Padres

MADRE MADE IN SPAIN Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Rinoceronte naranja en verano

Me encantaría deciros que desde que empecé este reto del Rinoceronte Naranja ha sido todo coser y cantar, pero me comprometí con vosotras a deciros la verdad y eso voy a hacer (también lo hice la vez anterior).

El verano ha sido una dura prueba para ver si podía controlarme sin perder los nervios con los niños y el marido. Todos en casa juntos pero no revueltos, o ese era el plan.

“Rinoceronte Naranja” en verano

Yo me paso el año deseando que lleguen las vacaciones para poder disfrutar y descansar con la familia, y al día siguiente ya estoy esperando que empiece la “vuelta al cole”.

En nuestro caso viajar a España en verano no nos ayuda mucho. Si bien estamos deseando ver a los amigos, a la familia, la playita, … en cuanto los niños están con los abuelos la transformación es instantánea. No hay niños más consentidos en el planeta que mis hijos.

<Yo me sé de uno que se pasó la tarde con los abuelos, en vez de venir con nosotros a tomar un helado, porque no paraba de molestar. Y cuando le recogimos le habían comprado 2 regalos. Él más feliz que unas pascuas me decía: ¿mañana si no me porto bien me voy otra vez con los abuelos?>

Y no me mal interpretéis, los abuelos están para eso, para disfrutar de ellos sin obligaciones de educarlos, pero claro a los padres luego nos cuesta más controlarlos.

Pero luego llega la otra parte … cuando nos tenemos que ir de España. Quieras que no tener que separarse de la familia y amigos les cuesta mucho. Y aunque teníamos organizada la segunda parte de las vacaciones en Gales y se lo iban a pasar genial, no estaban muy conformes con volver al Reino Unido y nos lo hicieron saber de una forma muy notoria.

En fin, que sí, que perdí los nervios más de una vez y se esfumó la paciencia. Que me fue muy difícil controlar la situación cuando la tensión entre hermanos aumentaba mientras se peleaban por la silla en la que sentarse a cenar. Un auténtico desastre.

Pero de repente un día presencié algo bochornoso que me dio que pensar.

¿Cómo queremos que traten nuestros hijos a los demás?

< Y ahí estaba yo en la piscina del apartamento escuchando a una mujer como gritaba a una abuela (al parecer su madre) delante de todo el mundo. Echándole en cara que le había pedido que trajera algo de comer para tomarse un aperitivo (galletas, aceitunas, un paquete de papas) y sólo había traído un paquete de ganchillos.

Que se estaba muriendo de hambre (esto lo decía con ansia, como si llevara varios días sin comer) y la “pobre” abuela (a la que le llamó de todo menos bonita) tan insensible le había traído justo lo que ella no quería. >

Vergüenza me dio escuchar a la mujer gritarle así a su madre delante de sus nietos, de los amigos y de los desconocidos que estábamos cerca.

Al margen del hecho que fue penoso, me pregunté cómo era posible que esa familia llegara a ese nivel de hostilidad, en qué momento el reproche y los gritos era una forma de comunicarse. Porque me imagino que para faltarse el respeto de esa manera, ya lo habían hecho antes muchas veces.

Está claro que cuando gritamos a nuestros hijos en el día a día es que estamos cansadas, desbordadas, o que lo que ocurrió en ese momento fue “la guinda del pastel”. Pero si yo no quiero que ellos hablen así, si no quiero que se falten el respeto o que me lo falten a mí cuando estén cansados, frustrados o hartos porque otro niño les molestó, … yo tampoco debo hacerlo. No puedo pedirles que hagan lo que yo no hago.

No les hables con el imperativo

rinoceronte naranja


Una vez en el parque le comenté a una amiga lo harta que estaba de que mis hijos no me hicieran caso, que me pasaba el día gritándoles diciéndoles “¡Noooo, deja eso!, ¡Chicoooos!, tenemos que irnos,  …” y no había manera de que obedecieran. Ella me contestó que tenía que hablarles de forma seria y con mucha autoridad, así: “¡JUANA, ven aquí!”

Y fue efectivo, la niña dejo inmediatamente lo que estaba haciendo y se acercó con cara de susto. A mi me pareció que si en vez de llamarle Juana le llama Chuski se había acercado el perro de la vecina y se hubiera puesto en posición de sumisión.

¿Es necesario comunicarnos con nuestros hijos como si estuvieran haciendo el servicio militar? ¿Quieres que tu hijo viva en un ambiente de ordeno y mando? ¿Crees que es bueno que un niño obedezca sin rechistar a los adultos? ¿Qué pasa si alguna vez el adulto les pega unos gritos y quiere hacer algo inapropiado? Como les habrás enseñado a obedecer no se atreverán a cuestionar lo que están haciendo.

Pues yo prefiero que comprenda lo que estoy diciendo, hablar con él, y razonarle. Algo mucho más complicado, porque supone estar cerca del niño, tener paciencia y enseñarle, que pegar 4 gritos y esperar que nos obedezcan inmediatamente.

Como ya os he contado que es algo dificilillo y hay meses que me cuesta horrores, he buscado material que me pudiera ayudar. Y como caída del cielo encontré esta web de pedagogía blanca, tienen escritos un montón de posts de educar sin gritar (os dejo aquí uno de ellos), incluso organizan un cursos on line interesantísimos (yo ya he hecho uno).



Bueno esta ha sido mi experiencia con el reto del Rinoceronte Naranja este verano. Ojalá me pudiérais contar que tal va vuestro reto.

.

Fuente: este post proviene de MADRE MADE IN SPAIN, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Terremoto

Hace apenas unos días hubo, de nuevo, un terremoto en Chile, justo en Curicó, la ciudad donde yo he vivido 3 años. Afortunadamente no pasó a mayores. Los chilenos están ya acostumbrados a este tipo de ...

Bautizo en la huerta de Valencia

Como más de uno ya sabéis, nuestra pequeña Ximena nació en Chile, y aunque vinieron nuestros padres a vernos los primeros meses, vimos que no era el momento todavía para bautizarla. En Chile estábamos ...

El bautizo de Ximena

Como más de uno ya sabéis, nuestra pequeña Ximena nació en Chile, y aunque vinieron nuestros padres a vernos los primeros meses, vimos que no era el momento todavía para bautizarla. En Chile estábamos ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

DE TODO UN POCO

Mi primer mes del Rinoceronte naranja

Lo prometido es deuda. Os dije que os contaría mi experiencia con el reto del rinoceronte naranja y fiel a mi palabra os lo voy a contar. Pero os lo voy a contar de verdad, ni voy a ir en plan “happyflower” diciendo únicamente lo positivo, ni os voy a intentar dar pena. Voy a intentar ser lo más realista posible. Tengo que reconocer, con asombro, que la primera semana me resultó facilí ...

DE TODO UN POCO

El difícil reto del RINOCERONTE NARANJA. ¿te unes?

Creo que lo había escuchado antes alguna vez, pero nunca me había llamado la atención. Hasta que alguien me explicó en qué consistía EL RETO DEL RINOCERONTE NARANJA, y me ha abierto los ojos. Esto de educar a los niños y mantener la calma al mismo tiempo es muy difícil. Ya os he comentado alguna vez que hasta que mi hija mayor cumplió los 2 años, yo era la mejor madre del mundo. Me poseía a diario ...

Mi mundo

Verano, calor, niños y ¿vacaciones?

Ya hace calor, no descubro América, ya es más que evidente, hace unas semanas empecé a derretirme, no se aún porque parte del cuerpo empecé a hacerlo. Hoy, 21 de Junio, oficialmente, mis peques terminan el cole, unas merecidísimas vacaciones, están cansados, mucho, por las mañanas empiezan a “fallarles” los ojos porque se les cierra como dice el mayor. Con el verano siempre viene a cas ...

Verano

El verano nunca me gustó especialmente, todo el mundo me tiene por rarita por este motivo, pero soy de las pocas personas que conozco que no tiene un pueblo al que emigrar y tampoco salíamos mucho de vacaciones durante mi infancia, así que el verano para mi significaba quedarme en una capital de temperatura asfixiante y sin un solo niño cerca durante mínimo, mínimo, un mes.... sopor y aburrimiento ...

Sin categoría

Después de un tiempo…

Dice una reflexión de Jorge Luis Borges que después de un tiempo aprendes muchas cosas. Ha sido una etapa dura. Muy dura. Tan dura que no escribí lo suficiente, pues mi promesa para este blog fue siempre escribir “para que te conviertas en tu mejor versión”. Mi mejor versión salió de vacaciones y no quiso regresar en un largo tiempo. Sin embargo, mi versión interior cambió. Y mi entorn ...

general pareja y sexualidad

¿Y el marido?

Debo confesar que desde que me volví mamá mi esposo pasó a un segundo plano. No fue por falta de amor, para nada. Siempre lo he amado muchísimo. Fue porque simplemente no tenía ojos, ni tiempo ni ganas para nadie ni nada que no fuera mi hijo. Los sentimientos que estaba experimentando como madre primeriza y el encanto hacia mi recién nacido eran tan fuertes que, absolutamente todo pasó a un segund ...

general duelo gestacional embarazo ...

¿Cuánto dura el duelo gestacional?

Desde hace dos años el mes de octubre es especialmente doloroso para mí. Parece que fue ayer cuando, pocos días después de enterarme de que estaba nuevamente embarazada, tuve que salir corriendo a urgencias a causa de un fuerte sangrado que desató todas las alarmas. Ni siquiera sabía que llevaba gemelos porque aún no había ido a la primera revisión con el ginecólogo. Pero aun así nada te prepara p ...

Vida en Alemania coche planificar ...

De España a Alemania en Coche: Vuelta a Casa

Así como os hablé de nuestro viaje de ida para las vacaciones, no quería dejar de contaros sobre la vuelta a casa. La vuelta de España a Alemania en coche fue un poco más dura de lo que esperábamos. Han sido un par de meses que los niños y yo hemos podido disfrutar del Sol de España. (Mi marido el pobre no ha podido estar tanto tiempo, claro. Le ha tocado estar en casa currando). El viaje a casa i ...

Bendito Verano, o no?

Que ganas tenia de que llegara el verano, sol playa calor piscina helados y paseos con mi niña de la mano. Muchas ganas pero admito que algo de nervios, el verano pasado fue un verano cargado de rabietas y caprichos, y fui una madre al borde de un ataque de nervios un día si y otro también. No supe hacerme con las situaciones en casi ningún momento y eso me causó gran frustración y ansiedad, tanto ...

consejos embarazo

Cómo sobrellevar el embarazo en verano

El calor del verano suele ser incómodo en general, pero lo es especialmente si te toca pasar el embarazo en esta época. Y es que a las ya de por sí incomodidades que genera el embarazo, por bien que se lleve, las altas temperaturas pueden hacerlas aún mayores. Tres embarazos, tres que no son pocos, son los que mi cuerpo ha vivido en verano. Los dos primeros tuvieron su fin en pleno mes de julio, ...