Paseando con Eloy Idea guardada 17 veces
La valoración media de 41 personas es: Muy buena

Mi hijo no me echa de menos



La semana pasada tuve que hacer mi primer viaje laboral. Llegó justo cuando hice el primer mes en el trabajo y fueron 3 días y medio fuera de casa. Nunca antes me había separado tanto tiempo del niño. Sólo una noche no durmió con nosotros porque tuvimos una boda y se quedó a dormir con mis cuñados pero a la mañana siguiente ya nos lo trajeron a casa.

La semana antes lo pasé mal, no tanto como la primera vez que lo llevé a la guarde, pero si estaba nerviosa por si me echaba de menos y sobre todo por si era yo la que le echaba tanto de menos a él. Pero ninguna de las dos cosas ocurrió. Yo prácticamente no tuve ni tiempo ya que me levantaba a las 7 de la mañana y me acostaba a las 11 de la noche sin parar. El trabajo desde el primer día fue bastante intenso sin tiempo para pensar ni para enterarme de lo que pasaba más allá del trabajo.

Pero por la noches, antes de que el peque se durmiese, me gustaba hacer una vídeo llamada. La primera fue todo muy bien, me tiró muchos besitos y a la hora de despedirme me decía: “aios mamá, aios mamá” con una sonrisa de oreja a oreja. Como acababa de llegar a Barcelona y me fui a cenar con mis primos antes de unirme al equipo de trabajo al día siguiente y sólo hacía 4 horas que había salido de casa, no nos dio tiempo a echarnos de menos. Eso si, cuando llegué por la noche a la habitación sentí una soledad muy extraña. En esos momentos quería estar en mi casa, durmiendo al lado de mi hijo.

Y llegó el segundo día. Por la mañana parece que no notó mucho mi ausencia y después de la guarde pasó buena tarde. Yo durante el día no paré y cuando llegamos a la vídeo llamada pensaba que se le notaría algo, pero nada, todo tan normal. Besitos por aquí, besitos por allá, muy contento y el “aios mamá, aios mamá” cuando nos despedimos.

Cuando bajé a cenar con mis compañeros, se lo comenté a una compi y me dijo que mejor así, que aprovechase eso que es mejor que no me eche de menos y que no se comporte de forma diferente. En parte me pareció guay la verdad porque sé que no sufre y me gusta que esté feliz y no dependa tanto de nosotros pero por otro lado me duele pensar que no me echa de menos.

Siempre gusta saber que cuando estás lejos de los que quieres, estás en el pensamiento de estos, pero bueno, tampoco puedo ser egoísta. Igual que yo no he tenido tiempo de echarle de menos salvo en el momento de la vídeo llamada, que me daba cuenta de lo muchísimo que le quiero, él se ha divertido en la guarde y jugando con su padre y ha sido feliz, que al final es lo realmente importante.

Ya cuando empecé a trabajar pensaba que notaría mi ausencia ya que desde que nació, siempre he estado con él por las tardes. Le iba a recoger a la guarde, pasábamos las tardes juntos y al empezar a trabajar eso se iba a acabar pero quiere tanto a su padre que el cambio parece que no le importó demasiado. Incluso cuando llego por las tardes quiere seguir jugando con papá. Se lo pasan muy bien juntos.

Hoy, casi una semana después de volver de ese viaje, cuando he llegado a casa me ha recibido con la mayor de las sonrisas. Ha venido corriendo hacia mi a darme un abrazo, cuando prácticamente nunca antes lo había hecho. Nada más llegar de trabajar había quedado un momento en el portal con Sonia de La Sonrisa Despeinada para darle una cosa y el peque se ha querido venir conmigo, no sé si por mi o por salir a la calle, pero pensaré que ha sido porque no quería que me fuese otra vez.

Vuestros peques, ¿os echan de menos cuando os vais? ¿podéis iros de casa sin llantos o llevan mal cualquier mínima ausencia?

Fuente: este post proviene de Paseando con Eloy, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Mi hijo me quiere... y mucho

Quién me iba a decir a mi hace más de un año que a día de hoy estaría escribiendo que mi hijo me quiere mucho. Hace poco más de un año escribí este post “Me quiere o no me quiere” a modo d ...

Mi hijo me quiere... y mucho

Quién me iba a decir a mi hace más de un año que a día de hoy estaría escribiendo que mi hijo me quiere mucho. Hace poco más de un año escribí este post “Me quiere o no me quiere” a modo d ...

Calabaza decorada para Halloween

Este año en la guarde nos han pedido, no era obligatorio, decorar una calabaza para celebrar Halloween. Nunca antes lo habíamos hecho pero me hacía gracia y nos lanzamos a ello. Un día comprando, vi l ...

Recomendamos

Relacionado

MATERNIDAD VIDA crianza ...

El parque me agobia

A veces pienso que soy un poco antisocial, un poco rara, pero tengo que confesar que bajar al parque con Olivia me agobia. Hay varios factores que alimentan ese agobio, pero podría resumirlos en dos: el resto de niños y sus padres. Es algo que se que tenemos que hacer, porque a ella le encanta, le viene bien relacionarse y además le ayuda a consumir baterías para que cuando llegue la hora de dormi ...

embarazo

Las infertiles son obsesivas

Pues si, las infertiles son; somos obsesivas; es muy cierto aunque siente mal que nos lo digan. Cuantas veces he deseado meterle a alguien sus palabras por algún sitio que yo se, la típica frase "si te obsesionas es peor" "es que estás obsesionada" "el poder de la mente" pues yo me cago en todo lo que se menea y perdonarme pero es que da la casualidad que la mayoría d ...

maternidad crianza familia ...

La hiperactividad, el déficit de atención y yo

Por Alexandra Grieve Hace tiempo que tenía la idea de escribir sobre mi experiencia personal con el déficit de atención y la hiperactividad pero, no fue hasta que asistí al santo de un amigo de mi hijo de 6 años – dónde las mamás presentes conversaban sobre el pésimo comportamiento de un niño - que tuve un deja vú a mi propia infancia y me animé a hacerlo. Efectivamente, el niño del santo er ...

general adolescentes escuela de padres ...

Mi hijo me cae mal

Mi hijo me cae mal.

Hoy toco un tema sensible y complicado pero que no por complicado o difícil deba dejarse de lado. Espero poder hablar de ello como se debe, desde la serenidad y la comprensión, sin juzgar ni pretender tener la posesión de la verdad. Solo pretendo dar mi punto de vista e intentar dar algunas sugerencias para que los padres que se sientan en esta difícil situación puedan dar un giro a sus emociones. ...

general crianza embarazo ...

No soy una mamá perfecta

Tengo que confesarlo: no soy una madre perfecta. Es más, no pretendo serlo. Soy una mamá que intenta hacerlo bien. A mi manera. Ni mejor ni peor que el resto de las madres del mundo mundial. Mi segundo hijo me ha hecho recapacitar mucho sobre este tema. Cuando tuve al primero parecía que quería demostrar que podía hacerlo todo sola, que lo hacía todo fenomenal; odiaba los consejos con los que tod ...

Embarazo Hablando de todo y de nada Lactancia ...

Mi vida con dos…

Después de unos meses de parón ahora empiezo a reincorporarme a mi vida como NewlyMami, gestionando horarios, re-aprendiendo a dormir, priorizando sobre la importancia de los llantos en casa y ver la logística personal y de dos criaturas más a las que cuidar…. Regreso de nuevo con las historias de #puebloquieto y nuestra vida de familia expatriada en USA. He de confesaros que si la crianza de un p ...

Educación Sin categoría adolescentes ...

Como motivar…o al menos, no desmotivar

Hoy me centro en la motivación, porque he recibido varios mails preguntándome sobre este tema.¿Cómo motivar? ¿Se puede motivar a un niño o a un adolescente? De forma muy sencilla. No se trata de hacer determinadas acciones o decir determinadas palabras, para que la niña o el adolescente estén motivados, sino de tener una ACTITUD de forma continua, día a día. Estar motivado es el deseo de conseguir ...

embarazo personal

Cómo es la vida tras perder un hijo

La última vez que os escribí fue en Marzo, cuando os contaba en este post que estaba embarazada de cuatro meses y esperando gemelos... así que creo que es justo que continúe con un post más sobre ello, aunque sea el que cierre la que podría haber sido la experiencia más bonita de mi vida. Muchas de vosotras ya sabéis lo que ha pasado porque os lo conté todo casi al detalle en Instagram, pero para ...

Mi hijo me pega, ¿qué puedo hacer?

La violencia de los hijos hacia los padres no empieza de un día para otro. Normalmente, la agresividad se gesta en la infancia con las típicas pataletas del niño que quiere conseguir que sus padres le compren alguna cosa. Si el niño se sale con la suya y los padres ceden a su capricho, éste aprende que las rabietas son una manera de control de sus padres. El niño piensa: "Basta con que me pon ...

general alimentación humor ...

Mi niño no me come

A veces tengo la sensación de que esos niños "que comen de todo divinamente" son como esos adultos (adultas en su mayoría) que pueden comer lo que quieran y no engordar nada, o sea, seres mitológicos salidos de la imaginación de vaya usted a saber quien. Vamos, que no me creo que existan enanos mayores de tres años que coman todo lo que se les pone en el plato, sin rechistar y con una so ...