Estoreta Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cartas a Valentina



Muchas de las que me leéis sois madres (con vuestros bebés en brazos o todavía no), pero seguro que lo que os cuento hoy os despierta sentimientos vividos. Desde que te conviertes en madre todo nuestro mundo cambia, eso está claro a simple vista, pero algo en nuestro interior también lo hace. 

Cambian nuestras prioridades, nuestros valores, cambia nuestro modo de ver la vida, nuestra manera de comportarnos ante las mismas situaciones… Podríamos decir que hay un antes y un después. Digamos que ser madre es la representación más clara de aquella expresión “no sabes lo que es hasta que lo vives“. Y es tan cierto, que aún estando en contacto directo día a día con niños y familias por mi profesión, nunca pude llegar a entender según qué reacciones, miedos o comentarios de los padres. Ahora sí.



El cuerpo el sabio, y prepara a la mujer para este estadio durante el embarazo. Recuerdo unas semanas antes de nacer Valentina, paseando con el amore por el centro, cogidos de la mano, besándonos tanto, tocándonos tanto, nuestro universo era sencilla y únicamente eso… que me entro un miedo inmenso. Me di cuenta de que aquello se terminaba, no sabía cómo ni de qué manera, pero tenía claro que aquella manera de amarnos se terminaba. Y recuerdo que me puse a llorar y llorar, y él, pobre (lo intentaba) pero me entendía poco. Sufrí como un “mini duelo” de una parte de nuestra relación que terminaba. Y no me equivoqué. Convertirnos en padres, creo que ha sido lo más grande que nos ha pasado jamás, pero también (o al menos de momento) también ha sido un gran cambio en nuestra relación. Ni mejor ni peor, pero sí diferente. Recuerdo esos sentimientos durante el posparto, ese miedo a si sería suficiente esa nueva relación para ambos. 

Este segundo embarazo ha sido muy distinto, en muchos aspectos (en tranquilidad, en consciencia, en conexión con mi bebé, en preparación, en lecturas…) pero ese miedo ha vuelto a aflorar. Y no hacia Ramon, si no hacia Valentina. Durante estos meses he escrito mucho en su diario, contándole cómo me he ido sintiendo a medida que pasaban las semanas. La cantidad de emociones encontradas ha sido infinita; no sólo por el hecho de sentirme “culpable” de quitarle esa exclusividad que ha gozado desde que nació, si no también por esa sensación extraña, como de rechazo, de tener mucha menos paciencia, de querer estar sola y descansar, de no tener energía para todo… Sin duda el primer embarazo se caracterizó por vivirlo con unas expectativas muy altas y este segundo con los pies en el suelo. 



Cuando me preguntan si tengo ganas de que Julieta nazca, siempre contesto que tengo ganas pero no tengo prisa. Porque aunque no me puedo llegar a imaginar (hasta que lo viva) como será, sé que lo que ahora tenemos va a cambiar, se va a terminar. Al menos durante un tiempo. Pero lo que sé seguro es que los momentos que vivimos ahora Valentina y yo tardarán mucho en volver…



Y sí, solo puedo sentirme afortunada de haber vivido en exclusividad sus casi 3 primeros años de vida. Con todas, absolutamente todas sus cosas buenas, pero también las difíciles (que no malas). Estas últimas semanas las hormonas están a tope, y revivo esos sentimientos de “algo termina“. Así que estos días, aunque por la tarde ya estoy para el arrastre y solo deseo estar en horizontal, intento estar presente y consciente de cada uno de “nuestros momentos”. Intento mirarla muy fuerte cuando se despierta de la siesta y nos quedamos media hora en la cama tumbadas, a veces calladas, a veces ella contándome de manera desordenada y divertida todo lo que le pasa por la cabeza. Intento disfrutar de dormirla sin nada más en la cabeza, escuchando su respiración. De  mirarla mucho y ver todo lo que ha crecido. De ducharnos juntas por las tardes, poniéndonos todos los potingues en el pelo y después cremas y masajes. Intento leerle muchos cuentos (aunque a veces esté agotada a la quinta vez que me pide el mismo). Y hay veces que cuando la miro así, tan consciente, tengo la sensación de que ella también lo sabe. Ella sabe que algo cambia, no sabe el qué, pero también siente que yo estoy menos. Y así me lo expresa. Llevamos unas semanas que quiere que todo se lo haga yo, que cuando estamos caminando o fuera de casa me pregunta si cuando lleguemos a casa me tumbaré y la abrazaré, si cuando nos despertemos estaremos las dos en la cama… Lleva unos días que aunque se sienta segura en sus espacios de referencia, separarse de mi le cuesta. Y qué duro es vivirlo ahora que además de llorar tiene la capacidad de expresarlo con palabras. ¡Y qué orgullosa estoy de que sea capaz de hacerlo! Qué duro resulta a veces acompañar estas emociones cuando nosotras también estamos así…



