Bienvenida Mama Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Quieres contar algo? Deseando ser madre

Hoy recupero la sección ¿quieres contar algo? con una historia desgarradora, llena de tristeza, en la que una mujer nos cuenta su experiencia en su lucha por ser madre. Aquí tienes sus palabras:
quieres-contar-algo


  Hola, quisiera compartir mi historia porque la verdad estoy cansada de lidiar con gente que o no me toma en serio o de plano no me escucha...Siempre quise ser madre, desde que tengo memoria, yo nunca me vi como una exitosa profesionista con el mundo a sus pies, si acaso me veía como una de esas artistas que pintan o escriben de vez en cuando. Mi deseo siempre fue formar un hogar con un hombre que me amara ya que yo nací en un hogar no sólo disfuncional sino con todo lo que no se debe hacer al formar una familia.Estudié una carrera más que nada para darle gusto a mi madre y que no me tuviera encerrada en esa casa de locos donde viví por muchos años, ya que al ser ella también profesionista, no iba a dejar que su única hija fuera una doña nadie.Terminé y me recibí, tras varios fracasos amorosos, conocí a un excepcional joven del que pronto me enamoré y él de mí, con decirles que teniendo menos de un año de novios me pidió que me casara con él.Yo estaba más que feliz, había encontrado al hombre de mi vida y pronto tendría la familia que tanto anhele... pero los bebés no llegaron.Al año de casados (uno bastante difícil y complicado) cambié de ginecólogo porque ya teníamos algunos meses buscando familia sin éxito, la doctora me pidió unos análisis de sangre para empezar que fueron el comienzo de mi calvario.Se me diagnosticó hipotiroidismo, me dijeron que todas mis hormonas estaban por ningún lado y no se explicaba la doctora como es que yo seguía teniendo mi período tan puntual como lo he tenido siempre, pero no le dio mucha importancia y, luego de ponerme en tratamiento,  dijo que en cuestión de meses estaría más que lista para embarazarme, lo cual no sucedió.Para cuando me di cuenta ya había pasado otro año y nada, lo que más me frustraba es que mi esposo parecía no darle importancia alguna a la situación: "al rato te embarazas, vas a ver" eran más o menos sus palabras. Hable con la doctora quien me puso bajo un tratamiento ligero al que supuestamente reaccioné de manera favorable, pero la prueba está que no sirvió de nada; los meses seguían transcurriendo y las mujeres a mi alrededor de mí empezaban a tener a sus hijos:
"¿y ustedes para cuando?"Cada vez se hizo más incómoda esa pregunta
Yo me empecé a deprimir porque sentía que nada de lo que hacía servía de nada y mi esposo terco de que "será más pronto de lo que imaginas" por un lado, y mi madre por el otro haciendo planes para cuando sus nietos llegaran; Dios, me decía a mi misma, no puedo con esto.Los meses seguían transcurriendo y más amigas, conocidas, primas y ex compañeras se iban embarazando mientras yo me encogía de hombros y ocultaba mi tristeza cuando me enteraba.Otro año llegó, así como otro más y los tratamientos se hicieron más invasivos, costosos y traumáticos, tuve todo tipo de reacciones horribles que supuestamente o no debían pasar, o era muy raro que sucedieran, eso sí, para embarazarme nada.Ovario poliquístico y endometriosis se sumaron a la lista de problemas; pastillas y más pastillas, inyecciones dolorosas que me hacían llorar de angustia en las clínicas, una inseminación artificial fallida se agregaron después.A los cinco años de casada, y ya con una depresión igual de avanzada, milagrosamente quedé embarazada de manera natural, pero si creías que esto era mi final feliz, estas muy equivocada, menos de una semana después de enterarme sufrí un aborto involuntario.Me derrumbé, no existen palabras para describir lo que sentí ese día, quería morirme e inclusive pensé en suicidarme esa noche, si no ha sido por mi mamá que se había quedado en mi casa unos días quizás (y que se dio cuenta a tiempo) no estaría ya aquí.Mi marido me buscó a la mejor terapeuta e inicie terapia por más de un año, en donde según él mostré ciertos avances, yo la verdad nunca lo vi así y si acepté el tratamiento fue porque ya no tenía nada que perder.Lloraba y no dejaba de llorar mientras a mi alrededor seguían embarazándose mientras a mi ya me empezaban a ver como "la que no puede tener familia"
Yo estaba muy enojada con todos y conmigo misma.Ya no quería estar con mi marido ni que se me acercara, odiaba estar a su lado y su aparente indiferencia a lo que había ocurrido, ya no me importaba nada.Él me decía que había que seguir intentando yo solo quería mandarlo al diablo, claro, como a él ya le habían dicho que no tiene problemas.Paso más de un año del aborto y no podía embarazarme. Hasta la misma ginecóloga (que ya era la tercera vez que cambiaba) me salió con su psicología barata de que "andaba muy estresada y necesitaba calmarme", nos decía que disfrutará mas y saliéramos, pero ¿en que cabeza cabe que gastando tanto en tratamientos vamos a andar teniendo dinero de sobra para salir a divertirnos? No volví con ella.Intentamos buscar una adopción, pero la serie de requisitos, las trabas burocráticas y que prácticamente nos dijeron que si queríamos un niño eran de 3 a 4 años de espera y no había garantía que fuera menor de cinco años, me desanimó.El año pasado, nuevamente, quedé embarazada de manera natural pero también lo perdí a los pocos días de enterarme.Ahora me salieron con que tenia un "virus" agarrado quién sabe donde, que eso impedía que el corazón de cualquier embrión creciera.
Otra vez mas tratamiento.Ya casi se cumple un año de aquel aborto y no, no he podido embarazarme otra vez a pesar de que el ginecólogo prácticamente me dijo que no hay ningún problema ya que todo esta en completo control...No he podido dejar de emocionarme, un relato que me ha llenado los ojos de lágrimas, un relato que de verdad me gustaría no haber leído, porque no es justo que las mujeres que desean con todas sus fuerzas ser madres, no lo puedan ser ¡¡no lo es!! 

