Con sentido de mamá Idea guardada 0 veces
La valoración media de 2 personas es: Muy buena

Nueve años y no ceceo

Hace unos días mi suegra me preguntó la hora.

Yo le respondí al estilo americano, peruano vamos. Creo que eran 2:40pm. Le dije: son “veinte para las tres”

Ella me respondió: “¿Cindy, hace cuanto vives en España?”.

Me reí y le dije: “Los mismos años que llevo casada con tu hijo”.

Ella me replicó: “¿Nueve años y aún no sabes decir la hora como la decimos aquí?” ( Sería, tres menos veinte en España).



Estos diálogos con mi suegra me han hecho pensar en escribir este post. Y es que justo he cumplido nueve años de casada, nueve años viviendo en España, nueve años y aún aguanto sin cecear en mi forma de hablar, jajaja. No me sale decir ZZapato, CeCilia. Yo sigo diciéndolo con S. Me he resistido a caer en el “ceceo”. Sé que pasado un tiempo se me pegará y esas palabras saldrán de mi boca sin darme cuenta, pero hasta ahora me resisto. Siento que si hablo así no soy yo, y que renuncio a mis raíces; además, mi acento latino me distingue, es parte de mi identidad, jajajaja . He conocido muchos “paisanos” (latinoamericanos) que a los pocos meses de estar en España ya hablaban como todos unos españoles, aunque he de reconocer que en multitud de ocasiones lo que sucede es que más que hablar como españoles, hablan con una especie de cóctel de “eses” y “ces” alejados de su uso correcto que suele producir un resultado gracioso. Quizá tengan facilidad para aceptar esa nueva forma de hablar, pero yo, yo no he podido.

Cada vez que ha querido salir una palabra al estilo español, he refrenado mi lengua. La he vuelto a encerrar y ahí se ha quedado. Sin embargo, he de confesar que últimamente se me ha escapado alguna palabrita del tipo “vosotros”, “estáis”. Incluso un día que tenía que hablar para la radio de Lima, entre las palabras de mi despacho me salió “como habéis oído”, en ese momento mi cerebro se puso a rebobinar por unos segundos, al darme cuenta de lo que acababa de decir, pero seguí adelante con el informe.

Pero ahora que mi hijo va al colegio me siento en una encrucijada, y es que le estoy oyendo cecear donde no debe y poner la S en otro sitio. Me he preguntado si es porque me oye a mí y luego a su padre con su acento español, a su profesora, a sus compañeros y amigos. ¿Puede que lo esté confundiendo? Es en este punto donde me he puesto a pensar si tengo que empezar a dejar, soltar, liberar el acento spanish que quiere salir de mi. Por él lo haría.

Si viviera en Suiza o Inglaterra no tendría otra manera de comunicarme que no fuera en el idioma de esos lugares. No me quedaría otra manera de hablar como ellos, pero al hablar en español tanto en Perú como en España, salvo por los acentos, pues me he “resistido” a esssspañolizzzarme, aunque ya mi DNI diga que soy hispano-peruana.

Creo que hablaré con algún experto logopeda de este tema para que me oriente, sobre todo pensando en ayudar en el habla de mis hijos. Vosotros qué opináis? Digo, ustedes qué opinan?

P.D. No es que no me guste el acento español, para nada. Me encanta como suena, es más me enamoré de ese acento, el de mi esposo, pero siento que mi lengua todavía no está preparada para hablar como se habla aquí. Seguro llegará el momento en que diré todas las ZZZ y CCC correspondientes y como se debe.

Archivado en: Ser madre en España Tagged: acento latino, cecear, confusión al hablar, español de españa, seseo
Fuente: este post proviene de Con sentido de mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

A 10 mil kilómetros de ti

Desde que vine a vivir a España estas épocas han sido muy duras para mí. Pasar la primera Navidad (2008) fuera de Lima me costó mucho. Esa primera vez eché mucho de menos a mi familia, ni siquiera el ...

Mamá al límite

  No sabía como empezar a escribir este post. Me ha sido muy difícil, la verdad. He tenido un cúmulo de sensaciones que he venido cargando durante semanas hasta que hoy ya no he podido más y he decidi ...

Primer viaje sin mis hijos

¿Lo hago o no lo hago? ¿Me arrepentiré? ¿Mis hijos sufrirán? ¿Mi esposo podrá solo? Estas y otras preguntas rondaban por mi cabeza por más de dos meses, cuando mi mejor amiga de Perú, Magali, que iba ...

Nueve años y no ceceo

Hace unos días mi suegra me preguntó la hora. Yo le respondí al estilo americano, peruano vamos. Creo que eran 2:40pm. Le dije: son “veinte para las tres” Ella me respondió: “¿Cindy, ...

Recomendamos

Relacionado

Crianza Informativo Pre-Escolar ...

Dejar y no quitar el pañal

Lo prometido es deuda así que hoy les voy a hablar de la dejada del pañal de Sebastián. ¿Cómo dejar el pañal? En inglés el término que se usa es Potty Training y se traduce a “Entrenar a usar el baño” y no me gusta mucho ese término y les contaré porque. Les he contado la historia de cuando le quite a Isabela el pañal. Ella tenía 1 año 10 meses, pero siempre fue un avión para todo ento ...

Mirula dice... Enseñanzas Mirula dixit ...

Sobre sus tíos…

Hoy a la mañana fuimos en remis hasta la casa de los tíos Nati y Martín, porque Mirula se quedó con ellos mientras yo iba al trabajo. El conductor preguntó adónde iba ella y yo le dije al señor: – “Va a la casa de sus tíos, donde la malcrian.” Y ella dijo en tono fuerte y seguro: – “No me mal-crian. Me crian bien.” Y sí, tiene razón. Los tíos hacen todo cómo se ...

aniversario blog Babymoov sorteos

Nueve años de blog y super sorteo de Hamaca Doomoo Nid con Babymoov

Esta humilde bitácora ha cumplido la friolera y nada despreciable edad de nueve años. Tenía que haber escrito esta entrada hace más un mes pero cuando las cosas se complican, se complican. Y es que desde entonces he encadenado males propios varios (un ataque de alergia, una infección bucal, un herpes labial, una gastroenteritis y una gripe en plenas navidades que me ha tenido convaleciente casi ...

maternidad dolce far niente

Dolce far Niente VS Maternidad

Hace poco en una de esas conversaciones que tuve con mi hija, me respondió algo que me hizo pensar un buen rato. Nosotros con nuestra preocupación de si comía o no comía, hablábamos sobre qué es o no importante y al preguntarle a ella nos contesto: “lo importante es disfrutar”.  Y es que ella sí que sabe … que tu hija con cinco años te diga que lo importante no es comer más, ni g ...

Pequeñas cosas experiencia juventud ...

¿Y por qué no?

Mi abuela y casi todas las abuelas que conozco dijeron alguna vez eso de: “Quién tuviera tu edad, pero sabiendo lo que sé ahora!”. En su día no comprendí bien lo que significaba, pero la frase siempre me gustó, como aquella otra de: “Podría ser tu madre”. A día de hoy tengo la edad suficiente para decir ambas cosas, pero por alguna razón ya no me suenan tan bien. Cuando ere ...

Escuela de padres Ser padres

Le pego mucho a mi hijo de 5 años.

“Le pego mucho a mi hijo de 5 años”, es un título llamativo, no he podido evitar que sea así. Es un titular duro, y parecerá a quienes no entren a leerlo una apología del maltrato cuando intenta ser todo lo contrario, la denuncia de una realidad de muchos niños. Una realidad que muchos padres y madres intentan mantener entre las 4 paredes de sus casas y una situación que muchos queremo ...

Educación Pedagogía Educación Infantil ...

Magisterio: esa carrera en la que ni se recorta ni se aprende a sumar

A veces me preguntó qué piensa la mayoría acerca de la carrera de magisterio. El otro día, una vecina (no tenía más de cuarenta y cinco años) nueva en el bloque me pregunté: “¿y tú qué has estudiado?” Muy amablemente le respondí que educación infantil y pedagogía. Su contestación no tardó en llegar. “Ah, magisterio. ¿Recortaste y pintaste mucho mucho en el grado o en el ciclo sup ...

Educación Pedagogía Educación Infantil ...

Magisterio: esa carrera en la que ni se recorta ni se aprende a sumar

A veces me preguntó qué piensa la mayoría acerca de la carrera de magisterio. El otro día, una vecina (no tenía más de cuarenta y cinco años) nueva en el bloque me pregunté: “¿y tú qué has estudiado?” Muy amablemente le respondí que educación infantil y pedagogía. Su contestación no tardó en llegar. “Ah, magisterio. ¿Recortaste y pintaste mucho mucho en el grado o en el ciclo sup ...

Reflexiones Personales

Treinta y nueva años y ni tan mal

Buscaba un título filosófico, transcendental y profundo para relatar que entrar en el año que será el último de mi treintena. Pero qué coño, si me pongo a pensar los años que cumplo lo primero que se me viene a la cabeza es eso. Treinta y nueve años, y ni tan mal. Que no es un gran titular, pero oye, es la pura verdad, o al menos así me siento. Que cumplo unos 39 años muy bien llevados de cabeza, ...

Ocio Segunda Infancia entretenimiento ...

Series infantiles a partir de siete años. Nuestras favoritas.

Hace ya tiempo que lo que más se ve en casa son series infantiles a partir de siete años, por razones obvias: mis mayores, de 10 y 7 años, son quienes “manejan” la programación infantil. El peque también tiene su momento, cuando sus hermanos están en el cole, así que por las tardes le toca seguir el ritmo que sus hermanos marcan. Somos muy fan de las series educativas para niños de ent ...