El mundo de Constanza Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El parto que no fue


Cuando recuerdo el nacimiento de Isabel a menudo lo pienso cómo el parto que no pudo ser... ¿quién diría que puede haber partos tan no planeados, partos que se salen de control?Cuando me embaracé de Isabel, mi segundo embarazo, estaba dispuesta a disfrutar todo lo que no disfrute 10 años atrás, a olvidar los miedos que me apabullaron como primeriza, a gozar a plenitud de un momento tan único y tan efímero a la vez. Ahora tenía la madurez que no se puede tener a los 17 años, estaba acompañada de mi pareja y quería que él al igual que yo disfrutara cada cambio de mi cuerpo, de ver crecer al bebé y disfrutar sus movimientos.

Todo era una aventura, todo queríamos planearlo perfectamente. Ya habíamos decidido el hospital donde iba a nacer, el mismo donde nació Constanza pues el trato me había parecido muy cálido y no tenía queja del ginecólogo ni los pediatras. Contaban con el personal al adecuado para llevar un parto y para atender a un bebé. Comenzábamos a pensar en el baby shower, mi mamá y yo deseábamos alquilar algún lugar y Edgar proponía que fuera en casa. Ya habíamos empezado a preparar el ahorro para pagar el parto, estábamos en tandas por aquí y tandas por allá para tener todo el dinero listo al arribo de Isabel y cuando parecía que todo iba viento en popa, empezaron a detectarme la presión arterial alta. No dimensionaba la gravedad de las cosas y no creí que pudiera desembocar en un parto muy muy prematuro.

Cuando el director general de la clínica donde me atendía me advirtió que de no normalizarse mi presión todo podría acabar en una interrupción del embarazo, me pareció algo exagerado y fatalista. Después de todo yo me sentía de maravilla ¿por qué tendría que llegarse a tan graves consecuencias? Y muy honesto me dijo que me recomendaba arreglar mis papeles de seguridad social pues de continuar con el mismo estado, mi bebé sería de alto riesgo y ellos no contaban con el equipo suficiente para atender una emergencia de esa talla. Y aunque me parecía que estaba exagerando las cosas, no lo dudamos y fuimos a darme de alta a la clínica más cercana del seguro social. Catalogaron mi embarazo de alto riesgo e inmediatamente me mandaron a realizar estudios diversos y una clínica de gineco obstetricia. ¡Ya no llegue! a ninguna de las citas... ni a la más cercana que era una semana después. Tan sólo dos días después de haberme dado de alta, me puse muy mal y me tuvieron que llevar a urgencias.

Seis meses y medio... 29 semanas... no había crecido mi barriga lo suficiente, no supe lo que era ya no poder cortarme las uñas o agacharme por el tamaño de mi barriga, ni sentir con intensidad los movimientos de Isabel, apenas sí eran perceptibles sus pataditas, no supe de la fatiga de ya no aguantar la barriga, de los pies cansados, y una vez más no supe de contracciones.

Qué caprichoso es el destino. Y que amargas me parecen las horas previas al nacimiento de mi bebé. Y cada que visitamos al pediatra en aquella clínica dónde me pensaba aliviar, siempre recuerdo como todos mis planes cambiaron. Y aunque al final todo valió la pena, y tengo un enorme agradecimiento con la vida, con Dios y con el personal que atendió a Isabel, siempre recuerdo todo como el parto que no pudo ser.

La imagen puede contener: una o varias personas e interior


Fuente: este post proviene de El mundo de Constanza, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Panqué de plátano

Últimamente me he preocupado por incorporar hábitos más saludables a nuestra vida. No han sido cambios radicales, pero de a poco he ido cambiando algunas cosas, y estoy segura que en determinado tiemp ...

Comenzando una nueva etapa

Y llegó el fin de las vacaciones. La realidad es que amo que Constanza esté de vacaciones, así que disfrute mucho este gran periodo vacacional (dos meses) en el que echamos la flojera bien y bonito. H ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

parto salud en casa alimentacion ...

