Padres

Blog de Fátima A. Idea guardada 11 veces
La valoración media de 21 personas es: Muy buena

La pareja en el embarazo

Orientación para futuros papás


padres


Para que una pareja funcione, el respeto mutuo y la solidaridad son fundamentales, pero estas virtudes son mucho más importantes cuando hay un embarazo y un proyecto común de por medio. En este reportaje te ofrecemos algunas claves para que tú, futuro padre, si estás aún un poco perdido, sepas lo que tu pareja embarazada, puede estar esperando de ti.

Los dos estáis 'embarazados'

Lo ideal es que desde el primer día te sientas tan embarazado o más que ella. Sabemos que esto es difícil desde un punto de vista físico, pues tú como padre,  percibirás eminentemente  la parte emotiva de estos nueve meses de espera, y será tu chica quien sufra las consecuencias físicas. (Dolores, fatiga, náuseas)

Es ley de vida y has de saber que hay hombres que se cambiarían sin pensárselo, por sus parejas, sólo para probar ‘qué es eso tan especial del embarazo’. Tienes en tu poder todas las herramientas para hacerle la gestación mucho más llevadera a ella. Practica con el ejemplo, como si fueses tú quien debiera reducir los malos hábitos y hacer hincapié en una vida saludable.

Solidaridad total

Si ella es una fumadora habitual y le está costando un triunfo dejarlo, es tu momento para cuidarte, cuidar de ella, y por supuesto, del futuro bebé que está en camino. Tú te apuntas tres tantos, al velar por la salud de los tres, y otro más al notar lo increíblemente agradecida que estará ella. Todo son ventajas.

Lo mismo ocurre con las comidas fuertes, el alcohol, y esas cosas que solíais hacer cuando no no esperábais al bebé…ahora, en cambio, tenéis tiempo para realizar actividades más relajadamente. Ir juntos a las clases de preparación al parto, por ejemplo. Si tu pareja decide acudir, tu compañía como padre y compañero, es totalmente necesario.

                                                           .
embarazo

Comprensión, lo más importante

Es la gran baza que te ayudará a sobrellevar la parte más negativa de este proceso: los cambios de humor radicales de tu pareja, embarazada. Y es que la gestación es un ‘baile de hormonas’ que hace, de manera literal, cambiar por completo el ánimo de la mujer que espera al bebé.  Piensa que acostumbrado a que ocurra algo parecido con la menstruación, te será mucho más fácil hacerte a estos pequeños ataques de nervios.

Si además, ya contáis con otro hijo en casa, y para colmo ella sigue desempeñando labores dentro y fuera del hogar, en su horario laboral, intenta sumar a todo eso la sobrecarga que implica estar embarazada. Lo verás claro: tu pareja te necesita, más que nunca.

Menos sexo y más cariño

No tiene por qué ser del todo así, pero lo que pretenden recomendar los expertos es que os esmeréis en los detalles sentimentales o emotivos, y releguéis la actividad sexual a un segundo plano, nunca tercero o inexistente. 

¿Por qué? Sencillamente, durante el embarazo, el cuerpo está cien por cien centrado en el futuro bebé. Es un proceso natural que tu chica, por mucho que lo desee, no podrá obviar. Por ello, tendrás que esperar a aquellos momentos en los que a ella le apetezca, y continuar llenando la rutina con otro tipo de muestras amorosas.

Tú, su mejor terapeuta

                                
padres


Tu pareja está llena de dudas y miedos. Por mucho que haya sido madre anteriormente y veas en ella a una mujer perfectamente capaz e independiente, el embarazo es siempre un trance difícil y delicado, sumado a un estado hormonal desequilibrado que hace a la mujer  tener un punto de vista más radical sobre sí misma y el bebé.

¿Qué quiere decir esto? Que seguramente notes en ella cierta exageración en sus palabras, vacilación ante actos o circunstancias en los que antes ella era de lo más segura, o, sencillamente, sientas que está muy asustada. No hay recetas mágicas, sencillamente, unas palabras sinceras de apoyo y comprensión, volverán a mantener a tu chica con los pies en la tierra sabiendo que tiene un pilar fundamental en estos nueve meses, a ti.

 

Vive el parto con ella

Es, por así decirlo, el broche final que podrías añadir a estos meses en los que te has comportado como un campeón. Ya sabes que hoy en día, si el equipo médico lo consiente, es totalmente posible entrar a la sala de partos y asistir a tu pareja en todo momento que necesite. Si aún te lo estás planteando, háblalo tranquilamente con ella y, si estáis de acuerdo, ten por seguro que será la experiencia más alucinante de tu vida.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

embarazo perder peso tras el embarazo recuperar la figura ...

Trucos para recuperar la figura tras el embarazo

Cómo volver a ser la misma de antes

El embarazo es una etapa inolvidable, que suele dejar huella tras el parto, sobre todo por los kilos que cogemos de más. Es difícil que desaparezcan, pero con ganas y voluntad, podemos conseguir. ¿Quieres conocer algunos trucos para recuperar la figura tras el embarazo? En este reportaje, te lo contamos.