Sé que todo va a ir bien, confío plenamente en nuestra familia, en la capacidad de amar; y que aunque no vaya a ser fácil, todo habrá valido la pena como pasó hace casi 3 años. Pero saberlo no quita que deje de sentirlo, y me doy permiso. Me doy permiso de llorar por esta “perdida” sin sentirme culpable; sabiendo que en pocas semanas estaré viviendo de nuevo la magia de dar vida y empezar de nuevo otra vez. Con la experiencia de una salvaje y la inexperiencia de una bimaternidad. Me apoyo y escucho mucho a mis amigas que han pasado o están pasando por ello, y a eso me aferro. Y sobre todo al consejo que me dio una gran amiga cuando me dijo: mírala y abrázala mucho. Así que aquí estoy haciendo fotografías mentales, de esas que guardamos (poquitas) a lo largo de nuestra vida. Aquellos momentos en los que cierras los ojos y notas, hueles y sientes todo de aquel momento para poder guardar un recuerdo completo y retomarlo en momentos duros.

Estoy preparada Julieta, llega cuando lo necesites, no tengas prisa. Te espero en el otro lado de la piel.

 

Fuente: este post proviene de Estoreta, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tutorial girasoles de fieltro

Un post muy corto y rápido para enseñaros cómo hacer girasoles de fieltro. Con este tutorial no solo podréis hacer girasoles si no cualquier otra flor de la misma forma combinando colores distintos.  ...

Ideas para smash the cake

¡Hola a todas! Hoy os traigo un post muy especial: el primer smash the cake de Julieta.  Siguiendo la tradición y tal y como hice con Valentina en su primer y segundo año, me apetecía tener un recuerd ...

Escapada en otoño con niños

Otoño nos regala un cambio en la naturaleza impresionante, y las ganas de observarlo y vivirlo los fines de semana aumentan. Si lo que buscáis es una escapada en familia y apta para niños ¡este es vue ...

Escapada con niños en otoño

La última categoría que añadí al blog fue la de planes en familia, así que hoy os traigo una escapada ideal para ir con niños en otoño. En esta época el paisaje sufre unos cambios de color increíbles, ...

Etiquetas: family

Recomendamos

Relacionado

family

Cuando "todo pasa"…

Hola de nuevo; hoy me apetecía compartir con vosotras un post más personal, de esos que me gustan (y que necesito) escribir cuando hay algún momento duro en el camino o cuando sencillamente necesito dejarlo ir. Estaréis de acuerdo conmigo en que la maternidad tiene mucho de estos momentos y es por ello que hace unos dos años que mi afición (y necesidad) por escribir han vuelto a vuelto a aflorar.  ...

family puericultura

Terapia craneosacral

¡Hola a todas y feliz semana!   Os escribo desde el pasado, y es que esto de estar escribiendo para unas semanas se hace un poco extraño la verdad, pero sé que este tema os va a interesar mucho tanto para las que hayáis oido hablar de ello como las que no. Y es que a nosotros con Valentina nos salvó la vida y pienso que es algo que no se conoce demasiado y por ello quería hacer uso de mi pequeño r ...

Artículos sobre cuentoterapia Cuentoterapia Posts favoritos ...

Mi experiencia: TDAH, educación emocional y cuentoterapia: ¿Realmente funciona?

