Blog de Actitudfem Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Por qué decidí no convertirme en madre

He leído muchas cosas sobre el fenómeno NoMo (No Mothers), una generación de mujeres que no queremos tener hijos. Lo que no he encontrado en esos artículos es alguien que comparta las sensaciones por las que yo atravesé antes de tomar la decisión; incluso he encontrado artículos que describen cosas contrarias a las que yo siento.

           

En principio tengo que decir que desde niña estaba en mí la idea de que eventualmente tendría “a mis propios hijos”, desde los juegos con muñecas hasta las frases de “ya verás cuando tengas a tus hijos”. Convertirme en madre no parecía entonces una elección, sino un destino.

 

Mucho tiempo yo me visualicé teniendo hijos, hasta que me di cuenta de que no era una elección propia, sino que venía de mi entorno, fue entonces cuando empecé a replantearme qué quería hacer en el futuro.

 

En ocasiones se dice que las NoMo carecen de “instinto maternal” o que no les gustan los niños. Creo que yo tendría la paciencia necesaria, y de hecho la actividad a la que me dedico me lleva a estar rodeada de niños continuamente. Sin embargo, no considero que esto sea suficiente para tomar la decisión de tener hijos.

 

Con el panorama en el que veía el mundo y el país, me pregunté un día si sería una buena idea tener un hijo. También pensaba en las implicaciones económicas que conllevaría hacerlo, en el tiempo que requería y en cómo no eran compatibles las dos cosas. El dinero que requeriría implicaría dedicarme por completo a desarrollar mi vida profesional, lo cual no me daría el tiempo necesario para hacerlo.

 

 

 

Pero sobre todo me di cuenta de lo mucho que disfruto mi vida ahora, en la libertad que siento al irme al menos una vez por año de viaje al extranjero, en la relativa facilidad con la que puedo cambiar de residencia. También noté que había muchos sueños que me hacía falta realizar, desde hacer un doctorado hasta vivir en el extranjero por una temporada. Y noté que no podría dejar de realizar esos proyectos sin sentir que me había quedado a deber cosas importantes.

 

Mi vida actual y las aspiraciones que tengo a futuro son incompatibles con la idea de tener hijos, me doy cuenta cada vez que debo buscar a alguien que cuide a mi perra por unos días mientras mi novio o yo estamos de viaje. Pienso en lo difícil que me sería desapegarme de una persona, pero sobre todo en lo que ese niño o niña sentiría cada vez que me voy. Pienso también en qué pasaría en 30 años, cuando el agua sea cada vez más escasa y esa persona tenga que vivir esas dificultades.

 

Vi a mi mamá renunciar a su vida profesional por darnos a mis hermanas y a mí la mejor compañía, juegos y una gran formación. Y mucho tiempo pensé que tenía que retribuirle eso dándole a mis hijos lo que ella me dio a mí. Ahora sé que nadie se sintió más orgullosa de verme terminar la maestría y hacer realidad mis proyectos como ella. Sé también que esa retribución puedo dársela a ella llevándola de viaje o dándole otro tipo de experiencias.

 

A veces todavía me pregunto si tomé la decisión correcta, pienso entonces lo difícil que sería a la inversa: si estuviera cuidando a un hijo y me hiciera la misma pregunta. Entonces me siento tranquila.

Fuente: este post proviene de Blog de Actitudfem, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Por qué no soy una super madre

Me consta que la tri-maternidad, y en general tener más de dos hijos, es digna de admiración por la mayoría de la gente, sobre todo de otras madres. Y es que "si yo con uno que tengo no me da la vida", parece que llevar tres o más hijos adelante es un mérito digno de pedestal. Cuando tienes más hijos de lo razonable -no nos engañemos, esta sociedad considera razonable tener dos hijos y ...

Pequeñas cosas experiencia juventud ...

¿Y por qué no?

Mi abuela y casi todas las abuelas que conozco dijeron alguna vez eso de: “Quién tuviera tu edad, pero sabiendo lo que sé ahora!”. En su día no comprendí bien lo que significaba, pero la frase siempre me gustó, como aquella otra de: “Podría ser tu madre”. A día de hoy tengo la edad suficiente para decir ambas cosas, pero por alguna razón ya no me suenan tan bien. Cuando ere ...

ocio educación abandono ...

