comunidades

La Teoría de la Evolución humana según Maramoto

teoria evolucion humana

En un país como el nuestro, cada vez más aconfesional, como demuestra el descenso sistemático en el número de bautizos, comuniones y bodas por la Iglesia (y pese al poder y la capacidad de influencia que sigue manteniendo la institución eclesiástica), no es de extrañar que los niños nos nazcan ya resabiados y desechen de buenas a primeras toda aquella literatura propia de la Biblia respecto a la creación del hombre. Ya sabéis, aquello de que Dios creó en el sexto día, antes de tumbarse a descansar, al hombre y, al verlo tan solo, decidió sacarle una costilla para crear a la mujer (Una donación de órgano que llamaríamos hoy en día). Adán y Eva les llamó. No sé si Dios tuvo tantos dolores de cabeza como la mamá jefa y un servidor para buscarles nombre. Y como fueron malos y comieron una manzana del árbol prohibido, los expulsó del paraíso (lo que me reafirma en que la falta de paciencia es algo inherente a la especie humana y que los castigos son un lastre que nos persigue desde tiempos inmemoriales) y los condenó a una vida de sufrimiento y a tener unos hijos que acabaron matándose entre ellos (Ay, Caín). Y así hasta hoy, que seguimos igual, amando lo prohibido y matándonos entre nosotros por nimiedades, con la única diferencia de que somos 7000 millones de personas más. Que se dice pronto.
En fin, que me pierdo entre la espesa vegetación del paraíso… Decía que hoy en día muchos niños nacen ya en familias como la nuestra, ateas, sin más religión que el amor que se profesan y sin más Dios que Messi, así que imagino que por váyase usted a saber qué razón oculta de la genética, los bebés empiezan a descartar pronto las explicaciones de la Biblia y se decantan por teorías más próximas a Wallace o Darwin. Puede que en este mismo momento estéis pensando algo así como: “Este tío delira”. Y no andaréis mal encaminad@s. Pero os juro que todo esto tiene una explicación. La imagen que abre el post, ese medidor con animales, tiene la clave. El vídeo que encontraréis al final del artículo os demostrará que, aunque puede que esté en camino, aún no estoy loco. Aún.
Resulta que estaba la mamá jefa el otro día repasando uno a uno los animales del medidor cuando Maramoto le desarrolló sin apenas hablar toda su teoría sobre la evolución de las especies. La pequeña saltamontes iba indicando uno a uno, con ruídos significativos o palabras, los animales que la mamá le iba señalando: tuga (tortuga) efante (elefante), jirafa, iiiiihhhhh (cebra reconvertida en caballo), león, guau (lobo transformado en perro)… Y entonces, cuando la mamá le indicó con el dedo el dibujo de un mono, Maramoto dijo: “¡Papá!”. Tócate los cojones las narices. Y uno ya no sabe qué pensar. Si es que soy demasiado peludo (apuntar afeitado en lista de tareas pendientes), si es que hago mucho el mono, o si que es Mara ha visto tanto parecido entre un mono y su padre que a los dos años ha descubierto una teoría que la humanidad tardó 19 siglos en plasmar.
Como al principio pensamos que sólo había sido una casualidad, volvimos a repetir la operación varias veces y al llegar al mono, Maramoto exclamó una y otra vez “¡Papá!”. No, no se había equivocado. Para la niña su papá en prácticas es un mono. O al menos, un claro descendiente del mono. Que no sé que me hace menos gracia. Luego, para rizar el rizo, y como podréis ver en el vídeo que comparto a continuación, la pequeña saltamontes llevó más lejos su teoría sobre la evolución de las especies y decidió que su mamá era una loba (juro que nunca le hemos puesto la canción de Shakira y que no le hemos contado las leyendas que circulan alrededor de la fundación de Roma). Ella se autoproclamó rata, imagino que porque se ve pequeñita a nuestro lado y porque Frederick, el ratón creado por Leo Lionni, es uno de sus personajes literarios favoritos.
Mientras seguimos buscando explicaciones a la teoría destapada por Maramoto y pensando cómo es posible que de la relación entre un mono y una loba haya salido un ratón, nuestro árbol genealógico ha adquirido más sentido que nunca. Ahora un mono trepa por sus ramas, mientras una loba lo protege y una pequeña ratoncilla lo llena de vida

Esta semana en el Blog ‘La evolución de la especie humana según Maramoto’. Próximamente en sus pantallas.
Un vídeo publicado por Un Papá en Prácticas (@acordellatm) el

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Andanzas

Recomendamos

Relacionado

general andanzas conciliar el sueño ...

La ley de Mara (Murphy)

Últimamente me topo mucho con situaciones propias de la Ley de Murphy, rebautizada como Ley de Mara en los confines de la tierra dominados con mano de hierro por Maramoto. Y me sucede mucho, especialmente, en lo que respecta a este blog. Tengo un tema para escribir, una pauta de comportamiento que nuestra pequeña saltamontes empieza a interiorizar y a marcar como rutina, y en cuanto pienso en escr ...

general andanzas

Cinco aspectos de la paternidad que no tienen precio

Estamos atravesando una etapa francamente dura (más dura aún de lo que ya llevamos vivido) con nuestra querida Maramoto. Dormimos poco y mal, las rabietas se suceden unas tras otras sin solución de continuidad, tenemos los tímpanos sangrando por tanto grito de la pequeña saltamontes, vestirla y cambiarle un pañal se han convertido en odiseas diarias que nos agotan desde primera hora de la mañana, ...

Pequeños lectores

Pequeños lectores: ‘El señor Tigre se vuelve salvaje’, de Peter Brown

  Estreno hoy una nueva sección del blog.  Sección que, por otra parte, y teniendo en cuenta la pasión lectora que nos une a un servidor y a la mamá jefa, era raro que todavía no se hubiese hecho un hueco por aquí. He tenido algún tímido acercamiento a la literatura infantil, bien es cierto, pero ya iba siendo hora de que los libros tuviesen su propio espacio en Un Papá en Prácticas. Imagino que a ...

general andanzas celebración cumpleaños bebé ...

Un instante mágico

El pasado sábado celebramos en casa el cumpleaños de Mara. Y lo hicimos en dos tandas. Primero con una comida con los abuelos y otros familiares cercanos. Y luego, ya con sus globos y su vela (¡Su primera vela!), con una merienda a la que se sumaron algunos amigos que no quisieron perderse el primer cumple de nuestra pequeña saltamontes. Somos plenamente conscientes de que a esta edad aún se enter ...

general para debatir bebés ...

Colecho: El antes y el después de Maramoto

Hace algunas semanas, una mami y lectora del blog me comentó que mencionaba mucho en mis posts el concepto del colecho pero que nunca había profundizado en él en un artículo. Y tenía razón. Hoy, aprovechando que el pasado domingo fue el Día del Sueño Feliz, me sumo a esta bonita iniciativa (más vale tarde que más tarde), para comentaros nuestra experiencia con el colecho. ¿Nos acompañáis? Antes ...

Pequeños lectores libros para bebés literatura infantil

Pequeños lectores: ‘Operación Frankenstein’, de Fermín Solís

A la pequeña editorial madrileña Narval, nacida en 2010 y especializada en literatura ilustrada infantil, la conocimos en la última Feria del Libro de Madrid. Íbamos paseando por el Retiro cuando nos topamos con su caseta, donde una mujer dibujaba con trazo rápido y ágil una preciosa ilustración mientras un niño de no más de 10 años atendía el ímpetu de Mara por tanto libro a su alcance y nos cobr ...

general

Sin pendientes no hay paraíso

Artículos atrás, en un post en el que reconocía abiertamente nuestra nueva faceta de drama papás en potencia, ya dejé caer sibilinamente el tema de los pendientes. A sus 14 semanas de vida, nuestra pequeña saltamontes sigue sin lucir agujeros en las orejas. Y es posible que esté algunas semanas más (o incluso años) sin tenerlos. El papá en prácticas y la mamá jefa se debaten día sí y día también e ...

general andanzas bebé ...

3 cosas para las que nunca imaginaste que serviría tu nariz cuando fueses padre

No sé si es el cansancio acumulado que me invita amablemente a delirar, pero lo cierto es que desde que soy un papá en prácticas mi napia parece tener mucha más utilidad más allá de oler y respirar. Será que tengo una nariz poderosa (por no decir grande), pero lo cierto es que la pequeña saltamontes ha visto en ella una curiosa fuente de entretenimiento. También en la de la mamá jefa, que tampoco ...

general andanzas bebé ...

3 cosas para las que nunca imaginaste que serviría tu nariz cuando fueses padre

No sé si es el cansancio acumulado que me invita amablemente a delirar, pero lo cierto es que desde que soy un papá en prácticas mi napia parece tener mucha más utilidad más allá de oler y respirar. Será que tengo una nariz poderosa (por no decir grande), pero lo cierto es que la pequeña saltamontes ha visto en ella una curiosa fuente de entretenimiento. También en la de la mamá jefa, que tampoco ...

Andanzas

Los cinco tipos de personas que habitan el mundo de mi bebé

Como os comenté al regreso de las vacaciones, durante el verano a Maramoto se le ha soltado la lengua. Su vocabulario, sin embargo, aún es escaso, así que entre palabra y palabra se nos cuelan un sinfín de sonidos que aún no hemos sido capaces de interpretar (tenemos a sueldo a un grupo de expertos en lengua Dothraki para que nos subtitulen las conversaciones). En las últimas semanas la mamá jefa ...