Padres

Toc Toc Vintage Idea guardada 5 veces
La valoración media de 18 personas es: Muy buena

La lactancia

LACTANCIA
LACTANCIA


Cuando asistes a las clases preparto todo gira entorno a una sola cosa: el día del parto. Y ese momento se convierte en la obsesión de toda embarazada, y más aún si eres primeriza. Consejo: no vale la pena gastar tanta energía pensando en contracciones y pujos porque lo realmente difícil viene después. Ahora reconozco que fue un error no interesarme demasiado respecto a grupos de apoyo a la crianza y más concretamente, de ayuda a la lactancia, mi gran caballo de batalla en el postparto.

Siempre tuve claro que quería amamantar a mi hija aunque no era consciente de lo complicado que podía llegar a ser. Como Gala fue un bebé pequeño -pesó 2,560 quilogramos- mi principal preocupación nada más nacer fue que se alimentase bien para que ganara peso lo antes posible. Así que empezamos con la teta en la misma sala de partos. Ya desde el principio tuve que lidiar con un terrible dolor de pezones que convertían cada toma en una especie de tortura china. Las comadronas que me atendieron en el hospital, señoras de la vieja escuela con ese punto bruto que las caracteriza, me hablaron del famoso Purelán, un potingue amarillento y bastante pringoso que sirve para curar las heridas en los pezones producto de la succión. Ya os advierto que en los grupos de apoyo a la lactancia lo desaconsejan totalmente. En cualquier caso, y debido a mi ignorancia, acabé embadurnándome de Purelán, además de pasarme prácticamente todo el día con los pechos al aire. Y mi pareja haciendo guardia en la puerta de la habitación para avisarme si venían visitas…

En lo que respecta al dolor, la cosa se complicó cuando tuve la subida de la leche. Mis pechos adoptaron un tamaño fuera de lo normal y se me pusieron duros como rocas. Ahí no había ser humano que se enganchara para mamar. Y menos un bebé con una boquita pequeña. La subida coincidió con el alta hospitalaria así que me vi en casa sin saber cómo hacer para que Gala comiera. En ese momento me acordé de que tenía un folleto de una doula, así que la llamé. Y menos mal que lo hice. Me recomendó ponerme unas hojas de col sobre los pechos para desinflamarlos (sí, suena raro, pero funciona), aplicarme una esterilla de calor, y hacerme un automasaje para ayudar a que la leche fluyera, además de tomarme algún ibuprofeno. Gracias a sus consejos conseguí que Gala mamara de uno de los pechos. Al día siguiente, afortunadamente, la cosa mejoró, y también pudo mamar del otro.

De todas formas el dolor persistía, y cada vez era más intenso. En algunas tomas necesitaba morder un trapo para soportarlo. Probé las pezoneras, pero no me sirvieron de nada. Además, como Gala no llegaba a vaciarme totalmente el pecho (producía demasiada leche para lo que ella era capaz de mamar), tenía que ayudarme con un sacaleches (usé el de Medela con regulador de intensidad). Pero el cacharro en cuestión también me estimulaba la producción de leche, con lo que era un pez que se mordía la cola. Cada toma se convertía en una odisea. Y claro, por consiguiente se acentuaba un temor que tuve casi desde que empecé con la lactancia: la dichosa mastitis. Llegué a ir hasta tres veces a urgencias pensando que la había pillado. A la tercera, fue la vencida. Me presenté en el hospital con 38,5 de fiebre y no tuve más remedio que tomar antibiótico durante 8 días (el que me recetaron fue Augmentine).

Durante todo ese calvario, no dejé de dar el pecho en ningún momento. Mi mayor consuelo era que la niña estaba incrementando muy bien. Pero claro, yo no estaba disfrutando para nada de la lactancia. Entonces, cuando estaba a punto de tirar la toalla, me recomendaron visitar a una comadrona especializada en el tema, y fue gracias a ella que todo cambió. Se llama Anna Vilaseca y visita cada semana en un centro de salud público a madres que como yo no conseguían una lactancia establecida. Estuve una hora y media en la consulta durante la cual me hizo un cultivo de la leche para descartar algún tipo de infección, me enseñó algunas posturas para amamantar mejor, además de explicarme como controlar la producción de leche, dando el pecho de forma alterna en las tomas. Otras indicaciones fueron usar parches de Mepitel para curar bien los pezones, tomar probióticos (yo tomé Lactanza) y ayudarme con el cojín de lactancia hasta que pillara destreza con las posturas. También me motivó a seguir adelante con la teta, advirtiéndome de que a medida que Gala creciera, su succión sería mejor y me haría menos daño.

Y así fue. Ahora que mi hija acaba de cumplir 4 meses ya casi no recuerdo esos inicios tan duros porque por fin estoy disfrutando de la experiencia. Y eso que me costó casi un mes y medio conseguirlo. Y sí, es algo maravilloso y único. Yo que siempre he sido muy pudorosa, ya me he acostumbrado a dar el pecho en lugares públicos. Al final una tiene sus trucos para no enseñar demasiado. Aunque ese tema merece un post a parte.

Quiero dejar bien claro que es totalmente lícito optar por la lactancia artificial, cada madre está legitimada para decidir como quiere criar a sus hijos, pero si la intención es la de apostar por la lactancia materna, sí que recomiendo dejarse ayudar por los que realmente saben. Y éstos no son ni los ginecólogos, ni los pediatras, ni tampoco los familiares. Por culpa de malos consejos la lactancia se puede ir al traste así que lo que hay que hacer es acudir a grupos de apoyo y no desistir a las primeras de cambio. Y si no se puede, no hay que sentirse culpable. Al final, lo más importante es que nuestros hijos crezcan sanos, y el modo de alimentarlos no debería causarnos traumas ni frustraciones.

