comunidades

Estoy embarazada, ¿y ahora qué?



Sí, lo tenía claro. Nada más sentarme frente al televisor y escuchar a Pilar Rubio hablar de su libro pensé:
las RRSS van a comenzar a arder ahora mismo.




y así fue, no hacía falta ser ningún lumbreras para adivinar lo que iba a suceder, era más que previsible. Tras algo más de cinco años años navegando y escribiendo en la blogosfera maternal no es necesario tener dotes adivinatorias, la respuesta era clara.



Lo primero que me llamo la atención de la entrevista fue que nos trataran de vender como una novedad el libro, Embarazada, ¿y ahora qué? ¿De verdad, nos lo quieren vender como una novedad? ¿De verdad nos lo quieren vender como el libro que toda madre primeriza anda buscando por las estanterías de las librerías?

¡Ni el título me parece original!, ¿cuántas compañeras de la blogosfera maternal han dedicado posts e incluso un blog entero a todo lo que pasa por nuestras cabezas desde el mismo momento en el que estamos embarazadas? Yo misma he dedicado más de un post, pero conozco más de un blog en el que puedes encontrar todas esas dudas, vivencias y anécdotas que en algún momento nos han podido pasar, aunque parece ser que este nos enseña a cómo cuidarnos para estar siempre divinas y maravillosas...

Mi sorpresa no quedó ahí, de pronto Pablo Motos le comenta que una amiga le había dicho, que al principio del embarazo sentía como una mariposilla en su estómago, yo no hubiese dicho mariposilla pero sí, un pececillo. Sí, me parecía notar un pececillo nadando dentro de mí, pero el símil da igual, lo verdaderamente importante es esa sensación que todas notamos y, parece ser que ella no notó. Igual es que todas no tenemos esa fortuna, lo siento por ella, aunque luego saliera por peteneras y hablara de las patadas para que todos recordáramos al padre de la criatura. Mi piojo no es hijo de futbolista y pegaba unas patadas que hacía saltar a mi perro.

Y mayor sorpresa fue al ver su cara al escuchar que los bebés pueden tener hipo y tú notarlo. Ahí ya hasta pena me dio, pobre no ha vivido esos momentos inolvidables por lo entrañables, únicos y anecdóticos que todas vivimos durante la aventura del embarazo.

Eso sí, cuando la escuché dando una masterclass de sexualidad durante el embarazo y revelarnos a todos los mortales, que podemos practicar sexo durante el embarazo sin provocar una conmoción cerebral en el bebé. Oírla hablar del tapón mucoso, como si las madres no supiéramos lo que es, me fue indignando cada vez más.

Entonces comenzó a hablar de la lactancia materna y la señal de alerta sonó en mi cerebro. Peor, fue peor de lo que imaginaba, comenzó bien al decir que todos tenemos derecho a elegir; siempre he pensado que cada quién es libre de elegir si amamanta o no, sea por los motivos que sea. Yo di de mamar a mi piojo hasta los 9 meses, porque él decidió dejar de hacerlo, desde los 4 a los 9 fue lactancia mixta porque el trabajo me impedía hacerlo de otro modo. No tenía tiempo de sacaleches, lo intenté pero no tenía ni tiempo ni fuerzas, porque a las 6am estaba en pie dándole de mamar y regresaba a casa pasadas las 20.00 horas con el piojo, a papá piojo lo veía 5 minutos él regresaba de trabajar y nosotros nos íbamos. Así que en la guarde tomaba leche de fórmula y en casa mamaba, compaginando ambas lactancias sin problemas.

Oírla decir que a los 2 meses había tenido que suspender la lactancia materna por trabajo me pareció irrisorio, más cuando la oyes soltar que madrugaba todos los días (8am, ¿dónde es eso madrugar?) para ir al gimnasio. Ja ja ja ja... ¿gimnasio? ¡Ya quisiera tener tiempo para gimnasio! Aunque ahora que lo pienso camino más de 10 km al día, así que me lo ahorro, ja ja ja... Vanalidades a un lado, me resultó penoso.

Y sí, señorita, soy madre pero no estoy todo el día hablando de cosas de niños. Usted no ha descubierto la pólvora al decir: Soy mujer además de madre. Siempre lo he reivindicado y, no soy la única, y oírlo decir cómo si fuera uno de los mandamientos a seguir por toda nueva madre me pareció de risa.

Y ahí, cambié el canal tanta tontería junta me superó. Oírla decir que tenía la nariz torcida y, que nunca se había operado, y a Pablo Motos alabarla, y ella insistir en lo de su nariz...ufff...me hizo recordar a esas mujeres que te dicen:

Uff...he engordado, he de bajar de peso.







Y yo me muerdo la lengua por no decir:

Sí, chica, has de bajar por lo menos 5 kilos




para dejarlas calladas.

Por lo demás, envidia porque ella, por ser quien es, tiene campaña publicitaria y editorial, mientras a mí mis lectores me hacen la publicidad...

Besitos avainillados

Fuente: este post proviene de Cuando Olía a Vainilla, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general anécdotas cuando olía a vainilla ...

¿Vaca...qué?

