuestra reacción?: "Eso que has hecho está muy mal, pide perdón inmediatamente" o "No se llora, deja de llorar ya". Nos saltamos un primer paso muy importante: Reconocer la emoción que está sintiendo el niño. Si llora es por algo, si patalea también; no lo hace porque si, lo hace porque por dentro está sintiendo una fuerza intensa que le genera tensión o un nudo en la garganta.

¿Que podemos hacer cuando un niño tiene malas conductas desencadenadas por sus emociones?

Está claro que la conducta de los niños necesita unos límites, en el capítulo 2, sobre la seguridad psicológica hablé de los límites y de lo necesarios que son para guiar al niño en su aprendizaje dentro de la sociedad. Pero dejar que el niño sea dueño de sus sentimientos no significa dejar que haga todo lo que quiera. Imagina que estás en el parque y tu hijo está pegando a otro niño porque le ha quitado sus palas. Una opción que respeta sus sentimientos y que limita su conducta es decirle: "¡Pepito, deja de pegar al nene ahora mismo! Sé que estás muy enfadado.... ¿quieres explicarme lo que ha pasado?"


Otro ejemplo es cuando el niño se cae y empieza a llorar. Para reconocer su emoción, en lugar de decirle "eso no es nada" podemos decirle "vaya, te has dado un buen golpe" o simplemente preguntarle "¿te duele mucho?". Y si llora dejemos que se desahogue en lugar de exigirle que deje de llorar. Dejará de hacerlo mucho antes si permitimos que saque a fuera la emoción.
Dar una salida aceptable a la emoción que siente el niño en ese momento es una buena manera de ayudarle a canalizarla. Además de pedirle al niño que nos lo explique, también podemos proponerle que haga un dibujo de lo que ha pasado o pedirle que respire hondo y que luego expulsen el aire por la boca como si quisiera sacar todo el enfado de dentro. Todo dependerá de la edad del niño, de su comprensión y de lo que haya ocurrido. Con los más pequeños, que no pueden explicarnos lo que sienten o utilizar otra técnica que canalice su emoción, la herramienta más liberadora de la emoción que podemos ofrecerle es un abrazo, (además de decir nosotros el nombre de la emoción que está sintiendo).
Sí el niño ha entrado en una rabieta, al ver que no le dejamos hacer lo que él quería, y no quiere darnos un abrazo lo único que podemos hacer es acompañar al niño en su rabieta, sin decir nada y a poder ser manteniendo el contacto con él.   

Todos somos únicos e irrepetibles. Los niños también. 

"El sol brilla sobre nuestro programa de seguridad psicológica, sólo cuándo damoslugar a las diferencias, sin retirar nuestra aprobación". (fragmento de libro el Niño Feliz, de Dorothy Corkille).

Todos los niños son diferentes. Incluso los hermanos criados por los mismo padres, en un mismo colegio, y en un mismo barrio, son diferentes. A su vez, son muy diferentes a sus padres. Permitirles ser diferentes y demostrarles aprecio por lo que son como persona, les ayudará a tener una buena autoestima. (Lo hablamos en el capítulo 5). 

"Admitir la "propiedad" del niño sobre sus sentimientos y reacciones personales tiene grandes efectos sobre su autoestima. Ello es lo que les permite decirse: "Está bien que yo sea yo". Mis experiencias internas son legítimas, aunque difieran de las de mis padres. Y el alentar ciertos sentimientos en ciertas ocasiones no disminuye en modo alguno mi valor como persona." Dorothy Corkille.

Si hemos estado haciendo que nuestros hijos repriman sus emociones, en el momento en que le permitamos que las expresen, su manera de expresar las emociones se volverá, temporalmente, más fuerte, pareciendo que en lugar de ir hacia delante vamos hacia atrás, pero no es así. Todo dependerá de la tensión acumulada que tenga el niño de controlar emociones, pero una vez que se haya liberado de todas, la expresión de sus emociones se volverá más rápida, menos dolorosa para él y más "ligera" para nosotros. 

Y para terminar, y como digo en muchos de los capítulos, mira en ti misma y permítete a ti también ser la dueña de tus emociones, expresarlas, canalizarlas y liberarte de ellas. 

Ya solo nos quedan 2 capítulos para terminar la serie, pero os adelanto que para los que están suscritos a la newsletter, estoy preparando un capítulo extra para profundizar en este tema: "Cómo manejar los sentimientos del niño" y sólo lo enviaré por e-mail. Si no te lo quieres perder, ¡apúntate aquí!



Capítulo 5. El respeto y el aprecio: Quiéreme hasta el infinito y más allá

¡Hasta la semana que viene!



Fuente: este post proviene de Educar para el futuro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Te presento: El Pack Maternity

Si me sigues en el blog, habrás visto que desde hace mucho tiempo puedo escribir personalmente. Debo confesar que tengo mucho trabajo últimamente y que priorizo el tiempo con la familia y el trabajo a ...

Quiero ganar dinero, mamá.

El dinero, un tema tanto o más tabú que el sexo, es un tema que intento tratar con mis hijos del modo más neutro, natural y abierto posible. Desde hace unos meses mi hijo quiere ganar dinero y así me ...

