La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Carta a mi bebé de tres años

Mi bebé, ya has cumplido tres años y se que suena ridículo que te siga llamando bebé. Hace tiempo que dejaste de serlo y te convertiste en un niño, un niño pequeño. Pero debes saber que para mi serás siempre mi bebé, aunque los años sigan pasando por ti, porque no puedo mirarte ni entenderte de otra manera. Llegaste en un momento tan difícil, que solo podías traer luz a mi vida, a nuestra vida. Nunca agradeceré suficiente que decidieras venir y llenarnos de esa manera. Si los bebés vienen con un pan bajo el brazo, tú viniste cargado de esperanza, de optimismo, de ganas de luchar y juraría que hasta con la estrella de la buena suerte. Hace nada te sostenía en brazos pequeño, indefenso, totalmente dependiente de mi, pero de repente han pasado tres años y te has convertido en un niño autónomo, desenvuelto y muy resuelto.  Tienes la gran escuela y el mejor ejemplo en tus hermanos mayores, con los que compartes cada minuto de tu vida y de las suyas, queriendo hacer y ser como ellos. No importa la edad, con ellos eres igual a ellos. Diría que tus hermanos son tu mayor tesoro, y tú lo eres para ellos, aunque yo me quede un poco al margen. Pero no me importa. Ver cómo crecéis como hermanos, lo importantes que sois los unos para los otros, cómo jugais, os ayudais, compartís y pensais siempre los unos en los otros, es el mayor orgullo que puedo sentir como madre. Me has regalado una maternidad maravillosa, disfrutando contigo lo que no pude con tus hermanos. Quizás por eso te siento un poco más mío, porque en estos tres intensos años desde que naciste hemos estado juntos casi el 99% del tiempo. Ha sido un auténtico regalo poder dedicarme a criarte en exclusiva y lo que me llevo con esta experiencia es lo más pleno de mi vida. Te diría tantas cosas… Te las digo, de hecho, porque me encanta espachurrarte en un abrazo, darte mil sonoros besos de los que tanto te gustan, decirte TE QUIERO hasta el infinito… Y aún así siento que no te digo lo suficiente cuánto te quiero, cuan orgullosa estoy de ti con lo pequeño que eres, y qué importante eres para mi. Me gusta tanto observarte en silencio mientras haces las cosas más normales de la vida. Cosas normales pero que a mi me alucinan, porque soy tu madre y veo grandeza en cada pequeño hecho, por ridículo que parezca. Porque que tengas hermanos mayores da igual, al igual que tu hermana al verte crecer me he sentido como si lo viviera todo por primera vez, porque esa es la magia de la maternidad. Pensaba que eras más bebé de lo que fueron tus hermanos a tu tiempo. Fuiste más tranquilo para soltarte a andar, para hablar, parecía que tardabas más en hacer o en aprender las cosas, pero seguramente haya sido porque yo tampoco me he dado prisa en querer que crecieras. Porque quería disfrutarte a sorbitos y que fueras bebé el mayor tiempo posible. Porque serías mi último bebé. Sin embargo estaba equivocada. Puede que hayas tardado un poco más en hacer evidentes tus capacidades, pero de repente con tres años eres un niño espabilado que sabes muchas cosas, con la sorpresa de que nadie te las ha enseñado. Te has buscado los recursos y has seguido el ejemplo de tus hermanos, que son la mejor escuela, para demostrarme que sabes, que puedes y que tú mismo te sientes orgulloso de tus pequeños logros. Reconozco que adoro esa debilidad que sientes por mi. Dirán que eres muy madrero pero ¿qué ibas a ser, si no?. Las circunstancias nos abocaron a que yo haya sido tu cuidadora en exclusiva, tu refugio, tu consuelo, y el resultado de todo ello es que mi regazo sea ese lugar donde quieres estar cuando tienes estás cansado, tienes sueño, o miedo, cuando estás malito o simplemente quieres mimos. Claro que tienes mamitis, y muy afortunada que me siento de que así sea. Te miro y te veo tan perfecto que me parece increíble. Se que me ciega el orgullo y el amor de madre, pero es un pecado que las madres tenemos el derecho y el deber de permitirnos, ver a nuestros hijos como los seres más bonitos del mundo. Pero es que eres jodidamente perfecto. Eres un niño muy bonito, con unos ojazos que no te caben en la cara, y en tus ojazos esa mirada pura, sincera, con  sus momentos de picardía, que lo dicen todo de ti. Tu pelo ensortijado que con tanta gracia te apartas de la frente, esa melena preciosa que me resisto a cortarte porque estás tan guapo y te hace ser tan tú que no te imagino sin ella. Tu manera de sonreír desprendiendo absoluta felicidad. Las carcajadas cuando te mordisqueo los pies, cuando te hago pedorretas en la barriga, cuando te tiras del tobogán más alto, cuando juegas con tus hermanos a las locuras que se les ocurren. Eres bonito por fuera pero más bonito por dentro. Te queda mucho por crecer y por aprender pero lo que nos demuestras de momento es tan bueno que dudo que no puedas ser una persona bonita siempre, a lo largo de tu vida. Viniste en un momento tan difícil y en el que me sentía tan sola, que creí que no podría. Pero pude, gracias a tus hermanos, y gracias a ti. Gracias a ellos porque, aún siendo pequeños, tomaron conciencia de la realidad de nuestra familia y me ayudaron en lo que pudieron. Gracias a ti, porque fuiste un bebé tan fácil de criar que no me has demandado más de lo necesario. Cuántas veces me he sentido la peor de las madres por no dedicarte, mi bebé, todo el tiempo que te merecías. Sin embargo, mi niño, aquí estás, a tus tres años, disfrutando el espacio que te corresponde, pasando conmigo un tiempo que tus hermanos […]

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Carta a mi tercer bebé que cumple su primer año

Mi bebé, mi tercer bebé, hoy hace un año que naciste, que llegaste a nuestra vida, parece que fue ayer y a la vez parece que fue hace mucho tiempo. Hoy hace un año que decidiste llegar para completar nuestra familia. Te estoy escuchando removerte mientras duermes plácidamente, y me parece increíble que estemos aquí, ya, un año después. Creo que nunca tendré palabras suficientes para decirte lo qu ...

