comunidades

Ejercicios de fuerza en niños y adolescentes

Hay muchas dudas relacionadas con los ejercicios de fuerza en niños y adolescentes. Y hoy estoy aquí para acabar con otro de los mitos del fitness. ¿Hacer pesas en la adolescencia frena el crecimiento?

Todas las semanas recibo algún comentario o algún mail de gente que me pregunta ¿A qué edad pueden empezar a hacer pesas? ¿O si es cierto de que si empiezan a hacer pesas y son adolescentes van a dejar de crecer?. Por eso hoy estoy aquí con la intención de acabar de una vez por todas con esta creencia.



Suscríbete a mi Canal de Youtube. ¡Te estoy esperando!

Ejercicios de fuerza en niños y adolescentes

Esto del fitness es algo muy reciente, por eso va evolucionando tan y tan rápido. Estamos en constante actualización. Y hay cosas que antes se daban por ciertas que se ha comprobado que no lo son.

Una de esas cosas es que hacer pesas en la adolescencia frena el crecimiento.

¿Hacer pesas en la adolescencia frena el crecimiento?

Esta creencia viene de los años 70. En los años 70 se creía que si un niño o un adolescente empezaba a hacer pesas ya iba a dejar de crecer.

Pero han pasado 40 años, casi 50, y en este tiempo se ha podido comprobar como esto no es verdad en absoluto. Ya hay muchos estudios que demuestran que hacer pesas durante la adolescencia  no frena el crecimiento.

De hecho, la Academia Americana de Pediatría recomienda que se incorporen los ejercicios de fuerza a partir de los 8 años para lograr un crecimiento mejor. Como una forma de mejorar el rendimiento y prevenir lesiones.

Una de las principales ventajas de los ejercicios de fuerza es que favorecen la masa ósea. La densidad ósea de las personas que hacen ejercicios de fuerza mejora, y los niños que están en crecimiento necesitan mejorar su densidad ósea ¿no? Así que más bien podríamos decir lo contrario.

Hacer actividad física, y en esta actividad física incluimos los ejercicios de fuerza, va a favorecer el crecimiento natural de los niños de los adolescentes.

Beneficios del entrenamiento de fuerza en niños y adolescentes

Que los niños y adolescentes empiecen a trabajar con ejercicios de fuerza, sean o no con pesas, tiene muchos beneficios para ellos. Los tiene para todos el mundo, pero para los niños y los adolescentes especialmente.

Lo más obvio es que les ayuda a ser más fuertes. Aumentan su fuerza.

También les hace mejorar su salud cardiovascular.

Como decíamos antes una de las principales ventajas de hacer ejercicios de fuerza es que mejora la densidad ósea. Y no nos engañemos, los niños sufren muchas caídas, se están cayendo todo el día porque juegan mucho, entonces se caen. Si tienen unos huesos fuertes porque hacen ejercicios de fuerza, el riesgo de rotura de los huesos es mucho mejor.

Cada vez ha más niños obesos. Hace unos años era poco habitual que hubiera niños obesos, siempre había algún niño con sobrepeso pero no tantos como ahora. Hacer ejercicio de fuerza les va a ayudar a mantener un peso óptimo.

Además van a tener unos niveles lipídicos sanguíneos mucho más saludables.

El riesgo de lesionarse también va a ser más bajo.

Y sobre todo les va a ayudar a tener una mejor imagen mental de ellos mismos.

La autoestima de niños y adolescentes

Todos nos tenemos que querer, todos tenemos que aprender a querer nuestras virtudes y nuestros defectos también.

Pero en los niños es especialmente importante que se sientan bien en su propio cuerpo. No se deben sentir acomplejados. Y hacer ejercicio físico les va a ayudar a tener una mejor imagen de sí mismos.

Se van a sentir fuertes y eso les hará sentirse muy bien.

fuerza niños y adolescentes


¿Qué tipo de ejercicios deben hacer los niños y adolescentes?

