comunidades

Generación NI-NI: Ni trabajar Ni estudiar

El pasado año ha sido un periodo de cambios que han evidenciado que el sistema productivo a nivel mundial debe de ser modificado. Al hablar de “mundial” parece que no tenga una relación directa en nuestro entorno, pero no es así. No hay que confundir las dos interpretaciones que puede tener el nuevo término “generación NI-NI”. Por un lado, se refiere a jóvenes que realmente no quieren ni trabajar ni estudiar. Sin embargo, la acepción más habitual es la del nuevo fenómeno, no es una cuestión de voluntad, sino que no existe posibilidad de encontrar trabajo y los estudios ya están finalizados. Si antes un adolescente dejaba de estudiar y existía la posibilidad de encontrar trabajo, ahora no es así.
Si hablamos del fenómeno NI-NI es importante hacer mención también al nuevo grupo JASP, "Jóvenes Sobradamente Preparados". Si el primer grupo son los que Ni trabajan Ni estudian, este nuevo grupo hace referencia a aquellos que, a pesar de haber terminado la universidad, siguen estudiando posgrados uno tras otro al tiempo que alternan con empleos precarios (y, obviamente, conviviendo con los "papás" hasta alcanzar la media española de 35 años).
A pesar de haber quien sigue animándose a ir a la universidad, el sentimiento de pesimismo no desaparece, las ilusiones y metas en la vida se han evaporado. Por primera vez en mucho tiempo, los hijos se presentan ante un mundo en el que las posibilidades de empobrecimiento respecto a sus padres van en tendencia positiva. Las diferentes encuestas a nivel nacional coinciden en que la desilusión de los jóvenes al salir al mercado laboral (tanto universitarios como no) es un hecho. Nadie discutirá que esto es un gran dilema social, sin embargo, la base de todo es económica, ya que esa desilusión es en relación al mercado laboral. No obstante, el verdadero problema de ahora (o del futuro) reside en aquellos adolescentes que no tienen el graduado escolar porque tuvieron la “suerte” de empezar a ganar dinero. Al pasar los años, casados y con hijos, la crisis viene, no tienen herramientas para afrontar un problema matrimonial, el desempleo,... ¿Qué pasa con esos adultos? De continuar el fenómeno NI-NI ¿qué realidad se nos presenta en la próxima década?
Me despido hasta el próximo lunes agradeciendo todos vuestros comentarios y esperando que me recomendéis temas o cualquier otra cuestión como habéis hecho esta semana.
Un saludo.

M.Ángel Sevilla. Sociólogo y periodista
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos