Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cuatro mitos de la paternidad desmitificados por Maramoto

paternidad5.jpg
A veces te da la sensación de que hay bloggers que están metidas en tu mente y de forma continuada tratan temas calcados a los que tú tienes pensados. Últimamente me pasa mucho con Paula, del blog Sin Chupete, y su pequeño Mopito. Hace poco, cuando ya tenía pensado hablaros del ansia lectora de Maramoto, ella compartió una foto en su Instagram aludiendo a la misma afición de su renacuajo. Ayer, un día antes de que yo escribiese este artículo, ella habló también, desde su perspectiva y experiencia, de esas imágenes idílicas de la maternidad que nos vende la televisión y que la llegada de un bebé hace saltar por los aires.

En mi caso os voy a explicar cuatro mitos de la paternidad y la maternidad que Maramoto en particular ha desmitificado durante su primer año de vida. Creo que esto no les pasa a todos los padres, pero seguro que más de un padre y una madre de bebés de alta demanda se sienten más que identificados con varios de estos cinco mitos que la realidad junto a nuestra pequeña saltamontes se ha encargado de ir tumbado día a día. O con todos. Tampoco lo descarto.

1. La hora del baño: Está claro que hay niños a los que les gusta más y otros a los que les gusta menos (como pasa con todo en esta vida), pero Mara ha decidido llevarlo al extremo. Tras unos primeros meses en los que la cosa parecía estar más o menos controlada, nuestra pequeña saltamontes decidió que no le gustaba la hora del baño. Primero entre berrinches, mientras intentábamos ducharla (porque bañarla era imposible), antes de que se la comiese la roña. Y después negándose directamente a bañarse, poniéndose continuamente de pie en la bañera mientras a nosotros nos entraban los mil y un sudores ante el temor a que la niña se abriese la cabeza de un resbalón. Al final, para evitar males mayores, la mamá jefa ha tenido que empezar a ducharse con ella. Sigue sin hacerle gracia eso del jabón y el agua, pero parece que enganchada a la teta de su mamá lo lleva un poco mejor.

2. Los masajes relajantes: ¿Pero dónde se ha visto un bebé al que no le gusten los masajes relajantes de sus papis tras el baño? Pues sí, los hay. Es más, la mamá jefa se podría haber ahorrado el curso que dio tras la llegada al mundo de Maramoto. Desde el día uno no ha habido manera. Cuando era muy bebé era tumbarla y ponerse a patalear y renegar. Ahora que es más mayor directamente es imposible tumbarla. Maramoto es una bebé de acción, así que estar quieta durante unos minutos mientras su mamá o su papá le dan masajes no va con ella. ¿Para qué relajarse si puede estar dando vueltas y saltando por la cama? Con estos antecedentes os podéis imaginar lo fácil que nos suele resultar vestirla o cambiarle un pañal… Cada una de estas actividades constituyen nuestro pequeño gimnasio doméstico.

3. Los viajes en cualquier medio de transporte: Uno siempre había oído hablar de bebés que se suben al coche y viajan súper tranquilos mirando por las ventanillas antes de entrar en un sueño profundo. No será nuestro caso. Ya os he hablado varias veces de nuestras odiseas con el coche. Odiseas que nos han llevado al extremo de que la mamá jefa tenga que hacer contorsionismo para ir dándole la teta a la pequeña saltamontes durante el trayecto. Durante este año como papá en prácticas también he conocido a otros papás que han cogido un avión hasta la otra parte del mundo acompañados por su bebé. Siempre he pensado que si a nosotros se nos ocurre hacer eso, a mitad de camino nos dan un paracaídas y nos tiran en pleno vuelo. Creo que el tiempo pocas veces ha pasado más lento que en la hora y media de AVE que separa Madrid y Valencia. Con eso lo digo todo.

4. Los idílicos paseos familiares: Tuvimos algunos (pocos) antes de que Mara empezase a descubrir que podía andar. Todos ellos gracias a la mochila (¡Bendito porteo!). Pero aunque somos papás canguros por naturaleza, alguna vez hemos intentado salir con el carrito (ya vendido sin apenas usar). Y la experiencia fue frustrante. Hasta el punto de llegar a casa con menos energía que el último clasificado en una maratón. Y desde que Maramoto descubrió que ya estaba preparada para dar sus primeros pasos, las cosas se complicaron aún más si cabe. Basta ver las caras de agotamiento con las que llegamos a casa tras cada intentona diaria. Porque nosotros somos así, no desistimos nunca en nuestro empeño. Y es que por muy difícil que sea, bien vale la pena cuando ves la cara de alegría de tu peque correteando por el parque.

