Blog de Fátima A. Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Trucos de la abuela para la crianza

Los remedios caseros de toda la vida


portada


¿Quién no ha oído hablar sobre los “trucos de la abuela”? Todos aquellos viejos métodos que sirven para que la convivencia y el trato de nuestros bebés sea lo más idóneo, cómo y confortable posible.
Actualmente, tal vez estemos tan metidos en los medios más nuevos y científicos para el cuidado de nuestros niños, que se nos han olvidado un poco las técnicas más tradicionales, y bastante exitosas, que permiten obtener muy buenos resultados sin un esfuerzo excesivo.

                                                         
foto1


Nuestras foreras te orientan

Varías de nuestras foreras han sugerido unos cuantos trucos para que vivamos aún mejor con esos pequeños de los que nos sentimos tan orgullosas y queremos que se sientan siempre bien.

  Para la irritación corporal




Carment fue la que lanzó este tema a nuestra comunidad, y su recomendación rondó en torno a los temibles resfriados de los bebés, durante los cuales se les pone la nariz muy roja e irritada a raíz del frotamiento al sonarse. Para ello, sugirió que se les aplicara vaselina pura, un remedio infalible para que no se le levante la piel.
Continuando con la irritación corporal, otro dilema se centra en el culito.

 Flipi1983
expuso que poniéndoles aloe vera o aceite de oliva se aliviarían mucho y se trataría de los productos más naturales que se pueden emplear.

  Conjuntivitis o golpes

Un problema que preocupa a muchas es la conjuntivitis, para lo que Kiwa afirma que lo ideal es lavar los ojos con suero fisiológico y no con manzanilla que, aunque se utilice tanto, puede tener sus efectos adversos.

                                        
foto2


Otra circunstancia que se puede dar y nos pone muy nerviosas consiste en el riesgo de que se den un golpe.

 Pues una idea de Candyrose se basa en aplicarles aceite de oliva en la parte donde se les vaya a producir la señal o chichón. Ella garantiza que funciona y que evita la hinchazón.

  Más vale prevenir que curar

 

Volviendo al tema del resfriado, ahora la intención es intentar evitarlo, para lo que Sando nos comenta el poner una toalla húmeda en el radiador durante aproximadamente veinte minutos antes de que se acueste. El efecto que produce ayuda al bebé cuando tiene muchos mocos y le cuesta respirar.

Por último, para los mocos, otro sistema que nos cuenta Amemcusi es meter al peque la cabeza debajo del agua de la playa en verano, lo que le ayudará para el invierno.

Agradecimientos: a las foreras del canal de Padres de facilisimo.com  y al blog Judy Phan photography.com.


¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado