comunidades

A 10 mil kilómetros de ti



Desde que vine a vivir a España estas épocas han sido muy duras para mí. Pasar la primera Navidad (2008) fuera de Lima me costó mucho. Esa primera vez eché mucho de menos a mi familia, ni siquiera el viaje de novios y de Año Nuevo de ese año a Paris, que fue precioso por cierto, compensaba esa sensación rara que tenía al no pasarla con mis padres, mi hermana y mis sobrina. Ese fue el año más duro para mi esposo y para mí que acabábamos de casarnos. Nosotros no tuvimos esos roces del primer año de convivencia, no, nosotros tuvimos tristeza, nostalgia por estar lejos de mi familia, de mis amigos de mi tierra. Mi esposo ha sido y es una gran compañero en momentos duros, el que siempre me ha sostenido y ha tenido la bendita paciencia de consolarme en esos difíciles momentos. Conforme fueron pasando los años, mi marido y yo tratamos de ir cada año a Lima a pasar estas fiestas. Sin embargo, desde que tuvimos hijos eso ha cambiado totalmente, porque nuestros viajes han dependido de mis embarazos, de los bebés, y se han prolongado a cada dos años.



Es difícil no sentir esa sensación de nostalgia cada Navidad. Cada vez que he ido a Lima por estas fechas, he disfrutado al máximo de todo: de mi familia, de la comida, amigos, hasta del bullicio de la ciudad y del tráfico. Las semanas de vacaciones allí se me pasan volando. En España la Navidad no es que sea fea, sino que es diferente. Para empezar, es invierno y eso a veces es lindo porque se ve la nieve y es como una postal, pero le hace falta ese bullicio de las calles limeñas, los fuegos artificiales, los saludos de los vecinos que a la medianoche salen a brindar por un nuevo año, el ajetreo de la gente, la comida llena de especies. Aquí en España la comida es riquísima también, pero no hay pavo ni pollo, sí hay mariscos, cordero, cerdo, etc. Mientras en Lima brindamos con champán, aquí se brinda con cava. Aquí se comen dulces navideños tipo mazapanes, polvorones, aunque cada vez más se ven panetones en los supermercados españoles.

En este lado del mundo hasta hace pocos años era más popular recibir y festejar a los Reyes que a Papa Noel. En fin, diferentes navidades con su encanto especial. Pero yo he seguido extrañando mi Navidad peruana.

Y cuando las vacaciones en mi Perú terminaban, cada vez que volvía de Lima llegaba aquí hecha un mar de lágrimas por la pena de dejar la familia allá. Cuando tuve mi primer hijo esa sensación se fue mitigando. Lloraba, sí, pero menos. Cada vez menos.



Ahora, este año, volvemos a Lima casi después de tres años y voy con mis dos retoños. Andrés ya estuvo una vez en Perú. Para Gabriel será su primera vez. Estamos esperando con ansias coger ese avión y llegar a disfrutar de todo lo que nos hace falta por este lado del charco. Ahora empiezo a tener sentimientos encontrados de ilusión por ver a nuestra familia en Perú y pena por dejar a nuestra otra familia ( suegros, abuelos, cuñada) en España. Pero así es la vida, no se puede tener todo. Por ahora seguimos llenando las maletas de regalos, ilusión y de mucho amor para entregar en este mes que estaremos por allá.

¡Nos vemos pronto!

Archivado en: Ser madre en España, Viajes Tagged: bimadre, distancia, España, Extranjero, FAMILIA, fiestas, hogar, Inmigrante, lejanía, Lima, madre peruana viviendo en España, Navidad, Perú, peruana en España, Viaje en Navidad, volver a casa en Navidad
Fuente: este post proviene de Con sentido de mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Desde que vine a vivir a España estas épocas han sido muy duras para mí. Pasar la primera Navidad (2008) fuera de Lima me costó mucho. Esa primera vez eché mucho de menos a mi familia, ni siquiera el ...

  No sabía como empezar a escribir este post. Me ha sido muy difícil, la verdad. He tenido un cúmulo de sensaciones que he venido cargando durante semanas hasta que hoy ya no he podido más y he decidi ...

¿Lo hago o no lo hago? ¿Me arrepentiré? ¿Mis hijos sufrirán? ¿Mi esposo podrá solo? Estas y otras preguntas rondaban por mi cabeza por más de dos meses, cuando mi mejor amiga de Perú, Magali, que iba ...

