comunidades

Mamá al límite

 


No sabía como empezar a escribir este post. Me ha sido muy difícil, la verdad. He tenido un cúmulo de sensaciones que he venido cargando durante semanas hasta que hoy ya no he podido más y he decidido hacer una catarsis escribiendo para liberarme.

 

Estas últimas semanas me he sentido la peor de las madres del mundo. Me he sentido muy estresada, muy cansada, muy agobiada con el trabajo, la casa, los niños, el calor horrible que no ayuda en España, con muchas ganas de gritar, de chillar, de llorar, de explotar, de tirarme por el balcón. Casi todos los días he estado al límite de paciencia. Y si a esto le sumamos el coctel de pastillas que tomo desde hace un mes debido a una reacción alérgica que me surgió al ponerme una falda nueva y luego a los cambios de temperatura y al estrés, ya ni les digo.

Pero hoy ha sido la gota que colmó el vaso, no por lo que sucedió, sino porque me sentí muy mal. Últimamente mi hijo mayor viene retándome y llevándome al límite. Me contesta de una forma que no lo hacía antes, no me oye o no quiere hacerlo y, claro, a veces chilla como yo.  Justo los minutos previos a salir para llevarlo a la escuelita de verano se pone fatal y eso me pone de los nervios. Él sabe que cuando me responde de mala manera “palomita va volando a su boquita”(una palmadita). Pero hoy esa “palmadita” se ha convertido en un bofetón, se me fue de las manos. La rabia se apoderó de mi mientras le oía contestándome de mala forma, desobedeciéndome y mientras su hermano lloraba sin motivo alguno ( parece que se ponen de acuerdo). Y me he visto a mi misma como una olla de agua en ebullición a la que le echas sal y el agua se rebalsa. No he podido controlarme, no he podido tener dominio propio, eso que tanto le pido a Dios. He visto a mi hijo llorar de dolor y de miedo, y al pequeño también. He llorado yo también.  Me he arrepentido, le he pedido perdón, le he besado mil veces. Lo he llevado a la escuela tranquilo, contento después del incidente, pero yo no lo he olvidado en todo el día. He estado llorando de impotencia, de rabia conmigo misma, de miedo a que mi hijo me tenga miedo. De nervios, de agobio. Hoy ha sido uno de esos días que quisiera borrar de mi cabeza y de la de mi hijo.

He estado pensando toda la mañana en lo que ha pasado, pido sabiduría para criar y corregir a mis hijos con amor y sobre todo no herirlos, no gritar. Así es que me he propuesto meterme al baño o respirar profundamente cuando tenga ganas de estallar como hoy. Mi hijo y yo hemos hecho un “pacto de meñiques”, hemos prometido”tratar”de no gritar, que cuando tengamos ganas de hacerlo respiremos hondo y nos calmemos. Lo estoy haciendo, lo estoy intentando y por ahora en algo ayuda. Andrés también lo intenta. Ya les contaré cómo nos va, porque no quiero que mis hijos me vean rota, ni que ellos me obedezcan por miedo. Es difícil la tarea que nos toca, sobre todo en días como hoy. Corregir sin estar llena de cólera es un reto para mi de ahora en adelante.

Gracias por dejar que me desahogue y no juzgar, como madres o padres hacemos lo mejor que podemos, pero somos personas y fallamos.

*** Este post colaborativo ha sido publicado en la web de http://www.mamasbloguerasperuanas.com/

Archivado en: Crianza Tagged: arrepentimiento, castigo, Crianza, estrés de madre, mamá al límite, niños
Fuente: este post proviene de Con sentido de mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

A 10 mil kilómetros de ti

Desde que vine a vivir a España estas épocas han sido muy duras para mí. Pasar la primera Navidad (2008) fuera de Lima me costó mucho. Esa primera vez eché mucho de menos a mi familia, ni siquiera el ...

Mamá al límite

  No sabía como empezar a escribir este post. Me ha sido muy difícil, la verdad. He tenido un cúmulo de sensaciones que he venido cargando durante semanas hasta que hoy ya no he podido más y he decidi ...

Primer viaje sin mis hijos

¿Lo hago o no lo hago? ¿Me arrepentiré? ¿Mis hijos sufrirán? ¿Mi esposo podrá solo? Estas y otras preguntas rondaban por mi cabeza por más de dos meses, cuando mi mejor amiga de Perú, Magali, que iba ...

Nueve años y no ceceo

Hace unos días mi suegra me preguntó la hora. Yo le respondí al estilo americano, peruano vamos. Creo que eran 2:40pm. Le dije: son “veinte para las tres” Ella me respondió: “¿Cindy, ...

Recomendamos

Relacionado

aprendizaje crianza natural inteligencia emocional ...

