Blog de fátima Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El cuidado de un bebé prematuro

Imagen 0


El nacimiento de un bebé es motivo de celebración y alegría. Muchos planes para su llegada, muchísima ilusión que de golpe puede cambiar cuando se adelanta el momento del parto. En estos casos, las reacciones pueden ser múltiples, destacando la mezcla de alegría con el miedo a que pueda pasarle algo al bebé.

Los padres, deben afrontar varias situaciones como separarse del bebé por la hospitalización, soportar la estancia en la Unidad de cuidados Neonatales o esperar el alta médica. Separarse de un hijo es muy complicado, por eso se facilitará la entrada de los progenitores a la unidad de cuidados y se establecerá una comunicación telefónica del personal con ellos, para estar informados de todo lo que le sucede a su bebé. 

Entrar en la UCIN puede causar gran impresión al ver al bebé rodeado de aparatos y cables  pero no hay que alarmarse. Los bebés prematuros nacen “inmaduros”, aún no son capaces de controlar ciertas funciones como respirar o su temperatura. 
Es muy importante establecer un vínculo con el bebé lo antes posible: alimentarlo, limpiarlo y ayudar en todas las rutinas posibles; el contacto piel con piel o método canguro ayuda a que los bebés se relajen o respiren con facilidad. Por este motivo, existen zonas para que los padres puedan ocuparse y participar de los cuidados básicos de su bebé. 

¿Habéis tenido un bebé prematuro? ¿cómo fue vuestras experiencia?

Imagen 1


Foto. Miracle babies, jdsmith1021/flickr

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos