Educar para el futuro Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Taller cambiando gritos por besos y abrazos. Semana 2: Hablando bajito.

Taller on-line: Cambiando gritos por besos y abrazos. 

¡Hola! ¿Cómo ha ido la semana? ¿Has abrazado mucho? ¡Ya no dejes de abrazar nunca por favor! Vuestra rutina de abrazos se quedará instalada en vuestras vidas para siempre si te esfuerzas en mantenerla. Me encantaría que me explicaras cómo te ha ido, qué nombres habéis elegido para vuestros abrazos... todo lo que tu quieras contar. Puedes hacerlo en comentarios y yo responderé en cuanto pueda.
Vamos al lío... el taller de hoy se llama "háblame bajito" porque aquí vamos a atacar directamente a los gritos. Así es. Lo que os voy a proponer va a ser muy importante si os encontráis con que a veces, sin saber casi cómo, acabáis gritando. Para l@s que no soláis gritar mucho o no os encontréis a menudo en situaciones como ésta, este ejercicio os puede servir para inculcar a los niños a utilizar un tono de voz más bajito (no sé a vosotras pero mi peque parece que se ha tragado un micro, y el mayor cuando se emociona se sube....jejejeje).
educar-sin-gritar


Vamos a empezar por nosotr@s...¿Qué podemos hacer para evitar gritar a los niños?


Antes de nada quiero decir que somos humanos y no lograremos no gritar nunca. En ocasiones se nos escaparán gritos y será normal, no nos machaquemos por eso. En otras ocasiones gritaremos porque hay un peligro cerca y el miedo nos hará reaccionar.
Reducir los gritos no es una tarea sencilla y no se hace de un día para otro, y a l@s que os habéis apuntado a este taller para dejar de gritar os pido que os perdonéis, que tengáis compasión por vosotr@s mism@s y que confiéis en vosotras mismas. A partir de ahora, iréis reduciendo gritos, yo estoy segura de ello, pero aún se os escapara alguno. No quiero por nada del mundo que os carguéis un peso en la espalda cada vez que gritéis. Aceptarlo, reconocerlo, pedir perdón y volver a intentarlo de nuevo. El objetivo en este taller es que gritar no se convierta en el modo de operación en nuestras casas para que reine el amor y no el miedo pero no buscamos ser "perfectas" ni robots sin sentimientos. Si estáis haciendo este taller yo estoy segura de que así va a ser. EJERCICIO Nº1.

Intentar no repetir las cosas mil veces. No sé si a ti te pasa, pero a mi, como repita muchas veces las cosas me voy acelerando. Por un lado me enfada, porque parece que no me escuche nadie, y por otro, me acelera y mi tono de voz va cambiando. Si no corto eso, tengo todas las papeletas de acabar gritando. Así que el ejercicio número uno va a ser el de intentar no repetir las cosas mil veces.
Para mi esto es lo más difícil, pero podemos hacerlo y te voy a proponer unos pasos:
Primer paso: Como en el ejercicio de los abrazos, lo primero que necesitamos es tomar conciencia de cuántas veces decimos las cosas, de observar el cómo las decimos, si hablamos muy rápido, si nos notamos alteradas, si vemos que el tono de voz va subiendo poco a poco, fijarnos si nuestro cuerpo se pone tenso, o se nos acelera el corazón, etc.
Segundo paso: Explicarle a tus peques que a partir de ahora vas a intentar no repetir las cosas tantas veces y que las dirás solo una vez. A lo mejor te preguntas por qué explicárselo. Pues porque tu conducta va a cambiar y es respetuoso avisarles de que lo vas a hacer y de explicarles el motivo. Si son lo suficientemente mayores puedes pedirles ayuda y aprovechar para decirles que necesitarás que estén bien atentos si les dices algo y que si ven que vuelves a repetir lo mismo que te avisen. Para ellos será como un juego divertido.
Tercer paso: Llevarlo a la práctica. Al principio te costará, es muy normal, pero si tomas conciencia de tu objetivo centrarás tu atención en ese aspecto y te darás cuenta cada vez más fácilmente y pasarás de repetir 10 veces, a 5, a 3.....
Trucos:
Intenta hablar menos, no enrollarte en explicaciones largas.
Si eres una personas muy activa, que hablas rápido, haces muchas cosas... intenta bajar el ritmo: habla más despacio y haz las cosas más lenta. Esto último, el bajar el ritmo, te ayudará a tomar conciencia y a conectar contigo misma. 
EJERCICIO Nº2.

Habla con un volumen de voz menor al que estás habituad@ a hablar. Algo también que requiere mucho esfuerzo pero que merece la pena intentarlo porque da muchos resultados.
Si te ha pasado como a mi, el nivel de ruido en mi casa ha subido. Puedes escuchar coches chocar, juguetes que se caen, muñecos con pilas que no paran de repetir la misma frase y algunas veces la tele encendida de fondo.....Sin darnos cuenta, para dirigirnos a los niños necesitamos alzar el tono de voz porque simplemente no nos oyen, y al final, se convierte en nuestro tono habitual. Hablar alto puede generarte nerviosismo. ¡Ojo! A algunas personas no, simplemente tienen un tono de voz elevado y hablan así habitualmente pero si tú notas que te cansas, que vas algo forzad@ de voz, incluso que te incomoda el hablar, eso es que no es tu tono de voz y que estás forzando para superar el ruido ambiental.
Pues bien, el objetivo es que a pesar del ruido "externo", no levantemos la voz del tono que nos hemos propuesto mantener. ¿Si?
Trucos:
Intenta eliminar ruidos si es posible. Por ejemplo, si los niños están jugando, apaga la tele, baja el volumen de la radio.... 
No hables a los niños si no puedes mirarlos. Me explico. Si tu estás en otra habitación tendrás que levantar la voz para que te oigan. Aunque parezca que eso no tiene nada que ver con los gritos, si lo tiene, porque irás sumando esa incomodidad de tener que hablar en un tono superior al tuyo y una vez tras otra puede acercarte al límite.  EJERCICIO Nº3:

Si ya has gritado... Tan pronto como te des cuenta que has gritado o que tu tono de voz ha subido, vuelve a bajar al nivel inicial. Respira hondo, quédate en silencio si lo necesitas y perdónate y pide perdón a los niños si sientes que lo necesitas (pedir perdón es una gran herramienta para enseñar a los niños a hacerlo ellos y para reparar errores, y en disciplina positiva la utilizamos mucho). 
Por último, me gustaría hacer hincapié en la importancia del control de la respiración. No respiramos bien y eso puede provocarnos desde estrés hasta subir de peso. Cuando hablamos mucho, rápido, y alto, estoy convencida que nuestra respiración se descontrola (no soy ninguna experta de esto por eso digo estoy convencida) y eso provoca que no podamos pensar con la misma claridad. Así que aquí te dejo un vídeo de 5 minutos con técnicas de respiración que me han parecido muy útiles, no solo para no gritar sino también para estar mejor en nuestro día a día. Atención a la última que nos cuenta en el vídeo, que resulta útil para situaciones en las que necesitemos mayor concentración o activarnos para alguna actividad en concreto (que aplicándolo a este taller, esas situaciones pueden ser todos los retos que te estoy proponiendo y que exigen que prestes atención plena a ti y a la situación). Aquí lo tienes:

¿Qué podemos hacer cuando los niños están armando tal jaleo que no nos oyen y necesitamos que nos escuchen?. 

Ahora vamos a ver la otra parte, la de los niños. Grites o no grites a veces, esto es muy útil para conseguir que los niños te presten atención y bajen su nivel de ruido (y también para que tu no te desgastes intentando que te escuchen).
Lo mejor que podemos hacer en estos casos es justo lo contrario a lo que está haciendo el niño. Es decir, hablar muy muy bajito. Asegúrate de que te ve, establece contacto visual con él o ella y mírale, tócale el hombro por ejemplo y entonces, háblale muy bajito. No digas ni una palabra hasta que consigas mirarle a los ojos (o di lo justito para lograr que te mire).
Aquí si vale repetir si es necesario, porque cuando consigas que te mire y tu le hables superbajito a lo mejor te pide que se lo vuelvas a decir. Lo que ocurrirá con esto serán dos cosas, que el niño se esfuerce por escucharte porque tendrá incluso curiosidad por saber qué estás diciendo, y que las neuronas espejo, hagan que te imite y baje la voz. 

Puedes hablarle tan bajito que incluso resulte cómico, y así crear un juego en ese mismo instante para ganarte la colaboración del niño. Cuando esté preparado para escucharte, puede explicarle que estaba haciendo mucho ruido y así no podías hablar con él/ella (esta vez ya con un tono normal, bajito pero audible!).

Imagino que en este punto te entrarán muchas dudas, como qué hacer cuando no hacen caso a lo que les estás pidiendo, por poner un ejemplo. En este taller no puedo entrar en conducta porque si no sería eterno, pero sí te dejo al final del post información sobre algunos artículos que ya he escrito sobre la disciplina positiva (imagino que ya sabes que promuevo la educación democrática, sin premios ni castigos). 

Sea lo que sea lo que estén haciendo los niños, excepto quemar la casa, asomarse al balcón o coger el cuchillo jamonero..... mantén tu voz bien bajita, verás como notas que te mantienes tranquila por más tiempo.
Y para redondear el taller de hoy, Ilda, de el rinconcito de mami, nos cuenta su experiencia con esto de hablar bajito y dejar de gritar. Ella inició el reto En casa ya no se grita hace casi un año, así que tiene un largo camino recorrido, y hoy nos demuestra la parte más humana, cuando las cosas no salen como una espera. Ana, de mama de verdad, que también hace tiempo abandonó los gritos gracias a su firme convicción de cambiar el ambiente en casa con sus hijos, nos cuenta que el taller de hoy se lo ha tomado como un reto nuevo en su día a día, el de no repetir las cosas mil veces. 

Si quieres leer qué herramientas recomiendo usar cuando los niños "se portan mal" aquí tienes varios artículos que pueden interesarte.

Qué es la disciplina positiva.  

¿Por qué los niños se portan mal?

Ponte en mi lugar. Artículo 8 de la serie ¿por qué los niños se portan mal? 

¿Me ayudas a compartir? ¡Te estoy súper agradecida!
Y hasta la semana que viene.



Fuente: este post proviene de Educar para el futuro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Te presento: El Pack Maternity

Si me sigues en el blog, habrás visto que desde hace mucho tiempo puedo escribir personalmente. Debo confesar que tengo mucho trabajo últimamente y que priorizo el tiempo con la familia y el trabajo a ...

Quiero ganar dinero, mamá.

El dinero, un tema tanto o más tabú que el sexo, es un tema que intento tratar con mis hijos del modo más neutro, natural y abierto posible. Desde hace unos meses mi hijo quiere ganar dinero y así me ...

Recomendamos

Relacionado

general disciplina positiva educación respetuosa ...

TALLER CAMBIANDO GRITOS POR BESOS Y ABRAZOS. EJERCICIO 2

Como sabéis, la semana pasada me presté de conejillo de indias para el taller gratuito que está Nuria. haciendo Os expliqué mi experiencia con el primer ejercicio, "Abrázame". Si no lo has leído, te invito a que lo hagas aquí. El ejercicio de esta semana era, para nosotros, un poco más complicado, pero me encantaba también, ya que va muy en sintonía con el reto que nos marcamos de dejar ...

niños crianza con apego disciplina positiva ...

Taller: Cambiando los gritos por besos y abrazos. Educa sin gritar. Introducción.

Taller cambiando gritos por besos y abrazos. Hoy te traigo una nueva iniciativa que me he propuesto: Un mini taller on-line de 9 semanas, gratuito y a través del blog para acercarnos a la educación desde el amor y alejarnos de los gritos y los castigos. ¿Por qué educar sin gritar? No sé si sabes que participo en el grupo de facebook "En casa ya no se grita" como moderadora. En este gru ...

niños disciplina positiva educar sin castigar ...

Taller 'Cambiando gritos por besos y abrazos. Semana 3: Todos tenemos cualidades.

Taller on-line: Cambiando gritos por besos y abrazos. ¡Hola! ¿Cómo estás? ¡Cuéntame como va tu voz! Quiero felicitarte por tu esfuerzo, por no faltar ni un día en la lectura de este taller, por llevar a cabo los ejercicios, por todo. Educar sin gritar requiere esfuerzo, se necesita constancia, mantenerse conectado con uno mismo y no dejarse llevar por las reacciones. Lo más sencillo es no hacer n ...

general disciplina positiva educación respetuosa ...