Con estos cuatro mitos desmitificados, la vida desde luego dista mucho de ser sencilla. Pero compensa. Todo compensa con una bebé al lado. Y vuestros peques, ¿qué mitos de la maternidad/paternidad han derrumbado?

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Andanzas

Paternidad y vínculo: Una cuestión de tiempo

En estos últimos meses en los que he tenido menos tiempo del deseado para actualizar el blog han cambiado algunas cosas. La más importante de ellas es mi vínculo con Maramoto. No es que antes no existiese. Diría que ahora, tras un largo proceso, se ha fortalecido y consolidado. Puede que algunos padres y madres, especialmente los primeros, con bebés de características similares a Mara se sientan i ...

general andanzas bebés ...

Vida y milagros de Maramoto: Y nuestra peque aceptó la sillita del coche

Señores, señoras, compañeros de batallas varios, lectores habituales de este blog (No sé cómo he logrado engañaros para que me acompañéis en esta aventura), intrépidos navegantes de internet que algún día llegaréis por azar a este post buscando cualquier cosa en google: Os tengo que confesar una cosa. A todos. Hemos entrado en una fase de milagros. Vida y milagros de Maramoto, para ser más exactos ...

general desvaríos varios bebés ...

El valor del silencio en la paternidad / maternidad

El silencio. Un bien preciado que en nuestro día a día valoramos muy poco. Casi nada. Yo al menos lo valoraba muy poco. A veces me venía bien para pensar. Otras para estudiar. Y otras para leer. Recuerdo también que lo necesitaba para disfrutar del cine y que por eso me compré unos auriculares muy molones, ya que en el piso de mis padres los coches y las motos parecían meterse en el salón al pasar ...

general andanzas

Cinco aspectos de la paternidad que no tienen precio

Estamos atravesando una etapa francamente dura (más dura aún de lo que ya llevamos vivido) con nuestra querida Maramoto. Dormimos poco y mal, las rabietas se suceden unas tras otras sin solución de continuidad, tenemos los tímpanos sangrando por tanto grito de la pequeña saltamontes, vestirla y cambiarle un pañal se han convertido en odiseas diarias que nos agotan desde primera hora de la mañana, ...

general andanzas bebés doble personalidad ...

De papá a mamá: Bebés con doble personalidad

Hoy os vengo a hablar de una faceta que Maramoto está desarrollando mucho en las últimas semanas: La doble personalidad. Sí, como escucháis. La pequeña saltamontes no se aclara. Y si al comenzar el día dice que blanco, al cabo de unas horas está con que es mejor negro. Y después otra vez blanco. Y luego volvemos al negro. Y así hasta el infinito. O hasta que logramos, a eso de las once de la noche ...

Andanzas

Los cinco tipos de personas que habitan el mundo de mi bebé

Como os comenté al regreso de las vacaciones, durante el verano a Maramoto se le ha soltado la lengua. Su vocabulario, sin embargo, aún es escaso, así que entre palabra y palabra se nos cuelan un sinfín de sonidos que aún no hemos sido capaces de interpretar (tenemos a sueldo a un grupo de expertos en lengua Dothraki para que nos subtitulen las conversaciones). En las últimas semanas la mamá jefa ...

general andanzas bebés ...

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...

Andanzas

1+1 son 4

¡Estamos embarazados! ¡Otra vez! ¡Para qué nos vamos a andar con rodeos! ¡Maramoto espera un hermanito! Porque será chico (salvo que el ginecólogo tenga la vista muy mal, según dijo él mismo) y se llamará Leo, que es el nombre que íbamos a poner a Mara cuando ambos teníamos el presentimiento de que iba a ser un chico. Con este embarazo ha pasado justo al contrario (pensábamos que iba a ser chica), ...

Andanzas porteo

De cómo portear nos sigue ayudando día a día

En casa somos unos locos del porteo. Nos encanta portear. Disfrutamos con ello. Y a Mara, ya con dos años y medio a sus espaldas, le sigue chiflando ir en la mochila. Estamos tan encantados de la vida que ni siquiera tenemos carro. En parte gracias a Maramoto, que odió el carro desde su nacimiento y nos hizo vender el que habíamos comprado cuando aún éramos unos casi padres un poco pollo, presas f ...

general andanzas a contr

Klippan Triofix, la nueva sillita a contramarcha de Maramoto

Con todos los datos que os comenté en el post anterior sobre los beneficios de que los bebés viajen a contramarcha sobre la mesa, hace aproximadamente tres semanas decidimos ponernos a buscar una sillita para Maramoto para jubilar la maxi-cosi. Y lo primero que percibimos cuando nos pusimos manos a la obra es que no es fácil encontrarlas. Verlas por internet sí, pero si quieres tener la posibilida ...