El mundo de Constanza Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El parto que no fue


Cuando recuerdo el nacimiento de Isabel a menudo lo pienso cómo el parto que no pudo ser... ¿quién diría que puede haber partos tan no planeados, partos que se salen de control?Cuando me embaracé de Isabel, mi segundo embarazo, estaba dispuesta a disfrutar todo lo que no disfrute 10 años atrás, a olvidar los miedos que me apabullaron como primeriza, a gozar a plenitud de un momento tan único y tan efímero a la vez. Ahora tenía la madurez que no se puede tener a los 17 años, estaba acompañada de mi pareja y quería que él al igual que yo disfrutara cada cambio de mi cuerpo, de ver crecer al bebé y disfrutar sus movimientos.

Todo era una aventura, todo queríamos planearlo perfectamente. Ya habíamos decidido el hospital donde iba a nacer, el mismo donde nació Constanza pues el trato me había parecido muy cálido y no tenía queja del ginecólogo ni los pediatras. Contaban con el personal al adecuado para llevar un parto y para atender a un bebé. Comenzábamos a pensar en el baby shower, mi mamá y yo deseábamos alquilar algún lugar y Edgar proponía que fuera en casa. Ya habíamos empezado a preparar el ahorro para pagar el parto, estábamos en tandas por aquí y tandas por allá para tener todo el dinero listo al arribo de Isabel y cuando parecía que todo iba viento en popa, empezaron a detectarme la presión arterial alta. No dimensionaba la gravedad de las cosas y no creí que pudiera desembocar en un parto muy muy prematuro.

Cuando el director general de la clínica donde me atendía me advirtió que de no normalizarse mi presión todo podría acabar en una interrupción del embarazo, me pareció algo exagerado y fatalista. Después de todo yo me sentía de maravilla ¿por qué tendría que llegarse a tan graves consecuencias? Y muy honesto me dijo que me recomendaba arreglar mis papeles de seguridad social pues de continuar con el mismo estado, mi bebé sería de alto riesgo y ellos no contaban con el equipo suficiente para atender una emergencia de esa talla. Y aunque me parecía que estaba exagerando las cosas, no lo dudamos y fuimos a darme de alta a la clínica más cercana del seguro social. Catalogaron mi embarazo de alto riesgo e inmediatamente me mandaron a realizar estudios diversos y una clínica de gineco obstetricia. ¡Ya no llegue! a ninguna de las citas... ni a la más cercana que era una semana después. Tan sólo dos días después de haberme dado de alta, me puse muy mal y me tuvieron que llevar a urgencias.

Seis meses y medio... 29 semanas... no había crecido mi barriga lo suficiente, no supe lo que era ya no poder cortarme las uñas o agacharme por el tamaño de mi barriga, ni sentir con intensidad los movimientos de Isabel, apenas sí eran perceptibles sus pataditas, no supe de la fatiga de ya no aguantar la barriga, de los pies cansados, y una vez más no supe de contracciones.

Qué caprichoso es el destino. Y que amargas me parecen las horas previas al nacimiento de mi bebé. Y cada que visitamos al pediatra en aquella clínica dónde me pensaba aliviar, siempre recuerdo como todos mis planes cambiaron. Y aunque al final todo valió la pena, y tengo un enorme agradecimiento con la vida, con Dios y con el personal que atendió a Isabel, siempre recuerdo todo como el parto que no pudo ser.

La imagen puede contener: una o varias personas e interior


Fuente: este post proviene de El mundo de Constanza, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

parto salud en casa alimentacion ...

Inducción al Parto

Inducción al Parto, Dra. Isabel Quirós Inducción al Parto, Dra. Isabel Quirós De la mano de la joven pero experimentada ginecóloga Dra. Isabel Quirós, hoy trataremos un tema de sumo interés, la inducción al parto. Con ella iremos desgranando todas las circunstancias que pueden aconsejar esta forma de preparar el parto, muchas veces para una mayor seguridad y tranquilidad tanto de la madre como del ...

Agosto 2016 Parto

Mi Parto

Me ha costado mucho retomar el blog después de mi parto, no por ganas, me moría de ganas por contaros pero he necesitado tiempo para adaptarme a mi pequeña y asimilar mi nueva vida. Como sabéis me programaron la cesárea para el día 3 de agosto. La noche anterior al ingreso no pude pegar ojo, lo mismo le ocurrió a mi chico, en mi cabeza no dejaba de pensar en que al día siguiente me convertiría en ...

Embarazo parto y posparto embarazo ...

Una preparación al parto entre dos

¿Es necesario volver a hacer una preparación al parto durante el segundo embarazo? En mi caso, era casi imprescindible. La anterior preparación que hice por la Seguridad Social se me quedó escasa y, puesto que el parto fue inducido, me veía en este segundo embarazo tan primeriza como hace unos años. Así que hace unas semanas me animé a hacer la preparación alternativa del Centro Maternalia que sig ...

Embarazo y parto amamantar asesora barcelona ...

Existen más opciones: hospitales para parir

El momento del parto nos preocupa a todas las mujeres, un conjunto de sentimientos, dudas, nervios, miedos… Sin lugar a dudas lo peor es el miedo, enfrentarse a algo tan desconocido… Como mucho nos habrán contado alguna historia que parece sacada de una película de terror! Una de las grandes incógnitas es: ¿Dónde nacerá el bebé? Esto supone un dolor de cabeza para más de una, porque no ...

maternidad crónicas de un parto prematuro Reflexiones

A un año y medio de Isabel ¿Qué cambiaría?

Ha pasado un año y medio desde la llegada de Isabel y es cierto que su llegada no fue color de rosa, nada de un parto bello e idealizado. Hay algunos bebés a los que les toca llegar bajo otras circunstancias algo difíciles. Cuando pensamos en el momento de su llegada, no sabemos si debemos reprochar o agradecer, después de todo, lo que cuenta es que Isabel está aquí sin importar cómo fue que llegó ...

Embarazo Maternidad

Loca pero funcional: mi parto – Segunda parte

¿Te has perdido algo? Esta es la continuación de esta entrada Al fin llega lo bueno, me trasladan a la zona de partos. Paso de una camilla a otra arrastrándome con los codos y me viene la imagen de una ballena varada. Ser trasladada en camilla tiene sus cosas buenas y malas, por un lado tengo una maravillosa vista del techo y por el otro, pues eso, una maravillosa vista del techo Me traslada el ...

Bebés y mamás Embarazo parto y posparto ...

Aceptando el posparto

Desde el domingo pasado somos ya una bonita familia de cuatro. La nena se adelantó tres semanas, siguiendo exactamente los mismos pasos de su hermano, y vino al mundo en un parto natural y maravilloso que me ha confirmado que las segundas oportunidades existen. Ha sido un parto que me ha reconciliado con mis miedos y que me ha sacado, por fin, la espina del primero. Ser capaz de dar a luz sin epid ...

consejos

El parto ideal…o no

El otro día pensaba en mi amiga Noelia, que tiene dos hijos y los dos por cesárea. La mayoría de las mujeres que quieren ser madres piensan en un parto natural, de todas formas es algo ancestral, por lo que ni que sea por instinto se podría pensar que lo llevamos dentro, en lo más profundo de nuestra naturaleza… pero a veces algo no sucede como imaginamos y es necesario una cesárea. Es curioso, p ...

embarazo parto

Un parto Neandertal

Que dar a luz es una experiencia tan maravillosa como dolorosa es una de esas expresiones que no por muchas veces que se digan pierden sentido. Y si no, preguntémosle a esas madres que tuvieron partos difíciles, aunque terminaran en un final feliz que borrara esos duros momentos. Pues bien, hoy se ha comprobado que para las mujeres neandertales, dar a luz no sólo era doloroso, sino que su forma ...

parto parto respetado

El parto respetado no debería ser una cuestión de suerte

Hoy en día, en esto del embarazo y la maternidad, uno de los principales caballos de batalla es el parto respetado, un concepto que, por lógica no debería existir, porque el "respeto" a un proceso tan relevante en la vida de una mujer y su futuro bebé debería venir por sí solo, sin tener que exigirlo. Pero lamentablemente la realidad es así. A pesar de la concienciación, la lucha, las ...