Hace unos días mi suegra me preguntó la hora. Yo le respondí al estilo americano, peruano vamos. Creo que eran 2:40pm. Le dije: son “veinte para las tres” Ella me respondió: “¿Cindy, ...

Recomendamos

Relacionado

12 años cumpleaños cartas a mi hija ...

No puedo creer que tan rápido hayan transcurrido 12 años, sí, ¡12 años! de haber tenido entre mis brazos por primera vez ese pequeño cuerpecito que ame con tanta locura desde el primer instante que supe que estaba dentro de mí. Sí, 12 años y ambas hemos crecido tanto. Es inevitable para mí recordar año tras año la noche anterior, esa noche en la que no podía concebir el sueño, sabiendo que me fal ...

planes

Para escapar de la rutina, aprovechamos el fin de semana para salir a un lugar fuera de Lima y también que se encontrara a pocas horas, no con el fin de hacer mucho turismo (porque ya lo habíamos hecho el año anterior), sino con el fin de relajarnos y pasar días juntos como familia. Paracas se encuentra aprox. a 3:30 hr. de Lima y esa fue nuestra primera parada para tomar otros aires (fuimos hacia ...

general familia

Ya empezaron las vacaciones de fiestas patrias y veo al 90% de mis contactos de Facebook viajando por todos lados, ya sea fuera del país, dentro o, aunque sea, preparándose para salir de su casa a pasar el día. Me acuerdo de cuando era chica y esperaba con ansias estas vacaciones. Los viajes familiares eran lo mejor. Claro, no siempre se podían hacer, pero por lo menos salíamos fuera de Lima en es ...

Mi bebé tiene dos años, por lo que este es nuestro segundo año de Belén y arbolito de navidad, perdón, este año Belén no, que el año pasado fue zombietizado y de él ya no queda gran cosa. En cuanto al árbol, a 6 días para la navidad, ya ha sufrido unas cuantas redecoraciones, pero no pienso arreglarlo, a mi hijo le parece que así está perfecto, y a nosotros, también. Ayer, iba "papá Noel&quo ...

Ejemplar Emprendedores Emprendimiento ...

Y fue por casualidad que la conocí y su historia me cautivó, tal vez porque somos comunicadoras y en algo nos parecemos Somos perseverantes y nunca dejamos de luchar. Les comparto esta bella historia de emprendimiento de una joven profesional muy creativa y bien chamba Me consta. Astrik de 24 años, es de Chachapoyas – Amazonas, estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad César Vallejo ...

Navidad Pedacitos de mi buenos propositos ...

Feliz año a todos!!! El blog vuelve este 2018 espero que con más frecuencia que en 2017. Ese año que se ha escurrido entre mis dedos sin poder escribir ni la mitad de los posts que tenía en mente…o en borradores. No he conseguido organizarme, lo tuve claro cuando escribía el resumen fotográfico del año. Así que este año tengo la intención de remediar eso. Pensaba hacer una lista de propósito ...

educacion salud

El 19 de octubre se celebra el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Mama, por ello la Liga contra el cáncer ha lanzado la campaña Ponte Rosa en la cual, el objetivo es concientizar a las mujeres de hacerse chequeos preventivos anualmente. Es muy importante que sepamos cómo detectarlo a tiempo, para así poder salvar nuestra vida de esta enfermedad. SOBRE EL CÁNCER DE MAMA EN EL PERÚ En el P ...

MATERNIDAD VIDA 2019 ...

¡Feliz Navidad! Este año las Navidades, van a ser para nosotros unas fechas muy especiales. Olivia empieza a ser muy consciente de todo, ve Navidad por todas partes y me encanta transmitirle y ver cómo surge en ella esa ilusión por las celebraciones de estos días. Si a eso le sumamos la alegría de estar esperando un nuevo miembro para nuestra familia, la felicidad característica de estas fechas va ...

Crianza maletas vacaciones ...

Antes, cuando éramos dos ( mi esposo y yo) esperábamos con ansias las vacaciones de verano, planeábamos con meses de anticipación nuestros viajes. Portugal, París, Londres, Berlín, Suiza, Egipto, Turquía, Capadoccia, han sido nuestros destinos escogidos durante los cinco años que estuvimos sin hijos. Muchas veces íbamos a nuestro aire, solo con billete de avión y hotel comprados; otras, con guía y ...