La infertilidad es un tema del que no se sabe mucho, en el que muchas veces metes la pata sin saberlo. En estos momentos me acuerdo de El peso de la infertilidad una bloguera que nos narra capítulo a capítulo su lucha por ser madre, y su lucha porque la gente deje de decir barbaridades, que la infertilidad es algo duro, que no es algo que si te relajas se pasa... Así que te invito a que la visites, a ti, escritora anónima de este desgarrador relato. 

Y a ti, que pasaste por algo parecido, o que simplemente te apetece, te pido que le digas algo a esta mujer para ayudarle en ese desasosiego que tiene, esa tristeza que no se cura, unas palabras que le hagan seguir luchando.

Fuente: este post proviene de Bienvenida Mama, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Kilos de solidaridad

Si tengo que destacar una de las cosas en las que la maternidad me ha cambiado, es en la forma de ver a los demás niños. Hasta hace bien poco, no eran más que niños, que muchas veces eran unos trastes ...

Club de lectura: ¡Buenas noches!

Lo sé, estoy desaparecida, así que antes de nada ¡perdóname! Desde que empecé las clases en la universidad el tiempo no me da para nada: millones de cosas que hacer y estudiar, y si a eso le sumamos l ...

Bizcocho de colacao con thermomix

Uno de mis vicios confesables es el chocolate. Cada vez que compro una tableta, corre peligro, porque en sólo unos minutos ¡desaparece! Así que tomé la determinación que no iba a comprar nunca más cho ...

Recomendamos

Relacionado

general fertilidad intimo ...

¿Quieres contar algo? Madre soltera

Hacía tiempo que no te traída ninguna confidencia de ¿Quieres contar algo? así que ya iba siendo hora. Si quieres ver las historias anteriores puedes acceder a ellas en este enlace. Esta vez quien nos habla es una mujer soltera deseando ser madre, inmersa en una espiral de clínicas, consultas, médicos y demás para lograr su mayor deseo, tener a su hijo en brazos. Aquí te dejo con sus palabras... T ...

general embarazo infertilidad ...

¿Quieres contar algo?

