comunidades

De papá a mamá: Bebés con doble personalidad

mamitispapitis.jpg
Hoy os vengo a hablar de una faceta que Maramoto está desarrollando mucho en las últimas semanas: La doble personalidad. Sí, como escucháis. La pequeña saltamontes no se aclara. Y si al comenzar el día dice que blanco, al cabo de unas horas está con que es mejor negro. Y después otra vez blanco. Y luego volvemos al negro. Y así hasta el infinito. O hasta que logramos, a eso de las once de la noche (¡Hemos conseguido ganar una hora al día! Aunque no siempre…), que concilie el sueño. Así que sus papás en prácticas están en estado de esquizofrenia constante y pasan de la alegría al llanto (entiéndase la exageración) en función de las decisiones de una bebé de nueve meses. Ahí es nada.

No me gustan nada las expresiones “mamitis” y “papitis” (ya hablé sobre ello en un post hace unos cuantos meses), pero hoy las voy a utilizar para hacerme entender. Y si ya de paso posiciono en Google, pues mejor. Que seguro que muchos padres primerizos han indagado alguna vez en el buscador de buscadores en busca de alguna referencia sobre la “mamitis” o la “papitis”. Yo os juro que no lo he hecho. De verdad. Lo prometo. Que sí. Bueno… Quizás alguna vez…

En fin, que Maramoto está ahora mismo en una fase en la que pasa de la mamitis a la papitis sin solución de continuidad. Y lo que es peor, esté en el bando que esté, lo defiende como si de verdad sintiese los colores y no fuese una chaquetera que se arrima a la sombra del árbol que más cobija (Había un refrán sobre esto, ¿no?). La pequeña saltamontes se puede levantar un día y a primera hora no querer estar más que con su papá en prácticas. Si la coge la mamá jefa, llora. Si la dejamos en el suelo, llora. Sólo le valen los brazos de su papá. Y su nariz, labios, brazos y pecho, que son un lugar ideal para practicar el arañazo perfecto. Oye, y a mi me hace gracia. Aunque entiendo que a la mamá jefa no tanta…
:-)


Una hora después, sin embargo, cambian las tornas y es la mamá jefa la que sonríe. La peque ya no quiere saber nada de mí (no sé qué hago mal para que se cansen tan pronto de mí las mujeres…) y solo tiene brazos y carantoñas para su mamá. Aparentemente yo no le he hecho nada para que me aborrezca, pero es intentar cogerla y ponerse a llorar. Ahora es del equipo de mamá, así que al enemigo ni agua. Y así, cada equis horas, la personalidad de Maramoto va mutando de forma incesante entre el amor por su papá y la devoción por su mamá. Y todo ello sin causa aparente que explique este comportamiento.

Dentro de nuestra esquizofrenia diaria solo tenemos una cosa clara. Cuando se acerca la noche, todos somos del mismo equipo. Y en ese equipo no hay otra capitana que la mamá jefa (como no podía ser de otra forma).  Mara sabe perfectamente que ella la llevará al sueño feliz. Yo, a esas alturas del día, me conformo con ser un maravillado actor secundario.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Andanzas porteo

En casa somos unos locos del porteo. Nos encanta portear. Disfrutamos con ello. Y a Mara, ya con dos años y medio a sus espaldas, le sigue chiflando ir en la mochila. Estamos tan encantados de la vida que ni siquiera tenemos carro. En parte gracias a Maramoto, que odió el carro desde su nacimiento y nos hizo vender el que habíamos comprado cuando aún éramos unos casi padres un poco pollo, presas f ...

general andanzas bebé ...

No sé si es el cansancio acumulado que me invita amablemente a delirar, pero lo cierto es que desde que soy un papá en prácticas mi napia parece tener mucha más utilidad más allá de oler y respirar. Será que tengo una nariz poderosa (por no decir grande), pero lo cierto es que la pequeña saltamontes ha visto en ella una curiosa fuente de entretenimiento. También en la de la mamá jefa, que tampoco ...

Andanzas

¡Estamos embarazados! ¡Otra vez! ¡Para qué nos vamos a andar con rodeos! ¡Maramoto espera un hermanito! Porque será chico (salvo que el ginecólogo tenga la vista muy mal, según dijo él mismo) y se llamará Leo, que es el nombre que íbamos a poner a Mara cuando ambos teníamos el presentimiento de que iba a ser un chico. Con este embarazo ha pasado justo al contrario (pensábamos que iba a ser chica), ...

general andanzas conciliar el sueño ...

Últimamente me topo mucho con situaciones propias de la Ley de Murphy, rebautizada como Ley de Mara en los confines de la tierra dominados con mano de hierro por Maramoto. Y me sucede mucho, especialmente, en lo que respecta a este blog. Tengo un tema para escribir, una pauta de comportamiento que nuestra pequeña saltamontes empieza a interiorizar y a marcar como rutina, y en cuanto pienso en escr ...

general desvaríos varios mamá jefa ...

Os he hablado mucho de la mamá jefa en los siete meses largos de vida que tiene el blog. Y la he mencionado tanto y de forma tan repetitiva porque la mamá jefa es el pilar esencial en la vida de la pequeña saltamontes. Y también, cómo no, en la del papá en prácticas. Hoy os vuelvo a hablar de ella porque tras casi seis meses dándole vueltas y sin apenas tiempo para ponerse a ello… ¡Por fin n ...

Andanzas rutina del sueño sueño niños

De la anarquía… Hace unos dos años y medio, aunque parezca que ha pasado un siglo, escribí un post titulado ‘La fiesta del pijama’ en el que contaba cómo nos daban cada día las 11, las 12 de la noche e incluso la 1 de la madrugada intentando dormir a Mara. Entonces la pequeña saltamontes apenas tenía 8 meses, pero ya era la vitalidad y la energía infinitas hechas niña. Por aquell ...

general

Artículos atrás, en un post en el que reconocía abiertamente nuestra nueva faceta de drama papás en potencia, ya dejé caer sibilinamente el tema de los pendientes. A sus 14 semanas de vida, nuestra pequeña saltamontes sigue sin lucir agujeros en las orejas. Y es posible que esté algunas semanas más (o incluso años) sin tenerlos. El papá en prácticas y la mamá jefa se debaten día sí y día también e ...

general andanzas

Estamos atravesando una etapa francamente dura (más dura aún de lo que ya llevamos vivido) con nuestra querida Maramoto. Dormimos poco y mal, las rabietas se suceden unas tras otras sin solución de continuidad, tenemos los tímpanos sangrando por tanto grito de la pequeña saltamontes, vestirla y cambiarle un pañal se han convertido en odiseas diarias que nos agotan desde primera hora de la mañana, ...

general andanzas bebés ...

Si algo ha caracterizado a nuestra pequeña saltamontes desde sus primeros meses de vida es la velocidad a la que mueve sus manos. Tiene las manos más rápidas que una de esas carteristas del clan de las bosnias que se aprovechan de los incautos usuarios del metro de Madrid. Es un visto y no visto. Pasas por un sitio y cuando te quieres dar cuenta ya ha pegado un zarpazo y se ha llevado consigo algo ...

general andanzas bebés ...

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...