comunidades

Hasta el infinito y de vuelta

Mucho tiempo atrás contaba por aquí que eres mi pequeño espejo, esa pequeña a la que veo y veo en muchas ocasiones esas inseguridades que tenía yo, esos miedos.

Veo también esos silencios de sentimientos o quejas no expresados. Te veo guardarte la rabia, la frustración, la pena. Pero cada vez menos. Siento que hemos recorrido un largo camino.

pequena-terremoto-ojos


Yo no sé expresar emociones, o no es uno de mis fuertes. El momento preciso, la persona concreta y las ganas tienen que juntarse para que me de por contar algo en ese momento. Sino, se guarda. Se acumula. No pido ayuda a menos que sea estrictamente necesario, nunca aprendí a hacerlo. Cuando me vi reflejada en ti, cuando quise dejar de hacerte comentarios que a mi no me gustaba escuchar, siento que un muro se fue rompiendo.

Ese muro que te hacía crecer más fría y distante de las emociones, con lo empática que tu eres. Cuántas veces he sentido yo que quiero escuchar y ayudar a la persona que tengo enfrente, a esa persona que me está contando sus problemas, y percibo como esa persona no siente mi atención tanto como necesita. ¿Muchas preguntas? ¿Muy pocas? Nunca sé cómo se acierta. Aun así, a lo largo de la vida me he dado cuenta que muchas de las personas que se cruzan en mi camino, terminan sentadas delante mio pidiéndome consejo. Ayudar es algo que he llevado siempre tatuado en mi adn, muchas veces prefiero ayudar a los demás a pelear su batalla antes que pelear la mía.

Y yo quería que tu, que la empatía te nace natural y tienes para regalar, no sintieras esa limitación, no sintieras que hay una barrera en la que no puedes ayudar tanto como querrías. Que te soltaras, preguntaras, callaras, o te lanzaras a ayudar cuando sintieras que se necesita cada cosa. Y lo veo, poco a poco lo vas logrando. Tu timidez queda escondida si ves que alguien necesita ayuda, la olvidas, te lanzas. Ayudar es más importante. Fuiste derrumbando esos muros, poco a poco. Nos queda camino por recorrer, pero vamos marcando los pasos.

Ese muro también te impedía ser cariñosa, nunca supe si no sabías como pedir el cariño, o como recibirlo, nunca supe si no te nacía. Pero todo eso ya queda atrás. Si no te apetece, rechazarás un gesto cariñoso, pero lejos quedaron esos tiempos en los que me sentaba contigo en el sofá a abrazarte, y tras devolverme el abrazo te ibas instintivamente apartando buscando ese espacio vital que necesitabas. Compañía sí, pero abrazas…no. Hoy, buscas mis abrazos cuando llego, cuando tengo que salir, cuando estamos viendo una película en el sofá o esos concursos de cocina a los que te has aficionado. Te gusta quedarte dormida abrazada a mi, tomándome la mano. Poco a poco vas regalando abrazos a quien necesitas, a quien te apetece, a quien quieres. Muro derribado. Que no se levante nunca más.

La ansiedad y esos miedos es otro muro que nos va a costar un poco más trabajar, pero estoy segura que en cuanto te decidas a pelearlo, todo se va a ir resolviendo. Vamos a vencerlo, no hay prisa pero tampoco pausa, paso a paso.

Y los años pasan, y tu me enseñas, y yo aprendo, y juntas construimos ese camino y tu eliges los tuyos y vas dibujando por donde quieres caminar, qué quieres aprender, qué quieres conocer, qué quieres mejorar. Y ya disfrutamos de conversaciones, de noche, con los pies en el agua, estiradas en el césped, en el sofá. Y la verdad, me encanta esta nueva fase, estas conversaciones, estas nuevas etapas que exploramos juntas.

Y me gusta que te enfades conmigo, y ver cómo podemos discutir sin pelear, argumentar y negociar. Ojalá esa habilidad siga con nosotras toda tu adolescencia, para que podamos expresar nuestros puntos de vista y llegar a un punto de acuerdo, sin ofendernos ni recriminarnos, sin enfadarnos en exceso.

Me gusta la persona en la que te estás convirtiendo. Qué voy a decir yo, pero es que es así. Empática, tenaz, perseverante, amante de los deportes, de su estilo propio, de no seguir modas, tu autenticidad y tu no parar de hablar, tu energía inagotable, tus argumentaciones, tus respuestas rápidas.

bebeterremoto


9 años desde que hiciste que se moviera el piso. No solo en mi vida, no solo en la familia, sino en todo Chile. Que nadie te diga nunca que debes ser de otra manera. Quiérete tal y como eres, que así es como más feliz vas a ser. Y si alguien opina lo contrario, se las verá conmigo

Per molts anys petita

Fuente: este post proviene de Asi piensa una mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cuidado de la piel

Uno de los órganos que olvidamos muchas veces es aquel que es tan grande que pasa desapercibido. La piel. La piel que parece que se cuida sola, que nos acordamos con suerte cuando nos vamos a tomar el ...

Crea tu propio cómic

El libro que quiero enseñarte hoy no es cualquier libro. Es un libro que nos enseñará a crear nuestro propio cómic. Hacía tiempo que tenía pendiente enseñarlo, porque desde que hace casi un año lo tra ...