Jueves 8.30 am suena el despertador. Sí, estamos supuestamente de vacaciones pero nos traen la compra entre las 9.00 y las 11.00 am. Papá Piojo y la que les escribe aprovechamos para desayunar tranquilamente. El Piojo se despierta pasadas las 9.00 am. Jueves 13.00 horas casa limpia, compra colocada, comida... Papá Piojo está cocinando, ropa tendida, Piojo saltando en el salón. Nada de tecleo. ¿Mús ...

general anécdotas ayudante ...

El colega canino: mi nuevo ayudante...

Gabo Ursus, Eric (en mi barriga a una semana de salir) y yo. Nunca tuve perro. El más cercano era Epi, el perro de mis abuelorros pero en casa de mis padres nunca tuvimos. Ya había suficiente con cuatro fieras en casa, ja ja ja. Siempre pensé que cuando tuviera mi propia casa tendría uno. Sí, ese era mi pensamiento, eso sí, nunca me imaginé con un pastor alemán. Ejem, menos aún con un perro ...

general colecho cuando olía a vainilla ...

¡Reivindico mi cama!

No, no, no y mil veces no. Lo siento pero no puedo. Reivindico el derecho a tener mi cama propia. Sé que muchas familias están a favor del colecho y lo respeto, aunque no lo comparto. Además admiro a esos padres que comparten cama con sus hijos. ¿De verdad todos duermen plácidamente en paz y armonía? ¿Tienen una cama o un campo de fútbol? Mi cama es de dos metros de largo por uno cincuenta de ...

general aniversario anécdotas ...

De aniversario, celebraciones y Kamasutra...

Imaginen la situación. Diez años. Diez años desde que esa romántica locura ocurrió. ¿Qué podría ocurrir si esa situación la estuviéramos viendo en una peli o serie? Veamos: El marido, siempre es él el desmemoriado, se olvida de la fecha. Ella anda pensando en la maravillosa velada romántica que van a pasar en un restaurante de esos que pagas mucho y comes poco. Él planea ver el partido de fútbol c ...

cansacio de mamá cosas de niños cuando olía a vainilla ...

¡Mami!

¿Cuántas veces al día podemos escuchar el grito de: ¡Mamiiiiiiiiiiii! ? Yo me atrevería decir, como diría mi piojo, cuatrocientas mil veces o ¡más! A veces creo que si me hubiesen dado un céntimo por cada ¡mamiii¡, por cada ¡mamá! Tendría más pasta que cualquiera de los paraísos fiscales, je je je...Cualquier madre me entenderá, y sabe que no ando desencaminada en lo que digo, sobre todo si su peq ...

general anécdota comando piojo ...

La noche de la cremà

Pensaba comenzar la semana haciendo una crónica de las 132 horas intensivas pasadas con el piojo, es decir, los 5 días y medio de vacaciones fallariles. Sin embargo, voy a comenzar por el final de la historia. Final apoteósico, conocido por muchos de ustedes, y merecedor de este post. Al fin y al cabo, afortunadamente, se ha quedado en eso en una anécdota a contar, como me dijo un amigo el otro dí ...

general anécdotas de niños cuando olía a vainilla ...

La Varicela nos ha atacado.

Hace unos días buscaba qué hacer en estos días de vacaciones. Ja ja ja, ¿quién me iba a decir que llegaría un invitado sorpresa? Un invitado de esos que se te plantan en casa sin avisar y con intención de acampar en ella. Así, así ha llegado la Señora Varicela. Y así, de esa manera, se acabaron los planes vacacionales. Nada de parques, excursiones, picnics, búsqueda de dinosaurios, tesoros enterra ...

general anécdotas de niños cuando olía a vainilla ...

Sí, tu hijo tiene varicela.

Ayer mientras buscaba en San Google información sobre la varicela tropecé con un artículo llamado "Los ocho síntomas de la varicela". Mi curiosidad me dijo: "pincha el link y lee, igual encuentras información de utilidad para el blog. A otros padres les puede venir bien conocer esos síntomas" Cliqué, leí y lloré de la risa con la información. No quiero decir con esto que no ...

general embarazada

ESTOY EMBARAZADA!!!!!

Os cuento un poco que como fue todo tan rapido (estaba flasheasda) no puse nada, Nosotros queriamos ser papas (aun queremos claro jajaja) y en marzo me dejé las pastillas, en abril tube mi primera regla normal y ya desde ahi nada me dijo la ginecologa que esperara tres meses para limpiarme totalmente de la spastillas, tengo 26 años y las tomo desde los 18 y claro.... son muchas hormonas y que paci ...

general actividades con niños cuando olía a vainilla ...

Crónica Navideña.

¡Estoy viva! "¡He sobrevivido! ¡He superado la prueba! Juro con la mano derecha sobre "los juguetes desperdigados por el salón" que estaba completamente segura de encontrarme con un NO APTO al finalizar las vacaciones. Un NECESITA MEJORAR como madre. Un NECESITA MEJORAR en paciencia (uhmmm, he descubierto que sólo mi madre tiene más que yo, ¡¡¡el Santo Job ni de broma nos gana!!!). ...