Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Frases de manual (#7): “Vosotros la habéis acostumbrado a eso…”

papa en practicas
Vaya por delante que tenemos una hija que es una terremoto. Maramoto, para ser más exactos, la ha renombrado la mamá jefa. Una niña que para nuestra suerte, por la noche duerme más o menos bien. Y digo para nuestra suerte porque durante el día no pega cabezaditas de más de 15 minutos si no estás tumbado junto a ella. Y se pasa las horas en movimiento. Brazos y manos por aquí, pies inquietos por allá, vueltas de campana allá donde la dejes un instante. Y si la tienes en brazos, que es lo que suele querer, ni se te ocurra tomarte cinco minutos de descanso. El ritmo no puede parar. Ni el tuyo ni el de sus extremidades, que todo lo quieren coger y por momentos se mueven de forma absolutamente descontrolada. No hay paz para los papás en prácticas durante las horas diurnas.  Lo que explica en cierto modo que lleguemos hechos unos despojos humanos a las últimas horas de la tarde. Ríete tú de los zombies de The Walking Dead…

Y bueno, si estamos solos en casa, pues nos aguantamos, sonreímos sin fuerzas e intentamos buscarle el lado divertido a la situación (cuando nos quedan fuerzas para ello). Pero cuando estamos acompañados (ay, cuando hay gente…) y Mara entra en fase descontrol suele suceder una cosa muy común. Especialmente si ese descontrol tiene lugar cuando Mara está tumbada sobre el cambiador (ya retirado) o sobre esa cuna que a falta de uso utilizamos como apoyaMara en momentos de extrema necesidad. Entonces, como se supone que Mara chilla/llora/reniega (según la ocasión) porque quiere volver a los brazos de sus papis, siempre hay una voz que alza el tono para apostillar…

acostumbrar


La rutina ha establecido entre la mamá jefa y el papá en prácticas una complicidad que nos hace mirarnos de inmediato y sonreír para nuestros adentros sin mostrar ninguna mueca por fuera (mejor esto que cabrearnos cada vez que oímos la frasecita). Ay, angelitos. Si vosotros supieseis de la misa la mitad. Si nos hubieseis acompañado en nuestra primera noche en el hospital junto a Maramoto… La pequeña saltamontes nació así. Inquieta. Un no parar. Prueba de ello es que durante la primera noche ni pegamos ojo. Y durante las dos siguientes la mamá jefa tampoco lo hizo. Al papá en prácticas le venció el sueño. Las cosas como son.

Desde muy pequeña con los ojos bien abiertos, como queriendo comerse el mundo. Y con los brazos y las piernas en una clase de gimnasia sin fin. Actividad que se ha multiplicado desde que domina más esos movimientos y ve que el mundo está lleno de cosas dispuestas para ser cogidas, tocadas y llevadas a su boca. ¿Y qué quieren que hagamos, señores? ¿Que la dejemos en la cama o en la cuna llorando todo el día? No podemos verla llorar. Ni queremos. Así que sí, la cogemos en brazos e intentamos mantener su ritmo. Que al menos nos mantiene en forma. Tanto como su sonrisa al estar en contacto con nosotros.

Y a vosotr@s, ¿os han dicho alguna vez esta frase? ¿Por qué motivo?

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general andanzas bebés doble personalidad ...

De papá a mamá: Bebés con doble personalidad

Hoy os vengo a hablar de una faceta que Maramoto está desarrollando mucho en las últimas semanas: La doble personalidad. Sí, como escucháis. La pequeña saltamontes no se aclara. Y si al comenzar el día dice que blanco, al cabo de unas horas está con que es mejor negro. Y después otra vez blanco. Y luego volvemos al negro. Y así hasta el infinito. O hasta que logramos, a eso de las once de la noche ...

general andanzas fiesta del pijama ...

La fiesta del pijama

Cada noche, ya cenados y preparados para ir a la cama, en la casa de la familia fofucha empieza la tradicional fiesta del pijama. Una fiesta en la que siempre se lo pasa bien Mara, mientras que sus padres en prácticas empiezan animados y acaban derrotados. Pero hay que pasar por ello antes de conciliar el sueño. Para Maramoto es obligatorio. Por momentos hasta parece su momento predilecto del día. ...

Andanzas porteo

De cómo portear nos sigue ayudando día a día

En casa somos unos locos del porteo. Nos encanta portear. Disfrutamos con ello. Y a Mara, ya con dos años y medio a sus espaldas, le sigue chiflando ir en la mochila. Estamos tan encantados de la vida que ni siquiera tenemos carro. En parte gracias a Maramoto, que odió el carro desde su nacimiento y nos hizo vender el que habíamos comprado cuando aún éramos unos casi padres un poco pollo, presas f ...

general andanzas lenguaje de signos ...

Los primeros signos: Un sorprendente inicio

Como os comenté hace un tiempo, a finales de junio asistimos a un taller de lenguaje de signos impartido por Ruth Cañadas, de la web Otanana, que, además de suponernos el primer resfriado de Maramoto, nos resultó muy interesante. Lo cierto, sin embargo y si somos sinceros, es que empezamos muy fuerte pero pronto fuimos perdiendo constancia. El agotador ritmo que nos marca el día a día y el hecho d ...

general andanzas mamá jefa ...

Historias de padres primerizos: El primer pijama

Hoy os voy a contar una historia que sucedió el Día 2 DM (Después de Maramoto). Una historia que os hemos ocultado hasta ahora. En parte porque es tan ridícula que el papá en prácticas y la mamá jefa habíamos decidido borrarla de forma selectiva de nuestra mente. Y en parte porque, ahora que lo pienso, me da hasta vergüenza contarla. Pero los tejemanejes de la mente son muy caprichosos y la semana ...

general andanzas

Historias de padres primerizos: Nuestro repentino terror a los centros comerciales

Hasta la fecha os he contado dos de nuestras historias de padres primerizos. Esas que, hoy en día, cuando las rememoramos, nos dan tanta risa como vergüenza ajena. Yo me pongo hasta rojo, no os digo más. Hace ya más de un año os conté cómo fue nuestra primera y caótica salida de casa. Y en verano, antes de las vacaciones, os narré nuestras miserias en la leyenda del primer pijama. Hoy os voy a con ...

general andanzas bebés ...

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...

general andanzas bebé ...

Mara la Exploradora

Ya os había comentado en algún post anterior que Mara es un terremoto (o Maramoto según la mamá jefa) y que no para ni un instante. Siempre en continuo movimiento. Sorprendiéndonos cada día con algo nuevo. El lunes pasado pasó lo que tenía que pasar y nos pegó el primer susto. El primero de los muchos que intuyo que vendrán. Primero porque nosotros, aunque intentemos evitarlo, tenemos el gen de lo ...

general andanzas bebés ...

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...

Andanzas

Paternidad y vínculo: Una cuestión de tiempo

En estos últimos meses en los que he tenido menos tiempo del deseado para actualizar el blog han cambiado algunas cosas. La más importante de ellas es mi vínculo con Maramoto. No es que antes no existiese. Diría que ahora, tras un largo proceso, se ha fortalecido y consolidado. Puede que algunos padres y madres, especialmente los primeros, con bebés de características similares a Mara se sientan i ...