Padres

Blog de yademasmama Idea guardada 37 veces
La valoración media de 129 personas es: Muy buena

Parir con epidural y sin ella

de parto con y sin epidural


Ésta es la última foto que tengo de mi segundo embarazo. Me la saqué cuando estaba tumbada de madrugada en la sala de monitores del hospital, con las correas para controlar las contracciones después de haber roto aguas en casa. En ese momento no sabía cómo iba a ser mi parto, pero sí tenía claras dos cosas: que iba a evitar por todos los medios que fuera un inducido y que pediría la epidural. En lo primero acerté, pero no en lo segundo.

He vivido un parto con epidural y otro sin ella, y las sensaciones son completamente diferentes. Tampoco tienen nada que ver la recuperación y el postparto más inmediato: tras dar a luz sin anestesia, y si todo ha ido bien, te sientes con fuerzas como para salir andando de la camilla (aunque no te dejen, por supuesto) y tampoco tienes que esperar para comer algo.Esto es algo a valorar, teniendo en cuenta que se puede estar sin ingerir sólidos horas o incluso días si el parto se alarga mucho.

Es curioso, pero en el primer parto tenía mis dudas sobre la epidural y pero terminé pidiéndola después de aguantar mucho. Salí del hospital pensando que era el mejor invento del mundo. La sensación de alivio fue inmediata: seguía sintiendo las contracciones, pero eran más llevaderas y durante los descansos entre una y otra conseguía relajarme tanto hasta llegar a dormirme. Pero no era un parto normal: era inducido con oxitocina sintética, mucho más doloroso y con contracciones más rápidas y fuertes de lo habitual.

Ahora veo que no podría haber dado a luz sin la epidural, sobre todo cuando tuvieron que ponerme varias inyecciones más de refuerzo (al menos dos, que yo recuerde) Me vino bien también para la episiotomía y para aliviar el dolor de que me sacaran la placenta a mano, después de que se hubiera quedado rota dentro.

Dar a luz sin epidural

Así que después de esta experiencia, no tenía duda en que volvería a pedir la epidural en mi segundo parto. Pero después de aguantar unas rápidas y dolorosas contracciones y llegar a la sala de dilatación ya de 9 centímetros, mi matrona me tentó con la posibilidad de olvidarme de la antestesia. “¿Seguro que la quieres? Porque va todo tan bien que podrías hacerlo sin epidural. Será un parto más intenso pero más rápido“, me dijo. En aquel momento no era capaz de tomar la decisión, pero terminó por convencerme al decirme que si había conseguido aguantar el dolor de esas contracciones, podría sobrellevar el expulsivo.

Al final echamos a la anestesista de la sala y casi de inmediato comencé a tener ganas de empujar. El expulsivo sin epidural es, efectivamente, más intenso, pero sentir tanto este momento hace que se pueda trabajar mejor: sabes dónde dirigir la fuerza de los pujos (no hacia la vagina, sino hacia el ano, como para hacer cacas) y cada empujón es más efectivo.

Pero el último pujo es lo peor de todo el parto: ese momento en el que pasa la cabeza del bebé. Lo llaman el aro de fuego y así es: sientes como si te quemaras, como si te rasgaras entera o te rompieras. Un dolor que te hace perder la cabeza, gritar sin ser consciente de lo que dices y que te lleva a cuestionarte si has hecho bien. Hasta que, por fin, sale la cabeza del bebé y le sigue el resto del cuerpo resabaladizo casi sin darte cuenta. Todo ha terminado, y el alivio es indescriptible. Nunca olvidaré esa sensación casi de placer por acabar de dar a luz.

Parir sin epidural te lleva al límite. Al salir del hospital me sentía eufórica, pero también viví algo parecido después del primer parto inducido, por haber conseguido llevarlo a cabo después de aguantar tanto dolor.

No soy capaz de comparar el grado de dolor de ambas experiencias: eran dolores diferentes e insoportables los dos. Pero sé que el primero hubiera sido imposible sin epidural y el segundo hubiera ido peor con ella: el alumbramiento se hubiera alargado y quizá habría terminado en una ventosa, porque al bebé le costaba salir y fue decisivo dirigir bien los pujos. Y esto no lo digo yo, me lo dijo la matrona al valorar cómo había ido todo.

Todavía no sé si en un tercer parto pediría la epidural o no. Ahora estoy más abierta a la decisión de dar a luz sin anestesia y creo que terminaría decidiéndolo en el mismo momento del parto, como he hecho antes.

Mi consejo para las primerizas es seguir nuestro instinto y afrontar este momento con valentía y ganas. Una cosa está clara, no se es más fuerte por hacerlo sin anestesia y cada parto es un mundo: cada circunstancia lo hace único. Pedir o no la epidural es una decisión muy personal que puede cambiar en el mismo momento del parto, aunque es bueno ir con una idea previa.

¿Habéis podido comparar experiencias? ¿Estáis de acuerdo?

.