Fuente: este post proviene de Toc Toc Vintage, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

The Green Spot

A F. y a mí siempre nos ha gustado salir a comer o a cenar a algún restaurante con encanto, de esos en los que además de comer bien, cuidan cada detalle o tienen una decoración especial. Después de na ...

Leon 16 Bruselas

Si hay algo que no llevo nada bien desde que abrí la tienda es el poco tiempo que tengo para escribir el blog. Me gustaría poder instaurar un post por semana, creo que eso sería lo ideal, pero la real ...

Mis descubrimientos en Amberes

Tras pasar por París, cogimos un tren en dirección a Bruselas con la intención de conocer Bélgica, aprovechando la cercanía respecto a la capital francesa.  Al ser un país pequeño, pudimos explorar ot ...

Ruta ‘Kidfrendly’ por París

Los que me conocéis un poco sabéis la devoción que tengo por París y por todo lo que huela a parisino. En líneas generales, siento una especial atracción por la cultura francesa, su idioma y también e ...

Recomendamos

Relacionado

bebés embarazo lactancia ...

Lactancia Materna

Como ya dije, quería ampliar la temática del blog y compartir experiencias propias relacionadas con la maternidad. Voy a ponerme cómoda y a tomármelo con calma, porque quiero hablar sobre la lactancia materna. Los protagonistas de ésta foto somos Bernat y yo,una foto sin misterio alguno, simplemente una madre dándole el pecho a su bebé, así es como lo veo yo. He leído muchos blogs de maternidad y ...

bebés alimentación bebé ...

Lactancia Materna

Aprovechando que es la semana mundial de la lactancia materna, me gustaría dar mi opinión personal al respecto. En estos últimos años, básicamente desde que me quedé embarazada en 2013, he leído muchas cosas sobre la lactancia materna, y debo decir, que no todas me han gustado, o mejor dicho, no estoy de acuerdo con todo lo que se comenta. En mi caso, cuando tuve a mi hijo, la lactancia materna o ...

niños

Lactancia materna

La mejor alimentación para el recién nacido es y siempre será la lactancia materna. Es entonces cuando la alimentación de las mamás cobra un importante papel (ya hablaremos de ella en otra entrada). Por ello, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que los recién nacidos sean alimentados exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de vida, pues aportará numerosos beneficios ...

bebés banco de leche incorporación al trabajo ...

LACTANCIA Y LA INCORPORACIÓN AL TRABAJO

Como ya sabéis, estoy dando lactancia materna exclusiva, mi baja maternal se acabó hace 4 días, y mi permiso de lactancia en unos 17... y ya estoy volviéndome loca desde hace unas semanas pensando en la vuelta al trabajo y en cómo voy a apañarme con cachorrito y la lactancia... Nos planteamos varias opciones: Incorporar leche de fórmula en su dieta mientras yo esté trabajando y seguir con el pec ...

alimentación general

ALIMENTACIÓN EN LA LACTANCIA

Hola a tod@s!! Si estáis embarazadas tenéis previsto dar el pecho, lo primero , animaros a ello ya que es lo mejor para vosotras y para el niño. Y si estáis dando la lactancia, felicitaros por el esfuerzo. Hoy voy a subir una entrada sobre la alimentación que se debe llevar en el período de lactancia. Es muy importante llevar una correcta alimentación en este periodo, ya que mientras le des el ...

bebés experiencias lactancia ...

Mi lactancia.

Cuando estaba embarazada me planteaba dar el pecho hasta los 6 meses, era lo "normal". A medida que se acercaba el día del parto, después de leer en múltiples foros y webs de maternidad, decidí alargarlo hasta el año. Siempre que se pudiera, claro. Y ahora, 2 años y pico después del nacimiento de Chollito, no me planteo aún cuando parar. ¿Por qué? Pues principalmente por que me encanta, ...

embarazo apego autoestima ...

La esclavitud de la lactancia

Una de las cosas que no deja de sorprenderme, sobretodo si viene de una mujer, es cuando me hablan de "la esclavitud de la lactancia", ¿por qué ocurre esto?, socialmente ¿que se nos está inculcando para llegar a tales conclusiones?, hoy quiero hablar de este tema. Desde que estaba embarazada, siempre estuve en medio del debate de que era lo mejor para los niños, había quienes defendían ...

general

Comezando con la Lactancia Materna

Cuando nació mi bebe el tema que mas me preocupaba era el de la lactancia materna, me preocupaba mucho porque en ningún momento de mi embarazo note que produjera aunque fuera unas gotitas de leche, asi que no sabia muchas cosas sobre la lactancia materna, lo cual hizo que me pusiera de bastante mal humor porque pensé que no podría darle a mi hija 6 meses de lactancia exclusiva, luego 6 meses de la ...

bebés blog experiencias personales ...

Sujetadores de lactancia

La lactancia es un mundo que me apasiona y por ello hay que averiguar e informarse de todo lo que es mejor para ello, y poder informar a las familias a las que asesoro. No solo hay que aportar informacion y asesorar en el tema de posiciones de lactancia, problemas que surgen durante ésta, apoyarles en esta etapa a las familias….sino que algo que tambien es muy importante es el tema ropa de l ...

general colecho crianza con apego ...

MI EXPERIENCIA CON LA LACTANCIA EN TÁNDEM

Hasta hoy no me he decidido a hablar de mi experiencia con la lactancia en tándem. Como sabéis, soy mamá de dos niñas. Mi aventura con la lactancia empezó en junio del 2012 cuando nació Vera y siempre me ha resultado una de las mejores experiencias de mi vida. A pesar de los posibles momentos de cansancio, siempre me he sentido contenta con lo que estaba haciendo y a medida que ha ido pasando el t ...