Recomendamos

Relacionado

niños disciplina positiva educación consciente ...

'Ponte en mi lugar'. Serie ¿Por qué los niños se portan mal? Capítulo 7.

Fortaleciendo la autoestima de nuestros niños. Utilizando la empatía. ¿Has sentido alguna ocasión que lo único que necesitabas era que te escucharan y comprendieran? ¿Ocasiones de esas en las que no quieres consejos ni siquiera soluciones, sino simplemente que reconozcan el momento por el que estás pasando? Imagino que si. La empatía es la capacidad de comprender al otro desde su punto de vista, ...

general educación educación emocional para niños ...

Cómo enseñar a los niños a aceptar sus emociones: Miedo, Ira y Asco.

Todas las emociones, son necesarias (en su justa medida). Hace 10 días fui a ver el último film de pixar, del que ya os había hablado, Inside Out. A raíz de su estreno, se publicaron diversos reportajes que hablaban del papel que ocupa la tristeza en nuestras vidas. Con mi artículo de hoy, pretendo ir un poco más allá, y hablar no solo de esta emoción, sino de las otras protagonistas de la películ ...

inteligencia emocional educar las emociones emociones infantiles ...

Los peques y las emociones

Muchas veces nos centramos en que nuestros niños aprendan en el plano cognitivo y dejamos de lado las emociones. La educación emocional es muy importante: los peques aprenden a distinguir diferentes sensaciones desde que nacen como por ejemplo llorar o reír. Controlar las emociones es otra de las cosas a las que nos ayuda la inteligencia emocional, así como a transmitir el estado de ánimo del pequ ...

Educación respetuosa bienestar emocional en los niños

¿Cómo tratar las emociones de los niños?

Es muy frecuente que tratemos los sentimientos del niño justamente de la manera en que menos nos gusta que traten los nuestros. Parece increíble pero en muchas ocasiones es así. Cuando compartimos nuestras emociones lo que menos queremos es que nos juzguen, nos hablen de la lógica, nos den razones por las que no sentirnos así, ni siquiera que nos aconsejen. Queremos que nos escuchen, que nos tomen ...

Educación respetuosa bienestar emocional en los niños

¿Tus niños viven en una montaña rusa de emociones?

¿Si? Los míos también…. Los niños pasan el día de emoción en emoción. No saben gestionarlas todavía y necesitan de nuestra ayuda para aprender (o mucho mejor, nuestro ejemplo). Cuando los niños se sienten mal (o demasiado bien y eufóricos y se alteran tanto que acaban haciéndose daño jugando), decirles que dejen de sentir lo que están sintiendo sólo hace que aumente el sentimiento. La mejor ...

DIY Mindfulness con niños Niños

Nuestra caja de las Emociones

Desde que descubrí el Mindfulness, empecé a darme cuenta que uno de mis grandes problemas es que no sabía gestionar correctamente mis emociones, porque nadie me había enseñado a hacerlo. Y lo que es peor! me dí cuenta que muchas veces me habían confundido a la hora de tratar de gestionarlas. Todas las emociones son buenas y necesarias, desde el miedo, el asco, o la alegría. Todas tienen su función ...

CÁPSULAS EMOCIONES EMOTICAPSULAS ...

JUEGO EMOTICAPSULAS: CÁPSULAS DE LAS EMOCIONES - MINILAND

Hoy os enseño un recurso ideal de Stockdidactic para trabajar las EMOCIONES con los peques, de forma lúdica pero muy didáctica a la vez. Contiene 5 cápsulas de emociones (alegría, tristeza, enfado, asco y miedo), en diferentes colores y tamaños; y también, 10 tarjetas para asociar a las emociones correspondientes. Las cinco cápsulas representan las emociones básicas: alegría, miedo, asco, ira y ...

aprendizaje inteligencia emocional psicología infantil ...

5 libros para trabajar las emociones

Cuando nuestro hijos crecen, comienzan a enfrentarse al mundo que les rodea, pero sobre todo comienzan a enfrentarse a ellos mismos. La inteligencia emocional y la asimilación de las emociones es una parte importante en el aprendizaje de nuestros pequeños. Cada niño experimentará sus propios cambios y nosotros le ayudaremos a comprender como se siente. Para que el trabajo sea más fácil y divertido ...

Motivación disciplina positiva emociones

Emociones ¿qué haces con ellas?

A veces nos cuesta expresar nuestras emociones, evitarlo en ocasiones hace que al final explotemos y las consecuencias no sean agradables. “Siento ira”. “No sé que me ocurre”. “Grito a mis hijos”. “No me puedo controlar” ¿Te ha pasado alguna vez? ¿No sabes que te pasa?.  ¿Te has encontrado mal o te encuentras mal y no sabes por qué?.  ¿De dónde viene esa ira y e ...

general actividades información acerca del sueño ...

¡Aceptemos y validemos todas las emociones de los niños!

Generalmente, es difícil para los seres humanos ponerse en contacto con sus emociones y más aún poder comunicarlas a otras personas. Esto se debe a que desde temprana edad las personas son educadas de tal manera que se les enseña que solamente existen emociones "buenas" y "malas ", y que son las buenas las que deben predominar en el ser humano. Es muy común que los padres pidan ...