Fuente: este post proviene de Blog de yademasmama, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

embarazos y partos parto

Mi segundo parto: Noah

Yo lo llamo el parto exprés. Rompí aguas y a la hora y 40 minutos ya tenía a mi hijo en brazos. Una maravilla. Así que muy largo no será el relato jeje. Cumplía el 10 de diciembre. Esa misma noche, la madrugada del 10 de diciembre estaba mi marido estudiando para un examen de la Universidad y yo me puse a limpiar como una loca hasta las 03:00 a.m. . Mi marido bromeaba diciendo que me veía muy act ...

embarazo parir sin epidural parto

¿Epidural SÍ o NO? Mis tres partos SIN epidural

Creo que si preguntáramos a cada una de las embarazadas del mundo, no me equivocaría al decir que su principal preocupación es el parto, y su principal miedo - además de la salud del futuro bebé -, el dolor durante el parto. Y es que nos guste o no, el ser humano suele tener un miedo casi patológico al dolor, y se sabe que el parto es uno de los dolores más intensos que puede sentir, en este cas ...

Baby : Cosas de niños Cosas de mamá alimentación infantil ...

No tendrás que enfrentarte al mundo

Casi 4 años y medio de lactancia materna No me siento superior a nadie por esto, tan solo me parece un buen argumento para demostrar que sé de lo que hablo… Créeme si digo que, tras más de 4 años de lactancia, he pasado por un millón de estados diferentes: Amor, pasión, admiración, rubor, saturación, vergüenza, cansancio,… Sin embargo, puedo decir, con toda seguridad, que nunca he sent ...

general

Un premio muy emotivo

El premio se llama "Amor de Madre" es un premio creado por Baberos y claquetas para todas las madres, este premio a mi me parece muy emotivo pues la única regla que puso es contar el momento que se te quedo grabado como madre, si quieren saber mas de este premio acá les dejo el post para que lo lean y si quieren se una a las muchas madres que ya han recibido este bello premio. Yo la verd ...

epidural cómo funciona la epidural en qué consiste la epidural ...

Cómo funciona la epidural

El momento más importante de todo el embarazo es el parto. Después de nueve meses, por fin llega el objetivo final del periodo de gestación, el bebé llega a nuestro mundo después de dar a luz. Pero este último momento no tiene por qué ser rápido, ni mucho menos. Comienza con las contracciones, la dilatación y el final, cuando debemos empujar. Los dolores suelen ser bastante fuertes, por eso, mucha ...

general atrevete y escribe cesarea ...

Quiero que esta vez sea Natural - Testimonio

La noticia de la llegada de nuestro segundo bebé nos llenó de mucha alegría; luego de 10 años de mi primer embarazo, Marco y yo nos aventuramos a buscar a la parejita y vaya que nos sorprendió gratamente. Desde el primer día que me enteré que estaba embarazada, me prometí a mí misma hacer todo lo posible para que mi bebé naciera como la naturaleza manda a pesar de haber tenido una cesárea en el 20 ...

general cuerpo

¿Qué es un tens? Alternativa a la epidural

¿Qué es un tens? Un tens o también llamado electroestimulación percutánea de los nervios, es un aparato electrónico que se utiliza para eliminar o disminuir el dolor en una parte específica del cuerpo, desde hace bastante tiempo viene siendo normal utilizar los TENS durante el periodo de dilatación de la mujer en el parto, este aparato se coloca con unas almohadillas en la zona donde se quiera eli ...

general

Embarazo.

PSICOPROFILÁXIS PERINATAL ¿Qué es?¿Para qué sirve?¿Dónde?¿Cómo?¿Cuando?estas y mas preguntas a continuación. La psicoprofilaxis perinatal esto es una preparación corporal y psíquica de la mujer embarazada para el momento del nacimiento de su bebe. Esta psicoprofilaxis sirve para ayudarte a tener u parto menos doloroso y lograr que esta experiencia sea aun mas memorable y agradable de lo que podr ...

general abuelas familia extensa ...

PERSPECTIVAS SOBRE LA MATERNIDAD. RECORDANDO EL HOSPITAL

Este tema me trae recuerdos.... Recuerdos que plasmé en un post: Cuando todo se va de madre... ¡Prohibido visitas!! Así que ya os podéis hacer una idea de que durante el parto y el postparto tuve que complacer y aguantar ese tipo de visitas que volveré a prohibir, aunque esta vez de manera tajante, si tengo otro hijo. Pero no hemos venido a hablar de mí ni de cómo me agobia tener a gente rodeando ...

Blog Embarazo Parto y Post Parto

Cuando la epidural no va bien, la historia de mi parto por Romina Grondona

Cuando una mamá se está preparando para el parto, uno de los temores es el dolor, me atrevería a decir que es el mayor temor, es ese temor a algo que no sabes que esperar o como reaccionará tu cuerpo. Los médicos generalmente le ofrecen a uno la epidural, así a secas, sin mayor explicación, solo como si fuera una pastilla mágica para tomar, sin embargo hay mucho que decir, mucho que explicar, y co ...