comunidades

Mis 6 claves para sobrevivir a la (tri)maternidad

Cada maternidad me ha enseñado a vivir más conscientemente la siguiente. Recuerdo que con Alma todo eran miedos. Si dejaba de darle la teta era la peor madre del mundo. Si lloraba y no podía calmarla también. Si le ponía un rato los dibujos porque no llegaba a nada, más de lo mismo… y así todo el tiempo.

1 EL DESCANSO

Con el primer bebé llegas a sentir que sólo importa él. Te puede pasar una apisonadora por encima que si tu bebé está contento y feliz todo va a estar bien. Con el segundo ya empiezas a vislumbrar que una madre que no descansa y no tiene tiempo de comer ni de cuidarse mínimamente es una madre cansada, con menos paciencia y con más puntos de convertirse en quien no quiere ser. Así que mi consejo es: deja todo lo que no sea súper imprescindible y DESCANSA. Aprovecha las siestas de tus peques o pide ayuda si puedes para echar una cabezadita. Tus hijos van a agradecer más verte feliz y contenta que cualquier otra cosa.

2 AUTOCUIDADO

En linea con lo que os decía en la primera, cuidarme yo (por dentro y por fuera) ha sido fundamental. Llevar una alimentación saludable, aunque muchas veces tengas que comer de pie, no es más difícil que comer mal. Al revés. En casa todos comemos lo mismo, así que si cuido su alimentación lo mismo hago con la mía. Ahora, además, estoy dejando el azúcar. Pensaba que me iba a costar más y de hecho no había pensado hacerlo hasta cumplir los cuarenta, pero una vez más me he demostrado a mí misma que todo es cuestión de proponérselo. Aún no he sacado tiempo para ir a la peluquería desde que nació Gala, pero sí me apetece teñirme las canas (aunque sea con ella en la mochila) o pintarme los labios de rojo para verme bien.

3 LAS RUTINAS

Una de las cosas que más odiaba antes de ser madre era la rutina. Siempre intentaba hacer cosas diferentes para que los días no fueran iguales. Me encantaba hacer planes distintos los fines de semana y, por supuesto, improvisar sobre la marcha. Que un día me apetecía comer más tarde, perfecto! Que me apetecía hacer una maratón de series hasta las tantas, fenomenal! Cuando nació Alma entendí que los días que nos saltábamos esas rutinas la cosa se complicaba. Pues con tres la cosa se complica por tres, así que mejor no tentar a la suerte XD A las 7:30-8:00 nos levantamos y desayunamos. Es la única comida que hacemos todos juntos 6 de los 7 días de la semana, así que aprovechamos para hablar y echarnos unas risas. Intento dejar lista la comida (y poner alguna lavadora si se alinean los astros) y ya les dedico toda la mañana. Comemos pronto y Julen y Gala duermen la siesta (intento que sea a la vez para poder descansar yo con ellos o hacer algo de la lista de “prioridades”) Meriendan pronto, bajamos a jugar y a las 7 empezamos la rutina de cena-baño y a la cama a las 21:00. A veces la cosa con tres se complica y nos dan las 22:00, pero intento no llegar al “toque de queda” para no trastocar los horarios.

4 ORDEN EN CASA

Me costó bastante aceptar que mi casa no volvería a estar ordenada durante muchos años. Y digo “ordenada” por no decir que la mayoría de los días viviríamos en el caos. Con la aceptación de esta nueva realidad que nos toca vivir a los padres también llegó el aprender a desprendernos de lo no esencial. Vivir con menos es mejor en todos los sentidos y ayuda mucho a que no se nos caiga la casa encima.

5 APRENDER A PLANIFICAR

Cómo me organizo en mi día a día (sola la mayor parte del tiempo) con tres peques es una de las preguntas que más me hacéis. Para mí una de las claves es la organización. Ya os he contado arriba cómo intento organizar mis días con los niños, pero… ¿de dónde saco tiempo para trabajar? Cuando me quedé embarazada de Gala decidí que no me iba a reincorporar a mi trabajo cuando se acabara mi baja por maternidad. No podía dejar a los 3 con mis padres ni siquiera las tres o cuatro horas que trabajaba antes fuera de casa, así que pedí una excedencia y no tengo pensado volver hasta que los pequeños vayan al cole. Sin embargo, sí que he seguido y sigo trabajando para marcas como creadora de contenido y aunque muchas veces no lo parezca es un trabajo que conlleva muchas horas de dedicación ¿Cómo lo hago? De nuevo la clave está en la organización.

Tengo un calendario para las cosas importantes de la familia (cumpleaños, citas médicas, etc) y un planificador mensual que me ayuda muchísimo con los temas de trabajo. Sin ellos ahora mismo estaría perdida. Por otro lado, cuando Enrique o mis padres están en casa aprovecho para hacer fotos y crear contenido. Cuando los niños se van a la cama dedico una hora a contestar emails, responder vuestras preguntas y muchas veces dejo listos los posts del día siguiente por si no me da tiempo por la mañana. Lo bueno de tener un trabajo flexible es que me puedo adaptar yo a sus horarios y no al revés.

