comunidades

Milagros del Baby Led Weaning

babyledweaning


¡Y de repente, Mara obró el milagro!

Pero vayamos por partes. Hace ya tiempo que no os hablo de nuestra experiencia con el Baby Led Weaning. Y no lo hago porque avanzar, avanzamos poco. Vamos a paso de tortuga. Bien es cierto que Maramoto ha desarrollado una considerable habilidad para manejarse con vasos y cubiertos y que, cuando quiere, es capaz de comerse un filete de merluza o un plato de arroz ella solita. Pero eso sucede muy pocas veces. Por regla general, nuestra pequeña saltamontes sigue mostrando un interés mínimo por la comida. Y en eso, quizás, ha salido a su papá en prácticas. En mi caso, excepto con tres o cuatro platos que me fascinan (paella, arroz al horno, el solomillo en salsa o la tortilla de patatas de la mamá jefa…) y que disfruto degustando, como porque no me queda otro remedio. Es decir, como porque tengo que comer para subsistir, no porque me apasione o disfrute comiendo. Algunos, cuando cuento esto, me dicen que es una jodienda y casi que se muestran condescendientes conmigo. Yo, que siempre he sido así, no le veo problema a este asunto. Disfruto con otras cosas.

Lo que pasa con Mara es que aún no ha comprendido que tiene que comer para subsistir, así que va tirando de la energía que le ofrece la lactancia y de dos o tres bocados que pega a lo largo del día. Con el resto de la comida juega y nos monta unos berenjenales de aquí te espero. Y se ve que no estará muy falta de nada, porque a actividad no le gana nadie. Nosotros comemos y vamos arrastrados. Ella sigue con su particular dieta y no hay quien le pare. Así son las cosas. Sin embargo, como os he comentado con anterioridad, de vez en cuando, sin previo aviso y sin seguir ningún patrón que nos sirva de referencia, Maramoto decide que tiene mucha hambre y empieza a comer tortilla de patatas o calabacín, pasta, arroz o pescado (¡Ay, como le gusta el pescado!) como si le fuese la vida en ello. Y nos deja con la boca abierta. Entonces, siempre pensamos que es el comienzo. Que por fin se va a arrancar. Nada más lejos de la realidad. Al día siguiente le pones el plato y si lo he visto no me acuerdo. Impredecibilidad en estado puro.

Y precisamente a esa impredecibilidad tan propia de Mara temíamos el sábado cuando decidimos dar una vuelta por Madrid y comer en cualquier parte. Al final optamos por ir al Ginos. Y os lo tengo que recomendar encarecidamente. No sólo tienen menú infantil, tronas y un personal muy amable (al menos en su restaurante de la Calle Arenal), sino que además tienen una carta para alérgicos, lo que hace mucho más fácil pedir sin miedo a no saber lo que comes (creo que he comentado en alguna ocasión que Mara tiene intolerancia a la proteína de vaca y a la soja). Así que para empezar, acertamos en nuestra elección del restaurante. Otra cosa era ver cómo llevaba nuestra pequeña terremoto eso de estar comiendo en un sitio en el que no podía campar tan a sus anchas como en nuestra cocina. Y ese fue el primer milagro. Al entrar nos dieron unos colorines y unos dibujos para colorear y Maramoto se lo pasó pipa jugando con las ceras y pintando a su manera. ¡Ay que ver lo bien que coge los lápices la bandida!

Y luego llegó la comida. ¡Y de repente Mara obró el (segundo) milagro! Como nuestra peque come muy poquito, decidimos que Mara compartiese plato con la mamá jefa. Nuestra sorpresa fue ver como engullía la pasta. Tanto que tuvimos que pedir otro menú infantil para ella, del que dio buena cuenta. Alucinamos en colores. Jamás de los jamases había comido tan concentrada, con tantas ganas. Fue maravilloso, de verdad. Aunque lo más maravilloso, sin lugar a dudas, fue ver como en el Ginos de la Calle Arenal nuestra apuesta sin fisuras por el Baby Led Weaning adquiría forma y sentido. Mientras otros niños, algunos bastante más mayores que Mara, comían de potitos y a base de cucharadas ofrecidas por sus padres, nuestra pequeña saltamontes comía ella sola, lo mismo que nosotros, sin ayuda de nadie. Y no sólo eso. Mientras esos otros niños bebían en su bibe, Mara lo hacía directamente del vaso o de la botella de agua. Vaso y botella que manejaba ella sola. A su gusto y antojo. Íbamos a celebrar el día de los enamorados y acabamos, una vez más, enamorados de Maramoto. Qué delicia verla comer así. Ella sola. Con tanta autonomía. Qué maravilla ver florecer así, de forma inesperada, todos los avances realizados durante estos 10 meses con el Baby Led Weaning. Qué orgullo de padres sentimos ambos viéndola disfrutar de esa forma. Tendremos que volver al Ginos más a menudo…

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

alimentación general

BABY LED WEANING: EL BOOM ENTRE LAS FAMOSAS

La verdad es que hasta hace apenas 2 semanas no había oído hablar de Baby Led Weaning  como la nueva moda en alimentación para bebés. Estaba viendo la televisión y en un reportaje aparecía la actriz Elsa Pataky hablando de las bondades de este método y dando de comer de esta forma a sus bebés. El baby led weaning es la última moda entre las mamás saludables. Este método consiste en ir añadiendo co ...

general alimentación infantil baby-led weaning ...

¿AÚN NO CONOCES EL BABY-LED WEANING?

Algunas personas cercanas a mi entorno me han preguntado más de una vez cómo habíamos comenzado la alimentación comeplementaria con Vera, mi hija mayor. Y ahora, que la peque, Alba, ha cumplido los seis meses, he sentido la necesidad de recordar aquí el concepto de BABY-LED WEANING. El concepto en sí se refiere a la ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA AUTORREGULADA. Es decir, es el mismo bebé el que expre ...

general andanzas alimentación a demanda ...

Baby Led Weaning y el valor de la paciencia

Hace poco más de un mes escribí un post en este blog con nuestros cinco imprescindibles para el Baby Led Weaning. Seis semanas después retomo aquel artículo, pero ese listado inicial de cinco imprescindibles se va a quedar en uno sólo. Porque sí, la trona de plástico fácil de limpiar me parece básica, puedes prescindir si quieres del babero chubasquero y del mantel de debajo de la trona, y puedes ...

embarazo baby led weaning blw ...

Nuestro Baby led weaning

Una de las cosas que teníamos muy claras mi esposo y yo cuando decidimos ser padres, era la forma de alimentación de nuestro hijo, queríamos que sencillamente comiese "de todo", o al menos ese era nuestro plan inicial. Investigando, dimos con el famoso Baby led weaning, que no es otra cosa que la forma como las abuelas y sus predecesoras alimentaban a sus hijos. ¿Por qué digo las abuelas ...

Blog Recetas Infantiles

Limpieza BLW | Limpiar en la práctica del baby led weaning

La limpieza y el baby led weaning (BLW) son compatibles siempre que te organices y tengas a tu disposición a los aliados perfectos. Mantener la limpieza en un hogar con niños no es nada fácil. Si a la predisposición de ensuciar que tiene todo niño sumamos el incontrolable caos que produce el BLW, es normal que pienses que tarde o temprano la casa se te caerá encima. Sin embargo, teniendo unas paut ...

Andanzas alimentación complementaria Baby Led Weaning ...

Baby Led Weaning y el valor de la paciencia (#2)

En junio de 2014, tras apenas dos meses de incursión en el mundo del Baby Led Weaning, me atreví con un post que tenía el mismo título que el que hoy me traigo entre manos. Ahora, casi 21 meses después de aquel artículo (hay que ver cómo pasa el tiempo…) me doy cuenta de que entonces ni siquiera me podía hacer una mínima idea de la importancia que adquieren la paciencia, la tranquilidad y la ...

general andanzas alimentación autorregulada ...

Cinco cosas imprescindibles para el Baby Led Weaning

Hace unas semanas que empezamos a introducir poco a poco la alimentación complementaria a la pequeña saltamontes. En nuestro caso hemos optado por el Baby Led Weaning (BLW) o alimentación autorregulada. Para los papás y mamás primerizos y en prácticas a los que esto les suene a chino (como me pasaba a mí hace unos meses), os diré que es un método por el que el bebé aprende a partir de los seis mes ...

Mamá 2.0 alimentación baby led weaning ...

Baby Led Weaning: ni una cucharada de más

La recomendación de mantener la lactancia materna o artificial hasta prácticamente los seis meses ha traído consigo que los bebés comiencen la alimentación complementaria con una serie de habilidades más desarrolladas que las que tenían con 4 meses. El método Baby Led Weaning responde perfectamente a esta última afirmación. Mientras que son los adultos los responsables de la alimentación saludable ...

Alimentacion Pequeños zFeatured ...

Alimentación Complementaria o Baby Led Weaning.

La alimentación complementaria para quienes no tienen ni idea de qué se trata esto de Baby Led Weaning haremos una breve introducción al tema. Sabes que hasta los 6 meses no hay nada mejor para el bebé que la leche materna, puesta que provee todas las calorías y nutrientes que un bebé necesita y fortalece su sistema inmune; si la mamá no puede ofrecerle al bebé su propia leche se sustituye con fór ...

Baby led weaning baby led weaning blw ...

Receta apta para baby led weaning: tomates rellenos

Hoy traigo una receta que siempre me ha encantado y que hago en casa para toda la familia. Nos gusta a todos y para los bebés que hacen baby-led weaning, es perfecta ya que se deshace en la boca y es muy fácil de masticar. Es una receta de verdad súper sencilla, y además se congela bien así que son todos ventajas. Aquí la receta. No pongo medidas porque realmente lo hago a ojo. Lo podéis ir proban ...