Criar Jugar Amar Idea guardada 34 veces
La valoración media de 211 personas es: Muy buena

MONTESSORI: Como hacer un bote de la calma

El frasco de la calma montessori es un bote sensorial para tranquilizar a los niños
Estos días estoy haciendo botes sensoriales con diferentes objetos para trabajarlos con mi hijo. En breve os enseñaré como han quedado y os explicaré como podéis hacer los vuestros. Pero de todas los frascos que estoy haciendo, hoy quiero enseñaros uno muy especial: El bote de la calma o también llamado el bote de la paz. Digo que es especial, por que ayuda a tranquilizar a los niños en momentos estrés o cuando han tenido una rabieta o conflicto.


El frasco de la calma montessori es un bote sensorial para tranquilizar a los niños
Se trata sencillamente de un frasco de cristal o plástico lleno de agua, pegamento líquido y purpurina que debemos agitar y mostrárselo al niño para que se concentre en como se mueve la purpurina y va cayendo lentamente hacia el final del bote. Los niños al observarlo, se centran en él evadiéndose del estrés y del nerviosismo y canalizando sus emociones. De esta manera se calman y pueden pensar y reflexionar con más claridad.

Si quieres hacerte con un bote de la calma lo único que necesitarás es:

>> Un frasco de cristal (yo lo he echo con una botella de plástico porque Marc es pequeño y podría romperlo al jugar con el).

>> Pegamento líquido o también podéis utilizar gomina para el pelo.
>> Purpurina
>> Agua caliente

Para hacerlo es muy fácil, llenamos una cuarta parte del bote con el pegamento líquido o la gomina y el resto con agua caliente, añadimos unas cucharaditas de purpurina, cerramos bien la botella, agitamos para mezclar todos los ingredientes bien... ¡et voilà! ¡la calma está servida! ;)

Fuente: este post proviene de Criar Jugar Amar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Las presentaciones en Montessori

En la pedagogía Montessori cuando se muestra por primera vez un material al niño, el adulto le hace una presentación de como se debe utilizar éste. Si tuviera que definir la esencia de las presentaci ...

Las buenas y las malas madres

Hace tiempo que tenía ganas de escribir sobre la rivalidad que existe entre las madres. Cuando empecé mi camino en la maternidad, hace ya un par de años, me di cuenta que existe una rivalidad y una co ...

Nuestra habitación Montessori

Muy buenas! Perdonad por no poder escribir cada semana, pero es que con los dos peques se me hace muy difícil sacar tiempo para todo... Hoy os enseño la habitación Montessori que hemos preparado para ...

Recomendamos

Relacionado

Actividades Montessori en familia ...

Nuestro frasco de la calma…

La suerte de tener la tarde del domingo para nosotros cuatro, en casa, hace que podamos dedicar tiempo a las nenas y hacer alguna actividad, o simplemente pasar la tarde jugando con ellas. Este domingo dedicamos la tarde a crear nuestro propio FRASCO DE LA CALMA o bote de la paz. Como sabeis, me encanta la Pedagogía Montessori y muchas de las ideas que transmitió María Montessori para la educación ...

Educación Crianza

Botellas sensoriales, la botella de la calma para niños

Las botellas sensoriales para niños son una herramienta maravillosa para estimular creativa y sensorialmente a nuestros niños. La también llamada botella de la calma o frasco de la calma, ayuda a los niños más pequeños a explorar texturas, formas y colores, con todos los sentidos. Además de ser un derecho humano fundamental, una educación adecuada es súper necesaria para los pequeños de la casa. Y ...

DIY Mindfulness con niños

La Botella de la Calma

Me agobio mucho en esos momentos en los que Nico pierde el control con una rabieta o cuando no es capaz de controlar sus impulsos. Creo que a los niños, no siempre les damos las herramientas necesarias para que ellos con nuestra compañía y mucha paciencia aprendan a calmarse. Es una forma de potenciar su auto control y gestionar sus emociones, lejos de los premios o los castigos que no me convence ...