La Brujita Tapita Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Mi niño no me come

A veces tengo la sensación de que esos niños "que comen de todo divinamente" son como esos adultos (adultas en su mayoría) que pueden comer lo que quieran y no engordar nada, o sea, seres mitológicos salidos de la imaginación de vaya usted a saber quien. Vamos, que no me creo que existan enanos mayores de tres años que coman todo lo que se les pone en el plato, sin rechistar y con una sonrisa en la boca.
Tengo yo la teoría (ya os he contado en alguna ocasión que yo soy mucho de tener teorías) de que desde el principio de los tiempos, los niños han sido unos milindres con la comida. Yo me imagino esa familia de Homo Erectus en su cueva, esa madre histérica porque el niño le ha pintado unos mamuts en la pared que no los quita ni Don Limpio y ese niño pegando gritos porque el bisonte se le hace bola y tiene hebras. Qué estampa tan idílica.
Como iba diciendo, que los niños pongan problemas a la hora de comer ha sucedido desde que el mundo es mundo. Lo único que ha cambiado es la forma en la los padres gestionan este asunto. Cuando yo era pequeña, tendría yo unos cinco o seis años, odiaba con todas mis fuerzas las espinacas. Ya podía decirme mi madre que me iba a poner tan fuerte como Popeye que me daba exactamente igual. Total, yo quería ser Candy Candy, no ese marinero tuerto con un brazo tremendamente desproporcionado. Pues bien, uno de esos días en los que mi madre consideró que debía comer eso que tanto asco me daba, yo empecé a llorar, a patalear, "no me bussssta". Mi madre me cogió en brazos, me sentó en su regazo, pero lejos de darme un beso o explicarme que debía comer verduras por mi bien y que si no me gustaban, otro día podría elegir yo el menú, me arreó una cucharada de espinacas contra la boca.
"Que me da mucho asco", dije yo, entre sollozos, "que te lo comas, que llegas tarde al colegio", dijo mi madre, dejando bien claro que a ella, eso de razonar y respetar mis deseos se la traía bastante al fresco.
Y a todo esto, salido de la nada, apareció mi padre en forma de ¡FLASH! El tío me hizo una foto, sentada en brazos de mi madre, con una servilleta de tela a modo de babero, justo en el momento en el que mi madre atacaba de nuevo con otra cucharada de espinacas.
Madre mía, la foto. MADRE MÍA LA FOTO. Esa foto me estuvo persiguiendo hasta casi la adolescencia. Una vez revelada, la foto fue confiscada en un armario de la cocina y sobre mí pesaba la amenaza de que si seguía dando por saco para comer y haciendo el chorra con el "se me hace bola", "no me gusta" o "me da angustia", la foto vería la luz en tamaño 30x25 en el tablón de anuncios de mi clase. Imaginen ustedes el drama.
A día de hoy, aquel incidente no me ha supuesto ningún trauma, me encantan las espinacas y soy de esas adultas que come de todo, y a las que todo, todo les engorda. Sin embargo, parece ser que no aprendí nada de las técnicas de negociación de mis padres.
Para que Bubú y Piruleta coman, a veces sólo me queda por hacer el pino puente. Con Pititi de momento no tenemos problemas. Él es feliz con su teta y algún que otro puré de vez en cuando. Pero dadle tiempo. Con las dos mayores lo he intentado todo: pedirles por favor que coman, los alimentos con formas (hamburguesas de Mickey, figuritas de merluza, galletas de dinosaurios...), castigarlas sin ver la tele... Y los resultados pueden ser de dos tipos; a saber, si les da la gana se los comen, y si no, no. Vamos, que tampoco tengo muy perfeccionado el tema, como veis.
Hay días en los que me siento inspirada y creativa y me da por hacer de madre 2.0 y les preparo meriendas como la de ayer. Galletas con nocilla y plátano con más nocilla y copos de nieve. Porque ni qué decir tiene que las dos niñas están completamente frozenizadas.


Pero no todos los días puede una estar inventando mundos de fantasía e ilusión, así que la alternativa de la foto va cobrando cada vez mayor atractivo para mí... porque a fin de cuentas ¿quién soy yo para privarlas de una anécdota infantil con tanta mala leche, pero tan divertida?

(Las galletas son Tostarica y los copos de nieve son de un pack de decoración de dulces de invierno que compré en Lidl, por un euro y pico).?

Fuente: este post proviene de La Brujita Tapita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El lenguaje de los cromosomas

El pasado día 21 de marzo fue el Día Internacional del Síndrome de Down. A grandes rasgos, el síndrome de Down consiste en la duplicación de parte del par cromosómico 21, lo que hace que las personas ...

¡Felicidades, papá!

Mañana es el Día del Padre, lo que tiene su parte buena, que es que es fiesta (ya, ya sé que no es fiesta en toda España, pero aquí sí y estoy feliz, qué queréis que os diga) y su parte mala, que es c ...

Tengo superpoderes

Queridos lectores, hoy vengo a confesarme con ustedes, pues llevo sobre mis hombros una pesada carga, una losa que me acompaña de día y de noche y no me deja respirar. Tengo superpoderes. Poderes par ...

Recomendamos

Relacionado

general alimentación malcomedor ...

¿Y ahora qué hago? (Mi niño no me come. Parte II)

Hace unas semanas escribí un post - con gran éxito de crítica y público - en el que os contaba las técnicas de negociación directamente aprendidas de la KGB con las que mis padres trataban de hacerme comer verdura, más concretamente espinacas. Como hoy en día, el chantaje emocional a los hijos y la persuasión bajo amenaza de hundir la reputación escolar de los mismos están muy mal vistos, en mi ex ...

Por mi bb no come ???

¿Por qué mi hijo ha dejado de comer después del primer año de edad? Uno de los motivos más frecuentes de consulta en niños después del año de edad, es la falta de apetito o la apreciación de la mamá de que su niño come mal. Esto condiciona angustia en las madres, pues enseguida se piensa que el niño se va a desnutrir, que tiene parásitos o alguna enfermedad grave, lo cual genera una situación tens ...

general cosas mías crianza ...

El niño que se me hizo grande

Hay un motivo por el que la maternidad no se me ha hecho cuesta arriba: ya sabía lo que era criar un bebé. Es lo que tiene sacarle nada menos que 15 años de edad a tu único hermano. Es lo que tiene que durante 15 años lo que más desearas en la vida fuera un hermano pequeño. Es lo que tiene participar activamente del embarazo de tu madre y casi arrebatarle la crianza de su bebé. Sí, la llegada de m ...

comer bien alimentación infantil trucos para comer ...

Mi peque no come bien, ¿qué puedo hacer?

La hora de la comida puede llegar a ser un verdadero suplicio para muchas familias. Se convierte en un momento de lucha entre padres, que quieren que su hijo coma, y este, que se niega a hacerlo. En poco tiempo llega la desesperación, los enfados y los llantos. ¿A quién no le ha pasado esto? ¿Qué podemos hacer si el niño no come bien? Antes de nada, debemos plantearnos si nuestro hijo tiene una ve ...

Maternidad Familia Post-parto ...

Mi esposo no me ayuda

Comparto con uds. esta emotiva carta escrita por una mamá cansada y abrumada, pues siente que su esposo no la ayuda como ella necesita. Hace un tiempo escribí algo similar (ver post acá) sobre el espinoso tema de la ayuda paterna en casa. Y, digo espinoso porque si bien la generación de hombres de hoy ayuda mil veces más que la anterior, aún muchas de nosotras sentimos que no se involucran ni se r ...

general maternidad pareja y sexualidad

Mi esposo no me ayuda

Comparto con uds. esta emotiva carta escrita por una mamá cansada y abrumada, pues siente que su esposo no la ayuda como ella necesita. Hace un tiempo escribí algo similar (ver post acá) sobre el espinoso tema de la ayuda paterna en casa. Y, digo espinoso porque si bien la generación de hombres de hoy ayuda mil veces más que la anterior, aún muchas de nosotras sentimos que no se involucran ni se r ...

Nutrición Alicia Cox Alimentación saludable ...

Mi hijo no come como yo quiero que coma

Mi hijo no come…cómo yo quiero que coma. Esta es la coletilla que siempre enlazo a esta expresión tan común en nuestra sociedad. Padres, madres, abuelas, abuelos, tíos, tías y todo un ejército de personas se preocupan porque los peques no comen y acaban sobre alimentandolos mientras vamos viendo perplejos como la obesidad y el sobrepeso infantil sigue creciendo a pasos agigantados. Algo muy  ...

general cumpleaños mi niño ...

A mi niño de 7 años

Parece mentira que haya pasado tanto tiempo. Hace siete años estaba a punto de conocer a mi primer bebé, estrenarme en esto de la maternidad, y ese bebote que nació en un parto rapidísimo y maravilloso, ese bebote que me convirtió en mamá, hoy cumple siete añazos. Ya no me queda nada de ese bebé, tan solo el recuerdo y a veces es difuso. Menos mal que tengo miles de fotografías y vídeos que ahora ...

alimentación niños alimentacion ...

Mi hija no come, NO se que hacer.

Hola a todos. Hoy queria compartir con ustedes sobre un tema que me acompleja enormemente.Es que a mi hija, de casi 4 años, no logro hacerla comer practicamente nada. Estuve investigando en la web, y encontre una pagina española (yo estoy en Uruguay), que califica a estos niños como "Malos Comedores". Los ejemplos de niños malos comedores que aparecen en esta pagina son como retratos de ...

Escuela de familia comida consejos

Mi hijo no come, que hago?

Mi hijo no come, sino es el tuyo seguro que alguien de tu entorno tiene ese problema. Y es que, conseguir que un niño que no quiere comer lo haga es una batalla que hay que luchar todos los días 3 ó 4 veces. Cuando lo que tenemos en casa es un problema de comportamiento, manías o caprichos de los niños, hay que actuar siempre haciendo los padres un frente común. Hay que estar unidos y de acuerdo e ...