Y uno ve la vida pasar

Como todo en la vida, quedarse encerrado en casa tiene sus pros y sus contras. Yo, de adolescente, me pasaba findes enteros en casa viendo tele o haciendo nada, por lo que no imaginaba que me costaría ...

No sé qué hacer

Mes del libro, pero no siempre los libros son para leer. En este caso, nos vamos a entretener en estas 125 páginas. Este libro, la verdad, nos ha venido como anillo al dedo en casa. No hay nada como u ...

Recomendamos

Relacionado

general mamá busca su sitio maternidad

¿Quién es esa que me mira desde el espejo?

Mientras estas embarazada la gente espera y acepta ciertas cosas de ti, que finalmente tu misma, acabas esperando y aceptando también: Que tu cuerpo se redondee, que estés mas sensible y cansada, que tu forma de andar cambie, que visites el medico una y mil veces con o sin motivos. Incluso la gente se vuelve paternalista, condescendiente comprensiva contigo por que estas embarazada. Sobre todo e ...

Mindfulness-Yoga-Meditación clases para niños instructora de yoga ...

Mi primera clase de yoga

¿Recuerdas ese post unas semanas atrás sobre no poder, sobre los miedos? Te decía que iba a contarte cómo fue la primera clase de yoga que di, yo que no me creía capaz. El día de la clase era un viernes, yo trabajaba y la clase era después del trabajo. Preparar la clase no me costó nada. Aunque habían algunas dificultades como no conocer a los niños o que el grupo fuera de un rango amplio de edade ...

agradecimiento ajo albergue ...

Hasta pronto Sra. Anita ...Segundo aniversario del blog

Hoy este blog cumple dos años...veo para atrás y cuantas cosas han pasado, muchas pérdidas en el balance, ayer se sumó una más, la Sra Anita Cortés, mamá de casi una hermana para mí, voló al cielo, hace ya décadas literalmente que no la veía, pero fue de esas personas que dejaron huella, sobre todo en mi niñez, yo siempre fui muy flaquita de niña y cuando subía a comer con ella, a mí en especial m ...

Familia Pedacitos de mi #temadelasemana ...

#El tema de la semana: tengo miedo a…

Primera semana que me uno a esta iniciativa de @papasblogueros para reflexionar cada semana sobre un tema propuesto. Esta El tema es: “Tengo miedo a…” y si me pongo a pensar, creo que la maternidad te llena un poco de miedos. Miedos que florecen de todas partes sin que puedas detenerlos, miedos en los que antes ni pensabas. Miedos de todo tipo. Pero vamos por partes: Tengo miedo ...

Crianza amor autoestima en niños ...

"Guapo, listo y bueno"

Desde semanas atrás mi hijo me ha estado diciendo: “mamá, yo no soy tonto”. Yo le respondía: “no, mi amor, tú no eres tonto”. La primera vez no le di mucha importancia, pero después de repetírmelo varias veces me hizo pensar de dónde provenía esa frase ¿Quién se la había dejado tan grabada en su cabecita?  En casa no les decimos esas palabras a nuestros hijos, ni aunque est ...

Reflexiones

Hace un año…el porqué de Lucía

Esta entrada tiene unos días de retraso, debería de haber salido el 15 de septiembre pero entre las novedades y que estamos en fiestas se me ha hecho imposible publicarla antes. El 15 de septiembre de 2014 escribía esta entrada en la que os contaba un sueño tan bonito que había tenido, la primera vez que soñaba que tenía una hija, ya que siempre había soñado con niños. Una entrada llena de anhelo ...

Recomendaciones apoyo asesora lactancia ...

Top 5 libros de lactancia materna

Os quiero hacer unas recomendaciones de lectura, os enseño mi Top 5 libros de lactancia materna: Somos la leche (Alba Padró) Sinopsis: La maternidad es una etapa desconocida, llena de mitos y miedos, si eres madre primeriza. Y si quieres amamantar a tu bebé, debes saber que se puede aprender a dar el pecho, que no es un acto instintivo. Disponer de información y apoyo es vital para poder decidir s ...

Estrategias Positivas crianza con apego crianza positiva ...

Eres un padre esencial: No te culpes

Te veo. Te veo tratando de hacer lo mejor que puedes y  se que muchas veces piensas que no eres lo suficientemente bueno. Tus hijos significan el mundo para ti. Estás allí para tus niños, noche y día, dispuesto. Siempre dándoles tu tiempo, tu energía y lo mejor de ti, reservándote casi nada para tus cosas. Te veo. Satisfaciendo las necesidades físicas de sus hijos. Haces la compra, manteniendo en ...

Libros Estrella

El único recuerdo de Flora Banks

¿Los límites? Los miedos, lo imposible, lo aceptable y lo correcto, ¿los conoces?  Son esas pequeñas palabras que se alojan en tu cabeza y que te llenan de limitaciones constantemente, pero que pasa si cada cosa que hagas, cada nuevo capítulo de tu vida, lo olvidarás por completo, quien te ayudaría a recordar, que podría ser tan profundo en ti, que te ayude a recordar las cosas más importantes que ...