6 LA PAREJA

Ya os he contado cómo me organizo con los niños, lo importante que es para mí el descanso y poder dedicar un mínimo de tiempo a cuidarme, pero… ¿Qué pasa con la pareja? Los primeros años no fueron fáciles, básicamente porque yo desconocía todo lo que os he contado arriba y vivía la maternidad como quien tiene que escalar una montaña con una mochila llena de piedras. Cuando empiezas a quitarte ese peso de las espaldas y a disfrutar del PRESENTE con tu familia entiendes que cuidar esos momentos de pareja también es súper importante. Al final todo está relacionado: si descansas, te cuidas y vives el hoy en lugar de pensar en todo lo que no puedes hacer ni podrás mientras tus hijos sean pequeños, te sientes mejor y eso también es positivo para la pareja. Los pequeños detalles del día a día importan y, a la vez, nuestros hijos son felices viendo felices a sus padres.

La conclusión a la que he llegado escribiendo este post y haciendo balance de estos 5 años y 4 meses de maternidad es que, a diferencia de lo que imaginaba, me veo mucho menos desbordada y con más recursos ahora que cuando sólo tenía a Alma. Ser madre es, con diferencia, lo mejor que me ha pasado en la vida. Incluso los días malos malísimos, que los hay, me voy a la cama pensando lo afortunada que soy de tener a mis tres milagritos.

Espero haberos ayudado un poquito con mi experiencia ¡Hasta pronto!

Fuente: este post proviene de Blog de MyLittleBrunch, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ingredientes para None comensales lasaña de pavo sin gluten,carne de pavo picada,cebolla,tomate,zanahoria,leche,sal,orégano Poner en remojo las hojas de lasaña de pavo. En mi caso sin gluten. Mientra ...

Recomendamos

Relacionado

Las sombras de la maternidad, es esa parte oscura, que nos llena de pesar, de sentimientos de culpabilidad, de miedos, de angustias, de sentir la dificultad de fusionar las exigencias de nuestra sociedad con las necesidades de la maternidad y de nuestros hijos. Las creación de este blog fue para animarme a dar voz a esas sombras, a expulsarlas fuera, a compartirlas, para poder acompañarnos y soste ...

embarazo maternidad

Buenas, Cuando nos quedamos embarazas nos entran muchos miedos, todo irá bien, el bebe estará bien, el parto??? Pero nos preocupamos tanto de la maternidad??? Me explico, nos pasamos 9 meses, por lo que veo, más preocupadas del parto qeu de la maternidad. Siempre estamos nerviosas de cuando empezarán las clases de preparación al parto pero Por qué no dan clases de preparación a la maternidad?? ...

crianza maternidad niños ...

Muchas veces me he lamentado aquí de no descubrir antes el mundo de la maternidad 2.0 para vivir la mía de una manera diferente. Estoy segura de que hubiera aguantado más el embarazo y no hubiera permitido que me provocaran el parto. Hubiera porteado con mi muñeca, que era buena hasta decir basta. Hubiera ido a yoga o pilates para embarazadas y desde los 6 meses habríamos hecho matronatación. Casi ...

general crianza maternidad

Desde hace varios años atrás el año nuevo es para mí una oportunidad para redefinir mis metas, (re)organizarme y ponerme las pilas para lograr aquello que no pude en el año anterior. Este año no es diferente, pues igual que los años anteriores tengo mi lista de prioridades y metas por cumplir, sólo que este año por primera vez he incluido en mi lista algunos propósitos de mi rol como madre, alguna ...

general mi mundo

Esta semana tengo a una invitada muy especial en el blog, su nombre es Fernanda y ella está al frente de “El Poder de la Maternidad” Así que cómo me encanta lo que hace, le he hecho una entrevista que he dividido en dos, ¿quieres conocerla un poco más? Sisgue leyendo… 1. Para que todos puedan conocerte un poco más, me encantaría que nos contaras como surge el proyecto El poder de ...

MATERNIDAD VIDA blogger ...

Hace unos días, el blog del bebé,  me alegró el día con una sorpresa fantástica. Me incluyeron entre los 25 mejores blogs de maternidad y para mí fue un subidón total. Cierto es que este blog es un hobbie que escribo porque quiero y me apetece, sin pretensión ninguna, y que además de ayudar a algunas mamis, como siempre digo, a quien más ha ayudado ha sido a mí. Se ha convertido en una terapia mar ...

general maternidad aborto ...

Me pongo los tacones, esos que tanto daño me hacen … y empiezo a recorrer este nuevo camino, porque el que jamás pensé que llegaría a caminar. Ese por el que ya han pasado otras mujeres como yo, ese por el que ninguna deberíamos pasar. Y aunque te soltaste de mi mano pronto, muy pronto, desde que te cogiste me sentí especial, feliz, llena,… llena de ilusiones, amor, miedos, pero feliz ...

general maternidad reflexión

Vía http://gratisography.com/ Antes de ser madre tenía una visión y opinión de la maternidad muy diferente a la que tengo ahora. Para empezar tengo que confesar que yo era de las que no iba a tener hijos. Ya ves tú y ahora tengo dos que se llevan muy poquito y no tengo más porque la situación no me lo permite, pero una familia numerosa debe ser genial. 4 o 5 hermanos, ¡¡¡guau!!! El caso es que ...

general cambios novedades ...

Cuando nació este blog y busqué un nombre para él estaba en una etapa muy concreta: el comienzo de mi primer embarazo. Este blog tan solo iba a ser un diario de esa nueva experiencia, un lugar donde dejar constancia de todo lo que viviría a lo largo de ella. No tenía más aspiraciones. Pero luego llegó el parto, la lactancia, la crianza en general y, lejos de finiquitar en blog con el embarazo, sen ...