TALLER CAMBIANDO GRITOS POR BESOS Y ABRAZOS. DÍA 1.

Como sabéis, hace tiempo nos marcamos el reto de dejar de gritar en casa. Lo vamos llevando más o menos bien, con días buenos y malos, pero vamos mejorando nuestra relación con los peques. En este reto nos hemos ido encontrando con muchas mamas dispuestas a conseguirlo, y sobretodo tres que ya conoces (Nuria, Ana y yo misma). Nos hemos unido con diversas propuestas para ayudar al resto de mamis a ...

niños disciplina positiva educar sin castigar ...

Lo mejor del día. Taller 'Cambiando gritos por besos y abrazos' Semana 6.

Taller on-line: Cambiando gritos por besos y abrazos. ¡Hola! ¿Cómo estás? Ya va quedando menos para llegar al final del taller. Los ejercicios más importantes ya los hemos visto, pero también han sido los más complicados por lo que seguramente aún estás esforzándote mucho por llevarlos a la practica. No dejes de hacerlos puesto que son hábitos que nos ayudan a vivir mucho más relajados y felices. ...

niños disciplina positiva educar sin gritar ...

¿Tienes 5 minutos para ti? Taller 'Cambiando gritos por besos y abrazos' semana 9.

Taller on-line: Cambiando gritos por besos y abrazos. Hoy si que si, hemos llegado al final del a taller "Cambiando gritos por besos y abrazos" y nos toca para completarlo un último ejercicio. Hoy si que vengo con deberes y ejercicios concretos. Lo que te voy a proponer sé que cuesta, a mi me ha costado años, pero cada vez que me lo proponía, que lo pensaba, que intentaba organizarme, a ...

niños disciplina positiva educar sin gritar ...

Jugar, una gran herramienta. Taller: Cambiando gritos por besos y abrazos. Semana 8.

Taller on-line: Cambiando gritos por besos y abrazos. Bueno, ya estamos acabando el taller y nos quedan solo dos ejercicios más: el de hoy y el de la semana que viene. ¿Cómo has llevado los demás ejercicios? ¿Qué cambios has notado en la relación con tus hijos? Hoy, más que un ejercicio, quiero ofrecer una herramienta para aquellos momentos en que tenemos mil cosas que hacer, que necesitamos que ...

general disciplina positiva educación respetuosa ...

TALLER CAMBIANDO GRITOS POR BESOS Y ABRAZOS. EJERCICIO 5

Otra semana más, y ya van cinco siguiendo el taller de Nuria "Cambiando gritos por besos y abrazos". Lo estáis siguiendo? Notáis alguna diferencia en la relación con vuestros peques? Me gustaría saber cómo os va, si os sirven los ejercicios o si tenéis dudas. Estaremos encantadas de ayudaros. Antes de empezar con el ejercicio de esta semana, os recuerdo que os dejé pendiente la práctica ...

general disciplina positiva educación respetuosa ...

TALLER CAMBIANDO GRITOS POR BESOS Y ABRAZOS. EJERCICIO4

Otra semana más, seguimos con el taller dr Nuria. La verdad es que estamos encantadas. Puedes ver como nos ha ido en semanas anteriores, puedes todos los ejercicios juntitos). verlo aquí ( Pero, antes de empezar, una super noticia...POR FIN ESTÁ A LA VENTA EL CURSO DE NURIA. Con él aprenderás todo lo necesario para introducir las disciplina positiva en tu casa, conocer y utilizar sus herramientas ...

niños disciplina positiva educar sin castigar ...

¡Te quiero y miles de besos más! Taller 'Cambiando besos por gritos y abrazos' Semana 7.

Taller on-line: Cambiando gritos por besos y abrazos. ¿Cómo estás? ¿Ya tienes momento del día para preguntar a tus niños qué ha sido lo mejor del día? Esta semana vamos con algo sencillito, que seguramente ya haces porque en el ejercicio de los abrazos muchas lo explicaron en los comentarios......y éste es un ejercicio muy parecido. Se trata de ver cuantas veces decimos te quiero a nuestros hijos ...