15 años crianza mi hijo mayor ...

Tú siempre serás mi bebé, aunque hoy cumplas 15 años

Tú siempre serás mi bebé, por mucho que el tiempo pase y se empeñe en decir lo contrario. Aunque tus abrazos sean distintos porque tus brazos ahora me rodean desde arriba (ya eres más alto que yo) aunque los besos ya no sean tan seguidos y los "te quiero hasta la luna" hayan pasado a ser "te quieros" y siempre después del mío, casi nunca por iniciativa propia. Aunque ya no me ...

Bebés Maternidad Reflexiones Personales ...

Mi bebé cumple dos años

Mi bebé cumple dos años, y estos días todo son retrospecciones y recuerdos. Volver una y otra vez a los mismos días que ahora, pero hace dos años. Recordar las sensaciones y vivencias de aquellos días, con la perspectiva del tiempo que ha pasado. Y, no pudiendo evitar ser repetitiva, qué rápido pasa el tiempo. Dos años que parece mucho tiempo pero han pasado volando. Dos años desde que inicié mi t ...

Cumpleaños dedicatoria feliz cumpleaños ...

Celebramos tres años de vida, dedicatoria a mi hijo

TRES AÑOS Hoy hace tres años llegaste a este mundo. Hoy hace tres años llegaste a brindar más alegría a nuestro hogar. Hoy eres un niño grande, que enamora nuestros corazones. Hijo, mi pequeño gigante, me encanta verte jugar, sin pensar en nada, sin preocupaciones, solo la imaginación y tú. Me gusta verte dormir, lleno de ternura, soñando y riendo, recordando tus aventuras vividas. Que alegría es ...

Bebés Desarrollo del bebé Maternidad

Mi bebé de 18 meses

Soy la mamá de un bebé de 18 meses. Hasta hace poco era la mamá de un bebé, así en general, pero cada vez siento que más que un bebé, tengo un niño como tal. La etapa de bebé va llegando poco a poco a su fin y mi pequeño va perdiendo esos detalles tan característicos, en pro de los que le van definiendo como un niño en proceso. Casi se me ha olvidado cuando era un recién nacido. Y solo han pasado ...

general bebé elegir el nombre del bebé ...

Elegir nombre de mi bebé. Polvoroncillo se llamará...

El nombre del bebé es una de las decisiones más trancendentales del embarazo, porque marcará singularmente a la persona en la que se convertirá esa cosilla que llevamos dentro. Y como tal, puede ser una decisión clara y meridiana o difícil de tomar. Con mis hijos ha sido un asunto relativamente sencillo. El mayor nos costó algo más decidir, quizás porque era el primero, pero tras varias propuestas ...

bebe dos meses recien nacido ...

Los dos meses de mi tercer bebé

Mi bebé ha cumplido dos meses y de nuevo he vuelto a enfadarme seriamente con él. Muy seriamente, porque no vale que crezca tan rápido, ¿dónde está mi recién nacido?. No es justo que ese bebé delicado, pequeñito e indefenso cada vez lo sea menos y comience a ser un recuerdo del pasado. Ese bebé que se pasaba gran parte del día durmiendo, se encogía como un bichito bola al cogerlo y abría sus ojos ...

general cumpleaños mi niño ...

A mi niño de 7 años

Parece mentira que haya pasado tanto tiempo. Hace siete años estaba a punto de conocer a mi primer bebé, estrenarme en esto de la maternidad, y ese bebote que nació en un parto rapidísimo y maravilloso, ese bebote que me convirtió en mamá, hoy cumple siete añazos. Ya no me queda nada de ese bebé, tan solo el recuerdo y a veces es difuso. Menos mal que tengo miles de fotografías y vídeos que ahora ...

bebe bebé 6 meses crianza ...

Seis Meses con Mi Bebé

Soy un desastre de madre bloguera, mi bebé está a punto de cumplir los siete meses y aquí ando yo, apurando las letras para contar sus maravillosos seis meses y dándome cuenta de que me he saltado su quinto mes. Muy mal por mi parte, ya me auto flagelo yo si eso. El caso es que... ¡qué te voy a contar!. Mi bebé está precioso, espabilado, risueño, es un amor y me está reconciliando con el lado má ...

4 meses bebe crianza ...

Cuatro meses con mi bebé

Mi bebé tiene ya cuatro meses y parece mentira que el parto, sus primeras semanas de vida, ese bebé pequeñito y la sensación de ser indefenso, me parezcan ya lejanas cuando hace tan poco que las he vivido. Es como ver pasar el paisaje desde la ventana de un tren en marcha. Sí, parece que fue ayer y ese bebé tierno ahora es un bebé aún más tierno pero la mar de simpático y un poquito gamberrete. ...