Con sentido de mamá Idea guardada 1 veces
La valoración media de 3 personas es: Buena

Mamá al límite

 


No sabía como empezar a escribir este post. Me ha sido muy difícil, la verdad. He tenido un cúmulo de sensaciones que he venido cargando durante semanas hasta que hoy ya no he podido más y he decidido hacer una catarsis escribiendo para liberarme.

 

Estas últimas semanas me he sentido la peor de las madres del mundo. Me he sentido muy estresada, muy cansada, muy agobiada con el trabajo, la casa, los niños, el calor horrible que no ayuda en España, con muchas ganas de gritar, de chillar, de llorar, de explotar, de tirarme por el balcón. Casi todos los días he estado al límite de paciencia. Y si a esto le sumamos el coctel de pastillas que tomo desde hace un mes debido a una reacción alérgica que me surgió al ponerme una falda nueva y luego a los cambios de temperatura y al estrés, ya ni les digo.

Pero hoy ha sido la gota que colmó el vaso, no por lo que sucedió, sino porque me sentí muy mal. Últimamente mi hijo mayor viene retándome y llevándome al límite. Me contesta de una forma que no lo hacía antes, no me oye o no quiere hacerlo y, claro, a veces chilla como yo.  Justo los minutos previos a salir para llevarlo a la escuelita de verano se pone fatal y eso me pone de los nervios. Él sabe que cuando me responde de mala manera “palomita va volando a su boquita”(una palmadita). Pero hoy esa “palmadita” se ha convertido en un bofetón, se me fue de las manos. La rabia se apoderó de mi mientras le oía contestándome de mala forma, desobedeciéndome y mientras su hermano lloraba sin motivo alguno ( parece que se ponen de acuerdo). Y me he visto a mi misma como una olla de agua en ebullición a la que le echas sal y el agua se rebalsa. No he podido controlarme, no he podido tener dominio propio, eso que tanto le pido a Dios. He visto a mi hijo llorar de dolor y de miedo, y al pequeño también. He llorado yo también.  Me he arrepentido, le he pedido perdón, le he besado mil veces. Lo he llevado a la escuela tranquilo, contento después del incidente, pero yo no lo he olvidado en todo el día. He estado llorando de impotencia, de rabia conmigo misma, de miedo a que mi hijo me tenga miedo. De nervios, de agobio. Hoy ha sido uno de esos días que quisiera borrar de mi cabeza y de la de mi hijo.

He estado pensando toda la mañana en lo que ha pasado, pido sabiduría para criar y corregir a mis hijos con amor y sobre todo no herirlos, no gritar. Así es que me he propuesto meterme al baño o respirar profundamente cuando tenga ganas de estallar como hoy. Mi hijo y yo hemos hecho un “pacto de meñiques”, hemos prometido”tratar”de no gritar, que cuando tengamos ganas de hacerlo respiremos hondo y nos calmemos. Lo estoy haciendo, lo estoy intentando y por ahora en algo ayuda. Andrés también lo intenta. Ya les contaré cómo nos va, porque no quiero que mis hijos me vean rota, ni que ellos me obedezcan por miedo. Es difícil la tarea que nos toca, sobre todo en días como hoy. Corregir sin estar llena de cólera es un reto para mi de ahora en adelante.

Gracias por dejar que me desahogue y no juzgar, como madres o padres hacemos lo mejor que podemos, pero somos personas y fallamos.

*** Este post colaborativo ha sido publicado en la web de http://www.mamasbloguerasperuanas.com/

Archivado en: Crianza Tagged: arrepentimiento, castigo, Crianza, estrés de madre, mamá al límite, niños
Fuente: este post proviene de Con sentido de mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

A 10 mil kilómetros de ti

Desde que vine a vivir a España estas épocas han sido muy duras para mí. Pasar la primera Navidad (2008) fuera de Lima me costó mucho. Esa primera vez eché mucho de menos a mi familia, ni siquiera el ...

Mamá al límite

  No sabía como empezar a escribir este post. Me ha sido muy difícil, la verdad. He tenido un cúmulo de sensaciones que he venido cargando durante semanas hasta que hoy ya no he podido más y he decidi ...

Primer viaje sin mis hijos

¿Lo hago o no lo hago? ¿Me arrepentiré? ¿Mis hijos sufrirán? ¿Mi esposo podrá solo? Estas y otras preguntas rondaban por mi cabeza por más de dos meses, cuando mi mejor amiga de Perú, Magali, que iba ...