SI la palabra 'límites' no te gusta, prueba con esto, con tus hijos

Con o sin limites

La palabra límites no me gusta. Siempre la he sentido relacionada a castigo, a normas estrictas. Siempre me ha sonado opuesta a libertad. Por ello, cuando leía la revista Edúkame de este mes, me sorprendía la frase: ” Los límites aportan seguridad para aprender con libertad” Lo primero que aprendo al empezar a leer es que la palabra disciplina, que me gusta tan poco como límites, viene ...

Consejos Crianza respetuosa Ser mamá

El ejemplo y la maternidad

Ejemplo: Aquello que sirve de modelo imitable o eludible, según se considere positivo o negativo Nunca había tenido tanto sentido esta palabra en mi vida como ahora… y es que he pasado fases en las que lo he oído, me lo han dicho, pero nunca llegué a darle tanta importancia. Desde que soy madre me doy cuenta que dar ejemplo es una herramienta imprescindible como educadora. No sirve de nada ...

crianza natural educacion gritos

¿Por qué no hay que gritar a nuestros hijos?

A nadie le gusta una persona que grita. Desde pequeños los padres intentamos enseñar, una y otra vez, a hablar con respeto, a no levantar la voz y evitar gritar a cualquiera que esté conversando con nosotros. Pero, ¿qué ocurre cuando los padres somos los que tomamos esta costumbre tan fea y educamos a los hijos a base de gritos? Hay situaciones en las que hasta para el padre más paciente es inevit ...

general actitud cambio personal ...

Madre agobiada y padre desaparecido. ¿Igualdad parental?

Me apetece compartir estos sentimientos porque, cada día, me llegan más, y más, y más comentarios, por lo bajo, sobre ellos. Pero ayer, la mamá que me lo comentó, lo hizo de una forma abierta y sabiendo bien lo que decía. Y eso, suele ser muy poco habitual por no decir nada habitual. Mamá desde hace 7 meses que descubre que tiene “garras” y no sabe pedir ayuda. Ella se basta y se sobra ...

Mis Historias Emprendimiento mama feliz ...

Soy Mamá, debo vencer mis miedos

Hoy quiero escribir un poco sobre mi proyecto de vida y mi decisión firme de emprender, este ha sido mi sueño desde hace mucho tiempo, he acariciado esa idea por años, hasta que la vida me trajo a este país, y dejando atrás todo lo que construí, me vi aquí comenzando de nuevo y sin absolutamente nada que perder, y veo que la vida da las vueltas que tiene que dar para ponerlo a uno en el lugar dond ...

Embarazo

Tercera visita a la matrona

El viernes tuve una nueva cita con la matrona de la seguridad social. Estuvo revisando el informe de la ecografía de las 20 semanas, corroboró que todo estaba bien. Pasamos al peso, que miedo me da el peso! En lo que va de embarazo he engordado 3.5 kg, me dijo que iba bien! La tensión estaba estupenda, y lo curioso viene a que revisa mis análisis del primer trimestre y me comenta que ando al lími ...

general mamá trabajadora ...

Mamá Trabajadora

Hoy me toca hacer una llamada de atención principalmente a nosotras mismas, las mujeres, y muy especialmente a las que son mamás. Últimamente he estado en varias reuniones entre amigos y conocidos y como suele pasar, terminamos las mamis hablando de nuestros peques y lo que nos preocupa por un lado, y los demás, por otro. El caso es que me he topado con una situación algo incómoda, bastante, mas b ...

niños padre

mi mamá

Aquí estoy con mi mamá, será de las pocas fotos que tengamos juntas, y es ella siempre se encarga de hacer fotos. Mi madre es muy voceona, mira que intenta seguir los apuntes de SuperNany de decir las cosas tranquilitas, pero dice que hay veces que no puede más de tanto repetirme las cosas y en vez de darme un cachete opta por gritar. Contentos tendrán que estar los vecinos, porque le da igual que ...

General

Crónicas de una mamá estresada: análisis

Soy una madre estresada como el 99% de las que conozco… No hay momento más trágico en la vida de cualquier persona que el hecho de que te pongan en evidencia en público y más aún si es tu propia madre la que continuamente se empeña en ridiculizar toda tu existencia. No tengo bastante con el día a día con mis hijos, la Aupair, el marido, la casa, la compra y demás brownies que me ha regalado ...

bebé Crianza EMBARAZO ...

Sentimientos encontrados

Desde el embarazo empecé a tener sentimientos encontrados: de alegría, miedo, inseguridad.  Estaba feliz porque mi bebé estaba sano y aunque el embarazo se me hizo pesado sabía que todo tendría un final feliz. Sentí miedo al no saber cómo afrontaría la bimaternidad, si podía ser capaz de llevar la casa, un niño de casi tres años y un bebé. Pero el sentimiento más fuerte que tuve fue el de sentir q ...