FISIOSTAR_Com Salud y Bienestar Idea guardada 4 veces
La valoración media de 6 personas es: Muy buena

Cómo estimular a los bebés

Cómo estimular a los bebés


Un punto clave para los bebés es tener una buena estimulación, en la siguiente entrada hablaremos acera de la forma en qué podemos aprender a activar los sentidos. La estimulación sensorial del bebé no solo aportará importantes beneficios para su desarrollo físico sino que además ayudará a tener buenos momentos compartidos que permitirá estrechar los vínculos.

El bebé comenzará a conocer el mundo que lo rodea por medio de los sentidos. Tanto el oído, el gusto, el olfato y el tacto ayudarán a conocer y aprender. La estimulación temprana permitirá activar los sentidos y también potenciará el desarrollo en distintos aspectos.

Los padres tienen la posibilidad de activar los sentidos de los niños con ejercicios muy simples de realizar. Las prácticas diarias para el cuidado de los niños ofrecerán una estimulación que activará todos los sentidos. En estos casos se estimulará más de uno de los sentidos.

Existirán diferentes maneras de estimular a los bebés, esto podrá comenzar antes de que el bebé nazca. Las técnicas podrán ayudar a conectarse con el bebé, hasta llegar el momento del nacimiento. Cuando el bebé haya nacido y durante los primeros meses de vida se desarrollarán el 85 por ciento de las neuronas del cerebro aun inmaduro. El cerebro del bebé puede crear hasta 1,8 millones de nuevas conexiones sinápticas en un segundo.

Esto generará una estimulación en el entorno en el que crece el bebé. Desde las experiencias que vive el pequeño hasta lo que llega a percibir por medio de los sentidos, todo ayudará al crecimiento de las conexiones y la duración de las neuronas.

La estimulación de los sentidos ayudará a despertar las capacidades perceptivas, cognitivas y motrices del niño, que son una excelente base para consolidar de futuros aprendizajes y evitar posibles dificultades.

Cómo activar los sentidos del bebé

El sentido que más desarrollado los bebés es el tacto. El porteo y el colecho permitirá que el bebé este en contacto piel a piel con el niño, sentir su olor, su calor y el bebé sentirá el latido del corazón de su madre y la voz de ella.

Amamantar es, sin lugar a dudas, una experiencia única y multisensorial. Es un momento único entre la madre y el niño. Otro momento muy importante es antes y después del baño, un momento en que se puede aprovechar para darle masajes, con cremas o aceites especiales para el bebé, se puede masajear su espalda, rodeando la columna vertebra. Estimular el tacto y el olfato, así como los músculos que tiene en la columna.

Cuando se baña al bebé es necesario sentir la temperatura del agua para medir que este templada y agradable, este es otro buen momento para hablarle y cantarle al niño.

Beneficios de la estimulación sensorial

Mantener el contacto con la piel del bebé es una gran fuente de beneficios desde el momento en que nace. Estar piel a piel el bebé y la madre ayudará a que el pequeño pueda regular la frecuencia respiratoria, la temperatura y la frecuencia cardíaca, alivia el estrés y la ansiedad que fue generado por el parto y ayuda en el comienzo de la lactancia.

Los beneficios que brinda el contacto con piel con piel no son solo para el bebé. A los niños también les genera confort el contacto físico con su madre. Disfrutan siendo abrazados.

Fuente: este post proviene de FISIOSTAR_Com Salud y Bienestar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos