Blog de fátima Idea guardada 2 veces
La valoración media de 3 personas es: Muy buena

Primeros cuidados del recién nacido

Inseguridad en los primeros días

mama con bebe
 

Después de superar la etapa del embarazo y el parto, empieza un nuevo reto apasionante para los padres: criar a su bebé. Al principio, es un poco complicado. Se trata de una etapa nueva, con mucha responsabilidad y dudas. No hay que tener miedo, es normal sentir inseguridad y angustia por no saber por qué llora el bebé o por qué no duerme, pero poco a poco todo será más sencillo y los cuidados irán saliendo por sí sólos, con naturalidad.

 

En el hospital todo es muy sencillo, pero tarde o temprano llega el primer día del bebé en casa. Puede llegar a agobiar bastante, nunca se ha experimentado esa sensación. Hay que relajarse, estar muy unidos y disfrutar de todos los momentos que nunca más se volverán a sentir, teniendo claro en todo momento que esa etapa se va a superar con creces, a todos los padres les ha ocurrido lo mismo.

 

 

Sensibilidad

Cuidar de un recién nacido no suele ser fácil, sobre todo si es el primer hijo que se tiene. Muchos padres ni siquiera han tenido un bebé tan pequeño en brazos y no saben cogerlo, no importa, todo se aprende. Normalmente, los bebés prefieren ser cogidos firmemente, necesitan sentir calor y la seguridad de los brazos de sus padres. Acaban de llegar al mundo y se sienten desprotegidos, necesitan que se les proteja.   

Deben evitarse los sonidos fuertes y los movimientos bruscos, ya que son estímulos desagradables para el bebé. Además no es bueno dejarles llorar sin atenderles. El bebé no tienen sentido del tiempo y varios minutos llorando pueden parecerle una eternidad y aumentar su sensación de abandono.

 

 

Alimentación

Respecto a la alimentación, sin duda, lo mejor es que el recién nacido se alimente mediante leche materna. La primera toma puede ser un momento muy duro. Algunos bebés no consiguen agarrar bien el pecho y comienzan a llorar porque tienen hambre, lo que puede ser muy desesperante para la madre. Paciencia, como todo en la vida, requiere su aprendizaje. Existen métodos como el sacador de leche que sirve para ayudar a la madre a sacarse la leche en caso de que se complique mucho la primera toma. No hay que desistir, con la práctica al final no tiene ninguna dificultad.

 

                                          
bebe biberon


 

Recurrir a la leche artificial no es una opción errónea, ni mucho menos. Hoy en día más del 50% de las madres optan por este tipo de alimentación. No presentan ningún problema y además permiten participar al padre también. Únicamente hay que tener en cuenta las medidas y proporciones que indique el pediatra, además de las instrucciones de los envases, así evitaremos que el bebé tenga problemas digestivos.

 

 

Chupete

En cuanto al chupete, algunos estudios aconsejan no utilizar el chupete hasta que el bebé haya aprendido a mamar. La tetina del chupete es más dura que el pezón, lo que hace que el bebé se estimule. Puede ocurrir que cuando vuelva a tomar el pecho reaccione negativamente frente a la aureola mamaria, que es mucho más blanda. Por eso, si el bebé se alimenta mediante lactancia materna, no es conveniente el uso del chupete durante las tres primeras semanas de vida.

En caso de utilizar el chupete es recomendable que sea de una sola pieza. Conviene hervirlo por lo menos una vez al día. No se debe colgar ni colocar con imperdibles y no es bueno introducirlo en la boca de un adulto, ni untarlo con azúcar, leche condensada o similares.

 

 

                                           
sueño
 

Sueño

En lo que refiere al sueño, puede ocurrir cualquier cosa, unos bebés duermen más que otros. Lo normal es que durante los primeros días el bebé duerma continuamente excepto cuando tenga hambre.

 

Se trata de un sueño ligero, puede despertarse con mucha facilidad. En un principio, suelen dormir más a lo largo del día que por la noche, hasta aproximadamente la octava semana que ya empiezan a realizar un sueño nocturno. Por ello, no hay pauta específica para retirar la toma de por la noche, dependiendo del bebé empezará antes o después. No hay que olvidar que dormir también requiere un aprendizaje por lo que hay que enseñar al bebé a dormir por la noche, no va a aprender por sí sólo.

                                   

 

Por último es importante cuidar la forma de dormir del bebé. La mejor postura para colocarle es boca arriba, para prevenir cualquier tipo de atragantamiento. Además el colchón debe ser resisten para que no se hunda en él y se debe evitar el uso de almohadas. La temperatura ideal para la habitación debe estar entre los 16º y los 20º; y no hay que abrigarle en exceso.

 

Los primeros días en casa con un bebé son un poco complicados. Sin embargo con esta serie de consejos pueden ser un poco más llevaderos. Poco a poco, con la práctica, nadie mejor que la recién estrenada mamá para cuidar de su hijo.

 

Agradecimientos: a las web almightydad y babyphotos.

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado