comunidades

Tengo una doble vida

Si, así como lo leen.
Es hora de que lo sepan, lo asuman y me den una mano a mi y a otras mamás en la misma situación.
0009952183S-565x849

Cuando las mujeres son madres y trabajan fuera de casa no dejan de ser ni una cosa ni la otra y la doble vida es inevitable.
Ni wonder women, ni las malas del cuento, quizás las brujas que tenemos la mágica capacidad de multiplicar las horas.
Porque mientras la mayoría sigue durmiendo, nos levantamos con frío, hayamos dormido bien o no, a preparar la casa para que los chicos se vayan al cole. Que la estufa, que las galles, la vianda, las carpetas – todo – mientras revisamos mentalmente como vamos a resolver ese temita en la oficina que nos tiene tan contrariadas.
Chicos entregados a la maestra, corriendo al trabajo con todo lo que conlleva a nivel energía y presiones. 6, 8, 9 horas metidas en la second life donde somos empleadas, jefas o ambas cosas y, como en toda vida, tenemos días buenos y malos.
Y que los asuntos maternales no se vayan a mezclar en el trabajo. No falta nunca el jefe/a que no entiende que si te llaman del colegio porque el nene tiene 40 de fiebre no podés dejarlo tirado ahí 5 horas más.
¿Y viste esos días que decis “me metería ya en la cama, estoy filtrada”?
Bueno, no, salvo gripe fuerte (y a veces eso tampoco) salimos del trabajo y disparamos para casa a estar con nuestros amores, ayudarlos con la tarea, charlar sobre su día, jugar un rato y “estar presente” (lease con voz de psicóloga de tele).
Ni te cuento si sos single mom. (Chicas, las aplaudo y las banco en todas).
Nuestros hijos comen pizzas hechas lejos de nuestro horno.
Siii, obvio, claro que sí.
Laburar 9 horas, germinar un poroto para mañana, no olvidarse de mandar la plata para el regalo de la seño Susana y encima comer orgánico y balanceado de lunes a lunes es una utopía. Y no tenemos vergüenza en decir que, generalmente los jueves, casi con una súplica le pedimos al delivery que no salve.
Si, somos imperfectas.
Si, tenemos ojeras.
Si, estamos hecha pelota.
¿Pero saben qué?, amamos a nuestros hijos tanto o más que las mismas que nos critican porque salimos (o debemos salir) a trabajar.
No somos ni mejores, ni peores y estar en casa porque “Para mi es primero mis hijos y dejé de trabajar apenas quedé embarazada” es para aplaudir pero nunca para cantarle retruco a tu vecina.
¡Que catarsis mamita!
¿Ya pasó?
Si, Ommmmmm
No, ¡pará!
Este día de la madre, en vez de regalarle una bombacha a tu cuñada, hermana o hija, abrazala, decile “estoy con vos, sos una buena mamá y cuando necesites algo, llamame que te doy una mano”.
#mamisunidas #noalbullyingentremamis
0009951286S-565x849

La entrada Tengo una doble vida aparece primero en Madres hay muchas.

Fuente: este post proviene de Sisi Aiello, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bournout Parental ¿Existe?

No todo cansancio es “burnout” Estar cansad@ y pasado de vueltas en los quehaceres como padres es muy común, aunque sea políticamente incorrecto decirlo y poco instagrameable contarlo. Seg ...

Armando mi propio robot

Las tardes de frío ya llegaron, se acortan las salidas a la plaza y los chicos pasan más horas puertas adentro. Los juguetes creativos, son los preferidos de este blog, por ello el #probadorecomendado ...

Recomendamos

Relacionado

Adolescentes (12-18) Niños (6-12)

La discapacidad vista desde la mirada de una hermana

Mi hermana María Nuestro valor no reside en nuestras capacidades Mi hermana María tiene doce años, tiene síndrome de Down y es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Tiene una capacidad muy superior a la del resto de entender y disfrutar.  No lo es porque sea una persona muy apta, al contrario, no sabe ni multiplicar.  Lo es porque me recuerda continuamente mi valor, porque está co ...

bebés entradas la leche reblogueados que nos encantan ...

Educar sin gritar, ni castigar ¿es realmente posible?