Hola, ¿que tal? Hoy te hablaré de un tema que me ha tocado de muy cerca. Soy una hiperactiva de lo más. Tengo la necesidad de hacer mil cosas para sentirme viva. Además tengo un flujo mental comparable a las Cataratas del Niágara. Vale, pero no es de mí que quiero hablar, sino de mi pequeño huracán… el que salió de mis entrañas y se parece a mi como dos gotas de agua. Desde los tres años, he ...

Maternidad cartas crowdfunding ...

Las cartas de la maternidad consciente pueden ser una realidad gracias a ti

Hace un par de días ya os las presenté en redes sociales. ¡Qué mariposas en el estómago! El nacimiento de mi hijo nos ha traído muchos regalos, uno de ellos son estas Cartas de la Maternidad Consciente. Ya sabes que me preparé mucho para concebir y gestar a mi bebé. Quería vivir un embarazo consciente.  Cuidé mi alimentación, hice yoga, canto carnático, meditaciones, pero necesitaba un apoyo multi ...

Embarazo y Parto Lactancia y alimentación Maternidad y Crianza ...

¿Qué necesita una mamá al llegar a casa?

Ayer era el día de la madre en España, y el próximo domingo se celebra aquí en Chile, así que decidí desempolvar un post que llevaba tiempo construyendo, que tiene mucho que ver con ese momento en el que nos convertimos en madres. Una cuando es madre primeriza no sabe nada su bebé, o eso cree. Puede leer e informarse sobre las teorías, sobre los bebés promedio. Pero nadie sabe como será tu bebé. E ...

Cosas que me gustan niños

Volver a ser mamá

Muchas veces tengo la sensación de que descubro cosas o experimento sensaciones cuando ya es tarde. Y con el tema de la maternidad me pasa muy a menudo. Soy absolutamente consciente de que mi embarazo y mi maternidad la viví igual que Mi Otro Yo, sin averiguar otras opciones, preferencias u opciones. Una maternidad absolutamente clásica, podríamos llamarla. Y ahora que con el blog, y más con mi tr ...

family

¿Qué cambiaría de mi nueva maternidad?

¡Hola a todas! Cómo ha ido vuestro finde? ¿Alguna más por aquí que me lea desde la sombra de un cocotero? Por aquí todavía nos quedan 3 semanas para coger vacaciones y algunas más para irnos de vacaciones.  Así que de mientras aquí seguimos, trabajando, aunque a un ritmo un poquito más bajo y escribiendo sobre lo que más me gusta. Desde que Instagram nos ofreció la posibilidad de las preguntas por ...

Uncategorized

Voy a ser tía!!!!

¡Me acabo de enterar de que voy a ser tía! ¡Tengo ganas de llorar de felicidad, de gritárselo a todo el mundo!! Pero aún es pronto y sólo lo sabemos unos pocos (la familia directa). Creo que voy a vivir este embarazo como si fuera mío, ¡o peor! Es como una nueva oportunidad, una nueva relación de amor fraternal elevado al mil y mezclado con el sentimiento de maternidad que ya conozco…   Pien ...

general maternidad aborto ...

Maternidad, Ex-maternidad; Caminos unidos en diferentes dimensiones.

Me pongo los tacones, esos que tanto daño me hacen … y empiezo a recorrer este nuevo camino, porque el que jamás pensé que llegaría a caminar. Ese por el que ya han pasado otras mujeres como yo, ese por el que ninguna deberíamos pasar. Y aunque te soltaste de mi mano pronto, muy pronto, desde que te cogiste me sentí especial, feliz, llena,… llena de ilusiones, amor, miedos, pero feliz ...

family

Dos hijas, dos postpartos

Ayer, Julieta cumplió 12 semanas. ¡12 semanas! ¿En serio? De verdad os digo que se me han pasado volando. Me salen de dentro las típicas frases de “que el tiempo se pare, me parece increíble que ya tenga 3 meses” , frases y comentarios que cuando estaba en mi primer postparto no me representaban para NADA. En mi primer postparto llegué a vivir los cambios de semanas como una semana me ...