Nueve años y no ceceo

Hace unos días mi suegra me preguntó la hora. Yo le respondí al estilo americano, peruano vamos. Creo que eran 2:40pm. Le dije: son “veinte para las tres” Ella me respondió: “¿Cindy, ...

Recomendamos

Relacionado

Caótica mamá Cosas de mamá Reflexiones ...

Viviendo al límite: repostaje en familia

Supongo que fue mi naturaleza antisocial la que agradeció el día en que las gasolineras se volvieron autoservicios… Eso de estar los 5 minutos correspondientes hablando del tiempo con la persona que me atendía era… ¡un suplicio! Sin embargo, pronto giraría la veleta que hay en mi y pasaría a ser la primera en quejarme por el cambio… … Con lo cara que es y encima lo hago yo ...

general mamá trabajadora ...

Mamá Trabajadora

Hoy me toca hacer una llamada de atención principalmente a nosotras mismas, las mujeres, y muy especialmente a las que son mamás. Últimamente he estado en varias reuniones entre amigos y conocidos y como suele pasar, terminamos las mamis hablando de nuestros peques y lo que nos preocupa por un lado, y los demás, por otro. El caso es que me he topado con una situación algo incómoda, bastante, mas b ...

general dni mamá canguro ...

Mamá Canguro.-

Hoy me he levantado con la sensación de ser una mamá marsupial. Eso sí, me he mirado y he visto que afortunadamente no me ha salido ninguna bolsa en el cuerpo, jejeje, menos mal a ver si no cómo la iba a combinar con mis modelitos, jejeje. Bromas aparte, no sé si alguna de ustedes se habrá sentido así en algún momento. Seguro que sí porque a todos los niños en mayor o menor medida les dan esos ...

Kalandraka editora Mamá mmce3 lee

Mamá

¡Estoy tan feliz! el mejor regalo del mundo mundial son mis hijos, verlos crecer sanos, sus besos, sus abrazos, sus millones de "te quiero hasta la luna" y eso, afortunadamente lo tengo a diario, simplemente por eso ya puedo deciros que tengo el mejor regalo del mundo, por lo menos el que me hace verdaderamente feliz, pero es que además tengo en mis manos uno de los libros más bonitos qu ...

Vida cotidiana

¿Dónde está el límite?

En el año 1997, un 31 de agosto, en el puente del Alma en París, perdían la vida Diana Spencer (Lady Di) y su entonces pareja Dodi Al-Fayed en un aparatoso accidente de coche ocurrido mientras huían de los paparazzi. Ríos de tinta corrieron entonces sobre la actuación de la prensa llegando, incluso, a acusarles de su muerte. Y se criticó la sangre fría de los periodistas presentes que, aún viendo ...

General

Crónicas de una mamá estresada: análisis

Soy una madre estresada como el 99% de las que conozco… No hay momento más trágico en la vida de cualquier persona que el hecho de que te pongan en evidencia en público y más aún si es tu propia madre la que continuamente se empeña en ridiculizar toda tu existencia. No tengo bastante con el día a día con mis hijos, la Aupair, el marido, la casa, la compra y demás brownies que me ha regalado ...

niños autoayuda para mamás cosas mías ...

Ser mamá,¿lo mejor que te puede pasar en la vida?

Ser mamá es sin duda la experiencia más extraordinaria que he vivido, pero también es la experiencia que más veces me hace estar al borde del ataque de nervios. Será por que en casa tengo niños/monos.... (que me los quiero mucho a mis niños pero cuando los veo subirse a los árboles me confirman aquello de que "el hombre viene del mono"), que me hacen sufrir con sus saltos, escaladas, car ...

Acerca del embarazo Historias de Embarazo zFeatured ...

Antes de ser mamá.

Antes de ser mamá apreciaba a las madres, pero no las admiraba! A pesar de creer comprender lo que ello implicaba, de haber visto a muchas madres con sus hijos, de haber leído artículos o visto reportajes acerca de la maternidad, ahora me doy cuenta que aquella comprensión no estaba dentro de mis capacidades porque nunca había sentido el ser madre ni nada que se le asemeje. “Pero que niño tan malc ...

general actitud cambio personal ...

Madre agobiada y padre desaparecido. ¿Igualdad parental?

Me apetece compartir estos sentimientos porque, cada día, me llegan más, y más, y más comentarios, por lo bajo, sobre ellos. Pero ayer, la mamá que me lo comentó, lo hizo de una forma abierta y sabiendo bien lo que decía. Y eso, suele ser muy poco habitual por no decir nada habitual. Mamá desde hace 7 meses que descubre que tiene “garras” y no sabe pedir ayuda. Ella se basta y se sobra ...