Originalmente publicado en EducaOrientaOcio: Me canso de leer artículos en los que se habla de saber educar a los hijos sin gritos y sin castigos. Pero, ¿eso el realmente posible?, ¿somos malos padres si gritamos o castigamos a nuestro hijos? Soy una madre con mucha paciencia, me conozca la teoría “al dedillo”, no tengo el…

Maternidad

Mujer emprendedora y mamá a tiempo completo ¿Es posible? Sí, y es la verdadera conciliación familiar

Cuando cerró la empresa en la que trabajaba, no sabía qué era emprender ni qué era ser madre… Pero me lancé a la piscina. Tenía el subsidio por desempleo para 2 años, una indemnización, y tiempo para mí. Así que decidimos ser padres… y decidí crear mi proyecto, algo que me llenara de verdad y con el que pudiera aportar al mundo. En estos 6 años, desde que tomé estas dos decisiones cruc ...

3-6 años Desarrollo Cognitivo Escuela de padres ...

Mi hijo miente: las primeras mentiras

Un buen día, sin saber cómo nuestro hijo nos salta con una “mentirijilla”. Nada importante ni nada grave. Algo intrascendente y totalmente inocente. Porque las primeras mentiras juegan un importante papel experimental y exploratorio que nada tiene que ver con un supuesto signo de maldad. “No era verdad, era broma. Te he engañado, jaja!” “Yo no he sido, ha sido él!!!&# ...

Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar

Sensacional. Brutal. Impactante. Extraordinaria. Necesaria. Una historia que debes leer si eres mujer. No importa la edad que tengas, si eres mamá, hija o abuela. Da lo mismo, porque te aseguro que “Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar” no te dejará indiferente. Un manifiesto feminista autobiográfico de Tres Voltes Rebel. Si no la conoces, te invito a que lo hagas, ya ...

Familia criar en positivo familia ...

No soporto a mi hijo

“No soporto  a mi hijo,  no soporto lo que hace, no soporto cómo se porta, no soporto lo que dice, no soporto cómo actúa y a veces hasta cómo se mueve”. “No soporto que no me deje ver una película tranquilamente en casa”. “No soporto  hablarle y que no me haga ningún caso”. “No soporto  salir a un parque y que llegue a casa como una croqueta rebozado de ar ...

Niños/Kids Causas comida ...

“Mamá, Tengo Hambre…” – Ayudemos a Combatir el Hambre en Estados Unidos #HungerIsUs

¿Qué vamos a comer? ¿Que mamá no ha escuchado esta pregunta? Y es que como mamás somos capaz de todo por ver a nuestros hijos felices, los apapachamos, cumplimos sus caprichitos, antojos y hasta de quitar el pan de nuestra boca para que ellos no pasen por hambre. Así somos, es el instinto maternal de amar y proteger a nuestros hijos. Recuerdo de niña, que en casa nunca falto la cena en la mesa eso ...

general

MENORES NI UNA GOTA: EVITA EL CONSUMO DE ALCOHOL EN TUS HIJOS ADOLESCENTES

El buen tiempo propicia a que nuestros hijos se relacionen con amigos nuevos durante las vacaciones de verano o los fines de semana fuera. Si se trata de hijos adolescentes el miedo a que estos se inicien en el consumo del alcohol y las drogas hacen que muchos padres no sepan como actuar si se diese esa situación en el entorno familiar. Gracias a la invitación de Madresfera,  TRUCOS DE MAMÁS pudo ...

Ciberpadres educación internet ...

Reflexión de una madre con respecto al uso de la tecnología

Esta es una reflexión de madre que escribí hace algunos años y que continua muy vigente. Como padres y madres debemos reflexionar sobre la forma en que estamos “dejando” a nuestros hijos utilizar los dispositivos móviles. La tecnología nos ha traído muchos beneficios pero también nos ha cambiado los hábitos de vida y sobre todo la forma de comunicarnos, algo que según lo que vemos cada ...

Libros Libros infantiles

Cae una estrella, un libro sobre Minfulness para niños

Recientemente llegó a mis manos un precioso cuento ilustrado que lleva por título Cae una estrella. Un cuento escrito por Lucía Vázquez e ilustrado por Alec Butcher para que tanto padres, madres u otros educadores ayudemos a nuestros hijos o alumnos a relajarse y vivir con mayor paz interior. Sobre “Cae una estrella” Cae una estrella es un libro de Mindfulness para niños. Un cuento,  q ...