¿Por qué no quieres estar conmigo?

¿Cuantas veces habéis vivido en casa esta situación? Hijo.- mamaaaa!!, mamaaaa!!! ven a jugar conmigo? Madre.- Ahora no puedo que estoy limpiando Hijo:- Mamaaaaa!!!, mamaaaaa, mira lo que están poniendo en la tele. Madre:- Míralo tú y luego me lo cuentas que yo ahora no puedo ¿No os suena esta conversación? ¿Cuántas veces la has vivido en casa? ¿Cuántas veces le has dicho a tu hijo que ahora no es ...

amor azúcar biodescodificación ...

Hay mejores cosas que hacen feliz a un niño... y no son dulces.

Photo by Allen Taylor on Unsplash Confieso que soy una mala mamá....bueno, según algunas personas que han visto que no le doy y evito que le den dulces a mi hija. Desde familiares muy cercanos, amigos y hasta gente que ni conozco en lugares que visito, por ejemplo, la semana pasada, en la ludoteca donde llevé a Raquel (mi hija) a actividades para niños relacionadas con los huevos de pascua. Ese ...

Educación Pedagogía valorar a los estudiantes

Los estudiantes educados y respetuosos casi nunca son noticia

Empiezo mi reflexión diciendo que yo nunca he faltado el respeto a un profesor (ni lo pienso hacer). Jamás he tenido una mala actitud con ellos y ni en mi infancia ni adolescencias el centro educativo tuvo que llamar a mis padres por un mal comportamiento con los docentes. Ahora la cosa es diferente. Ahora hay estudiantes que faltan el respeto a los profesores y que no les dejan hacer su trabajo. ...

Opinión Otros Ser padres

El día que decidí no contestar más el Whatsapp del grupo de padres del cole

No voy a ser yo quien desvele las virtudes y las maldades que entraña la comunicación vía Whatsapp. No soy yo quien descubra ahora la sopa de cebolla, siglos atrás inventada. Pero sí voy a hacer públicas las razones por las que un día decidí no contestar más el Whatsapp del grupo de padres del cole. Hoy escribe Sara, la mamá, la persona. Este es otro de mis posts personales, de los que sí hablo de ...

maternidad educación emocional gestionar emociones ...

¿Qué pasa con las emociones que una madre no expresa?

Este verano realicé algunas sesiones de reflexología podal con Alicia C. Sánchez y, entre otras cosas, tocó un punto en mi pie muy doloroso que es el que está conectado directamente con la esfera emocional. ¡Cuántas cosas ahí encapsuladas! Emociones no expresadas, cargas y angustias no digeridas, miedos reprimidos, pensamientos molestos, culpas, negaciones… Hablamos sobre ello, me desahogué ...

Creatividad

Qué hacer cuando no se qué hacer.

Qué hacer cuando no se qué hacer es una propuesta divertida que puede ayudarte a ti y a tus hijos cuando os encontráis en uno de esos momentos en los que no se os ocurre qué hacer y el aburrimiento os sobrepasa. Cuántas veces me habré encontrado, igual que tu, ante la pregunta de mis peques  “mami, ¡qué hago?” Y en esta tesitura mis respuestas no creo que se alejen mucho de las tuyas ...

batiburrillo REFLEXIONES

Yo elegí ser MADRE

Cada vez tengo menos tiempo para mí, muchas veces llevo el pelo desarreglado, ¿pintarme las uñas? JA... los días de suerte. He engordado un montón y para rematar a raíz de mi embarazo gemelar desarrolle una diastasis (en otro post hablamos de esto) y estoy cansada de q me pregunten si estoy embarazada... Ya les contesto que sí y que estoy de 23 meses (a preguntas inoportunas respuestas...). Mis d ...

Motivación motivación paciencia

¿Por qué es importante ser una persona paciente?

La paciencia es un valor que todo ser humano anhela poder tener y manejar en las diferentes circunstancias de su vida tanto de manera personal, como con la familia con los hijos, con la pareja y en el ambiente laboral. Como seres humanos, cuando queremos emprender algo como aprender un oficio, tocar un instrumento o incursionar en algún deporte, debemos practicar y estudiar arduamente. Esto mismo ...