Los niños y adolescentes que están en fase de crecimiento necesitan entrenar su cuerpo de una forma integral. Necesitan hacer todo tipo de ejercicios. Tanto cardiovasculares como ejercicios de fuerza, todo.

Practicar deporte es fundamental en esta etapa de la vida.

Ejercicios cardiovasculares.

El ejercicio cardiovascular en esta etapa es muy importante y lo deben integrar en su día a día.

Por ejemplo, los niños están haciendo ejercicio cardiovascular simplemente corriendo. A los niños les encanta correr, echar carreras, jugar al escondite… Eso es ejercicio cardiovascular que ellos pueden hacer.

Ejercicios de fuerza

También puedes hacer ejercicios con peso libre. Pueden utilizar unas mancuernas pequeñas, pelotas, barras, sacos… lo que sea.

Trabajo con bandas elásticas.

Ejercicios con su propio cuerpo. Además los niños cuando son pequeños tienen una facilidad enorme para hacer ejercicios de calistenia que cuando somos más mayores nos cuesta horrores. A los niños les resulta muy fácil hacer ejercicios como el paso del oso, el paso del cangrejo… Estas cosas son muy divertidas para ellos, y mientras los hacen se están fortaleciendo.
Y en esta etapa también es fundamental que trabajen la flexibilidad.

Ejercicios de fuerza en niños y adolescentes: Lo que no se debe hacer

Una sala de máquinas no es el mejor sitio para que un niño entrene y se divierta.

A parte de porque ahí no se va a encontrar en su ambiente, es posible que no haya más niños, las máquinas asistidas no son la mejor opción para ellos. ¿Por qué? Pues porque este tipo de máquinas te obligan a hacer un determinado movimiento. Y aunque son ajustables es muy probable que no estén pensadas para el tamaño de los niños. Sí ya para los adolescentes, pero los niños es mejor que trabajen con pesos libres.

Eso sí, no todos los niños tienen que entrenar la fuerza, o al menos no hacerlo de la misma forma.

¿Quienes no deben hacer ejercicios de pesas?

El levantamiento de pesas no está indicado en caso de niños o adolescentes que tengan, por ejemplo:

Problemas como convulsiones

Si están recibiendo algún tipo de quimioterapia

Sufren hipertensión

O si padecen el síndrome de Marfan, que es un trastorno hereditario que afecta al tejido conjuntivo.
Tampoco es recomendable que los niños y adolescentes se centren en coger su peso máximo.

Recomendaciones finales del ejercicio de fuerza en niños y adolescentes

Los pesos máximos sólo los debemos hacer cuando ya hayamos adquirido toda la madurez de nuestro esqueleto.

Y por supuesto, es esencial que hagan estos ejercicios bajo supervisión.

Su profesor de educación, su monitor, quien sea, tiene que estar pendiente de como está ejecutando el niño ese ejercicios para que todo vaya correctamente.

Siempre con supervisión.

Espero haber aclarado de una vez por todas el mito de que los niños y adolescentes no pueden trabajar la fuerza porque sí, sí pueden. Y si tienes alguna otra duda relacionada con los ejercicios de fuerza en niños y adolescentes no dudes en hacérmela llegar

Contenido que te va interesar: Alimentación en adolescentes. ¿Cómo tiene que comer un adolescente?

Fuente: este post proviene de Operación Bikini, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El uso de lentillas en verano

Tenemos que cuidar de nuestra salud ocular durante todo el año, pero durante el verano es importante que tomemos algunas precauciones extra. El verano es genial, buen tiempo, vacaciones… ¡Me enc ...

6 beneficios de viajar

Estamos en plena época de vacaciones. Por estas fechas, cada año, son muchos los que ponen rumbo a sus destinos favoritos para disfrutar de un merecido descanso.  Pero este año, me temo que para mucho ...

Recomendamos