comunidades

Libros para padres: Tres actos y dos partes, de Giorgio Faletti

Un hijo para pagar la deuda con la conciencia

Aunque en su portada aparezca un futbolista a punto de golpear un balón, no estamos ante un libro de fútbol. Y aunque en el trasfondo todo gire alrededor de un partido del deporte rey, tan decisivo para un equipo de segunda división que aspira a subir a primera como para el protagonista (por motivos diversos), no estamos ante una historia que hable sobre el fútbol. Entre otras cosas porque su autor, el escritor, comediante, cantante y compositor italiano Giorgio Faletti, no tiene ni idea de fútbol. Y así lo confiesa en los agradecimientos finales, en los que no faltan palabras para gente del calcio italiano que le ayudaron a ambientar su historia.

Porque en ‘Tres actos y dos partes’ el fútbol no es más que una excusa, un microcosmos que sirve al autor para hablar de la corrupción imperante en la sociedad, de esa juventud que sumergida en la crisis se ha quedado sin futuro, de un padre (que podríamos ser tú o yo) que ya ha pagado por sus errores del pasado y que lucha con las pocas herramientas que tiene a su disposición para que su hijo no cometa los mismos y, de esa forma, pagar la deuda que aún tiene pendiente con su propia conciencia.

Así, Giorgio Faletti entrega la voz del narrador a Silvano Masoero, un boxeador retirado de 60 años que aún no ha superado su viudedad y que pasó unos años en la cárcel por amañar un combate, ausencia por la que su hijo aún le sigue castigando. Ahora, como utillero del equipo local, en el que juega su hijo, una estrella emergente, tiene que ver cómo éste es tentado por el dinero fácil de las apuestas y pone en riesgo su carrera profesional. Desde ese punto de partida, Silver, como le conocen los amigos, nos acerca a su vida con un estilo directo y contundente, seco como los golpes dados y encajados sobre el ring, y poco a poco nos va ganando para su causa hasta que conocemos al final el sorprendente desenlace de esta pequeña y breve joya de la literatura italiana.

 ‘Tres actos y dos partes’ enamora desde su frase inicial (La ciudad espera, siempre. Es el ritmo lento de la provincia, en la que todo sucede con morosidad, todo llega de fuera. En otro tiempo fue el ferrocarril, luego llegaron los automóviles, la televisión, la autopista, y ahora llega internet. Pero la sensación es la misma. Simplemente la espera se ha hecho un poco más ansiosa, el orgasmo, un poco más precoz) y nos deja para el recuerdo más de una reflexión sobre la paternidad que sería delito no compartir: Elena me había dicho siempre que los hijos son las únicas personas que pueden hacernos aceptar la idea de la muerte, porque ningún padre ni madre quiere sobrevivir a aquellos a quienes trajo al mundo.

100% recomendado como lectura de verano



*Artículo publicado originalmente en el quinto número de Madresfera Magazine. Si aún no lo habéis leído, no os lo perdáis, porque viene cargado de contenido del bueno y con un dossier central de más de 20 páginas dedicado a la obesidad infantil.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

educación género igualdad ...

Mi mente sufrió un revés el otro día que me encontraba viajando en el metro. Una niña le decía a su madre que quería un balón de fútbol de no sé qué marca o diseño (lo cierto es que en el mundo de las pelotas me pierdo), la mujer parecía no escuchar, miraba al vacío mientras la pequeña, ilusionada, le hablaba. La señora, tajante, dijo a la pequeña que eso era para niños y que tenía ya suficientes ...

5 cosas mamá niños ...

1, Caricias, los niños tienden a ser muy cariñosos con las madres, son muy apegados y amorosos 2, No están quietos, los niños son exploradores por naturaleza, pero no se están quietos siempre están activos a toda hora 3, Sus juegos son muy bruscos, y muchas veces una caricia es casi un pequeño golpe 4, Les gusta mucho los deportes, en mi caso me he vuelto futbolista, a mi hijo le gusta mucho ...

obligacion de los niños hijos padres ...

FUENTE ¿Por qué es tan común que los abuelos se estén haciendo cargo de sus nietos mientras sus padres se van a fiestas o realizan otras labores lo cual permite un descuido ante sus hijos?. Se ha vuelto algo cotidiano que mujeres adolescentes queden embarazadas, tal vez por falta de amor en el hogar, por falta de comprensión y dialogo, la realidad es que hay niñas desde los 12 años y hasta de meno ...

3-6 años 6-9 años 9-12 ...

A mi hijo no le gusta jugar a fútbol. No le ha gustado nunca. Ahora tiene algo más de 7 años y sigue sin gustarle. A mi hijo no le gusta jugar a fútbol y yo no le fuerzo ni me preocupo en exceso, aunque sí le llevo al parque con una pelota si me la pide. A mi hijo no le gusta jugar a fútbol y puede que al tuyo, si estás leyendo esto, tampoco. La pregunta es ¿hay algún problema por qué a un niño no ...

amigos educar hijos ...

?me dijo mi hija antes de terminar la conversación. Esta mujercita, madre de una niña de 12 y de un varón de 15, me dejó muda. No supe qué contestar. Y por supuesto, me quedé pensando. Para empezar me pregunté quién le habría enseñado tan contundentes y sabias palabras. También me pregunté si me las estaba diciendo a mí, o se las estaba diciendo a ella misma en relación con sus propios hijos. Me d ...

general personal

Durante años he estado escuchando a mi abuela decir que ella engordaba de pena sin saber muy bien a qué se refería. Hasta ahora… Es posible que antes de tener un hijo fueses de las que se cuidan. Hacías algo de deporte, tenías tiempo para vaguear en el baño mientras echabas unas sales a la bañera o te ponías una mascarilla, y fundamental, cuidabas tu dieta. Procurabas comer sano, nada de pic ...

general crianza maternidad

Este verano decidí matricular a mi hijo en una "clínica" de fútbol, en una de esas academias de equipos europeos que vienen por unos días y les enseñas técnicas básicas de fútbol a los chicos. Lo metí no porque mi hijo sea un gran apasionado del fútbol, o un crack que quiere afinar sus técnicas, si no porque ? cómo bien lo dijo la mamá que me pasó la voz de la academia ? "necesita n ...

Maternidad Familia Post-parto ...

Este verano decidí matricular a mi hijo en una “clínica” de fútbol, en una de esas academias de equipos europeos que vienen por unos días y les enseñas técnicas básicas de fútbol a los chicos. Lo metí no porque mi hijo sea un gran apasionado del fútbol, o un crack que quiere afinar sus técnicas, si no porque – cómo bien lo dijo la mamá que me pasó la voz de la academia – “necesita nivelarse para e ...

bebés cuídate glucemia ...

El diagnóstico de la diabetes es un shock para cualquier persona pues las dudas se amontonan y todo se viene encima. Sin embargo, es aún más duro cuando el diagnosticado es nuestro hijo recién nacido o con pocos meses de vida, ya que aún no puede comunicarse, alertarnos de una bajada o subida de glucosa y todo el peso de la enfermedad, lo que le pase o las consecuencias dependen de uno mismo. Por ...