Si me sigues en las redes sociales, ayer habrás visto que va a empezar una nueva sección en el blog: ¿Quieres contar algo? Pues ¡hoy va a ser el día de inaugurarla! La empezamos con alguien muy especial para mi. Es una amiga que he conocido a través de este mundo, el 2.0 Es una persona muy especial que me contó su historia, en la que se habla de la Infertilidad . Ella sólamente quiere contar es ...

general hijos infidelidad ...

¿Quieres contar algo? Madre necesita ayuda

Como ya sabes de entradas anteriores, hay una sección en el blog en la que tú eres la protagonista. En ¿quieres contar algo? puedes expresar lo que sientes, preguntar dudas, etc del tema que quieras para ser "escuchada" y que otras personas puedan darte su opinión. Este es el caso de la mujer de hoy. Está en una situación familiar comprometida, y le gustaría que le dieras tu opinión, con ...

general infertilidad intimo ...

¿Quieres contar algo? Infertilidad parte 2

El viernes pasado se inauguraba sección en Bienvenida mamá ¿Quieres contar algo? Y se inició con un testimonio de alguien muy especial, una mujer que nos habla de la infertilidad en primera persona. Hoy te traigo la segunda parte, si aún no has leido la primera lo puedes hacer aquí. Sin más te dejo con sus palabras: "Me hice una resonancia magnética en la cabeza y el resultado fue el espera ...

general infertilidad ¿quieres contar algo?

¿Quieres contar algo? Infertilidad parte 3.

Seguimos con el testimonio de esta chica que nos está contanto su experiencia con la infertilidad. Si te has perdido las partes anteriores las puedes leer aquí:Parte 1 Parte 2 Sin más aquí están sus palabras: "Empezamos con el médico de cabecera, pasamos al ginecólogo del ambulatorio, luego a los ginecólogos especialistas en fertilidad, para ir a otro especialista y que nos digan que este tip ...

Fertilidad

¿Qué he hecho yo? Sólo quiero ser madre

Hoy empezamos una serie de posts que nuestras lectoras nos envían para contar su historia en este camino para llegar al embarazo que pretende ser un punto de ayuda para otras parejas que han llegado al mismo río y deben cruzar este puente. El primer post es de Laura Puerto, 33 años, que se sometió a un proceso de ovodonación. Si os gusta su historia y os sentis identificada, podéis comprar su libr ...

general infertilidad intimo ...

¿Quieres contar algo? Infertilidad, parte 4 y final

Hoy por fin llegamos al final del relato sobre infertilidad . Después de 3 intensas partes, por fin sabremos cómo ha acabado esta historia. Si te has perdido alguna de las entradas anteriores, las puedes encontrar aquí. Sin más te dejo con sus palabras: "Llegamos al lunes, me dicen que tengo que beber una hora antes, un medio litro de agua para tener la vejiga llena y que se pueda ver mejor ...

a mi madre dedicatoria Madre ...

Para Mi Madre

Madre, gracias por darme lo más valioso "la vida", gracias por escogerme como tu hija, mil gracias. Madre, aún en la distancia, siempre estas atenta. Como quisiera que vivieras cerca y no a miles de kilómetros. Madre, cuánta falta me haces, en las alegrías, en la tristeza, en la angustia, simpre te llevo presente. Madre, cuanto extraño tu presencia, tantos momentos no vividos juntas, t ...

Reflexiones Carta Dia de la Madre ...

Carta para las mujeres cuyo corazón anhela ser madre en este Día de las Madres

Si me hubiesen dicho hace algunos años que pronto me encontraría en casa con tres hijos no les hubiese creído. Aunque no me lo crean, en un momento de mi vida fui diagnosticada con Infertilidad. Infertilidad secundaria, para ser exactos. Siempre mi médico me había advertido que tenía problemas que podrían causarme infertilidad cuando decida tener hijos. Me decía que más vale aproveche y lo haga pr ...

general andanzas bebés ...

Nacida para ser madre

El próximo domingo la mamá jefa celebrará su primer Día de la Madre tras festejar el año pasado el Día de la Casi Madre. Y como la celebración nos pillará en un AVE Sevilla-Madrid, me adelanto a hoy miércoles para publicar este post dedicado a ella. Y en cierto modo también a mi madre. Y a mi abuela (que mañana conocerá por fin a su bisnieta). De la mano de ellas dos conocí de primera mano lo que ...