Inducción al Parto

Inducción al Parto, Dra. Isabel Quirós Inducción al Parto, Dra. Isabel Quirós De la mano de la joven pero experimentada ginecóloga Dra. Isabel Quirós, hoy trataremos un tema de sumo interés, la inducción al parto. Con ella iremos desgranando todas las circunstancias que pueden aconsejar esta forma de preparar el parto, muchas veces para una mayor seguridad y tranquilidad tanto de la madre como del ...

Embarazo y parto amamantar asesora barcelona ...

Existen más opciones: hospitales para parir

El momento del parto nos preocupa a todas las mujeres, un conjunto de sentimientos, dudas, nervios, miedos… Sin lugar a dudas lo peor es el miedo, enfrentarse a algo tan desconocido… Como mucho nos habrán contado alguna historia que parece sacada de una película de terror! Una de las grandes incógnitas es: ¿Dónde nacerá el bebé? Esto supone un dolor de cabeza para más de una, porque no ...

Emociones Tu parto

El Parto de la Mariposa

Bruce Lee dijo en una ocasión que pretender que a una persona buena no le pasen cosas malas en la vida es como pretender que un tigre no te ataque porque eres vegetariano. Cuando Valle me brindó la oportunidad de escribir en su maravilloso blog Sin Miedo al Parto, tuve claro que experiencia quería transmitir. Soy madre de dos hijas, una de ellas está aquí conmigo, a mi lado, la llevo al colegio y ...

embarazo parto

Un parto Neandertal

Que dar a luz es una experiencia tan maravillosa como dolorosa es una de esas expresiones que no por muchas veces que se digan pierden sentido. Y si no, preguntémosle a esas madres que tuvieron partos difíciles, aunque terminaran en un final feliz que borrara esos duros momentos. Pues bien, hoy se ha comprobado que para las mujeres neandertales, dar a luz no sólo era doloroso, sino que su forma ...

general 23 semanas emabrazo barriga embarazo ...

23 semanas, seis meses de embarazo

Aquí me encuentro, en mis 23 semanas, seis meses de embarazo ya, avanzando semanas como quien no quiere la cosa y disfrutando plenamente de la mejor etapa de todo el embarazo, el segundo trimestre. La verdad es que no se si se me está pasando rápido o lento. El hecho de que mis dos anteriores se hayan producido en la misma época del año hace que en este me sienta desincronizada, como si fuera a de ...

consejos

El parto ideal…o no

El otro día pensaba en mi amiga Noelia, que tiene dos hijos y los dos por cesárea. La mayoría de las mujeres que quieren ser madres piensan en un parto natural, de todas formas es algo ancestral, por lo que ni que sea por instinto se podría pensar que lo llevamos dentro, en lo más profundo de nuestra naturaleza… pero a veces algo no sucede como imaginamos y es necesario una cesárea. Es curioso, p ...

Maternidad como aliviar entuertos contracciones dolorosas ...

Entuertos tras el Segundo Parto

Antes de ser madre jamás de los jamases había escuchado la palabra entuerto. Fue tras mi primer parto, cuando ya estaba tan tranquila en la habitación del hospital, cuando mi madre me advirtió que después de las contracciones del parto (que casi no sentí), del trabajo del parto, y de que me cosieran hasta el alma, llegaban los entuertos. Me puse a temblar, porque con la episotomía ya estaba bastan ...

Embarazo

Sintomas del parto

Cuando el embarazo llega a su fin empiezan los nervios y nos hacemos mil preguntas: ¿Cuándo empiezan los síntomas del parto? ¿Cómo puedo saber cuándo debo ir al hospital? ¿Cómo puedo saber si los síntomas del parto son de un parto real o forman parte de una falsa alarma? Nadie quiere ir al hospital y que le hagan volver a casa por no haber interpretado bien los síntomas del parto, así como tampoco ...

miedo de cara al parto cómo fue tu parto dudas respecto al parto ...

Miedos & dudas sobre el parto y el post parto

Hace no mucho, mi compi MartaZC escribió un fabuloso post donde os hacía una pregunta muy directa ¿Me contáis vuestro parto? Si tenéis un rato y os apetece leer sobre el tema,no dudéis en echarle un vistazo. Más de 93 respuestas llenas de sinceridad y emotividad. Creo que más que crear barreras psicológicas, ayuda a destapar tabús y prejuicios, y algo vital e importante: normaliza algo, al fin y ...